Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. El programa secreto del Pentágono y los OVNIs.

POST MÁS RECIENTES

25 oct. 2009

La espantosa muerte de Isaac Ramirez Pérez sigue impactando al mundo

Hace unos días dábamos la noticia de este impactante caso que conmocionó a Honduras. A día de hoy la noticia de cómo murió el joven Isaac Ramirez Pérez, estremece al mundo.

Foto: Isaac Ramirez Pérez (Once Noticias)

La magnífica periodista de La Prensa de Honduras, Xiomara Orellana, ha realizado un artículo que paso a transcribir:

La noche que Isaac ‘revivió’ para morir

¡Sáquenme de aquí! Los gritos provenían de una tumba del cementerio de Azacualpa, una aldea de Copán; pero los únicos testigos no se atrevieron a cruzar el umbral del camposanto

La Unión, Copán ,

Honduras

“¡Sáquenme de aquí!, ¡Sáquenme de aquí!”. Los gritos de ultratumba se oyeron la noche del jueves 8 de octubre en el cementerio de Azacualpa, aldea de La Unión, Copán. “¡Nohelia...Mamá... vengan!”, decía una voz desesperada provenía de los nichos en la catacumba.

Faltaban pocos minutos para las doce de la noche. El cielo estaba despejado y se apreciaba cómo la luna comenzaba a menguar.

El cementerio de la comunidad permanecía completamente oscuro, como casi toda esta remota aldea en el sur de Copán.

La luz más cercana está a unos treinta metros, en la posta de vigilancia de la minera Yamana Gold, empleadora de gran porcentaje de la mano de obra del pueblo.

Dos guardias de seguridad hacían su turno esta vez, ellos fueron los únicos testigos de la noche en que “el muerto revivió”.

El caso de Isaac Ramírez Pérez ha convulsionado a toda la comunidad. El joven de 27 años fue declarado muerto en el Hospital de Occidente tras realizarle una cirugía de vesícula. Fue velado una noche entera y enterrado el día siguiente. Horas después despertó de un estado de catalepsia, según médicos locales, y se asfixió dentro de su tumba. La familia pide que se investigue su caso, en medio del dolor, la incredulidad y la culpa por haberlo sepultado vivo.

Un luchador

Isaac Ramírez Pérez fue un joven inquieto, luchador, fue él quien siempre veló por su madre. Era el cuarto de sus siete hermanos.

Foto: La casa donde vivía Isaac, en la aldea de Azacualpa, municipio de La Unión, Copán. (La Prensa de Honduras)

Desde muy pequeño soñó con ingresar al Ejército y lo logró en el año 2006 cuando llegó al Séptimo Batallón de Infantería.

Foto: Isaac Ramírez en una foto con su uniforme del Ejército. (La Prensa de Honduras)

En estas olvidadas tierras del occidente hondureño, la milicia es la única oportunidad de estudiar y tener un futuro diferente para los hijos de familias pobres, como la de Isaac.

Hace unos meses regresó a la comunidad y comenzó a trabajar cortando café y haciendo trabajos de albañilería junto a uno de sus cuñados.

“Era muy trabajador, era el que más ayudaba a mi mamá. Todos lo recordamos con cariño, éramos muy unidos”, dice entre lágrimas su hermana Nohelia Ramírez.

De sus ganancias, Isaac asignaba parte para su madre y el resto para sus salidas de fin de semana. Estaba soltero, pero era padre de una niña de tres años.

La “muerte”

Su último fin de semana, Isaac recibió pago, llegó a casa y le dio a su madre una parte. Era el sábado 3 de octubre, así que salió a compartir unos tragos con los amigos. Esa noche volvió a casa, como de costumbre, y durmió.

La mañana del domingo 4, Isaac comenzó a quejarse de fuertes dolores en el abdomen, entre su madre y sus hermanas prepararon té y no se habló más del tema.

Foto: La madre y hermana de Isaac piden que se esclarezca el caso. (La Prensa de Honduras)

El lunes amaneció peor, los dolores continuaban y fue llevado al centro de salud de Azacualpa. Cuando la enfermera vio su estado le dio medicamentos para el dolor, pero les aconsejó llevarlo al hospital. En los centros de salud de los pueblos del interior no hay médicos asignados; los pobladores se ven forzados a viajar hasta Santa Rosa de Copán, a unas tres horas en bus por escarpadas carreteras de tierra, en busca de ayuda profesional.

El martes, a primera hora, Jacinta Pérez salió con su hijo rumbo al Hospital de Occidente.

Jacinta recuerda que su hijo fue ingresado e inmediatamente los médicos decidieron operarlo, debido al cuadro clínico que presentaba.
“No me explicaron exactamente por qué lo operaban, pero lo ingresaron a la sala de operaciones como a las siete de la noche.

Todo estaba normal, mi hijo despertó de la operación a las diez y me pidió que me quedara con él. Al principio hablaba, pero después comenzó a moverse y los médicos lo amarraron para evitar que se quitara el suero”, relata la humilde mujer.

“Por la mañana nos sacaron de la sala cuando iban a la revisión médica y nos pidieron comprar otras medicinas, pero ya se notaba que mi hijo empeoraba. No sabemos qué paso después, porque nos dijeron que ingresaríamos a la sala a la hora de visita al mediodía y nunca más lo vimos”.

A la hora de la visita, el personal del centro les notificó su muerte. “Dijeron: «llévenselo porque ya está muerto»”, recuerda Jacinta.

Resignados y entre llanto, el cuerpo de Isaac fue llevado a casa para el velatorio, como es tradición en estos pueblos.

Los cadáveres no son embalsamados.

Durante el velatorio, muchos de los presentes aseguraban que el vidrio del ataúd se empañaba, pero nadie prestó mayor atención.

Así transcurrió toda la noche del miércoles 7 de octubre. La familia y los amigos de Isaac recibieron el pésame de la comunidad.

El jueves 8, a las dos de la tarde, el féretro fue llevado a la iglesia donde se celebró un acto litúrgico, una hora después fue trasladado al cementerio viejo donde lo sepultaron.

Fotos: El ataud con el cuerpo de Isaac durante el traslado (La Prensa de Honduras)

…Y despertó

Las horas transcurrían. En casa, la familia trataba de aceptar que ya no encontrarían a Isaac en el corredor nunca más y comenzaba la resignación.

En la mina, el turno de guardia se cambia a las seis. Dos centinelas se retiraban y otros dos los reemplazaban. La posta de vigilancia está a sólo treinta metros del camposanto; pero jamás, por más historias de terror que contaran para pasar el tiempo, había sido motivo de susto.

Pero esa noche cualquier historia contada se quedó corta. Cuando faltaban sólo unos minutos para las doce, los dos hombres escucharon gritos que provenían del cementerio. ¡Sáquenme de aquí, sáquenme de aquí!, decía una voz.

El miedo los invadió, ninguno de ellos supo del entierro de Isaac, por lo que jamás imaginaron que podría tratarse de él.

Fue la noche más larga de sus vidas, escuchaban cómo aquella voz gritaba: ¡Nohelia, mamá!

“Siempre hacemos rondas, aquí se duerme poco. A veces con tanta historia y con la soledad es normal que se escuchen cosas, pero esa noche se oyó bien cuando el muchacho gritaba. Eran gritos de angustia, pero nosotros teníamos temor. Pasamos toda la noche pensando en lo que habíamos escuchado”, relata uno de los centinelas, que por temor a represalias de la justicia, por haber ignorado el pedido de auxilio, prefiere mantenerse en el anonimato.

Cuando por fin llegó la mañana y con ella el cambio de turno, los guardias comentaron lo ocurrido a sus compañeros y fue allí cuando se enteraron de que el día anterior habían sepultado a Isaac.

De inmediato la noticia corrió en el pueblo y avisaron a los parientes más cercanos. A las ocho de la mañana, los hermanos de Isaac y gran parte de la comunidad llegaron hasta el cementerio. Los familiares no dudaron y armados con una barra abrieron la tumba y sacaron el ataúd.

El cuerpo sudaba

Hubo sorpresa, temor, angustia… nadie entendía qué había pasado. El cuerpo de Isaac estaba sudado, la camisa que escogió su madre para su último viaje estaba desabotonada y su pecho presentaba varios arañazos.

Tenía sudor en la frente, el cuerpo estaba flexible y caliente.

“Cuando abrimos el ataúd Isaac sudaba, estaba caliente y abrió un ojo. No podíamos creer lo que estaba pasando.

Imagínese, no podíamos entenderlo, nuestra desesperación era por salvarlo, pero nos dijeron que ya había muerto”, dice Roberto, otro de sus hermanos.

Foto: Uno de los hermanos de Isaac muestra el nicho donde fue sepultado el joven. (La Prensa de Honduras)

Las autoridades llegaron al lugar y trasladaron el cuerpo a San Pedro Sula para la autopsia. El cadáver aún no ha sido devuelto.

“Nos han dicho que lo entregarán esta semana, pero nada todavía”, asegura.

"El paciente reaccionó normal"

LA PRENSA intentó localizar al director del Hospital de Occidente, Luis Alonso Pinto, para conocer la versión oficial del caso, pero no atendió los reiterados llamados que se le hicieron a su celular ni en su oficina.

La jefa del departamento de anestesiología, Ninda Natalí Munguía, aseguró que en el caso de Isaac se utilizó un procedimiento normal al intervenirlo quirúrgicamente.

"El paciente reaccionó normalmente, nunca se vio una reacción negativa (a la anestesia) y tampoco es cierto que se aplicó una dosis diferente de la normal.

Queremos dejar constancia de eso porque se pone en duda nuestro trabajo profesional y aquí velamos por la salud de nuestros pacientes", afirmó Munguía.

Exigen que se esclarezca el caso

Algo que sí está claro para esta familia es que quieren justicia. Esperan que las autoridades determinen qué ocurrió con su pariente. No conciben que lo velaron estando vivo y que no se pudo hacer nada.

Preliminarmente el médico forense determinó que era un caso de catalepsia; pero su familia no acepta porque no detectaron que su pariente podía regresar.

"Hoy pedimos que se investigue, esta muerte no puede quedar así. Lo velamos vivo, si nos hubieran dicho mi hijo quizá estaría vivo, por eso pido Justicia. Ahora lo vamos a velar, pero ya sabemos que está muerto. Como madre no le deseo esto a nadie. El dolor nos embarga, no sabemos qué pensar, queremos una explicación de lo que ocurrió aquí" dijo Jacinta Pérez.

En la casa, la familia está a la espera del regreso del cadáver de su pariente, sus rostros reflejan impotencia, buscan respuestas a un caso para ellos insólito donde las dudas afloran porque creyeron a Isaac muerto y se lamentan no haber hecho nada por salvarlo.


El programa Milenio 3 emite un reportaje especial del caso

Escuchar el audio: Primera parte, Segunda parte, Tercera parte

El Canal Once Noticias realiza un reportaje sobre la muerte de Isaac Ramirez Pérez



Compártelo
Agregar a Meneame Agregar a Technorati Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Plus Agregar a Reddit Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks Enviar a wikio Agregar a Mister Wong Agregar a Enchilame Agregar a Yahoo Añadir a Fresqui Enviar a MSN Reporter

0 comentarios:

 

Categorias

agenda (135) astronomia (360) descubrimientos (207) insolito (126) milagro (51) misterio (190) ovni (244) ovnis (229) sucesos (153) ufo (221) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie