Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta ciencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ciencia. Mostrar todas las entradas

12 jun 2020

Científico afirma que la muerte no existe

El cientifico estadounidense afirma que hay vida después de la muerte
 

La muerte no existe - Una Galaxia Maravillosa

El científico estadounidense, Robert Lanza, tiene una teoría basada en la física cuántica llamada Biocentrismo, con ella afirma que la muerte no existe, que no se trata de un evento terminal, es decir, que no es el final de la vida.

Robert Lanza dice tener pruebas definitivas en las que se asegura que existe vida después de la muerte, y que el final de la existencia está demasiado lejos de extinguirse. El científico señala que en realidad después de fallecer, solo se cambia la forma en la que se percibe la vida, y que el universo existe debido a la conciencia de los propios individuos sobre sí mismos, y que los conceptos como el espacio y tiempo, son tan solo instrumentos creados por la mente.

La teoría realizada por Robert Lanza, tiene relación con la de los universos paralelos, pues ahí se asegura que existe un número infinito de mundos, por tal motivo seguiríamos existiendo en algún sitio de nuestra mente.

“La vida es una aventura que logra trascender nuestra forma lineal ordinaria de pensar, cuando fallecemos, no lo hacemos según una matriz aleatoria, sino según la matriz ineludible de la vida. La muerte en realidad no existe en un mundo sin espacio ni tiempo. La inmortalidad no significa que la existencia sea perpetua en el sistema temporal, sino que se encuentra completamente fuera del tiempo”, comentó el científico Robert Lanza.

Pese a que la teoría del profesor suena lógica, hasta el momento no ha logrado tener un sustento científico comprobado.

Ejércitos de bacterias kamikazes, así es la guerra de gérmenes

Un estudio revela que en la guerra bacteriana se producen ataques suicidas masivos con tal de salvar a la colonia


Bacterias - Una Galaxia Maravillosa

Las bacterias en guerra perpetran ataques suicidas en grandes cantidades para derrotar a los competidores, según un estudio de los Departamentos de Zoología y Bioquímica de la Universidad de Oxford.

Las bacterias son organismos agresivos que han desarrollado una serie de formas draconianas para matar e inhibir a sus competidores.

Si bien se sabía que algunas bacterias hacen esto, no se conocía el alcance del comportamiento y, por lo general, se suponía que solo unas pocas células realizarían estos ataques suicidas.

Un nuevo estudio, publicado en Current Biology, muestra que esto está lejos del caso: en algunas áreas de campos de batalla bacterianos, casi todas las células se suicidan para generar un ataque simultáneo masivo.

Los comportamientos suicidas son muy raros en el mundo natural y generalmente es difícil entender por qué evolucionarían.

Este estudio revela que millones de bacterias participarán simultáneamente en un comportamiento suicida.

Además, muestra que esto ocurre en la bacteria mejor estudiada: la bacteria intestinal común, Escherichia coli.

Este descubrimiento tiene sorprendentes similitudes con los comportamientos observados en insectos sociales, abejas y hormigas, que también lanzan ataques a gran escala contra intrusos donde muchos de ellos perecen.

La coautora, doctora Elisa Granato, dice en un comunicado:

"La gran cantidad de bacterias que murieron en estos ataques fue muy sorprendente. Pero el estudio explica por qué hacen esto: las células participan en el comportamiento suicida cuando están a punto de morir de todos modos por la toxina de un competidor, explica la doctora Elisa Granato, coautora del estdudio y miembro de los Departamentos de Zoología y Bioquímica de la Universidad de Oxford.

Este comportamiento representa un último ataque de jadeo de las células moribundas, lo que les permite montar un contraataque formidable antes de que ellos mismos perezcan", detalla".

Los autores estudiaron el campo de batalla bacteriano en el laboratorio, utilizando microscopía de fluorescencia de lapso de tiempo tridimensional.

Encontraron una manera de hacer que las células cambien de color cuando estaban participando en el comportamiento suicida.

Esto les permitió seguir células individuales en la línea del frente a lo largo del tiempo a medida que interactúan con los competidores y ver cuándo y cuántas células realizan estos ataques.

Las bacterias, como E. coli, pueden ser tanto patógenos mortales como simbiontes protectores que viven dentro de nosotros. Por lo tanto, si estas bacterias ganan sus guerras, puede ser la diferencia entre la buena salud y una devastadora enfermedad, documentó el profesor Kevin Foster, coautor de la investigación.

El estudio de la guerra bacteriana, por lo tanto, podría ayudarnos a rechazar los patógenos y promover las llamadas bacterias 'amigables', estimó".

Los investigadores esperan que al comprender las reglas de la guerra bacteriana en general y al usar esto para diseñar bacterias probióticas se puedan usar para promover la salud y tratar infecciones.

Hallar mundos como en la Tierra en formación, más fácil de lo pensado

La posibilidad de encontrar planetas similares a la Tierra en sus primeras etapas de formación es mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente.


Un equipo de la Universidad de Sheffield estudió grupos de estrellas jóvenes en la Vía Láctea para ver si estos grupos eran típicos en comparación con las teorías y observaciones anteriores en otras regiones formadoras de estrellas en el espacio, y para estudiar si las poblaciones de estrellas en estos grupos afectaban la probabilidad de encontrar formación Planetas similares a la Tierra.

La investigación, publicada en The Astrophysical Journal, encontró que hay más estrellas como el Sol de lo esperado en estos grupos, lo que aumentaría las posibilidades de encontrar planetas similares a la Tierra en sus primeras etapas de formación.

En sus primeras etapas de formación, estos planetas similares a la Tierra, llamados planetas del océano de magma, todavía se están formando a partir de colisiones con rocas y planetas más pequeños, lo que hace que se calienten tanto que sus superficies se conviertan en roca fundida.

El equipo, dirigido por el doctor Richard Parker, incluyó a estudiantes universitarios de la Universidad de Sheffield, dándoles la oportunidad de aplicar las habilidades aprendidas en su curso a la investigación publicada líder en su campo.

Parker, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield, dijo: "Estos planetas oceánicos de magma son más fáciles de detectar cerca de estrellas como el Sol, que son dos veces más pesadas que la estrella de masa promedio. Estos planetas emiten tanto calor que podremos observar el brillo de ellos utilizando la próxima generación de telescopios infrarrojos.

"Los lugares donde encontraríamos estos planetas son los llamados" grupos de jóvenes en movimiento ", que son grupos de estrellas jóvenes que tienen menos de 100 millones de años, que es joven para una estrella. Sin embargo, típicamente solo contienen unas pocas decenas de estrellas cada una y anteriormente era difícil determinar si habíamos encontrado todas las estrellas en cada grupo porque se mezclan con el fondo de la galaxia de la Vía Láctea.

"Las observaciones del telescopio Gaia nos han ayudado a encontrar muchas más estrellas en estos grupos, lo que nos permitió llevar a cabo este estudio".

Los resultados de la investigación ayudarán a comprender mejor si la formación de estrellas es universal y será un recurso importante para estudiar cómo se forman los planetas rocosos y habitables como la Tierra. El equipo ahora espera usar simulaciones por computadora para explicar el origen de estos jóvenes grupos de estrellas en movimiento.

Descubren estructuras no identificadas en el interior de la Tierra

Descrita como una “vasta estructura hecha de material denso”, un equipo de científicos dirigidos por Doyeon Kim, sismólogo en la Universidad de Maryland, ha dado con un hallazgo alucinante: nuevas estructuras desconocidas en el interior de la Tierra.
 

Para ello y como explican, el equipo utilizó un algoritmo de machine learning que se había desarrollado originalmente para analizar galaxias distantes e investigar fenómenos que ocurren en lo profundo de nuestro planeta, según un artículo publicado ayer jueves en Science.

La estructura descubierta está ubicada en las profundidades del Océano Pacífico, entre el núcleo y el manto de la Tierra. Los investigadores cuentan que no se sabe de qué se compone dicha estructura junto a otras que se encuentran cerca de ella, pero señalan que el hallazgo “brinda la oportunidad de comprender mejor los intrincados procesos que han permitido que nuestro planeta evolucione y cambie con el tiempo”.

¿Cómo dieron con la estructura? A través de los terremotos. Cuando se produce uno se generan ondas sísmicas debajo de la superficie de la Tierra capaces de viajar miles de kilómetros. A medida que estas ondas encuentran cambios en la temperatura, la composición o la densidad de las rocas, su velocidad puede cambiar, doblarse o incluso dispersarse de manera que crean ecos que pueden ser detectados por sismógrafos ubicados estratégicamente en lugares de todo el mundo.

 

La medición del tiempo y la amplitud de estos ecos puede revelar las propiedades físicas del subsuelo y estructuras, aunque como apuntan, la investigación ha sido en gran medida limitada y solo ha sido capaz de “ilustrar este paisaje de manera fragmentaria”.

El equipo de geofísicos de la Universidad de Maryland cuenta que para superar estas limitaciones analizaron miles de grabaciones de ondas sísmicas mientras viajaban por debajo de la cuenca del Océano Pacífico observando un tipo específico de onda llamada onda de corte. Estas pueden ser difíciles de diferenciar del ruido aleatorio, pero gracias al análisis de múltiples grabadoras pudieron identificar similitudes y patrones en los ecos desde el límite entre el núcleo fundido y la capa de manto sólida por encima. Según el estudio:

Al observar miles de ecos del límite del manto central al mismo tiempo, en lugar de centrarnos en unos pocos a la vez, como suele hacerse, hemos obtenido una perspectiva totalmente nueva. Esto nos muestra que la región límite núcleo-manto tiene muchas estructuras que pueden producir estos ecos, y eso era algo de lo que no nos habíamos dado cuenta antes porque solo teníamos una visión estrecha.

Encontramos ecos en aproximadamente el 40 por ciento de todas las rutas de ondas sísmicas. Eso fue sorprendente porque esperábamos que fueran más raros, y lo que eso significa es que las estructuras anómalas en el límite núcleo-manto están mucho más extendidas de lo que se pensaba.

Habían descubierto una “nueva” estructura hecha de material denso que ocupa el límite entre el núcleo externo líquido de la Tierra y el manto inferior, una zona a unos 3.000 kilómetros debajo de nuestros pies.

9 jun 2020

NASA busca a voluntarios para vivir aislados por 8 meses

La NASA a través de su sitio web emitió un llamado a voluntarios estadounidenses que quieran participar en este programa espacial, el cual iniciará en Moscú.


NASA - busca - voluntarios - Una Galaxia Maravillosa

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, (NASA por sus siglas en inglés) busca a seis voluntarios que quieran pasar 8 meses aislados del mundo para dar avance a las futuras misiones a la Luna y Marte.

La NASA a través de su sitio web emitió un llamado a voluntarios estadounidenses que quieran participar en este programa espacial, el cual iniciará en Moscú.

La finalidad de este proyecto es analizar los efectos físicos y psicológicos que pueda producir el encierro en los largos viajes de exploración hacia la Luna y Marte, planetas que se tiene pensado visitar en el proyecto Artemisa.

La NASA informó que entre los requisitos que deben cumplir los voluntarios están:

Edad entre 30 y 55 años.

Dominio de idiomas inglés y ruso.

Ser ciudadanos estadounidenses.

Completa disposición de someterse al aislamiento.

Diploma universitario que avale el término de una carrera terminada como oficial militar.

Preferiblemente contar con un posgrado ya sea maestría o doctorado.

Los voluntarios serán compensados de distintas formas según el tipo de contratación que se realice con la agencia.

Esta seis personas vivirán una experiencia similar a la de las misiones reales de la NASA y los viajes que se realizan a otras agencias como la Estación Espacial Internacional (ISS), con la única diferencia de que esta nave es un poco más grande que las usadas de forma recurrente.

El proyecto Artemisa tiene el objetivo de llevar para 2024 a los seres humanos a la luna por segunda ocasión, siempre y cuando los planes no se vean afectados por problemas como el Coronavirus SARS-CoV-2.

Impactos de asteroides esenciales para la formación de vida en la Tierra

Según los investigadores japoneses, las colisiones ayudaron a formar aminoácidos, lo que refuerza la hipótesis del origen extraterrestre de las moléculas "constructoras de vida".
Impacto asteroides - Una Galaxia Maravillosa
Los impactos de asteroides fueron esenciales para crear vida en la Tierra (Foto: Reproducción / Divulgación)
Un estudio realizado por astrónomos de la Universidad de Tohoku en Japón reveló que los sitios de impacto de asteroides durante la formación de la Tierra fueron cruciales para la aparición de las moléculas que, con el tiempo, dieron vida a la forma en que la conocemos. 

Hay dos explicaciones para el origen de las moléculas "constructoras de vida" en nuestro planeta: una es a través del camino extraterrestre, a través de meteoritos que golpean la Tierra; y el otro es la formación endógena. Según los investigadores, el nuevo estudio indica la primera hipótesis como la más probable.

Para llegar a esta conclusión, los científicos simularon las reacciones involucradas cuando un meteorito cae al océano. Para hacer esto, investigaron la interacción entre dióxido de carbono, nitrógeno, agua y hierro en un laboratorio utilizando una pistola propulsora de una sola etapa.

Según el equipo, estas sustancias fueron elegidas porque eran dos de los componentes principales de la atmósfera en la Tierra hace más de 4 mil millones de años. "Hacer que las moléculas orgánicas formen compuestos reducidos como el metano y el amoníaco no es difícil, pero estos se consideran componentes menores en la atmósfera en ese momento", dijo Yoshihiro Furukawa, coautor de la investigación, en un comunicado.

Las simulaciones, a su vez, condujeron a la creación de aminoácidos como la glicina y la alanina, considerados "bloques de construcción de vida". "El descubrimiento de la formación de aminoácidos a partir del dióxido de carbono y el nitrógeno molecular demuestra la importancia de crear bloques de construcción de vida a partir de compuestos ubicuos", explicó Furukawa.

Marte
La hipótesis de que una vez existió un océano en Marte también crea vías interesantes para que los científicos investiguen. Esto se debe a que es probable que el dióxido de carbono y el nitrógeno fueran los gases principales que formaban la atmósfera marciana cuando el mar existía allí y, por lo tanto, la formación de aminoácidos también puede haber ocurrido. "Nuevos estudios revelarán más sobre el papel de los meteoritos en traer biomoléculas más complejas a la Tierra y Marte", señaló Furukawa.

8 jun 2020

Astrónomos calcularon cómo surge la vida inteligente

Un nuevo artículo publicado en la revista científica Proceedings of The National Academy of Sciences señaló que la vida se genera rápidamente en ecosistemas similares a la Tierra, pero que sea inteligente es poco probable.
 

Vida inteligente - Una Galaxia Maravillosa
Astrónomos calcularon el surgimiento de la vida inteligente
 La publicación analizó las posibilidades de que vida inteligente aparezca en el universo y si existen planetas que entreguen condiciones y ecosistemas similares a los que vemos en nuestro planeta.

Uno de los principales investigadores del estudio, David Kipping, quien es astrónomo de la Universidad de Columbia, se dedicó a utilizar un método estadístico llamado “análisis bayesiano” para investigar toda la data disponible.

Este tipo de análisis es “una forma de describir y actualizar las creencias o el contenido de la información, cuando se ve o se obtiene algún dato”, según Will Farr, astrofísico de la Universidad Stony Brook.

Para ahondar más en el significado, el científico entregó un ejemplo concreto: “¿Qué posibilidades tengo de acertar un tiro libre en este momento, dado que he fallado las últimas 20 veces que lo intenté? Este enfoque obliga a los investigadores a examinar las superposiciones involucradas en cada pregunta”.

La investigación registró todos los datos sobre cuánto tiempo tardó la vida y la inteligencia en emerger en la Tierra, para luego realizar estimaciones concretas.

Todos estos datos fueron aplicados al enfoque bayesiano, con el que se buscó determinar si cada proceso de surgimiento de vida es un “proceso rápido” o un “escenario lento, raro e indeterminado”.

Los resultados arrojaron que el surgimiento en la vida fue lento, ya que tardó aproximadamente 4.2 billones (4,210 millones) de años en formarse, tras diversas colisiones con otros mundos perdidos, que ralentizó más el proceso.

Los datos que aplicó Kipping para esta conclusión fueron los siguientes:

La Tierra se hizo habitable hace 4.2 billones (4,210 millones) de años.

Tras la formación de la Luna, pasaron 300 millones de años para que el planeta se enfriara.

Los primeros registros de vida en el planeta (microfósiles), se remonta a 3.5 billones (3,500 millones) de años.

El primer indicio de vida ocurrió 745 millones de años después que el planeta se hiciera habitable.

Los humanos aparecieron hace medio millón de años, considerado una parte ínfima de la evolución del planeta.

La vida inteligente llegó a instaurarse con la aparición del homo sapiens.
Como factor probable, se cree que actualmente vivimos en el último quinto de la historia habitable de la Tierra.

Los astrónomos estiman que en los próximos mil millones de años, el Sol se podrá extremadamente brillante causando colapse el ecosistema, plantas, cadena alimenticia.

Se espera que solo los microbios sobrevivan a este proceso.

Tras aplicar diversos mecanismos de análisis, entre los que se encontraban rigurosos modelos científicos, Kipping arrojó números con probabilidades de existencia de vida inteligente.

 
Vida extraterrestre - Una Galaxia Maravillosa
Astrónomos calcularon el surgimiento de la vida inteligente
Para esto, se explicó que el proceso llamado abiogénesis, que significa la aparición de “cosas animadas” en el planeta, sólo tendría 3:1 de probabilidades de generarse dentro de un contexto de evolución y formación de un planeta lento.

Los expertos enfatizan que tuvieron que pasar más de cuatro billones (4,000 millones) de años para que existiera una especie como la humana, mientras que ellos estiman que la Tierra será habitable solo otro billón (1,000 millones) de años.

7 jun 2020

Es muy probable que existan más planetas como la Tierra

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Sheffield y publicado en The Astrophysical Journal, la existencia de planetas habitables jóvenes similares a la Tierra es mucho más probable de lo que se pensaba anteriormente.

 
Tierra - Una Galaxia Maravillosa

Para el estudio, el equipo de investigadores se dedicó a analizar estrellas jóvenes (de menos de 100 millones de años de edad) dentro de la Vía Láctea, a través del telescopio Gaia. Los resultados de los análisis mostraron que existen más estrellas similares al Sol de las que se creía anteriormente. Esto, a su vez, incrementa en gran medida la posibilidad de que existan planetas jóvenes, en las etapas iniciales de su desarrollo, que pudieran presentar características similares a las de la Tierra.

A estos planetas relativamente nuevos se les conoce como planetas de océano de magma, pues aún se encuentran en su proceso de formación en medio de colisiones con rocas e incluso otros planetas más pequeños. Esta actividad provoca que se calienten al punto en que sus superficies se transforman en roca fundida.

“Estos planetas de océano de magma son más fáciles de detectar cerca de estrellas parecidas al Sol. Ellos emiten tanto calor que podremos observar su resplandor usando la próxima generación de telescopios infrarrojos”, comentó el autor principal del estudio, el astrofísico Richard Parker del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield.

Parker explicó que el uso del telescopio Gaia ha resultado crucial para encontrar más de estas estrellas similares al Sol, y a su vez más planetas jóvenes potencialmente similares a la Tierra. Esto abre las puertas a futuras investigaciones para conocer y entender el proceso de formación de estos planetas rocosos parecidos al nuestro.

5 jun 2020

Más probabilidad de hallar planetas jóvenes como la Tierra

La oportunidad de encontrar planetas similares a la Tierra en sus primeras etapas de formación es mucho mayor de lo que se pensaba, según un estudio comparativo con las teorías de grupos de estrellas jóvenes en la Vía Láctea, y con observaciones anteriores en otras regiones formadoras de estrellas en el espacio.
 
Exoplanetas - Una Galaxia Maravillosa

La investigación, de la Universidad de Sheffield y publicada en 'The Astrophysical Journal', encontró que hay más estrellas como el Sol de lo esperado en estos grupos, lo que aumentaría las posibilidades de encontrar planetas similares a la Tierra en sus primeras etapas de formación.

En sus primeras etapas de formación, estos planetas similares a la Tierra, llamados planetas de océano de magma, todavía se están formando a partir de colisiones con rocas y planetas más pequeños, lo que hace que se calienten tanto que sus superficies se conviertan en roca fundida.

El equipo, dirigido por el doctor Richard Parker, incluyó a estudiantes universitarios de la Universidad de Sheffield, dándoles la oportunidad de aplicar las habilidades aprendidas en su curso a la investigación publicada líder en su campo.

El doctor Parker, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield, explica que "estos planetas océanos de magma son más fáciles de detectar cerca de estrellas como el Sol, que son dos veces más pesadas que la estrella de masa promedio. Emiten tanto calor que podremos observar el brillo de ellos utilizando la próxima generación de telescopios infrarrojos".

"Los lugares donde encontraríamos estos planetas son los llamados 'grupos móviles jóvenes', que son grupos de estrellas jóvenes que tienen menos de 100 millones de años, que es joven para una estrella --continúa--. Sin embargo, típicamente solo contienen unas pocas decenas de cada una de las estrellas y anteriormente era difícil determinar si habíamos encontrado todas las estrellas en cada grupo porque se mezclan con el fondo de la galaxia de la Vía Láctea".

"Las observaciones del telescopio Gaia nos han ayudado a encontrar muchas más estrellas en estos grupos, lo que nos permitió llevar a cabo este estudio", asegura.

Los resultados de la investigación ayudarán a comprender mejor si la formación de estrellas es universal y será un recurso importante para estudiar cómo se forman los planetas rocosos y habitables como la Tierra. El equipo ahora espera usar simulaciones por computadora para explicar el origen de estos jóvenes grupos de estrellas en movimiento.

El Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield explora las leyes fundamentales del universo y desarrolla tecnologías pioneras con aplicaciones del mundo real. Los investigadores están mirando más allá de nuestro planeta para mapear galaxias distantes, abordando desafíos globales, incluida la seguridad energética, y explorando las oportunidades presentadas por la computación cuántica y los materiales 2D.

Un algoritmo multiplica el registro de protoestrellas

Un algoritmo de inteligencia artificial (IA) que analiza los datos del telescopio espacial Gaia ha identificado más de 2.000 grandes protoestrellas, estrellas jóvenes que aún se están formando y que podrían contener pistas sobre el origen de las estrellas en nuestra Vía Láctea.

Algoritmo - Una Galaxia Maravillosa

Los científicos habían catalogado previamente solo 100 de estas estrellas y su investigación ha generado gran parte del conocimiento que sustenta los estudios de formación de estrellas.

El proyecto fue dirigido por Miguel Vioque, investigador de la Universidad de Leeds, y los hallazgos se han publicado en la revista Astronomy and Astrophysics. Él cree que estudiar estas estrellas recientemente identificadas tiene el potencial de cambiar la comprensión de los científicos sobre la formación de estrellas masivas y su enfoque para estudiar la galaxia.

Vioque y sus colegas estaban interesados ?? en lo que se conoce como estrellas Herbig Ae / Be, estrellas que todavía se están formando y tienen una masa que es al menos el doble que la del Sol. También están involucrados en el nacimiento de otras estrellas.

Los investigadores tomaron la gran cantidad de datos recopilados por el telescopio espacial Gaia mientras mapea la galaxia. Lanzado en 2013, los datos recopilados por el telescopio han permitido determinar distancias para aproximadamente mil millones de estrellas, aproximadamente el uno por ciento del total que se cree que existen en la galaxia. Los investigadores limpiaron esos datos y los redujeron a un subconjunto de 4,1 millones de estrellas que probablemente contengan los protostars objetivo.

El sistema de inteligencia artificial tamizó los datos y generó una lista de 2.226 estrellas con alrededor de un 85 por ciento de posibilidades de ser una estrella de Herbig Ae / Be.

Vioque, de la Facultad de Física y Astronomía, dijo: "Gaia está produciendo una gran cantidad de datos, y se necesitan herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los científicos a darle sentido. Estamos combinando nuevas tecnologías en la forma en que los investigadores examinan y mapean la galaxia con formas de interrogar la montaña de datos producidos por el telescopio, y está revolucionando nuestra comprensión de la galaxia. Este enfoque está abriendo un nuevo y emocionante capítulo en astronomía".

Vioque y sus colegas luego validaron los hallazgos de la herramienta de IA al investigar 145 de las estrellas identificadas por el sistema de IA en observatorios terrestres en España y Chile, donde pudieron medir la luz, registrada como espectros, proveniente de las estrellas. "Los resultados de los observatorios terrestres muestran que la herramienta de IA hizo predicciones muy precisas sobre las estrellas que probablemente caerían en la clasificación Herbig Ae/Be".

Una de las estrellas objetivo se conoce como Gaia DR2 428909457258627200. Está a 8.500 años luz de distancia y tiene una masa 2.3 veces mayor que la del sol. Su temperatura superficial es de 9.400 grados Celsius (el sol registra aproximadamente 5.500 grados Celsius) y tiene un radio que es el doble que el del sol. Ha existido alrededor de seis millones de años, lo que en términos astronómicos la convierte en una estrella joven que aún se está formando.

El profesor René Oudmaijer, de la Escuela de Física y Astronomía de Leeds, supervisó la investigación. Él dijo en un comunicado: "Esta investigación es un excelente ejemplo de cómo el análisis de los Big Data recopilados por instrumentos científicos modernos, como el telescopio Gaia, dará forma al futuro de la astrofísica.

"Los sistemas de inteligencia artificial pueden identificar patrones en grandes cantidades de datos, y es probable que en esos patrones, los científicos encuentren pistas que conduzcan a nuevos descubrimientos y una nueva comprensión".

El núcleo contiene la mayor reserva de agua de la Tierra

Puede esconder más de cinco océanos en su interior

Núcleo de la Tierra - Una Galaxia Maravillosa
El núcleo de la Tierra tiene un radio de cerca de 3.500 Km y representa el 32% de la masa total del planeta.KANIJOMAN / FLICKR
El núcleo sería la mayor reserva de agua de la Tierra, esa es la conclusión a la que ha llegado el equipo investigador liderado por Yunguo Li, investigador asociado de la facultad de Matemáticas y Física del University College London, en un reciente estudio publicado en "Nature Geoscience"

Ya se conocía que bajo tierra, entre los minerales del manto, se encuentran grandes cantidades de agua. Sin embargo, esta investigación afirma que es posible que haya más cantidades de este líquido aún más abajo, en zonas consideradas secas hasta ahora, en un núcleo con capacidad para contener más de cinco océanos.

Puede ocurrir un colapso ambiental como en el Devónico

La comunidad científica ha descubierto un nuevo mecanismo relacionado con el calentamiento global que puede producir extinciones masivas
 
Planeta - Una Galaxia Maravillosa

La vida en la Tierra se puede considerar un milagro. A lo largo de la historia ha pasado por momentos muy críticos, en los que estuvo a punto de desaparecer. En los últimos 500 millones de años se han registrado cinco extinciones masivas. La más conocida fue la del Cretácico que tuvo lugar hace 65 millones de años.

Pero mucho antes, entre 400 y 360 millones de años, se registró un período todavía más letal, conocido como Devónico. El 85 por ciento de los peces y los tetrápodos, los antepasados de los mamíferos, se extinguieron. Sobre esta etapa tan devastadora siempre ha habido más preguntas que respuestas. Nunca estuvo nada claro cuál fue origen de semejante cataclismo. Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Southampton acaban de publicar un artículo en la revista Science Advances en el que sostienen que la causa del desastre del Devónico fue la destrucción de la capa de ozono, el escudo que protege a la Tierra de la radiación ultravioleta. «Nuestro estudio aporta un nuevo mecanismo que puede producir una extinción masiva y que no es ni un asteroide procedente del espacio exterior ni una potente erupción volcánica. La luz ultravioleta provoca que las plantas sean estériles y genera daños celulares en cualquier animal. Esto provoca que los ecosistemas terrestre se derrumben», explica John Marshall, investigador principal.

Los autores del trabajo encontraron las pruebas de lo que había sucedido en esta etapa geológica en una serie de malformaciones que presentan un grupo de esporas localizadas en Groenlandia, que por entonces estaba situada cerca del ecuador en el antiguo continente llamado Laurasia, una única superficie que unía lo que hoy es América del norte, Europa y Asia.

El retroceso del ozono se produjo como consecuencia de un proceso natural que inició un intenso calentamiento del clima. El calor elevó sustancias químicas naturales hasta las capas altas de la atmósfera que destruían el ozono. «Existen observaciones y modelos modernos que muestran que cuando se alcanzan temperaturas muy altas durante el verano aumenta la inyección convectiva de vapor de agua que eleva sustancias químicas hasta los niveles más altos de la atmósfera, la estratosfera, que destruyen el ozono. El sistema tierra-atmósfera está conectado e intercambia constantemente elementos químicos. Lo que ocurrió es que el sistema llegó a un extremo que provocó el deterioro masivo del ozono», reconoce Marshall.

El calentamiento del Devónico


Teoria - Una Galaxia Maravillosa

Los científicos que han retrocedido hasta este momento de la historia de la Tierra confiesan que el cambio climático actual pude reproducir un evento similar. «Si continúa la tasa de calentamiento durante los veranos, habrá más transporte de sustancias químicas hacia la estratosfera. Es decir, la velocidad del calentamiento actual puede desequilibrar la capa de ozono. Es importante que la gente entienda que el Devónico fue hace mucho tiempo. Ese mundo no es el nuestro mundo, pero los procesos que actúan hoy son exactamente los mismos», advierte.

Agujero de ozono reciente


Este año una anomalía meteorológica ya demostró la influencia del tiempo atmosférico en el estado de la capa de ozono. En abril la revista Nature publicó que la configuración del vórtice polar sobre el Ártico durante el pasado invierno había formado un tipo de nubosidad estratosférica que destruye el ozono. «Este pasado invierno ha habido más aire frío sobre el Ártico que en cualquier invierno registrado desde 1979» aseguró Markus Rex, investigador del Instituto Alfred Wegener en Potsdam.


La pérdida de ozono registrada fue muy notable. Los globos meteorológicos enviados a la alta atmósfera midieron alrededor de 0.3 partes por millón cuando los valores habituales suelen ser 3,5 ppm. Era el agujero en el extremo norte más grande que se había observado desde que existen registros. Afortundamente en las últimas semanas, el calentamiento primaveral permitió que aumentase la concentración del gas hasta cerrarlo. Este suceso reciente dejó  una lección importante. Sin la aprobación en 1997 del Protocolo de Montreal que prohibió la emisión de gases cfcs, el deterioro de la capa hubiese sido mucho más intenso y podría haber ocasionado un grave problema de salud pública.

4 jun 2020

NASA busca voluntarios para vivir 8 meses en nave espacial

Es probable que si tu sueño siempre ha sido ser astronauta esta sea la mejor oportunidad, y es que la NASA busca voluntarios en perfecto estado de salud para permanecer ocho meses en una nave espacial simulada.
 
NASA busca voluntarios - Una Galaxia Maravillosa
Los voluntarios recibirán una compensación económica tras su participación. Foto: Pxhere
Los participantes experimentarán situaciones similares a las que viven los astronautas en las misiones espaciales, como aquellas que planea la NASA a la Luna y, más adelante, a Marte.

Si lo tuyo no fue la cuarentena, entonces este es un estudio no es apto pues forma parte de las investigaciones de la NASA para entender los efectos tanto fisiológicos como psicológicos del confinamiento en los humanos.

Para aquellos que participen en el estudio que se llevará a cabo durante ochos meses en una nave simulada en Moscú, Rusia, se entregará una compensación económica.

Requisitos
Uno de los primeros requisitos es estar en perfectas condiciones de salud, también los voluntarios deberán tener maestría o doctorado en ciencias, o que hayan completado entrenamientos militares.

Lo anterior debido a que durante el confinamiento realizarán experimentos científicos, usarán sistemas de realidad virtual y harán operaciones robóticas.

Otro requisito es ser ciudadano estadounidense de entre 20 y 55 años de edad que hablan de manera fluida el inglés y ruso.

SpaceX lanza más satélites al espacio

Este ha sido el octavo envío de satélites dentro del proyecto Starlink y entra dentro de las grandes iniciativas que tiene Elon Musk, de cara a revolucionar el mundo a través de la tecnología espacial
 
SpaceX - Una Galaxia Maravillosa

Cuatro días después de protagonizar el primer viaje con humanos operado por una empresa privada a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde Estados Unidos, la compañía SpaceX envió este miércoles al espacio la octava tanda de satélites de su proyecto Starlink, con el que busca proporcionar internet de alta velocidad a nivel global.

La empresa aeroespacial había pospuesto su envío desde Cabo Cañaveral (Florida) debido a la misión Demo-2, con la que el pasado 30 de mayo consiguió desplazar de nuevo a la EEI astronautas desde suelo estadounidense, nueve años después de la cancelación del programa de lanzaderas espaciales de la NASA.

El cohete reutilizable Falcon 9 despegó hoy, a las 21:25 hora local (01:25 GTM del jueves), y quince minutos después desplegó los satélites, que usaron sus propulsores para colocarse en la órbita correcta a unos 550 kilómetros de la superficie terrestre.

La gran novedad de los nuevos sesenta satélites enviados al espacio es que una de las unidades contará con un visor para bloquear el reflejo de la luz solar que emiten a la Tierra cuando la misma se proyecta sobre las partes brillantes de la nave.

Si el nuevo diseño funciona como esperan sus creadores, se prevé que en el futuro todos sean como este para así atender las reclamaciones de investigadores y astrónomos que se han quejado de que satélites tan brillantes pueden dificultar su trabajo.

Por eso, SpaceX intentará también que los satélites sean invisibles al ojo humano cambiando la forma en la que vuelan en su órbita operacional con modificaciones en su ángulo para evitar esa reflectividad.

Diez minutos después del lanzamiento el cohete aterrizó de forma segura en una plataforma situada en el océano Atlántico para ser reutilizado en el futuro, lo que supondría su quinto uso.

La futura red de satélites creará un acceso a internet económico y de alta velocidad, especialmente enfocado para las personas que se encuentren en lugares muy remotos o con servicio insuficiente para acceder a la red.

Este ha sido el octavo envío de satélites desde que comenzó el proyecto Starlink en mayo de 2019 y entra dentro de las grandes iniciativas que tiene la empresa del fundador de SpaceX, Elon Musk, de cara a revolucionar el mundo a través de la tecnología espacial.

El empresario, que fundó la compañía en 2002, tiene la vista puesta en financiar la llegada del hombre a Marte para así estar más cerca de su objetivo final: conseguir que las personas puedan vivir en otros planetas.

Un objetivo que cada día parece más cercano después de la llegada de los astronautas Douglas Hurley y Robert Behnken a la EEI como parte del vuelo de prueba con el que certificarán la capacidad de realizar vuelos espaciales de SpaceX.

La NASA (Administración Nacional de EEUU para la Aeronáutica y el Espacio) quiere usar este modelo del programa de vuelos comerciales para alcanzar de nuevo la Luna y volver a poner el pie sobre su superficie, así como para llegar en un futuro a Marte.

Bacterias adaptadas a nutrientes extraterrestres

La vida en la Tierra está adaptada para subsistir con los nutrientes aquí presentes, pero algunas especies de bacterias pueden vivir y multiplicarse con nutrientes extraterrestres. Esta demostración de que la vida es capaz de existir con los recursos de otros mundos, va unida a un preocupante peligro que ha sido analizado en una nueva investigación.

El interés en la exploración espacial tripulada está aumentando de nuevo. En la última década, se han revitalizado los planes para regresar a la Luna y quizás incluso pisar Marte. Como inevitables compañeros de viaje en los cuerpos de los astronautas, en las naves espaciales o en los equipamientos, los microorganismos terrestres sin duda entrarán en contacto con entornos extraterrestres. El equipo de Jorge Domínguez-Andrés, del Centro Médico de la Universidad Radboud, en la ciudad neerlandesa de Nimega, ha comprobado que hay bacterias capaces de sobrevivir con una "dieta" a base de nutrientes extraterrestres, lo que afecta a su potencial patógeno.

No importa lo bien que se descontaminen los astronautas y el material; no se puede evitar que los microorganismos viajen como polizones al espacio. Dado el enorme potencial de adaptación de las bacterias, es concebible que a veces sobrevivan a los viajes espaciales y puedan establecerse con éxito en un entorno extraterrestre.

Para este estudio se seleccionaron cuatro especies de bacterias con características patógenas, entre ellas la Klebsiella pneumoniae y la Pseudomonas aeruginosa. Se les administró una "dieta" a base de componentes análogos a los nutrientes extraterrestres que existen en otros astros. Concretamente, la "dieta" se basó en nitrógeno, fósforo, azufre, hierro y agua. Se agregaron también compuestos típicos de una clase de meteoritos. El propósito fue determinar si la supervivencia y el crecimiento de esas bacterias eran factibles con nutrientes disponibles fuera de la Tierra. Los experimentos revelaron que las cuatro especies bacterianas consiguieron no solo sobrevivir sino también multiplicarse, subsistiendo con esta dieta a base de nutrientes extraterrestres.

Bacteria - Una Galaxia Maravillosa

En esta foto tomada mediante microscopio electrónico y coloreada digitalmente, se aprecian dos bacterias de la especie Klebsiella pneumoniae, con forma cilíndrica y color amarillo, interactuando con células humanas (en verde). En los experimentos del nuevo estudio, se ha comprobado que las bacterias de esta especie son capaces de proliferar con nutrientes extraterrestres. (Imagen: National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID))

En experimentos posteriores, Domínguez-Andrés y sus colegas observaron que la adaptación de las bacterias, especialmente en el caso de la K. pneumoniae, causaba cambios en la membrana celular (la “cáscara” de la célula). Como resultado de tales cambios, el sistema inmunitario humano reaccionaba más fuertemente a las bacterias.

Los experimentos en cultivos celulares, pero también en ratones, demostraron que las bacterias sobreviven con nutrientes extraterrestres y se vuelven menos virulentas como resultado de esta necesaria adaptación. Sin embargo, esta investigación también muestra que las bacterias pueden sobrevivir en estas condiciones extraterrenales, lo que significa que el riesgo de infección entre los viajeros espaciales persiste, precisamente porque (como han demostrado otros investigadores) un viaje espacial tiene efectos negativos en el funcionamiento del sistema inmunitario, haciendo a los astronautas más susceptibles a las infecciones. (Fuente: NCYT Amazings)

3 jun 2020

¿Qué pasaría si no existiera la Luna?

Bernard Froig, científico francés y miembro de la Agencia Espacial Europea, ofreció mayores detalles al respecto gracias a una investigación
 
Luna - Una Galaxia Maravillosa
El ser humano, teorizó Froig, al tener un sentido de la vista tan agudo, tal vez sería capaz de iluminarnos con la luz de la Vía Láctea.
Astrónomos han usado misteriosas señales FRB --ráfagas rápidas de radio-- para resolver un misterio de décadas sobre la "materia perdida" teorizada hace tiempo en el universo, pero que nunca antes había sido detectada. Concluyen que toda la materia normal no contabilizada existe en el vasto espacio entre estrellas y galaxias, como se detalla en la revista Nature.

El autor principal, el profesor asociado Jean-Pierre Macquart, del nodo de la Universidad de Curtin del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía (ICRAR), dijo que los astrónomos han estado buscando la materia 'faltante' durante casi 30 años.

En 2016, Bernard Froig, un científico francés y miembro de la Agencia Espacial Europea (ESA), dio mayores detalles al respecto gracias a una investigación.

Según Froig, la Luna es importante para la actividad de los océanos y las corrientes marítimas. La corteza de la Tierra también se ve afectada por la actividad lunar, lo mismo con el clima.

Si la Luna desapareciera, la altitud global y las corrientes de los océanos se modificarían. El agua se redistribuiría y tomaría dirección hacia los polos, lo que provocaría terribles problemas.

Respecto a la iluminación que brinda el reflejo de la luz del Sol en la Luna, las especies se verían afectadas precisamente por perder la capacidad de adaptarse a la oscuridad de la noche sin la ayuda de la luz reflejada por la Luna.

El ser humano, teorizó Froig, al tener un sentido de la vista tan agudo, tal vez sería capaz de iluminarnos con la luz de la Vía Láctea. En cuanto a nuestra organización, los calendarios que fueron creados a partir de las fases de la luna, sobre todo para la caza y las cosechas, dejarían de existir, lo que cambiaría de forma determinante la manera en que se realizan muchos procesos productivos.

LA MATERIA FALTANTE

"Sabemos por las mediciones del Big Bang cuánta materia había en el comienzo del universo", dijo. "Pero cuando observamos el universo actual, no pudimos encontrar la mitad de lo que debería estar allí. Fue un poco embarazoso. El espacio intergaláctico es muy escaso. La materia faltante era equivalente a solo uno o dos átomos en un sala del tamaño de una oficina promedio. Así que fue muy difícil detectar este asunto usando técnicas y telescopios tradicionales".

Los investigadores pudieron ahora detectar directamente la materia faltante utilizando el fenómeno de las señales FRB (ráfagas de radio rápidas por sus siglas en inglés): breves destellos de energía que parecen provenir de direcciones aleatorias en el cielo y duran solo milisegundos. Los científicos aún no saben qué los causa, pero debe involucrar una energía increíble, equivalente a la cantidad liberada por el sol en 80 años. Han sido difíciles de detectar ya que los astrónomos no saben cuándo y dónde buscarlos.

El profesor asociado Macquart dijo que el equipo detectó la materia faltante al usar ráfagas de radio rápidas como "estaciones de pesaje cósmicas".

"La radiación de las ráfagas rápidas de radio se dispersa por la materia faltante de la misma manera que se ven los colores de la luz solar separados en un prisma", dijo. "Ahora hemos podido medir las distancias a suficientes ráfagas de radio rápidas para determinar la densidad del universo. Solo necesitábamos seis para encontrar esta materia faltante".

La materia que falta en este caso es la materia bariónica o "normal", como los protones y los neutrones que forman las estrellas, los planetas y los humanos. Es diferente de la materia oscura, que sigue siendo esquiva y representa aproximadamente el 85% de la materia total en el universo.

El coautor, el profesor J. Xavier Prochaska, de la UC Santa Cruz, dice que los científicos han buscado sin éxito esta materia faltante con los telescopios más grandes durante más de 20 años. "El descubrimiento de ráfagas rápidas de radio y su localización en galaxias distantes fueron los avances clave necesarios para resolver este misterio", dijo.

El profesor asociado Ryan Shannon, otro coautor de la Universidad Tecnológica de Swinburne, dijo que la clave era el telescopio utilizado, el radiotelescopio de la sonda australiana de kilómetros cuadrados (ASKAP) de CSIRO. "ASKAP tiene un amplio campo de visión, aproximadamente 60 veces el tamaño de la luna llena, y puede obtener imágenes en alta resolución", dijo. "Esto significa que podemos capturar las explosiones con relativa facilidad y luego ubicar las ubicaciones de sus galaxias anfitrionas con una precisión increíble".

"Cuando la explosión llega al telescopio, registra una repetición de acción en vivo en una fracción de segundo", dijo el doctor Keith Bannister de la agencia científica nacional de Australia, CSIRO, quien diseñó el sistema de captura de pulso utilizado en esta investigación. "Esto permite que la precisión determine la ubicación de la ráfaga de radio rápida al ancho de un cabello humano a 200 metros de distancia", dijo.

El profesor asociado Macquart dijo que el equipo de investigación también había precisado la relación entre lo lejos que está una ráfaga de radio rápida y cómo se propaga la explosión a medida que viaja a través del universo. "Hemos descubierto el equivalente de la Ley de Hubble-Lemaitre para las galaxias, solo para ráfagas de radio rápidas", dijo. "La Ley de Hubble-Lemaitre, que dice que cuanto más distante está una galaxia de nosotros, más rápido se aleja de nosotros, sustenta todas las mediciones de galaxias a distancias cosmológicas".

Las rápidas ráfagas de radio utilizadas en el estudio se descubrieron utilizando ASKAP, que se encuentra en el Observatorio de Radioastronomía de Murchison en el interior de Australia Occidental. El equipo internacional involucrado en el descubrimiento incluyó astrónomos de Australia, Estados Unidos y Chile. ASKAP es un precursor del futuro telescopio de matriz de kilómetros cuadrados (SKA). El SKA pudo observar grandes cantidades de ráfagas de radio rápidas, dando a los astrónomos una mayor capacidad para estudiar la estructura previamente invisible en el universo.

1 jun 2020

El Sol sufre su mayor erupción en tres años

La explosión no puede atravesar la atmósfera de la Tierra ni afectar a los humanos
 
Erupción solar - Una Galaxia Maravillosa
Imagen reciente de la NASA en la que se contemplan las erupciones solares. Foto: NASA
El Sol ha producido su mayor erupción solar en tres años en lo que podría ser una señal de que está entrando en su próximo ciclo de vida y en un período de mayor actividad, según señalan científicos de la NASA.

La agencia espacial estadounidense ha registrado la erupción de un grupo de manchas solares, regiones del Sol que tienen una temperatura más baja que sus alrededores y que poseen una intensa actividad magnética, el pasado viernes y ahora está monitorizando si habrá más actividad de la estrella.

La erupción fue descrita por la NASA como una erupción solar de clase M, la segunda clasificación de radiación más fuerte, aunque la agencia ha aclarado que la explosión no puede atravesar la atmósfera de la Tierra ni afectar a los humanos. "Las manchas solares bien podrían ser precursoras de que el ciclo solar del Sol se acelere y se vuelva más activo", explica la NASA en un comunicado citado por 9News.

Indicios de cambio

"A medida que el Sol se mueve a través de su ciclo natural de 11 años, en el que su actividad sube y baja, las manchas solares suben y bajan en número. Esta nueva actividad de manchas solares podría ser una señal de que el Sol está posiblemente acelerando el nuevo ciclo", señala la NASA.

El Ciclo Solar 25 del Sol pudo haber comenzado a finales de 2019, sin embargo los científicos solo pueden determinar en retrospectiva cuándo es el punto más bajo de actividad de una estrella y cuándo comienza el siguiente período. Por esa razón, podrían pasar hasta seis meses antes de que la NASA sepa si la actividad solar del Sol está aumentando a causa de la erupción del grupo de manchas solares.

31 may 2020

El núcleo terrestre puede esconder más de cinco océanos en su interior

Un nuevo estudio señala que durante la formación de la Tierra la mayor parte del líquido elemento se unió al hierro fundido del núcleo, creando «la mayor reserva» del planeta

Nucleo terrestre - Una Galaxia Maravillosa

Existen muchos estudios que prueban que bajo de nuestros pies, más hondo que el fondo de nuestros mares y océanos, hay grandes reservas de agua. Incluso más que en la superficie. Muchas son las evidencias de que el líquido elemento se encuentra «incrustado» en los minerales del manto, sobre todo en la zona de transición, entre los 400 y los 700 kilómetros de profundidad. Pero, a partir de aquí, la Tierra se vuelve relativamente «seca». Sin embargo, un nuevo estudio asegura que aún habría más agua oculta en el interior de nuestro planeta. Concretamente en el núcleo, que podría albergar la equivalencia de más cinco océanos.

La investigación, liderada por Yunguo Li, investigador asociado de la facultad de Matemáticas y Física del University College London, se acaba de publicar en la revista « Nature Geoscience» y podría ser toda una revolución no solo de cara a conocer cuánto agua alberga el planeta, sino cuáles fueron sus orígenes. «Todavía hay grandes incertidumbres, pero es seguro que hay más agua debajo de la superficie. Nuestro estudio señala que el núcleo es la mayor reserva de agua en la Tierra», afirma Li a ABC, que explica que este líquido estaría presente en los átomos de soluto, «diluido» en el hierro fundido del núcleo. Sin embargo, el mayor inconveniente de esta teoría reside en que, al contrario de lo que sucede con el manto, es imposible obtener una muestra del centro terrestre. Al menos, de momento.

Recreando el principio
«En el laboratorio, los científicos han intentado simular el entorno de la formación del núcleo, pero hasta ahora, la presión es mucho más baja que esa condición y las conclusiones parecen contradictorias», argumenta el investigador. Recrear el origen de la formación del núcleo en esta etapa primaria podría tener la clave de la presencia de agua no solo aquí, sino en el resto del planeta.

La cantidad de agua que hay en el núcleo depende básicamente de dos factores: uno es el coeficiente de partición del agua entre el material del núcleo y el material del manto. Es decir, a dónde ‘prefiere’ ir el agua: si a minerales como la ringwoodita, que son bastante solubles y que pueblan el manto; o al hierro líquido del núcleo. Por otro lado, también depende de la cantidad de agua presente durante el proceso de separación entre el núcleo y el manto, fase que se dio al principio de la creación de nuestro planeta. En la actualidad, existen dos teorías: una que afirma que llegó a bordo de cometas y asteroides durante el «Gran Bombardeo» ocurrido hace más de 3.000 millones de años; y otra, completamente opuesta, que argumenta que nuestro planeta la tuvo desde el mismo momento de su formación o que fue capaz de fabricarla por medio de procesos geológicos.

Así, para la primera cuestión, el equipo británico calculó el reparto del agua entre el hierro y el silicato fundido a altas presiones y temperaturas, utilizando técnicas de dinámica molecular y de integración termodinámica. Es decir, la «preferencia» del agua por unos u otros materiales. «El agua prefiere la fusión del silicato sobre los minerales sólidos. Es decir, el agua también prefiere ir al núcleo sobre los minerales del manto, como la ringwoodita», explica Li haciendo referencia a anteriores publicaciones. El equipo determinó que la mayor parte del agua habría ido al núcleo durante la división del interior de la Tierra. «Aparte, las placas de subducción arrastran agua, que también ingresa en el núcleo», afirma Li. Es así como el estudio demuestra que el núcleo debe tener «una cantidad apreciable de agua».

La cantidad exacta de océanos
Li y su equipo dicen que su investigación señala que «cuando el núcleo comenzó a separarse del manto en forma de hierro líquido, la mayor parte del agua presente durante ese proceso fue atraída hacia las bolsas de hierro líquido y se hundió para formar el núcleo». Sin embargo, la cuestión de cuánta agua hay ahí abajo sigue siendo una pregunta sin respuesta.

«Nuestro estudio no puede dar una respuesta definitiva. Depende del modelo de acumulación de la Tierra: cuánta agua había llegado a la Tierra antes de la separación entre el núcleo y el manto», admite el investigador. «Pero según los estudios de isótopos más recientes y el modelo de acreción de la Tierra, puede haber más de cinco océanos en el núcleo». La misma cantidad de agua que rodea los continentes puede estar oculta en el fondo terrestre.

30 may 2020

¿A qué velocidad se mueve la Tierra?

La Tierra se mueve muy rápido. Gira (rota) a una velocidad alrededor de 1,000 millas (1,700 kilómetros) por hora y orbita alrededor del Sol a una velocidad alrededor de 67,000 millas (107,000 kilómetros) por hora. 


Rotación de la Tierra - Una Galaxia Maravillosa

No sentimos ningún movimiento porque estas velocidades son constantes. Las velocidades de rotación y de traslación de la Tierra permanecen iguales así que no sentimos ninguna aceleración o desaceleración. Tú puedes solamente sentir movimiento si cambias la velocidad. Por ejemplo, si estás en un carro que se está moviendo a una constante velocidad sobre una superficie suave, no sentirás mucho movimiento. Sin embargo, cuando el coche acelera o cuando frena, sí sientes el movimiento.

La Tierra gira alrededor del Sol, describiendo una órbita elíptica, a una velocidad media de 29,8 km/s (siendo máxima en el perihelio* 30,75 km/s y mínima en el afelio** 28,76 km/s). (*) Perihelio: punto de la órbita más cercana al Sol.

¿Cuánto gira la Tierra en 24 horas?

La Tierra gira en el espacio frente al Sol y en 24 horas da una vuelta completa sobre sí misma, alrededor de un eje norte-sur. Esto hace que haya 12 horas de sol (día) y 12 horas de oscuridad (noche). Esto es en grandes líneas. En realidad, la duración del día y de la noche depende de otros factores.

9 nov 2018

El contacto extraterrestre cada vez más cerca

Un estudio del MIT propone combinar tecnología ya existente, como el láser infrarrojo de alta potencia y los grandes telescopios, para hacer la Tierra visible para seres de otros planetas.


Como una suerte de faro espacial, la luz permitiría que la Tierra se detectara desde sistemas planetarios cercanos.

Como la luz de porche que permite ver desde lejos una casa, un láser de alta potencia, de 1 a 2 megawatts, enfocado a través de un telescopio de ente 30 y 45 metros, con un alcance de unos 20.000 años luz de distancia, podría cumplir esa función para la Tierra. ¿Con qué fin? Emitir luz al espacio para llamar la atención de la inteligencia extraterrestre que pueda existir en algún lugar de la galaxia.

Esa es la propuesta de los astrónomos del Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT), que publicaron un "estudio de viabilidad" en The Astrophysical Journal. La combinación del láser de alta potencia y el telescopio crearía una suerte de faro de radiación infrarroja lo suficientemente fuerte como para destacarse incluso a pesar de la luz del Sol.

"Si lográsemos darnos la mano y comenzar a comunicarnos, podríamos enviar un mensaje a una velocidad de datos de unos pocos cientos de bits por segundos, lo cual permitiría que llegara en unos pocos años", dijo James Clark, coautor del trabajo e integrante el Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT, a Science Daily.

El láser infrarrojo ya existe como tecnología, y los de gran poder son de uso militar.

Clark señaló que aunque la idea de un faro para atraer inteligencia extraterrestre puede sonar descabellada, nada se pierde con combinar tecnologías que ya existen. "Puede ser un proyecto desafiante, pero no es imposible", agregó.

"Esta clase de láseres y telescopios, que se construyen actualmente, pueden producir una señal detectable, de manera tal que un astrónomo podría mirar a nuestra estrella y de inmediato advertir que algo inusual sucede con su espectro. No sé si su primera conjetura serían criaturas inteligentes alrededor del Sol, pero podría sin dudas atraer un poco más de atención".

Esos astrónomos a los que aludió Clark se podrían ubicar en sistemas cercanos, como Próxima Centauri, la estrella más cercana a la Tierra, o TRAPPIST-1, una estrella ubicada a unos 40 años luz con siete planetas, tres de los cuales son potencialmente habitable para los seres vivos de la Tierra. "Si la señal se capta en cualquiera de estos sistemas cercanos, halló el estudio, se podría usar el mismo láser de alta potencia para enviar un breve mensaje en pulsos similares al código Morse".

Si hubiera vida inteligente en el sistema de TRAPPIST-1, podría captar el láser infrarrojo.

Clark comenzó la investigación con su consejera, la profesora del MIT Kerri Cahoy. Partió de un diseño conceptual simple: un gran láser infrarrojo y un telescopio mediante el cual se podría ampliar la intensidad de la luz. Su objetivo era crear una señal infrarroja al menos 10 veces más fuerte que las variaciones naturales de las emisiones infrarrojas del sol. Una señal de esta intensidad, pensó, sería suficiente para destacarse "en cualquier sondeo superficial hecho por inteligencia extraterrestre".

La capacidad de 1 o 2 megawatts del láser, si bien es enorme, es posible para el Láser Aerotransportado de la Fuerza Aérea estadounidense, un antiguo proyecto militar. Y si bien un telescopio de 30 metros parece un sueño, actualmente están en construcción uno de 24 metros y otro de 39 metros en Chile.

Aunque imagina el faro espacial en la cima de una montaña, pera reducir todo lo posible el tramo de atmósfera que la luz debe atravesar, Clark señaló que hay problemas de seguridad asociados a un poder de 800 watts por metro cuadrado como el que generaría el láser. Podría dañar la vista de quienes lo mirasen inadvertidamente, ya que no es detectable por el ojo; también podría interferir con las cámaras de cualquier nave que pasara por él. "Si se lo construyera en el lado oscuro de la luna, donde nadie vive u orbita mucho, sería un lugar más seguro", dijo a Science Daily.

Más allá del uso original que pensó para el faro espacial, Clark espera que su estudio impulse el desarrollo de técnicas de imágenes infrarrojas, no sólo para captar señales similares que podrían emitir formas inteligentes extraterrestres, sino para identificar gases en las atmósferas de planetas lejanos que pudieran indicar vida.

 

Categorias

agenda (141) astronomia (456) descubrimientos (225) insolito (126) milagro (51) misterio (206) ovni (250) ovnis (260) sucesos (156) ufo (224) ver para creer (104)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie