Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta SETI. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SETI. Mostrar todas las entradas

18 sept. 2018

Científicos buscan el lenguaje extraterrestre

La exobiología es la rama de la astrobiología encargada de estudiar las probabilidades de que exista vida afuera del planeta.

Una de las grandes incógnitas de la vida es si la humanidad está sola en el universo, un tema que ha sido representado con mucho éxito de diversas formas tanto en la literatura como en el cine.

Y es que a pesar de que en el universo existen miles de millones de planetas, todavía no se entrado en contacto con vida inteligente más que en las películas.

Por esta razón, la exobiología, rama de la astrobiología encargada de estudiar las probabilidades de que exista vida afuera del planeta, no se ha cansado de buscar ni de estudiar a fondo las teorías.

En este sentido, astrónomos y  lingüistas se reunieron en la Conferencia Internacional para el Desarrollo del Espacio y discutieron cómo sería la lengua de estos seres -si es que existieran- y en qué modo podríamos comunicarnos con ellos.

Especialistas como Noam Chomsky argumentaron que todas lenguas de la Tierra comparten "una gramática universal" de origen y algunos se mostraron optimistas en cuanto a que esa 'conexión interna' también se podría extender a idiomas extraterrestres.

Douglas Vakoch, presidente del programa de Mensajes a Extraterrestres Inteligentes del SETI, recordó que el propio Chomsky "a menudo ha dicho que si un marciano visitara la Tierra, pensaría que todos hablamos dialectos de un mismo idioma".

Ante esta teoría, Bridget Samuels y Jeffrey Punske argumentaron que factores científicos universales como las leyes de la Física, podrían ayudar a 'hackear' su lengua.

Supone un cambio radical para los científicos de SETI, que se han burlado de la idea de crear mensajes interestelares inspirados en lenguajes naturales", dijo Vakoch.

3 oct. 2017

Astrónomo asegura que en 20 años tendremos contacto con extraterrestres

Astrónomo del Seti señala que tendremos contacto con extraterrestres “en 20 años”


Durante una entrevista a Futurism, el ex director del Centro de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre de EEUU indicó que "les apostaba a todos una taza de café" que lograríamos establecer contacto con vida alienígena en dos décadas.

Seth Shostak, un reconocido astrónomo del Centro de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (más conocido como “Seti” por sus siglas en inglés), ha afirmado en una entrevista con Futurism durante la feria Worlds Fair Nano en Nueva York que “le apostaba a todos una taza de café” que lograríamos contacto con vida extraterrestre en dos décadas.

De acuerdo al experto, “Podemos encontrar vida microbiana, del tipo que encuentras en las esquinas de tu tina”, indicó. “Podríamos encontrarlo pronto, pero habrá que esperar. Ocurrirá, creo yo, durante tu vida”.

Shostak, astrónomo y ex Director del Instituto Seti, tiene claro que haremos contacto “pronto”, sin embargo indicó que el concepto de “contacto” puede que no sea el que entendemos todos, ya que las historias de ciencia ficción no han dado una idea de que ese primer encuentro será un “cara a cara" con los alienígenas. “Quiero decir, si están a 500 años luz de distancia, podrías escuchar una señal que tiene 500 años de antigüedad, y si transmitimos de vuelta ‘Hola somos terrícolas, ¿cómo están?’ tomará mil años antes de que puedas volver a escuchar de ellos. Si es que te responden de vuelta”, explicó.
“Así que, no será un contacto muy preciso, pero al menos sabremos que están ahí”, agregó.

16 feb. 2016

Científicos explican las razones tras ausencia de contacto extraterrestre

La astrofísica Jill Tarter, la cual toma parte en el proyecto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), nombró las dos causas principales por las que la humanidad aún no se ha puesto en contacto con las civilizaciones extraterrestres, comunica Daily Mail.


La causa fundamental radica en el enorme tamaño del Universo. Los seres humanos han explorado solo una parte insignificante del Universo. La astrofísica comparó los espacios estudiados a un vaso de agua echado desde el Océano Mundial.

La segunda causa tiene que ver con el “estancamiento tecnológico” que, según la investigadora, se produjo en el siglo XXI. Tarter explica que la humanidad aún no ha descubierto los medios necesarios para comunicarse con la inteligencia extraterrestre.

En la opinión de Tarter, si los extraterrestres visitan la Tierra, van a ser ellos los que “impongan las reglas” debido a su alto nivel de desarrollo técnico. El astrofísico británico, Stephen Hawking, comparte esta visión. El científico supone que los extraterrestres pueden ser unos nómadas militantes que procurarán conquistar y colonizar la Tierra.

La búsqueda de civilizaciones extraterrestres se está llevando a cabo en el marco del proyecto SETI. Un multimillonario ruso donó cien millones de dólares a este proyecto en 2015. La iniciativa del empresario fue apoyada por Hawking. La búsqueda de civilizaciones extraterrestres se está llevando a cabo solo en el espectro electromagnético.

Algunos científicos no están de acuerdo con este punto de vista. Por ejemplo, el físico matemático, Roger Penrose, sugiere que las antiguas civilizaciones utilizaban las ondas gravitacionales producidas por la colisión de agujeros negros para mantener contacto con otros seres inteligentes no humanos. 

Además, los neutrinos pueden servir como medio de contacto con los extraterrestres, aunque el nivel de desarrollo de la humanidad aún no permita utilizar la gravitación de los neutrinos para este fin.

9 feb. 2015

SETI enviará mensaje a civilización extraterrestre

La creación de un nuevo programa permitirá enviar un mensaje electrónico a una distancia de 20 años luz de la tierra, para poder comunicarse con civilizaciones extraterrestres.
 
Según informa el periódico 'Daily Mail', los especialistas del Centro de Investigación SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) han desarrollado un programa que permite enviar un mensaje electrónico a una distancia de 20 años luz de la Tierra, 190 billones de kilómetros, donde supuestamente podrían existir otras formas de vida.
 
Sin embargo, los investigadores aún no han decidido cuál será el contenido del mensaje. Así, el director del SETI, David Black, se cuestiona si esa misión corresponde a unos pocos científicos o si se debe involucrar a todos los habitantes de la Tierra, tal vez a través de Internet.

Los científicos del SETI intentan ponerse en contacto con civilizaciones extraterrestres desde 1984. El proyecto actual será discutido en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Avance de la Ciencia que se llevará a cabo el 12 de febrero en la ciudad de San José, estado de California.

4 sept. 2013

El SETI reanuda su labor de búsqueda extraterrestre

El Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, en sus siglas en inglés) reinicia su actividad para hallar vida inteligente en el universo a través del Conjunto de Telescopios Allen (ATA), que cuenta con 42 antenas.


Esta decisión llega tras una campaña de donaciones por las que se ha conseguido reunir 200.000 dólares. El equipo que en 2010 tuvo que renunciar a continuar con su trabajo, recupera ahora sus investigaciones gracias a, según ha informado la BBC, cerca de 2.400 donantes, entre los que se encuentra la actriz estadounidense Jodie Foster.

El medio británico señala que desde que Foster protagonizó en 1997 la película 'Contact', en la que daba vida a una astrónoma en busca de vida extraterrestre, está muy interesada en el tema. "ATA puede convertir la ciencia ficción en ciencia real, pero tan sólo si si está activamente buscando en el espacio", declaró la actriz en un comunicado.

Los responsables del SETI han asegurado que lo recaudado debería ser suficiente para mantener el telescopio en funcionamiento hasta finales de año. Del mismo modo han indicado que el instituto también está en negociaciones para conseguir un contrato con la Fuerza Aérea de EE.UU. para realizar el seguimiento de desechos espaciales.

El astrónomo del SETI Seth Shostak ha apuntado que, aunque el acuerdo con la Fuerza Aérea estadounidense todavía no está cerrado, espera que se concrete pronto. "En cualquier caso, la entrega del dinero de ese acuerdo deberá ser ratificada por el Congreso de Estados Unidos, por lo que podría haber algún retraso", ha señalado. A pesar de ello, Shostak confía en que "el ATA empiece a funcionar de nuevo en septiembre u octubre".

BÚSQUEDA DE SEÑALES

El trabajo del SETI ha estado dominado durante su primer medio siglo por la filosofía de una búsqueda de señales de radio inusuales. Sin embargo, el especialista en este terreno Paul Davies defiende la necesidad de audaces innovaciones si se quiere saber algo de posibles vecinos cósmicos.

En un artículo publicado en el número de marzo de la revista 'Physics World', Davies, director de BEYOND (Centro de conceptos fundamentales en Ciencias de la Universidad Estatal de Arizona) explica las limitaciones de la búsqueda de señales de radio y cómo se puede progresar en la localización de vida extraterrestre inteligente.

"Las especulaciones sobre SETI están siempre rodeadas por la trampa del antropocentrismo: una tendencia a utilizar el estado de la la civilización humana en el siglo XXI como un modelo de lo que sería una civilización extraterrestre. Después de 50 años de SETI en esa dirección, ha llegado el momento de ampliar la búsqueda de señales de radio".

Para cuestionar la idea de una civilización extraterrestre que transmite señales de radio hacia la Tierra, Davies explica que, aun cuando los alienígenas estén, a 500 años luz de distancia (cerca de las normas de SETI), los extraterrestres establecieron contacto con la Tierra en 1510, mucho antes de que el hombre estuviera equipado para recogerlas.

Mientras que la actividad de SETI se ha concentrado en la radioastronomía, los astrónomos sólo han encontrado un silencio misterioso. 

Davies sugiere que puede haber señales más convincentes de la vida extraterrestre inteligente, ya sea aquí en la Tierra en forma de microorganismos extraños que de alguna manera encontraron su camino a la Tierra, o en el espacio, a través de la detección de ausencia de anomalías, por ejemplo, partículas de la generación de energía que una forma de vida extraterrestre podría haber cosechado.

"Mediante el uso de una amplia gama de métodos científicos, desde la genómica a la astrofísica de neutrinos", dijo Davies, "deberíamos comenzar a examinar el Sistema Solar y nuestra región de la galaxia en busca de cualquier indicio de compañía cósmica pasada o presente".

16 jul. 2013

Descubren una nueva luna alrededor de Neptuno

Un astrónomo que estudia imágenes de Neptuno captadas por el telescopio espacial Hubble detectó una décimo cuarta luna orbitando el planeta, dijo el lunes la NASA.


Con un diámetro estimado de alrededor de 20 kilómetros, la luna está localizada a unos 105.251 kilómetros de Neptuno.


El astrónomo Mark Showalter, del Instituto SETI en Mountain View, California, estaba buscando imágenes de satélites del telescopio Hubble al interior de los anillos que circulan Neptuno cuando decidió ampliar su programa de análisis.

"Hemos estado procesando los datos por mucho tiempo y fue por un deseo que dije ‘de acuerdo, veamos más allá‘", dijo Showalter a Reuters.

"Cambié mi programa para que en lugar de que se detenga sólo fuera del sistema de anillos procesara la información más allá, salí de mi computadora y esperé una hora mientras (el sistema) procesaba todos (los datos) por mí. Cuando regresé, observé la imagen y había una mancha que no se suponía que debía estar ahí", dijo Showalter.

Análisis posteriores de otras imágenes de Neptuno captadas por el Hubble verificaron que el objeto era una luna.

Showalter y colegas están pensando proponer un nombre para el satélite a la Unión Astronómica Internacional (UAI, por su sigla en inglés), que tiene la última palabra en la materia.

La luna más grande de Neptuno, Triton, fue descubierta en 1846, sólo días después de que el planeta fuera encontrado. Nereida, la tercera luna más grande de Neptuno fue hallada en 1949.

Imágenes captadas por nave espacial Voyager 2 de la NASA descubrieron la segunda luna más grande de Neptuno, Proteus, y cinco satélites más pequeños, Naiad, Thalassa, Despina, Galatea y Larissa.

Telescopios en tierra encontraron a Halimede, Laomedeia, Sao y Nestor en el 2002. El satélite Psamathe fue encontrado un año después.

La nueva luna, designada S/2004 N 1, es localizada entre Larissa y Proteus y orbita Neptuno en 23 horas.

Aún está pendiente un documento sobre el hallazgo.

7 dic. 2011

Buscan vida inteligente en Kepler 22b

El SETI, la organización que rastrea señales de civilizaciones extraterrestres, apunta sus telescopios hacia el nuevo planeta descubierto por la NASA que puede ser habitable. «Ese es el tipo de mundo que podría ser el hogar de una civilización capaz de construir transmisores de radio», dicen los científicos.


El Allen Telescope Array (ATA), la red de telescopios del famoso instituto SETI en California para la búsqueda de señales de inteligencia extraterrestre, ha reactivado sus sistemas después de varios meses de parón con un nuevo objetivo hacia el que apuntar sus antenas. Se trata de los candidatos a exoplanetas recientemente descubiertos por el telescopio espacial Kepler de la NASA, entre los que se encuentra el ya famoso Kepler-22b, que se encuentra en la zona de habitabilidad de una estrella similar al Sol a 600 años luz de distancia de la Tierra. Este mundo parece cumplir las condiciones para poder tener agua en estado líquido en su superficie y supone una esperanza en la búsqueda de compañía en el Universo.

«Esta es una excelente oportunidad para las observaciones», afirma en un comunicado Jill Tarter, director del Centro para la Investigación del instituto SETI. «Por primera vez, podemos apuntar nuestros telescopios a las estrellas y saber que esas estrellas son realmente anfitrionas de sistemas planetarios, incluyendo al menos uno que se parece a la Tierra, situado en la zona habitable alrededor de su estrella. Ese es el tipo de mundo que podría ser el hogar de una civilización capaz de construir transmisores de radio».

La red ATA dejó de funcionar el pasado mes de abril como resultado de la retirada del apoyo al SETI de la Universidad de California, Berkeley, debido a déficits presupuestarios. Pero gracias a nuevos fondos recientemente adquiridos, el observatorio ha comenzado de nuevo a trabajar. Su objetivo ahora es examinar los miles de candidatos a planetas recién descubiertos por Kepler. Dará mayor prioridad a un puñado de mundos descubiertos hasta ahora que se encuentran en la zona habitable de su estrella, donde las temperaturas no son ni demasiado calientes ni demasiado frías para que exista agua líquida. La mayoría de los astrobiólogos consideran que el agua líquida es la condición sine qua non para la vida.

Dos años de observaciones

Según Tarter, la intención de SETI es examinar todos los sistemas planetarios encontrados por Kepler, sin ideas preconcebidas. Las observaciones en los próximos dos años permitirán una exploración sistemática de estos descubrimientos de Kepler en toda la ventana de microondas terrestres de 1 a 10 GHz. Lógicamente, Kepler-22b resulta fascinante. Es el primero en el que se ha completado el estudio para ratificar su clasificación como planeta en una zona habitable. «Un gran hito en la búsqueda del planeta gemelo a la Tierra», reconocían hace unos días desde el programa Kepler.

«El éxito de Kepler ha creado una increíble oportunidad para concentrar la investigación del SETI», señala Tarter. «Vale la pena el trabajo duro para ayudar a resolver una de las preguntas de investigación más profundas de la humanidad», añade Tom Pierson, director ejecutivo del Instituto SETI.

El público puede seguir las nuevas observaciones de ATA a través de esta web.

7 nov. 2011

La Casa Blanca niega contacto extraterrestre

La administración de Obama se ha visto obligada a responder a una petición popular para que dijera la verdad sobre sus supuestos contactos con alienígenas.

“El Gobierno de los Estados Unidos no tiene evidencia alguna de que exista vida fuera de nuestro planeta, o de que una presencia extraterrestre haya contactado o conectado con algún miembro de la raza humana. Además, no existe información creíble que sugiera que ninguna prueba haya sido ocultada a la opinión pública”.

Esta es la respuesta oficial de la administración de Barak Obama a la petición de más de 17.000 personas para que el gobierno norteamericano dijera la verdad sobre sus supuestas relaciones con alguna civilización alienígena. La Casa Blanca se ha visto obligada a responder a los ciudadanos para no echar por tierra una de sus más prometedoras campañas de imagen: un sistema basado en internet por el que cualquier ciudadano puede hacerle una pregunta al presidente Obama.

La iniciativa se llama Nosotros y el Pueblo. Cualquiera, desde una página web especialmente habilitada por la Casa Blanca, puede plantear de forma directa una cuestión al presidente. Obama se compromete a responder a las preguntas que reúnan un determinado número de firmas. El sistema funciona desde principios de septiembre, y entonces bastaba con 5.000 firmas para asegurar una respuesta presidencial. Sin embargo, el número de firmas necesarias ha ido aumentando y hoy es de 25.000.

La incómoda petición para que la Casa Blanca “admita que el Gobierno de EE UU está en contacto con alienígenas desde hace tiempo” fue presentada el 22 de septiembre, y ha reunido ya más de 17.000 firmas, más que suficientes en aquél momento para obligar que se produjera una respuesta oficial.


«Sin pruebas todavía»

Una respuesta que acaba de producirse. Bajo el título de “Buscando a ET, pero sin pruebas todavía”, el comunicado oficial va firmado por Phil Larson, el asesor de Política Científica y Tecnológica de Obama, y niega tajantemente una supuesta relación encubierta con extraterrestres del gobierno de los Estados Unidos.

“Sin embargo – dice también el escrito- eso no significa que el asunto de la vida fuera de nuestro planeta no se discuta o investigue. De hecho, existen varios proyectos en marcha para conseguir el objetivo de comprender si la vida puede existir fuera de la Tierra”.

A modo de ejemplo, el comunicado cita tres proyectos diferentes: SETI, que intenta captar señales de otras civilizaciones; Kepler, el telescopio espacial especializado en buscar planetas similares a la Tierra; y la misión Mars Science Laboratory, que se lanzará este mismo mes a Marte y uno de cuyos objetivos es volver a buscar vida en el Planeta Rojo.

Sin duda, un jarro de agua fría para los amantes de los hangares secretos y las bases militares especialmente dedicadas al contacto con criaturas de otros mundos.

16 sept. 2011

Descubren un nuevo planeta

La ciencia ficción se ha convertido en realidad cuando un equipo de científicos ha anunciado el descubrimiento de un nuevo planeta que gira alrededor de dos soles, como el que creó hace 30 años el cineasta George Lucas para la saga "Star Wars".


No se llama Tatooine, hogar de los protagonistas Anakin y Luke Skywalker, ni gira alrededor de las estrellas gemelas Tatoo I y Tatoo II, de momento, los científicos le han dado el nombre de Kepler-16 B, según la nomenclatura del Sistema Astronómico Internacional.

No obstante, tal vez dependa del público o de los medios que se le dé el sobrenombre de Tatooine, bromeó el investigador principal Laurance Doyle del Insituto SETI de California en una rueda de prensa en la que no faltaron referencias a la saga de "Star Wars" e incluso se proyectó el fragmento de película en la que el joven Luke mira en el horizonte la estampa de los dos soles al atardecer.

Los científicos conocían la existencia de planetas circumbinarios (con dos estrellas) pero esta es la primera vez que logran captar el movimiento de un planeta alrededor de sus dos soles, gracias a las imágenes del observatorio espacial Kepler.

Este descubrimiento abre la puerta a nuevas cuestiones sobre la formación de los planetas y nuevas posibilidades de encontrar vida.

Kepler 16-B transita ambas estrellas a la vista del telescopio espacial Kepler y ambas estrellas también se eclipsan una a otra, lo que permite mediciones bien precisas de la masa, el radio y las trayectorias de los tres cuerpos por primera vez.

Planeta similar a Saturno

Se trata de un planeta parecido a Saturno, aunque tiene una densidad superior del promedio y viaja en una órbita casi circular de 229 días alrededor de sus dos estrellas, de las que se encuentra a 65.5 millones de kilómetros.

Ha sido detectado a unos 200 años luz de la Tierra en la constelación Cygnus y demuestra la diversidad de los planetas que existe en la Vía Láctea, aseguró Nick Gautier, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena (California).
A diferencia de Tatooine, el planeta es frío, gaseoso y no parece que se den las condiciones para albergar vida.

Las dos estrellas son más pequeñas y más frías que el Sol, aproximadamente el 20 y 69 por ciento de su masa, respectivamente, por lo que calculan que la superficie del planeta esté entre 73 y 100 grados bajo cero.

Doyle explicó que la estrella más grande tiene una apariencia anaranjada, mientras que la de menor tamaño es roja, y giran alrededor una de otra cada 41 días formando dos eclipses cada mes.

Dada la relación de este planeta con las estrellas, Doyle y su equipo también sugieren que el planeta se formó en el mismo disco de polvo y gas que dio origen a ambas estrellas. Ahora van a continuar explorando en busca de lunas.

La ciencia ficción se convierte en realidad

"Una vez más, lo que solía ser ciencia ficción se ha convertido en realidad", señala Alan Boss, uno de los científicos que participa en el proyecto, en la revista Science, que publica el hallazgo.
"Este descubrimiento confirma una nueva clase de sistemas planetarios que podrían albergar vida", apunta el principal investigador de Kepler William Borucki.

"Teniendo en cuenta que la mayoría de estrellas de nuestra galaxia son parte de un sistema binario, esto significa que las oportunidades de vida son mucho más amplias que si sólo se forman los planetas alrededor de estrellas simples", agrega Borucki, que define el descubrimiento como un "hito".
Kepler es la primera misión de la NASA capaz de encontrar planetas del tamaño de la Tierra cerca de la llamada "zona habitable", la región en un sistema planetario donde puede existir agua líquida en la superficie del planeta en órbita.

Lanzado en marzo de 2009, el objetivo del Kepler es recoger datos y pruebas de planetas que orbitan alrededor de estrellas con condiciones de temperatura medias donde pueda existir agua líquida y, por tanto, vida.

A pesar de que serán necesarias observaciones adicionales para lograr ese hito, Kepler ha detectado planetas y candidatos a ser planetas de una amplia gama de tamaños y distancias orbitales que, según la NASA, ayudan a comprender mejor nuestro lugar en la galaxia.

7 feb. 2011

Una señal anómala del SETI

Nadie sabe con seguridad que causa estas señales.


Hay una significativa posibilidad de que podrían originarse desde una inteligencia extraterrestre. Los brillantes colores en azul de fondo indican que una señal anómala fue recibida en la Tierra por los radio telescopios involucrados en la Búsqueda en la Inteligencia Extraterrestre (SETI). Una búsqueda para estas señales se lleva a cabo en algunos grupos incluyendo voluntarios de la Liga SETI.

El tiempo está en el eje vertical en la gráfica, y la frecuencia en el eje horiziontal. Sin embargo, esta fuerte señal nunca se ha conseguido identificar, a pesar de que los astrónomos han identificado muchos atributos características de muchas señales de origen mundano y terrestre.

En este caso, una posibilidad destacada es que la señal se originase por una extraña modulación entre un satélite de GPS y una fuente con base en la Tierra no identificada. Muchas señales raras desde el espacio permanecen sin identificar. Ninguna señal ha sido aún lo bastante fuerte o los bastante ambigua como para ser identificada como emitida por una señal extraterrestre.

4 ene. 2011

Tres objetos gigantes se dirigen hacia La Tierra

Los encuentros OVNI fueron especialmente frecuentes a mediados del siglo 20, y cuando resultó imposible pasar por alto tanto incidente o avistamiento se abrió la era de la investigación oficiosa.

Se establecieron servicios especiales vinculados a las Fuerzas Armadas, y se habilitaron laboratorios para estudiar el fenómeno.

No se descarta, incluso, que los Servicios Secretos hayan tenido la oportunidad de estudiar fragmentos de naves extraterrestres y, a lo mejor, alienígenas

Hasta que llegó la hora de que la ciencia dijera su palabra sobre un fenómeno presente en todo el mundo. Y la dijo.

SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), una organización independiente, sin ánimo comercial, dio a luz un comunicado con una información impactante.

Según SETI, tres naves espaciales gigantes se dirigen hacia la Tierra.
La más grande de ellas es nada menos que de 240 Kilómetros de ancho. Las otras dos son más pequeñas.
En la actualidad, están más allá de la órbita de Plutón.

Las naves espaciales se han detectado por el Sistema de búsqueda HAARP.
El Sistema, basado en Alaska, fue diseñado para estudiar el fenómeno de la aurora boreal

Según los investigadores de SETI, los objetos detectados pueden ser o no ser astronaves. Ellos serán visibles en los telescopios ópticos tan pronto como lleguen a la órbita de Marte.

El Gobierno de EE.UU. ha sido informado sobre el evento.
Las astronaves deberían llegar a la tierra en diciembre del 2012.

Esta probable fecha de contacto con una supuesta civilización extraterrestre plantea de nuevo reflexiones sobre el calendario maya, el que finaliza el 21 de Diciembre de 2012.

¿Es sólo una coincidencia?

Más probable y más duro, según los investigadores de SETI, es que en este tiempo se hayan confundido equivocadamente deseo y realidad, para culminar con 50 años de constante vigilancia del espacio sin ningún resultado.

Sin embargo, la humanidad recién empieza a explorar el espacio. Muchos creen que hay muchas otras civilizaciones junto a la nuestra en el universo.

Se rumorea que Estados Unidos clasificó mucha información en el primer vuelo a la Luna

En 1988, un prominente funcionario chino, miembro del programa espacial de su país, develó imágenes de huellas humanas en la superficie lunar.

El funcionario declaró que había recibido la información de una fuente confiable y acusó a los estadounidenses de ocultar esa información.

Las fotos eran del 3 de agosto de 1969, es decir de dos semanas después que Armstrong y Aldrin pisaran la superficie de la Luna el 20 de julio de 1969.

Por lo tanto, los materiales de la Misión lunar fueron estudiados y clasificados por la NASA.

El 15 de Marzo de 2009, The New York Times reveló otra información. El mismo funcionario chino, Mao Kan, afirmó que había obtenido más de 1.000 fotografías en que la NASA muestra un cadáver humano en la Luna.

El cuerpo debió caer de una nave extraterrestre, donde los alienígenas deben mantener el resto del tejido humano para sus investigaciones.

Las fotos fueron captadas por una Sonda lunar.

El Dr. Ken Johnston, ex Gerente de datos y fotos Departamento de Laboratorio de Control de la NASA Lunar, Servicio de Recepción, dijo que los Astronautas de EE.UU. habían encontrado y fotografiado ruinas de origen artificial en la Luna. Supuestamente, los Astronautas de EE.UU. habrían visto grandes mecanismos desconocidos en la Luna.

Esos Datos fueron clasificados por el Gobierno de los EE.UU.

¿Todo esto es basura, o es una verdad excepcional?
Probablemente nunca vamos a saberlo


3 oct. 2010

¿Señal extraterrestre? ¿Se recibió en 2008 una señal inteligente del planeta Gliese 581g?

Cuando aún resuenan en los medios de comunicación de todo el mundo los ecos del hallazgo de Gliese 581g, que podría ser el primer planeta habitable descubierto por el hombre, el prestigioso astrónomo australiano y miembro del programa SETI Ragbir Bhathal pone sobre el tapete un inquietante trabajo dirigido por él hace dos años: la recepción de un misterioso y único pulso de luz, captado por él en persona y procedente de la misma región de espacio, a 20 años luz de distancia, en la que se ha encontrado el nuevo planeta. ¿Simple casualidad o una señal enviada por seres inteligentes? El debate, una vez más, está servido.


Tal y como recoge la edición on line del diario británico Daily Mail, el doctor Ragbir Bhathal, investigador de la Universidad de Western Sydney, registró en diciembre de 2008 una extraña señal procedente del espacio. Difícil de explicar por causas naturales, aquél único pulso luminoso fue captado en los alrededores de Gliese 581 mucho antes de que se supiera que la estrella tenía en su órbita planetas "potencialmente habitables".

"Siempre que hay una noche clara -dijo Bhathal entonces- subo al observatorio y me doy una vuelta por varios objetos celestes. Fue mirando a uno de esos objetos como encontré la señal. Encontramos un pulso muy largo, del tipo del que emitiría un laser, que es justo el tipo de cosas que andamos buscando".

Intrigado por su hallazgo, Bhathal siguió escrutando durante meses los alrededores de Gliese 581 en busca de una repetición de la misteriosa señal. Pero no consiguió volver a captarla. Tal fue su conmoción al recibir aquél único pulso de luz que sobre el registro en papel de aquél día y junto al pico de la enigmática señal, el científico anotó lo siguiente: "Es esto ET"?

Puede que se trate de una simple coincidencia, pero este hecho singular añade una nueva capa de misterio al anuncio realizado hace apenas unos días por un equipo de astrónomos de las Universidades de California y Santa Cruz y del Instituto Carnegie de Washington: el hallazgo de Gliese 581g, el mundo más parecido a la Tierra encontrado hasta ahora. Con éste, ya son seis los planetas conocidos alrededor de la misma estrella.

Apenas unos meses después de que Bhathal captara la señal, los astrónomos ya encontraron alrededor de la enana roja Gliese 581 tres planetas (Gliese 581e, Gliese 581c y el Gliese 581d), en las proximidades de su zona de habitabilidad, es decir, muy cerca de la estrecha franja orbital que permite la existencia de agua en estado líquido. Pero aquellos mundos se encontraban en los bordes de esa zona exclusiva en la que, teóricamente, es posible la vida, y por lo tanto los científicos nunca se atrevieron a asegurar que, efectivamente, podían ser habitables.

A pesar de ello, su detección fue suficiente para despertar la imaginación de muchos. El canal de documentales australiano RDF y la red social Bebo utilizaron entonces un radiotelescopio en Ucrania para enviar 500 mensajes del público en forma de radioondas hacia la estrella Gliese 581. Al mismo tiempo que el ministro australiano de Ciencia organizaba a 20.000 usuarios de Twitter para enviar mensajes hacia aquél lejano sistema solar a 20 años luz de distancia de la Tierra.

Pero el caso del último planeta descubierto es muy diferente: Gliese 581g no está cerca, sino justo en medio de la zona de habitabilidad. Un lugar que en nuestro propio Sistema Solar está ocupado por nosotros. Su descubridor, Steven Vogt, profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Santa Cruz, afirma estar convencido "al cien por cien" de que allí hay vida.

De ahí a relacionar este hallazgo con la misteriosa señal de Bhathal solo hay un paso. Una distancia muy corta pero que la Ciencia está obligada a recorrer despacio y con la máxima cautela.

Fuente: ABC

23 ago. 2010

Vida extraterrestre: no como la imaginamos

El astrónomo Seth Shostak, uno de los principales científicos del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterreste de California, afirma que la vida fuera del planeta Tierra quizás no sea biológica, sino que podría consistir en máquinas que piensan.


La búsqueda de vida extraterrestre quizás hasta ahora ha estado equivocada, porque más que seres biológicos ésta podría consistir en máquinas que piensan.

Tal es la conclusión de uno de los principales astrónomos del SETI, el Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, basado en California, Estados Unidos.

Según el doctor Seth Shostak, el organismo hasta ahora ha buscado señales de radio procedentes de otros mundos similares a la Tierra.

Pero quizás los extraterrestres ya han pasado del desarrollo de tecnología de radio y han alcanzado un nivel de inteligencia artificial.

El astrónomo afirma en la revista Acta Astronáutica que hoy en día tenemos más posibilidades de detectar esa inteligencia artificial que formas de vida biológica.

Durante mucho tiempo los científicos que trabajan en el Seti han argumentado que la naturaleza quizás ya se encargó de resolver el problema de cómo sostener vida con distintos modelos de compuestos químicos.

Es decir que los extraterrestres no sólo no serían como nosotros, sino que ya no se encuentran al mismo nivel biológico con el cual funcionamos los habitantes de la Tierra.

¿Cómo nosotros?
A pesar de esto los científicos del Seti han basado sus investigaciones -para la búsqueda de vida en todo el cosmos- en la teoría de que los extraterrestres podrían ser seres "vivos" tal como nosotros.

Por ello, esta búsqueda de vida ha seguido algunas reglas básicas de la bioquímica como un período finito de vida y procreación. Pero sobre todo ha estado sujeta a los procesos de la evolución.

Ahora, sin embargo, el doctor Shostak afirma que aunque la evolución para desarrollar seres capaces de comunicarse más allá de su propio planeta puede tardar mucho tiempo, la tecnología más allá de la Tierra podría haber avanzado suficientemente rápido para "eclipsar" a las especies que la crearon.

"Si observamos las escalas de tiempo del desarrollo de tecnología, vemos que en un punto se inventó la radio y después fuimos capaces de transmitir señales y tuvimos la posibilidad de que alguien nos escuchara" explicó el científico a la BBC.

"Pero unos cientos de años después de haber inventado la radio -al menos si nos ponemos nosotros como ejemplo- podríamos inventar máquinas que piensan, lo cual es algo que quizás lograremos este siglo".

"Así hemos sido capaces de inventar a nuestros sucesores y sólo durante unos cuantos cientos de años hemos sido una inteligencia 'biológica'", expresa.

Desde el punto de vista de la probabilidad, agrega el científico, si esas máquinas pensantes lograron evolucionar, tenemos ahora más posibilidades de detectar sus señales que las de la vida 'biológica' que las inventó.

Objetivo en movimiento
Por su parte John Elliot, quien fuera investigador del Seti y ahora está basado en la Universidad Metropolitana de Leeds, en Inglaterra, afirma que los comentarios del doctor Shostak expresan un sentimiento común en la comunidad de científicos del Instituto.

"Tenemos que partir de algún lado y no hay nada incorrecto con esa teoría", dice el doctor Elliot a la BBC.

"Pero después de haber buscado señales de vida durante 50 años, el Seti está atravesando un proceso de concientización sobre la forma como nuestra tecnología ha avanzado, lo cual es un buen indicador de cómo otras civilizaciones -si es que existen- podrían haber progresado".

"Ciertamente, lo que estamos buscando en el cosmos en un objetivo que evoluciona y está en movimiento", afirma el científico.

Pero ambos investigadores están de acuerdo en que encontrar y descifrar cualquier eventual mensaje que pudieran enviar esas máquinas pensantes podría ser más difícil que si se tratara de vida biológica.

La idea, sin embargo, ofrece nuevas direcciones en la búsqueda de vida extraterrestre.

Según el doctor Shostak es probable que la vida extraterrestre artificialmente inteligente emigre hacia lugares donde tanto la materia como la energía, las únicas cosas que serían de interés para estas máquinas, estuvieran plenamente disponibles.

Eso significa que la búsqueda del Seti necesita enfocarse cerca de las estrellas jóvenes y calientes o incluso cerca del centro de las galaxias.

"Creo que deberíamos dedicar un porcentaje de nuestro tiempo a buscar en las direcciones que quizás no sean las más atractivas en términos de inteligencia biológica, pero que podrían ser donde se ubican las máquinas que piensan", afirma el científico.

Fuente: BBC Mundo

23 jul. 2010

Los extraterrestres pueden estar muy cerca

Astrofísicos creen que no hemos dado con una civilización alienígena en 50 años porque hemos buscado de forma errónea.


Es posible que no hayamos escuchado un «hola» porque ni siquiera hemos llamado con todas nuestras fuerzas al timbre adecuado y nos hemos dedicado a aporrear la puerta de otras casas vacías en el vecindario.

Durante cincuenta años, los humanos hemos explorado el cielo con telescopios de radio en busca de distantes señales electrónicas que indicaran la existencia de vida inteligente. El rastreo -centralizado en el Instituto SETI de Mountain View, en California- ha formado parte de nuestra imaginación colectiva, con la idea generalizada de que no podemos estar solos en el Universo. Hasta ahora, el esfuerzo ha resultado infructuoso y la comunidad científica que dirige el proyecto SETI ha comenzado a cuestionar su metodología, que consiste en escuchar inusuales pitidos o ruidos en algunas estrellas cercanas.
¿Existe un mejor enfoque?

Los astrofísicos Gregory y James Benford, especializados en tecnología de microondas de alta potencia, creen que hay una alternativa a la búsqueda actual de vida inteligente, y sus ideas han llamado la atención. En dos estudios que aparecen publicados en la revista Astrobiología, los hermanos Benford y James Domingo, un científico de la NASA, examinan la perspectiva de una civilización que envía señales al espacio para poner el punto de vista en el coste que esto implica.
«Nuestro abuelo solía decir que hablar es barato, pero el wiskey cuesta dinero», ironiza Gregory Benford, profesor en la Universidad de California- Irvine. «Sea como sea la forma de vida, la evolución tiende a la economía de recursos. La radiodifusión es cara y transmitir señales a través de años luz requiere unos recursos considerables». Asumiendo que una civilización alienígena prefiere optimizar recursos y hacer su tecnología de señalización más eficaz, Benfords cree que estas señales no serían enviadas continuamente hacia todas direcciones, sino que serían pulsos estrechamente dirigidos y en banda ancha en el rango de 1 a 10 gigahercios.

«Balizas Benford»

«Este enfoque es más como Twitter y menos como Guerra y Paz», afirma James Benford. Este concepto de pulsos cortos , conocido como «balizas Benford», se ha hecho muy popular. Incluso el conocido cosmólogo Paul Davies, en su libro recién publicado «El inquietante silencio: renovando nuestra búsqueda de vida inteligente», apoya esta teoría.

Esto significa que la SETI puede estar buscando las señales equivocadas. Los Benfords y un creciente número de científicos implicados en la caza de señales extraterrestres creen que la organización debe aumentar su habilidad para detectar estos pitidos directos en banda ancha. Además, los investigadores consideran que el mejor lugar donde mirar es nuestra propia Vía Láctea, especialmente en el centro, donde se agrupan el 90% de sus estrellas. «Allí las estrellas son mil millones de años más viejas que nuestro Sol, lo que sugiere una gran posibilidad de contacto con una civilización avanzada», asegura Gregory Benford. «El esfuerzo de saber si no estamos solos merece la pena, pero nuestro sentido común nos dice que con un enfoque de balizas es más probable que consigamos responder a esta pregunta».

3 may. 2010

Abren búsqueda de vida extraterrestre en Internet

La organización SETI dio a conocer que en verano tendrá disponible la información recopilada para que los usuarios puedan encontrar algún algoritmo que revele señales de vida en otro planeta.

En medio de las declaraciones realizadas por la NASA y la advertencia del astrofísico Stephen Hawking con relación a la búsqueda de señales de vida extraterrestre, el instituto SETI dedicado a hallar algún indicio de civilización fuera de este planeta a través Internet, dio a conocer que liberará los datos recopilados por 25 años para que los cibernautas ayuden a "reprocesar" la información.

De acuerdo con el periódico EL PAÍS, esta organización, que hace más de dos décadas ha solicitado el apoyo de usuarios de Internet para ceder capacidad de su ordenador con el fin de poder analizar los datos recopilados por los telescopios, tendrá disponible en su red este verano dicha base para que los cibernautas ingresen "y muéstrenos cómo procesarlos de una nueva manera",

SETI no cesa en esta investigación pese a los resultados negativos que ha arrojado este proyecto denominado Setiquest.

"Esperamos que un ejército de desarrolladores de código abierto, estudiantes, expertos en procesar señales digitales y científicos se unan a nuestra búsqueda".


18 sept. 2009

Proyecto SETI cumple 50 años buscando señales

La búsqueda de inteligencia extraterrestre (Search for ExtraTerrestrial Intelligence o SETI) celebra el 50 aniversario de su publicación original en Nature el 19 de septiembre de 1959. La búsqueda no ha dado frutos por ahora, lo que no significa que no existan civilizaciones alienígenas en nuestra galaxia.

Sólo significa que puede que no usen la radio para comunicarse. La Tierra lleva emitiendo al espacio ondas de radio y televisión solo desde hace 70 años. Muy poco tiempo para que un proyecto SETI extraterrestre llegue a detectarnos.

Conforme se van descubriendo planetas extrasolares similares a la Tierra, el proyecto SETI va encontrando objetivos prioritarios que observar con detalle. Nadie sabe lo que deparará el futuro. Nos lo cuentan en el editorial “SETI at 50,” Nature 461: 316, 17 September 2009, y en el artículo de opinión de Fred Kaplan, “An alien concept. Fifty years ago this week, a Nature paper legitimized the idea that there could be civilizations elsewhere, able to communicate and wanting to contact us,” Nature 461: 345-346, 17 September 2009.

SETI nació con el artículo técnico de Giuseppe Cocconi y Philip Morrison, “Searching for Interstellar Communication,” Nature 184: 844-846, 19 September 1959. Los autores revivieron y legitimaron las ideas de Percival Lowell en el s. XIX sobre la posibilidad de vida en Marte, pero un contexto más general: ¿estamos solos en el Universo?

17 may. 2009

Detectan una señal proveniente del espacio


Después de haber pasado más de 20 años intentando detectar alguna señal extraterrestre inteligente, SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) parece haber logrado su objetivo: un misterioso pulso láser ha sido registrado, emergiendo del estruendoso azar del cosmos.

Este es el tipo de evento que hemos estado buscando durante décadas, y todo parece indicar que “alguien muy inteligente” está enviando un mensaje.

Ragbir Bhathal, un astrofísico de la Universidad de Western Sydney, detectó en Diciembre de 2008 una señal láser proveniente del espacio exterior. Bhathal trabaja en las instalaciones australianas de SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), la organización que realiza una búsqueda de inteligencia extraterrestre mediante radiotelescopios.

Parece que la cautela es una de las mayores virtudes de este científico, ya que en lugar de salir corriendo para informar del hecho a la prensa prefirió pasar casi cinco meses investigando si no había alguna clase de error en los instrumentos, si no se trataba de algún fenómeno físico corriente o era simplemente “ruido aleatorio” procedente del espacio.

Una vez descartadas todas las fuentes conocidas posibles, Ragbir Bhathal ha dado a conocer su hallazgo. “La NASA utiliza láseres para comunicarse en el espacio, así que no es tan descabellado imaginar que una civilización extraterrestre podría usarlos también”, dice.

Enviar una señal láser hacia una región en particular del espacio es tan sencillo que casi podríamos hacerlo hoy en día, agrega Paul Horowitz, profesor de física en la Universidad de Harvard. Por ejemplo, el láser NOVA del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (California), utilizado en experimentos de fisión nuclear, es capaz de producir más de mil millones de vatios de luz láser durante una pequeñísima fracción de segundo. Si reflejásemos ese haz en un espejo de 10 metros como el existente en el telescopio Keck de Hawai, podríamos emitir una luz 5.000 veces más brillante que el Sol hacia donde quisiéramos. Tenemos que asumir que ET también es capaz de hacer algo así.

Es muy pronto aún para atribuir esta luz láser a una civilización extraterrestre. Pero SETI está trabajando en ello. “En un sentido muy real, la búsqueda de inteligencia extraterrestre es una búsqueda del contexto cósmico de la humanidad, una búsqueda de quién somos, de dónde venimos y qué posibilidades hay para nuestro futuro”, escribía Carl Sagan en la introducción de su libro “Communication with Extraterrestrial Intelligence” (Comunicación con inteligencias extraterrestres”). Si tenemos suerte, la señal detectada por Ragbir Bhathal podría contener la respuesta a esta búsqueda de la humanidad.


 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie