Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta Ceres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ceres. Mostrar todas las entradas

3 nov. 2018

Muere Dawn, la nave de la NASA

La misión ha finalizado este viernes después de que se agotaran sus reservas de combustible. Lanzada en 2007, ha revelado muchos detalles sobre la evolución de nuestro sistema planetario y sobre la aparición del agua

Días después de que la NASA dijera adiós a la misión Kepler, el telescopio espacial que ha descubierto miles de exoplanetas y revolucionado la astronomía, la agencia espacial estadounidense se ha despedido de la misión Dawn, la sonda que exploró Ceres, el mayor asteroide del Sistema Solar, y Vesta, ambos en el cinturón de asteroides. Allí reveló muchos detalles sobre la evolución de nuestro sistema planetario y reforzó la idea de que los planetas enanos pudieron albergar océanos de agua en el pasado.

«Hoy, celebramos el final de la misión Dawn; sus increíbles logros tecnológicos, la ciencia fundamental que nos ha dado, y el esfuerzo de todo el equipo que ha permitido hacer estos descubrimientos», ha dicho este viernes Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorado de Ciencia de la NASA, en Washington. «Las increíbles imágenes y datos que Dawn ha recogido en Vesta y Ceres son fundamentales para comprender el origen y la historia de nuestro Sistema Solar».

El final de Dawn se ha certificado después de que entre los días 31 de octubre y 1 de noviembre el equipo de vuelo de la misión fuese incapaz de comunicarse con la nave. Después de descartar otras posibles explicaciones, los líderes de la misión han concluido que, definitivamente, se han agotado los tanques de combustible (hidrazina) del aparato, cuyas rápidas igniciones se usan para orientar la nave y establecer contacto con su antena de alta ganancia. La nave tampoco podrá ahora orientar sus paneles solares de la forma adecuada para alimentar sus sistemas electrónicos, lo que sentencia su destino.

Así se pone punto final a un viaje que comenzó en 2007 y en el que Dawn ha recorrido 6.900 millones de kilómetros. Ahora, su destino es permanecer en la órbita de Ceres durante al menos 50 años, antes de estrellarse contra este objeto.

Aventura en el cinturón de asteroides
 
La misión ha tenido como objetivo explorar dos de los mayores objetos del cinturón de asteroides, un anillo de material rocoso situado entre Marte y Júpiter. Allí existen unos pocos asteroides grandes, unos 200 millones de cuerpos de más de un kilómetro y miles de millones de objetos más pequeños. Todos ellos están rodeados por incontables motas de polvo.

Esta región se formó como consecuencia de la influencia gravitacional de Júpiter. Durante el nacimiento del Sistema Solar había una gran cantidad de asteroides chocándose y generando cuerpos mayores en esta zona, pero este gigante gaseoso facilitó que se fragmentaran, que chocaran contra otros planetas o bien que fueran expulsados. De esta forma, el cinturón, cuya franja principal tiene una masa que equivale al 4% de la masa de la Luna, es hoy en día un testimonio vivo de lo ocurrido cuando nuestro sistema planetario estaba naciendo.

Por ello, la NASA lanzó la sonda Dawn en 2007. Tenía la finalidad de explorar Ceres, en 2015, y Vesta, en 2011. El primero es el mayor cuerpo del cinturón de asteroides y tiene la entidad de un planeta enano. Su diámetro es de 952 kilómetros, y solo él agrupa el 30% de la masa de todo el cinturón. El segundo es el tercer mayor cuerpo, está cubierto de cráteres y tiene 525 kilómetros de diámetro.

Los cuatro instrumentos de la sonda mostraron que ambos objetos evolucionaron de forma muy distinta, a causa de su localización inicial. Esto se convirtió en un importante hallazgo para comprender la evolución de todo el cinturón de asteroides.

El legado de Dawn
 
Además, Dawn también reforzó la idea de que los planetas enanos pudieron albergar océanos durante un tiempo importante de su vida, y que incluso podrían tenerlos hoy en día. Sus sensores también detectaron la presencia de moléculas orgánicas en la superficie de estos cuerpos.

«En muchos sentidos, el legado de Dawn es solo el principio», ha dicho Carol Raymond, principal investigador de la misión en el Jet Propulsion Lab (JPL), EE.UU.. «Sus datos serán estudiados muy profundamente por los científicos que quieran investigar cómo los planetas crecen y se diferencian, y también por los que quieran saber cómo y cuándo la vida podría haber aparecido en nuestro Sistema Solar», ha dicho Raymond.

Dawn también permite saber más sobre lo que ocurre más allá: «Ceres y Vesta son importantes para estudiar los sistemas planetarios distantes, porque nos ha dado una muestra de las condiciones que existen en torno a estrellas jóvenes».

La ciencia de los asteroides

 
La primera exploración próxima de un asteroide ocurrió en 1991, cuando la sonda Galileo, en su viaje a Júpiter, pasó por las proximidades de 951 Gaspra, una mole de 18 kilómetros cubierta de cráteres.

En 2001, una nave –la NEAR Shoemaker– se posó por primera vez en uno de estos objetos. Ya en 2006, se alcanzó otro hito cuando la sonda japonesa Hayabusa se posó en el asteroide Itokawa y logró traer muestras de este objeto hasta la Tierra.

En la actualidad se vive un momento importante en la ciencia de los asteroides. Desde junio de 2018 la Hayabusa 2 está explorando el asteroide Ryugu, con varios rovers a bordo, y está previsto que traiga más muestras a la Tierra en el año 2020. En diciembre de este año, la OSIRIS-REx, de la NASA, se reunirá con el asteroide Bennu para orbitarlo y recoger muestras de su superficie.

¿A qué viene tanto interés por estos pedruscos espaciales? El estudio de los asteroides y sus propiedades es fundamental para comprender la historia de formación del Sistema Solar y quizás incluso la aparición de moléculas que pudieron propiciar la aparición de vida, como el agua y las moléculas orgánicas.

Investigar para evitar un impacto
 
Además, estudiar estos objetos podría servir más adelante para usar los asteroides como minas o bien para aprender a desviarlos y evitar un impacto contra la Tierra de terribles consecuencias.

Esto es muy relevante si se tiene en cuenta que es cuestión de tiempo que se produzca el impacto de un gran asteroide contra nuestro planeta.

En este momento, aparte de protocolos de vigilancia y observación, la NASA prepara la misión DART («Double Asteroid Redirection Test») para probar la tecnología del impactador cinético, cuyo fin es desviar un asteroide de su trayectoria. Por otra parte, la Agencia Espacial Europea canceló el desarrollo de AIM («Asteroid Impact and Deflection Assessment»), una misión que iba a apoyar estos objetivos científicos. Sea como sea, las probabilidades de que un objeto desconocido alcance la Tierra son dos veces mayores a que lo haga un cuerpo conocido.

24 oct. 2017

Amplian la misión Dawn de la NASA en Ceres

La Nasa continuará con una segunda fase de la misión Dawn en Ceres y que se encuentra en el cinturon de asteroides entre los planetas Marte y Jupiter.


La nave en esta segunda fase descenderá hasta latitudes mucho más bajas de las anteriores.

La nave espacial continuará en Ceres durante el resto de su investigación científica y permanecerá en una órbita estable indefinidamente después de que su combustible de hidracina se agote.

El equipo de vuelo Dawn está estudiando formas de maniobrar en una nueva órbita elíptica, que puede llevar a la nave espacial a menos de 200 kilómetros de la superficie de Ceres en el punto más cercano. Previamente, la altitud más baja de Dawn fue de 385 kilómetros. 

Una prioridad de la segunda extensión de la misión a Ceres es recopilar datos con el espectrómetro de rayos gamma y de neutrones de Dawn, que mide el número y la energía de los rayos gamma y los neutrones. Esta información es importante para comprender la composición de la capa superior de Ceres y la cantidad de hielo que contiene. 

La nave espacial también tomará imágenes en luz visible de la geología de la superficie de Ceres con su cámara, así como las mediciones de la mineralogía de Ceres con su espectrómetro de mapeo visible e infrarrojo. 

La misión extendida en Ceres también permitirá a Dawn estar en órbita mientras el planeta enano atraviesa el perihelio, su acercamiento más cercano al Sol, que ocurrirá en Abril de 2018. A mayor proximidad al Sol, más hielo en la superficie de Ceres puede convertirse en el vapor de agua, que a su vez puede contribuir a la débil atmósfera transitoria detectada por el Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea (ISS) antes de la llegada de Dawn. 

Sobre la base de los hallazgos de Dawn, el equipo ha formulado la hipótesis de que el vapor de agua puede producirse en parte a partir de partículas energéticas del Sol que interactúan con el hielo en la superficie poco profunda de Ceres. Los científicos combinarán datos de observatorios terrestres con las observaciones de Dawn para seguir estudiando estos fenómenos a medida que Ceres se acerca al perihelio. 

El equipo de Dawn está refinando sus planes para este próximo y último capítulo de la misión. Debido a su compromiso de proteger a Ceres de la contaminación terrestre, Dawn no aterrizará ni se estrellará contra Ceres. En cambio, llevará a cabo toda la ciencia que pueda en su planificada órbita final, donde permanecerá incluso después de que ya no pueda comunicarse con la Tierra. Los planificadores de la misión estiman que la nave espacial puede continuar operando hasta la segunda mitad de 2018. 

Dawn es la única misión en la historia en orbitar dos objetivos extraterrestres. Orbitó el asteroide gigante Vesta durante 14 meses desde 2011 a 2012, y luego continuó a Ceres, donde está en órbita desde marzo de 2015.

24 sept. 2017

Ceres alberga moléculas orgánicas

Este pequeño gigante ha sido estudiado con gran detalle por la misión Dawn de la Nasa



Ceres, el cuerpo de mayor tamaño del cinturón de asteroides, ha mostrado ser uno de los planetas más intrigantes y reveladores de todo el sistema solar. Este pequeño gigante ha sido estudiado con gran detalle por la misión Dawn de la Nasa, que encontró evidencia de moléculas orgánicas en la superficie, gracias a observaciones hechas por el instrumento VIR.

Las moléculas orgánicas son los bloques fundamentales que conforman todas las formas de vida que conocemos en la Tierra y están hechas principalmente de átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno. Sin embargo, las moléculas orgánicas también pueden formarse a partir de reacciones que no involucren ningún proceso biológico.

Tal vez el ejemplo más claro sean las fuentes de origen no biológicas asociadas a las ventilas hidrotermales, en donde la interacción del agua del mar con la roca de la corteza oceánica produce estas complejas moléculas.

Estos compuestos orgánicos han sido encontrados en algunos meteoritos rocosos, así como en varios asteroides estudiados desde observatorios en tierra.

Los análisis de los datos recolectados por el VIR soportan la idea de que el material orgánico encontrado en la superficie de Ceres es autóctono, es decir, que no fue aportado por otra fuente distinta al mismo Ceres, lo cual incrementa la posibilidad de que el material orgánico fuese procesado bajo similares condiciones a las halladas en ambientes cálidos y con abundante agua.

El material descubierto le otorga a Ceres ciertos atributos asociados con ingredientes y condiciones particulares para la presencia de vida, que pudo haber existido allí en el pasado. Estudios previos han evidenciado que minerales hidratados, carbonatos, hielo y minerales de arcilla en la superficie debieron haber sido alterados por la presencia de agua líquida.

De igual manera, las sales y carbonatos de sodio, descubiertos previamente en las zonas brillantes dentro del cráter Occator, están asociadas a procesos que implican la existencia de agua líquida subterránea, la cual trajo a la superficie dichas sales y carbonatos.

El área donde se encontró dicho material se extiende por casi 1.000 kilómetros cuadrados y está ubicada en el borde del cráter Ernutet. Otros lugares donde se encontró material orgánico son el cráter Inamahari (localizado a 400 kilómetros de Ernutet) y en material de eyección, producto del impacto de asteroides más pequeños contra la superficie de Ceres.

El descubrimiento hecho por el equipo de Dawn de la Nasa hace que la lista de cuerpos donde se ha encontrado moléculas orgánicas sea más larga, ampliando así el espectro de sitios para futuras exploraciones de lugares con potencial para la búsqueda de vida pasada o actual fuera de nuestro planeta.

25 feb. 2016

Vuelo a todo color sobre Ceres

Del cráter de Occator a la montaña cónica de Ahuna Mons. La NASA muestra en un nuevo vídeo el planeta enano Ceres, el principal cuerpo celeste del cinturón de asteroides que se sitúa entre Marte y Júpiter. 


Los planos han sido coloreados artificialmente por un laboratorio alemán para mostrar la variedad geológica del pequeño planeta, en el que hay numerosos indicios de la presencia de agua aunque mayoritariamente es de color gris. Las imágenes corresponden al sobrevuelo, a unos 1.450 kilómetros de altura, que la sonda Dawn realizó entre agosto y octubre de 2015. 

La misión, de aproximadamente un año de duración, pretende cartografiar el planeta enano. Actualmente, la sonda se encuentra en su posición más cercana a Ceres y está obteniendo imágenes a unos 385 kilómetros. El resultado, en los próximos meses.

Puede ver el video aquí:


https://www.youtube.com/watch?v=nJiw2NxqoBU

6 mar. 2015

Expectación mundial ante la llegada a Ceres

El cuerpo celeste más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter da la bienvenida hoy a su primer visitante. La nave Dawn de la NASA tenía previsto entrar en órbita hoy en torno a Ceres y así realizar la primera exploración de un planeta enano. A diferencia de otras entradas en órbita que requieren que los propulsores de la nave entren en acción para reducir la velocidad, en este caso los últimos pasos serán más sencillos, y se desarrollarán de forma gradual y automática.


Dawn no estará en contacto con la Tierra cuando se produzca el encuentro, de modo que los controladores no recibirán la confirmación de que todo salió bien hasta varias horas más tarde.

“Lo dramático de verdad es explorar este exótico mundo alienígena'', dijo el ingeniero jefe de la misión, Marc Rayman, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, que gestiona la misión de 473 millones de dólares.

Una vez que rodee a Ceres, Dawn pasará los próximos 16 meses tomando imágenes de su helada superficie para determinar si está activo.

Ceres es la última parada para la sonda, lanzada en 2007 en un viaje al cinturón principal de asteroides.

En su camino, Dawn pasó un año en Vesta, un asteroide del tamaño del estado estadounidense de Arizona, donde tomó impresionantes fotografías de la accidentada superficie antes de poner rumbo a Ceres, que tiene las dimensiones aproximadas de Texas.

Ese viaje fue posible gracias a los motores de propulsión de iones de Dawn, que proporcionan una aceleración suave pero constante y son más eficientes que los propulsores convencionales.

La sonda ha enviado imágenes enigmáticas de Ceres antes de llegar, donde aparecen dos áreas brillantes dentro de un cráter que podrían corresponder a concentraciones de hielo o de sal.

Los científicos esperan conseguir una imagen más nítida cuando la nave se acerque a la superficie para estudiar si las nubes de vapor que se han detectado en el pasado siguen ascendiendo.

Los planetas enanos se han convertido recientemente en el objeto de varias exploraciones. Se espera que otra nave de la NASA, la New Horizons, llegue este verano a Plutón, que fue degradado a planeta enano.

Dawn estuvo cerca de no salir de la zona interior del sistema solar. La misión sufrió cancelaciones relacionadas con la financiación y retrasos de lanzamiento antes de recibir la luz verde.

26 feb. 2015

Desconcierto ante nuevo resplandor descubierto en el planeta Ceres

Una vez más, el pequeño planeta Ceres ha demostrado su capacidad para desconcertar a los científicos de la NASA. En este caso, lo ha vuelto ha conseguir gracias a las imágenes enviadas por la nave espacial Dawn -la cual sigue aproximandose poco a poco al cuerpo celeste para ser capturada alrededor de su órbita-. La razón es sencilla: en las instantáneas tomadas se puede apreciar un nuevo punto brillante de origen desconocido que se suma a otro que ya había sido descubierto previamente.


Las imágenes han sido tomadas a casi 46.000 kilómetros de Ceres, y muestran un área resplandeciente inexplicable. Ésta se encuentra a su vez cerca de un fenómeno similar que -a pesar de que ya era conocido por los expertos- sigue desconcertando a los expertos de la agencia espacial norteamericana.

«Ahora puede verse que el 'punto brillante' Ceres tiene un compañero de menor brillo, pero al parecer está en la misma cuenca. Esto puede indicar un origen volcánico de los puntos, pero tendremos que esperar a una mejor resolución antes de que podamos hacer tales interpretaciones geológicas», dijo Chris Russell, investigador principal de la misión Dawn, con sede en la Universidad de California, Los Angeles.

«El punto más brillante sigue siendo demasiado pequeño para la resolución de nuestra cámara, pero a pesar de su tamaño, es más brillante que cualquier otra cosa en Ceres. Esto es realmente inesperado y sigue siendo un misterio para nosotros", dijo Andreas Nathues, investigador principal del equipo de la cámara de encuadre del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, de Göttingen, Alemania.

A través de su sistema de propulsión iónica, Dawn entrará en órbita alrededor de Ceres el 6 de marzo, informa la NASA. A medida que los científicos reciban cada vez mejores vistas del planeta enano en los próximos 16 meses, esperan obtener una comprensión más profunda de su origen y evolución a través del estudio de su superficie. Los puntos brillantes intrigantes y otras características interesantes de este fascinante mundo se verán con más claridad.

18 feb. 2015

Nuevas imágenes de Ceres

La nave "Dawn" de la Nasa ha vuelto a fotografiar el planeta enano Ceres, en esta ocasión desde una distancia de 83.000 kilómetros, lo que ha permitido observar cómo su superficie está cubierta de cráteres y misteriosos puntos brillantes. Según apunta la agencia espacial estadounidense, este nuevo paisaje plantea interesantes preguntas para el equipo científico de la misión, que, esperan, puedan ser respondidas cuando la sonda llegue a su destino.


"Dawn" será 'capturada' suavemente por la órbita de Ceres el próximo 6 de marzo. Pero mientras, en el camino, va proporcionando al equipo de la Tierra diferentes visiones del pequeño mundo, con el fin de ir aportando datos a la misión. Actualmente, los investigadores tratan de saber la naturaleza y composición del planeta, incluyendo la naturaleza de los cráteres y puntos brillantes, a través de esas imágenes.

Las nuevas publicadas por la Nasa se realizaron el pasado 12 de febrero y, con una resolución de 7,8 kilómetros por píxel, representan la mejor visión conseguida hasta ahora de Ceres.

La nave espacial exploró el asteroide gigante Vesta durante 14 meses, a lo largo de 2011 y 2012. Los científicos obtuvieron numerosos puntos de vista sobre la historia geológica de este cuerpo y vio su superficie llena de cráteres.

Mediante la comparación de Vesta y Ceres, la Nasa pretende mejorar la comprensión de la formación del Sistema Solar.

6 feb. 2015

Dawn envía la primera imagen de Ceres

La cámara de la nave espacial Dawn de la NASA logró el 4 de febrero nuevas imágenes de Ceres, que por su gigantesco tamaño viene llamado planeta enano.


Las obtuvo durante el viaje que Dawn realiza en dirección al asteroide, a una distancia de 145 mil kilómetros, informó el 5 de febrero el Instituto Max Planck, de Göttingen, Alemania, quien desarrolló la cámara con la contribución del Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

En la fotografía llama la atención un punto brillante llamativo en el hemisferio norte y en otras partes del asteroide.

Al respecto Max Planck aclaró que “todas estas regiones no son realmente brillantes, sino que sólo lo parecen en comparación con su entorno. Como muchos cuerpos en el cinturón de asteroides, Ceres es muy oscura y refleja sólo el nueve por ciento de la luz solar incidente. Los puntos brillantes son más brillantes en aproximadamente un 50 por ciento, por lo tanto es tan oscuro como una superficie de asfalto”.

La fotografía, muestra la superficie de Ceres de un lado que aún no había sido fotografiado previamente. Está cubierto “con varios puntos brillantes y los cráteres impresionantes - algunos de los cuales cuentan con una montaña central”, dijo el equipo de Max Planck.


A principios de marzo, Dawn estará circulando la órbita del asteroide, que se mueve en torno al Sol entre los planetas Marte y Júpiter, en la zona llamada Cinturón de asteroides, a 2,8 veces la distancia de la Tierra con nuestra estrella. Allí planea realizar un estudio exhaustivo.

Ceres fue descubierto en el observatorio de Palermo, Italia, por el astrónomo Giuseppe Piazzi en 1801, mientras buscaba confirmar o descartar la en la Ley de Titius-Bode, una teoría propuesta por Johann Daniel Titius en 1766 que sugería la presencia de un planeta entre Marte y Júpiter. Pero Ceres es muy pequeño para ser considerado un planeta, y mientras aún los investigadores lo estudian, ha sido propuesto como planeta enano, si bien se cataloga como asteroide.

Su diámetro es de 950 kilómetros y se estima que su masa corresponde al 32 por ciento de todo el cinturón de asteroides.

Hasta 2012, en esta misma región del espacio, la nave espacial Dawn orbitó a Vesta, el segundo asteroide más grande del Sistema Solar. La NASA reveló imágenes a todo color. Algunas investigaciones concluyeron que el asteroide se había fundido completamente en el pasado. Además se descartó que fuera formado en capas como la Tierra.

Se reveló a su vez que Vesta sufrió una gran colisión en su hemisferio sur, parte de dos impactos colosales en los últimos 2 millones de años de los cuales sobrevivió. Tras estos impactos se formaron ondas que esculpieron los valles que se observan a su alrededor.

La misión Dawn a Vesta y Ceres es administrada por el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, en tanto la Universidad de California en Los Ángeles, es la responsable de la misión científica. Orbital Sciences Corporation de Dulles, de Virginia., Diseñó construyó la nave y el Instituto Max Planck la cámara.

21 ene. 2015

Misteriosa mancha blanca en Ceres desconcierta a los astrónomos

Un misterioso punto blanco destaca sobre el resto del territorio del planeta enano Ceres, en su hemisferio norte, ha sido captado por el Hubble, y ahora por la nave Dawn, con diez años de diferencia.


A pesar de que Dawn se irá acercando a Ceres a finales de este mes y captará imágenes con "una resolución mucho mayor que la de Hubble", según ha apuntado la NASA, algunos expertos ya han empezado a barajar posibles orígenes de esta extraña mancha. Entre las principales sospechas, los científicos apuestan por hielo, un criovolcán o géiseres, aunque no descartan que pueda ser otra cosa. 

Siempre ha habido sospechas de que en el planeta podría existir hielo de agua enterrado bajo la corteza. Esto se debe a que su densidad es menor que la de la corteza terrestre y porque la superficie tiene evidencia espectral de minerales que contienen agua. 

Según han explicado a Space.com los científicos de esta misión, se estima que si Ceres se compone de 25 por ciento de agua, puede tener más que toda el agua dulce de la Tierra. Sin embargo, a diferencia de la de la Tierra, el agua del planeta enano sería en forma de hielo de agua y situado en el manto, que envuelve su núcleo sólido. 

Esta idea de la presencia de hielo viene avalada por el descubrimiento, por parte del telescopio Herschel, de vapor de agua alrededor de Ceres. Este vapor podría emanar de los penachos de agua -al igual que los que están en la luna de Saturno Encelado- o podría ser de criovolcanismo de géiseres o de un volcán de hielo.

4 ene. 2015

En marzo podríamos saber si hay vida en Ceres

La sonda espacial Dawn enviada por la NASA llegará muy pronto al asteroide entre Júpiter y Marte donde se presume la posibilidad de vida como la conocemos.


El próximo 6 de Marzo la sonda Dawn enviada por la NASA llegará a la órbita del planeta enano Ceres, donde se especula la posibilidad de que exista vida debido a su baja densidad global y la a cantidad proporcional de líquido que posee congelado. 
La calidad de este planeta enano descubierto por Johannes Kepler, ha cambiado de categoría conforme la Astronomía ha avanzado en sus estudios: cometa, planeta, asteroide y recientemente planeta enano. Es el cuerpo celeste más grande del cinturón de asteroides que se encuentran entre Júpiter y Marte, posee aproximadamente la longitud del estado de Texas, aunque no por ello deja de ser menos interesante. 
La fe de todos los astrónomos está ahora posada en la sonda que ha viajado a 75km por hora desde 2007: Ceres es casi un completo misterio para nosotros, dice Christopher Russell, investigador principal de la misión Dawn, en la Universidad de California, “Ceres, a diferencia de Vesta, no tiene meteoritos vinculados que ayuden a revelar sus secretos. Todo lo que podemos predecir con confianza es que vamos a quedar sorprendidos”. Dawn cuenta con la tecnología adecuada para trazar un mapa detallado de la superficie del planeta enano, así como la exploración necesaria para obtener estudios sobre su geología y condiciones térmicas.
Al parecer este año le hará honor a su nombramiento como el año internacional de la luz, dando paso al descubrimiento de los planetas enanos. En Julio de este mismo año, la nave New Horizons, también de la agencia espacial estadounidense, sobrevolará Plutón.
 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie