Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta cientificos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cientificos. Mostrar todas las entradas

3 nov. 2018

Se confirma la existencia de dos lunas fantasma

Son una especie de satélites de polvo, tan enigmáticos que los han llegado a llamar "lunas fantasma"


Ya en 1961 un astrónomo polaco las había detectado, pero su apariencia es tan tenue y misteriosa que, como un fantasma, había dudas sobre su existencia.

Pero ahora, un grupo de astrónomos y físicos húngaros dicen que confirmaron la existencia de estos esquivos viajantes.

Se trata de L4 y L5, dos nubes de polvo estelar que orbitan la Tierra de forma "semiestable".

Los autores de la investigación explican que entre la Tierra y la Luna existen cinco "puntos de estabilidad".

Esa zonas tienen fuerzas gravitacionales que hacen que los objetos que se ubican ahí mantengan una posición relativamente estable.

L4 y L5 son dos de esos puntos, en los que se cree que el polvo interplanetario se acumula, al menos de manera temporal, y forma estas nubes de polvo que rodean la Tierra.

Para detectarlas, los investigadores fueron a un observatorio en Hungría, donde utilizaron lentes polarizados para capturar imágenes de las nubes.

Según su reporte, lo que observaron concuerda con las predicciones que habían hecho en una investigación previa y van en la misma línea de las observaciones que se habían hecho hace casi 60 años.

"Pudimos descartar artefactos ópticos y otros efectos, lo que significa que se confirma la presencia de la nube de polvo", dijo el astrónomo Gábor Horváth, en un comunicado de la Real Sociedad Astronómica de Reino Unido.

Gracias a su estabilidad, los investigadores ven a L4 y L5 como una zona donde se podrían ubicar sondas espaciales o estaciones de transferencia para misiones que vayan a explorar el Sistema Solar.

También han existido propuestas para que estas zonas se puedan utilizar como depósitos de contaminantes.

En todo caso, los astrónomos advierten que hace falta más investigación para saber qué tan estables son estas zonas y si ese polvo estelar representa algún riesgo para los astronautas o su equipamiento.

18 sept. 2018

Científicos buscan el lenguaje extraterrestre

La exobiología es la rama de la astrobiología encargada de estudiar las probabilidades de que exista vida afuera del planeta.

Una de las grandes incógnitas de la vida es si la humanidad está sola en el universo, un tema que ha sido representado con mucho éxito de diversas formas tanto en la literatura como en el cine.

Y es que a pesar de que en el universo existen miles de millones de planetas, todavía no se entrado en contacto con vida inteligente más que en las películas.

Por esta razón, la exobiología, rama de la astrobiología encargada de estudiar las probabilidades de que exista vida afuera del planeta, no se ha cansado de buscar ni de estudiar a fondo las teorías.

En este sentido, astrónomos y  lingüistas se reunieron en la Conferencia Internacional para el Desarrollo del Espacio y discutieron cómo sería la lengua de estos seres -si es que existieran- y en qué modo podríamos comunicarnos con ellos.

Especialistas como Noam Chomsky argumentaron que todas lenguas de la Tierra comparten "una gramática universal" de origen y algunos se mostraron optimistas en cuanto a que esa 'conexión interna' también se podría extender a idiomas extraterrestres.

Douglas Vakoch, presidente del programa de Mensajes a Extraterrestres Inteligentes del SETI, recordó que el propio Chomsky "a menudo ha dicho que si un marciano visitara la Tierra, pensaría que todos hablamos dialectos de un mismo idioma".

Ante esta teoría, Bridget Samuels y Jeffrey Punske argumentaron que factores científicos universales como las leyes de la Física, podrían ayudar a 'hackear' su lengua.

Supone un cambio radical para los científicos de SETI, que se han burlado de la idea de crear mensajes interestelares inspirados en lenguajes naturales", dijo Vakoch.

17 ene. 2018

Resuelven el misterio de la extraña danza de una estrella

El extraño movimiento del astro revela la existencia de un agujero negro oculto


A 16.300 años luz de la Tierra, en las profundidades de un cúmulo estelar que orbita en torno a la Vía Láctea, una estrella anciana traza un baile imposible. Se mueve hacia delante y hacia atrás a cientos de miles de kilómetros por hora, en una coreografía vertiginosa que repite con precisión cada 167 días, y que sólo se puede explicar si tiene una pareja de danza que la impulse. Un compañero totalmente invisible a los ojos de los telescopios, ya que ninguno ha sido capaz de detectarlo. ¿La explicación más plausible? Un agujero negro inactivo.

Es lo que concluye un equipo internacional de astrónomos tras escrutar el cúmulo globular NGC 3201 con el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO por sus siglas en inglés) desde Paranal (Chile), según ha anunciado hoy la institución en un comunicado.

La estrella detectada por los científicos tiene una masa un 20% más pequeña que la de nuestro sol y está en camino de convertirse en una gigante roja. Habita en un cúmulo globular, una agrupación de entre 100.000 y un millón de astros que data de los orígenes de la Vía Láctea y que orbita alrededor de la galaxia. Ya que en estos cúmulos no suelen nacer estrellas nuevas, los forman mayoritariamente estrellas ancianas y cadáveres estelares, como agujeros negros.

Según los astrónomos, que publican su análisis en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, la pareja de baile de la estrella observada sería un agujero negro de cuatro veces la masa del sol. Así pues, son los restos mortales de otra estrella antigua que, al llegar al fin de sus días, colapsó sobre sí misma hasta que la gravedad no dejó escapar ni su luz.

La única forma de observar directamente la actividad de un agujero negro es a través de rayos X o radio, y sólo si está tragando material de su alrededor, ya que el proceso de absorción emite este tipo de radiación. El agujero negro del cúmulo NGC 3201, sin embargo, es inactivo, por lo que es totalmente invisible a los telescopios.

“Hasta hace poco, se asumía que casi todos los agujeros negros desaparecían de los cúmulos globulares después de un corto tiempo y que los sistemas como este ni siquiera deberían existir”, declara en el comunicado del ESO Benjamin Giesers, astrónomo de la Universidad Georg-August de Göttingen (Alemania) y líder del estudio. “Nuestro hallazgo es la primera detección de los efectos gravitacionales de un agujero negro de masa estelar en un cúmulo globular. Este descubrimiento ayuda a entender la formación de los cúmulos globulares y la evolución de los agujeros negros y los sistemas binarios, vitales para comprender las fuentes de ondas gravitacionales”.

3 nov. 2017

Descubren gran cámara secreta en La Gran Pirámide de Guiza

Los investigadores han utilizado detectores de muones para encontrar la misteriosa cavidad de 30 metros de longitud, que podría ayudar a revelar cómo se construyó el monumento de 4.500 años de antigüedad o cualquier otra cosa que podría dejarnos sorprendidos.

 

Más de cuatro mil quinientos años después de haber sido construidas, las pirámides de Egipto siguen deparando sorpresas. La última, una cámara oculta y hasta ahora desconocida en la gran pirámide de Guiza, que sirvió de tumba al faraón Keops, y que ha podido ser descubierta gracias a la aplicación de técnicas que rayan en la ciencia ficción.
De hecho, el hallazgo, llevado adelante por una colaboración internacional llamada Scan Pyramids y publicado por la revista «Nature», se realizó utilizando imágenes basadas en los rayos cósmicos que bombardean continuamente cada centímetro de la superficie terrestre. Toda una prueba de lo efectiva que puede ser la física de partículas aplicada al estudio de antiguas estructuras.

La gran pirámide, una de las estructuras más impresionantes del mundo antiguo, fue levantada durante el reinado del faraón Keops, que duró desde el año 2509 hasta el 2483 antes de Cristo. Construida a partir de bloques de piedra caliza y granito, se eleva 139 metros y es la más antigua y más grande de las pirámides de Egipto. Pero la forma en que se construyó no ha sido aún aclarada por completo, extremo que ha dado origen a todo tipo de especulaciones y misterios.

Ahora, para averiguar algo más sobre su compleja estructura interna, un equipo de investigadores liderado por Mehdi Tayoubi y Kunihiro Morishima han obtenido imágenes de la pirámide basándose en muones, partículas que son un subproducto de los rayos cósmicos y que son capaces de atravesar la roca con facilidad. Alrededor de 10.000 muones caen sobre cada metro cuadrado de la superficie de la Tierra por minuto. Los muones siguen trayectorias diferentes cuando se mueven por el aire o a través de la roca sólida, lo que permitió a los científicos distinguir fácilmente las cavidades dentro de la pirámide. Esta novedosa técnica también ha servido, por ejemplo, para estudiar el interior de los volcanes o el reactor nuclear de Fukushima en Japón

En diciembre de 2015, el equipo del físico Kunihiro Morishima, de la Universidad de Nagoya (Japón) colocó una serie de detectores dentro de la cámara de la Reina, donde descubrirían los muones que pasaban por la pirámide desde arriba. Las partículas, explica Nature, son parcialmente absorbidas por la piedra, por lo que cualquier agujero grande en la pirámide daría como resultado más muones de los esperados golpeando los detectores.

Después de varios meses, los científicos notaron algo inesperado, una anomalía en la detección. Otros dos equipos de físicos japoneses y franceses se unieron a la investigación y obtuvieron los mismos resultados: una gran cavidad oculta, de por lo menos 30 metros de longitud. La cámara tiene una sección transversal muy similar a la de la Gran Galería, que descansa justo debajo. «Fue una gran sorpresa. Estamos muy emocionados», dice Mehdi Tayoubi, presidente del Heritage Innovation Preservation Institute en París y uno de los investigadores que ha participado en el proyecto. Curiosamente, un equipo dirigido por el Nobel de Física estadounidense Luis Alvarez ya intentó hacer algo similar en los años 60, utilizando datos de rayos cósmicos, pero la tecnología entonces no estaba suficientemente avanzada y no logró encontrar nada.

Propósito desconocido


Pocos detalles se conocen de la cámara. Podría ser horizontal o inclinada, y estar formada por dos o más espacios más pequeños. Su propósito es desconocido, pero Tayoubi sugiere que podría ser «una segunda Gran Galería». Con todo, los arqueólogos descartan que exista la posibilidad de encontrar un tesoro escondido. Las grandes cámaras fueron descubiertas en el siglo IX dC y exploradas por los arqueólogos occidentales en el siglo XIX, pero muchos se han preguntado desde entonces si podrían existir algunas más escondidas dentro de la pirámide, e incluso si la auténtica cámara funeraria del faraón todavía no ha sido descubierta. «Hay muchas teorías, algunas muy bonitas, pero también muy locas», advierte Tayoubi.

Aidan Dodson, egiptólogo de la británica Universidad de Bristol cree que el espacio podría ser una «cámara de alivio», destinada a reducir el peso de la mampostería que presiona sobre la Gran Galería. En la cámara del Rey se observa un sistema similar. Pero Colin Reader, un geólogo e ingeniero independiente con sede en Liverpool, Reino Unido, que ha estudiado las pirámides egipcias, explica a la revista «Nature» que la nueva cámara está demasiado lejos de la Gran Galería para servir a este propósito. Y se pregunta si, al igual que la Gran Galería conduce a la cámara del Rey, el vacío podría conducir a otra cámara superior.

Sea como sea, lo que sí es cierto es que el hallazgo abre las puertas a futuros estudios que ayudarán a los arqueólogos desentrañar los secretos y misterios que aún guarda en su interior el monumento funerario más famoso de todos los tiempos.

22 oct. 2017

Científico cree la razón por la qué todavía no hemos tenido contacto con los extraterrestres

Un científico del Instituto de Investigación del Sureste, en Colorado, asegura que lo que puede estar retrasando nuestro contacto con civilizaciones alienígenas es la enorme cantidad de hielo en los mares de otros planetas.
 
Se llama Alan Stern y, según su teoría, la mayoría de las criaturas extraterrestres se encuentran en lo más profundo de sus planetas, en los océanos subterráneos cubiertos de agua helada, y no en la superficie.


La teoría fue presentada en este 2017 durante una reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Americana de Astronomía en Utah (Estados Unidos) y ha sido publicada en Guidebook.

La presencia de océanos en el sistema solar es algo sobre lo que los astrónomos han comenzado a prestar atención hace relativamente poco. Existen océanos, por ejemplo, en las lunas de Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón. Esos océanos están congelados, pero bajo la corteza planetaria el agua está en estado líquido. Sus corrientes podrían transportar nutrientes que formasen ecosistemas parecidos a los que existen en lo más profundo de los océanos del planeta Tierra.

La teoría de Stern coincide con la conocida como 'paradoja de Fermi', que expone la contradicción de que existan miles de universos que alberguen vida inteligente y que aun así la humanidad todavía no haya sido capaz de ponerse en contacto con ellos.

La idea es, según Douglas Vakoch, presidente del METI (Mensajes a Extraterrestres Inteligentes) de San Francisco —una organización que investiga las posibilidades de contactar con otras civilizaciones—, intrigante, aunque reconoce que no tiene por qué venir a corroborar la paradoja de Fermi. En su opinión, la vida en otros planetas es difícil de detectar a distancia porque se necesitan mejores telescopios y tecnología más avanzada.

Stern lo tiene claro: si no hemos sido nosotros quienes los hemos encontrado, es porque han decidido que comunicarse a larga distancia no vale la pena, sobre todo si están atrapados en pequeños mundos helados.

17 oct. 2017

Hallan restos de un cóndor de 30.000 años de antigüedad en Argentina

Los restos de una especie de cóndor de 30 mil años de antigüedad, al que bautizaron Emperador de Las Pampas, fueron hallados por investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) y del CONICET en una excavación en el partido bonaerense de Marcos Paz, a 34 kilómetros de la Capital Federal, informaron hoy fuentes científicas.

 
Una representación del Pampagyps imperator a escala, al lado de Federico Agnolin.



“Este hallazgo es único no solo para la provincia de Buenos Aires sino para toda Argentina, porque es la primera vez que se encuentra un ejemplar tan bien preservado de un cóndor extinto y del que, hasta ahora, se desconocía su existencia”, dijo el paleontólogo Federico Agnolin a la Agencia CTyS, de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM),

Señaló que este linaje de cóndores hasta ahora desconocido y bautizado como Pampagyps imperator superaba los 2,50 metros con sus alas abiertas y tenía garras más fuertes que el actual, por lo que los paleontólogos creen que podría cazar a sus presas.

Si uno viajara 30 mil años antes del presente, al momento en que esta ave imperaba en los cielos de la región pampeana y aun no había llegado el hombre hasta estas latitudes, se encontraría con una megafauna terrestre completamente distinta a la actual.

“Había mastodontes, que eran muy parecidos a los elefantes actuales; perezosos gigantes que superaban la tonelada de peso; gliptodontes, casi del tamaño de un Fiat 600; y entre los carnívoros estaba el conocidísimo tigre dientes de sable”, enumeró el especialista Agnolin.

El paleontólogo Federico Brissón Egli, coautor de este estudio y también investigador del MACN y del CONICET, subrayó que “lo más importante de este yacimiento de Marcos Paz es que, además de encontrar fósiles de animales de gran tamaño, también se encuentran restos de animales pequeños, de microvertebrados, de aves, de lagartos, de peces, que es mucho más difícil que se preserven a través del tiempo, y eso es lo que hace a esta cantera diferente, al mostrar una ventana de estas especies que son muy importantes para el ecosistema”.

Parte de la cantera fue declarada como reserva paleontológica, solamente utilizable con fines científicos. En las más de seis hectáreas que tiene el sitio explorado en su totalidad, los investigadores realizan un hallazgo nuevo a cada paso. Pero, sin dudas, el descubrimiento más importante que ha dado este lugar desde que comenzó a ser estudiado en 2010 es, justamente, el Pampagyps imperator, por tratarse de una especie desconocida hasta hoy. 

Las garras del cóndor emperador.
 
Los investigadores determinaron que esta ave tenía una gran capacidad para abrir y cerrar sus garras. “Un hueso del miembro posterior nos muestra que las inserciones de los músculos eran mucho mayores a la de los cóndores actuales, por lo que posiblemente podría cazar presas”, explicó el doctor Federico Agnolin a la Agencia CTyS-UNLaM. En la actualidad, los cóndores son animales que se alimentan solamente de carroña. Por su parte, el cóndor emperador de las Pampas, con sus hasta 3 metros de envergadura, debió de ser temible para sus presas, entre las cuales podía haber pequeños vertebrados como roedores, reptiles y patos. No obstante, el Pampagyps imperator también debía alimentarse de los cadáveres de los grandes mamíferos que habitaban la región. “Piensen que, en aquella épocas, vivían especies enormes que cuando morían dejaban sus carcasas en descomposición; por ello, también había una gran diversidad de animales carroñeros, como lobos, otros mamíferos y otras aves, como los caranchos, con los que debía competir el Pampagyps”, analizó el doctor Agnolin. 

La caída del cóndor y la megafauna

En aquel entonces, las aves carroñeras eran mucho más abundantes que en la actualidad. También, había mamíferos de tamaños gigantes. Pero a todas estas especies les llegó su ocaso hace unos 10 mil años, tiempo que también quedó registrado en los sedimentos de la cantera de Marcos Paz, ubicada casi en el límite fronterizo con el partido de La Matanza y a unos 150 metros de la Ruta 3. Aparentemente, la llegada del hombre tuvo un papel decisivo en la extinción de toda esta fauna prehistórica, pero no fue el único factor. “Hace 10 mil años, se produjeron grandes cambios climáticos que provocaron que la fauna estuviera en retracción, con pocas especies”, contó Agnolin. Y añadió: “Cuando llegó el hombre, comenzó a cazar esas enormes bestias, y ese fue el puntapié final para hacerlas desaparecer”. Y fue igual la suerte que corrió el Pampagyps imperator. “Al desaparecer estos enormes animales que el hombre cazaba, también se extinguieron los animales carnívoros que se alimentaban de los cadáveres de esas bestias, entre los cuales se encontraban las aves carroñeras”, relató el investigador del MACN y del CONICET.

El estudio que se realiza en la cantera Vignogna de Marcos Paz está dirigido por el paleontólogo del Museo de La Plata y del CONICET Leopoldo Soibelzon. De este equipo de investigación también participan Esteban Soibelzon, Sergio Rodríguez, Facundo Iacona y la geóloga Elisa Beilinson, todos ellos también del Museo de La Plata. Asimismo, el estudiante de paleontología David Piazza ha participado desde las primeras exploraciones a este yacimiento. Cuando vivían aquellas especies, la zona era muy distinta. “Hoy, tenemos pastizales, lagunas, tenemos bosques, pero, hace 30 mil años, el ambiente era prácticamente como el de la Patagonia, un semidesierto, con arbustos, muchos estepas, mucha aridez, el clima era mucho más frío que ahora, y en algunos períodos hubo ingresiones marinas hasta este sitio, por lo que también se encuentran peces de agua salada en uno de los niveles de la cantera”, detalló Agnolin.

14 oct. 2017

La ciencia descarta que vivamos en Matrix

Estudio científico evidencia que es muy poco probable que nuestro mundo esté atrapado en una realidad computacional.



 Los científicos no creen que estemos viviendo dentro de un mundo creado por otros seres. Foto: Pixabay

La ciencia ficción en diversas oportunidades ha impuesto la idea de que el mundo que conocemos no es más que una ilusión creada por seres que nos controlan, tal vez una de las más recordadas es la película de 1999 "Matrix" en la que se establece que habitamos una simulación creada en computadores de la que nunca seremos conscientes hasta que alguien nos despierte.

Sin embargo, los científicos Zohar Ringel, investigador del Instituto Recah de la Universidad Hebrea de Física, en Israel; y Dmitry Korvizhini, de la Universidad de Oxford, han detallado en un estudio publicado en Scientific Advances, que esto no sería posible, al menos no con la tecnología que existe en estos momentos.

Si bien la investigación se basa en el uso de la complejidad de cálculos cuánticos, los expertos son capaces de abordar el problema de vivir en una realidad virtual sin saberlo.

"Si existe un fenómeno que no puede ser simulado por un computador tradicional, eso significa que no podemos ser parte de una simulación creada en un computador de este tipo mientras alguien roba nuestra energía, por ejemplo", explica Ringel, destruyendo así la posibilidad de vivir en la Matrix.

No obstante, los científicos reconocen un problema en esta declaración. Para asumir estas conclusiones, ellos se plantean el escenario de que los creadores de esta supuesta realidad estarían utilizando la misma tecnología que tenemos actualmente en la Tierra.

"Si alguien sabe cómo utilizar computadores cuánticos [para crear un mundo], eso disolvería completamente nuestras declaraciones", agrega el académico.

La diferencia entre los computadores tradicionales y los cuánticos es que mientras los primeros tratan los electrones como partículas, los últimos lo hacen como probabilidades que son concebidas como ondas, dándole así la capacidad a los electrones de no estar en un lugar específico, sino en muchos lugares al mismo tiempo.

De esta forma, los científicos no creen que estemos viviendo dentro de un mundo creado por otros seres a través de programas computacionales, sin embargo, y tal como dijo Morpheus en la cinta cinematográfica "¿Qué sucede si no eres capaz de despertar de este sueño? ¿Cómo podrías saber la diferencia entre el mundo del sueño y el mundo real?".

7 oct. 2017

Niños virtuales de hace 30.000 años

Gracias a las técnicas más modernas de reconstrucción facial, científicos han conseguido reconstruir los rostros de dos pequeños humanos de hace 30.000 años, que podrán verse en realidad virtual.


30.000 años nos separan a nosotros de la civilización de Sungir, uno de los pueblos modernos más antiguos de los que tenemos constancia. Los antepasados procedentes de las frías y ancestrales estepas de lo que ahora es Vladimir probablemente dieron origen a los Homo sapiens del norte y del este del continente. Así que están, muy probablemente, en la línea genética de gran parte de los europeos. ¿Cómo vivían hace tres mil décadas? Gracias a la realidad virtual podemos recrear ese momento y a quienes lo vivieron en una de las representaciones más realistas y científicamente exactas hechas hasta la fecha.

Por qué recrear al pueblo de Sungir

Sungir es uno de los asentamientos prehistóricos de los seres humanos tempranos modernos en Europa más interesantes. Desde 1956, en él se han encontrado más de 80.000 artefactos culturales y domésticos. Por lo hallado, se cree que fue un campamento de caza estacional de nuestros antepasados. Pero además de los utensilios, en el yacimiento se encontraron los restos de nueve personas. Entre ellos, los mejor conservados pertenecían a dos hermanos con edades aproximadas de entre 10 y 13 años. Estos son los protagonistas del vídeo VR creado por la empresa Visual Science.


"Las personas de Sungir eran cazadores-recolectores del Paleolítico superior con una cultura y destrezas bastante desarrolladas", explica a Hipertextual Yury Stefanov, asesor científico en Visual Science. "Lo más probable es que estas personas vivieran viajando de un lugar a otro tras sus presas. Puede que la gente de Sungir nos parezca por muchas razones bastante similar a otros Homo sapiens. Sin embargo, desde la perspectiva antropológica, tenían varios rasgos en la anatomía del cráneo que no son comunes a los europeos modernos". Este rasgo es uno de los impulsores, nos explica, para llevar adelante la virtualización de los rostros de estos jóvenes de Sungir.

Sergey Vasilyev, jefe del Departamento de Antropología Física en el Instituto de Etnología y Antropología de la Academia Rusa de Ciencias (RAS), explicaba a la prensa que el arqueólogo y antropólogo soviético Mikhail Gerasimov creó el primer método científicamente preciso para la reconstrucción facial antropológica basada en el cráneo de una persona. "Los métodos de investigación anatómicos y radiográficos utilizados por Gerasimov permitieron a los científicos no sólo determinar las normas para el espesor de los tejidos blandos a lo largo de la línea del perfil facial, sino también revelar sus patrones de distribución". Gracias a sus trabajos y a los de sus sucesores, el grado de autenticidad de la reconstrucción es, a día de hoy, increíble. Este método es el empleado en la reconstrucción facial llevada a cabo por Visual Science.

Reconstruyendo el rostro de los ancestros

Para crear la visualización, los cráneos de los dos hermanos de Sungir fueron escaneados con láser y fotografiados en alta definición. "En la animación tratamos de dar a los espectadores la idea de lo que le sucedía a la humanidad hace 30.000 años. Por entonces era lo que conocemos como Edad de Hielo. Todavía no había humanos en América, y los neandertales estaban casi extinguidos. Después de eso, describimos el asentamiento de Sungir y mostramos algunos artefactos encontrados allí. Finalmente, enseñamos los cráneos reales de los niños encontrados. Estos fueron hallados en un entierro notablemente bien preservado de Sungir".


En la parte final, explicaba Stefanov, se muestra el proceso de reconstrucción facial mediante el método desarrollado por Mikhail Mikhailovich Gerasimov del que hablábamos, el cual también se muestra en la animación. "Nuestra animación nos da la oportunidad por primera vez de ver tanto la reconstrucción como las caras reales con piel, ojos, pelos y elementos de ropa", afirma.

Esta representación es, probablemente, una de las más precisas realizadas hasta la fecha, fruto del trabajo de años y años de investigaciones. "El asentamiento de Sungir y todos los artefactos y restos encontrados se siguen estudiando hoy día. En todos nuestros trabajos, aparte del modelado 3D, utilizamos hechos y datos publicados por diversos grupos científicos. En este proyecto en concreto, trabajamos en colaboración con investigadores del Instituto de Etnología y Antropología de la RAS. Definitivamente esta es la visualización animada en realidad virtual más precisa y detallada hasta la fecha".

Ver el pasado desde el sillón de tu casa

El contenido VR está disponible para varias plataformas, y los museos y escuelas de todo el mundo pueden acceder a la visualización de forma gratuita mediante aplicaciones para Android compatibles con Google Cardboard o cualquier otro dispositivo VR con resolución 4K. "La animación estará disponible en NAUKA 0+, el festival de la ciencia en Moscú", nos comenta el asesor. Pero la empresa detrás de la virtualización tiene ya un extenso trabajo a sus espaldas. En su página web se puede disfrutar de ilustraciones con increíble nivel de detalle. O de animaciones tridimensionales que muestran el virus del Zika, por ejemplo.

"La animación del virus Zika es parte de un gran proyecto llamado Viral Park que tiene como objetivo mostrar de forma científicamente precisa los modelos en 3D de la mayoría de los virus humanos. Este proyecto ya incluye al VIH [virus del SIDA], al influenza H1N1 [el virus de la gripe], el virus del Ébola, el papilomavirus y algunos más. En la creación de los modelos siempre colaboramos con virólogos expertos para asegurarnos de que los modelos reflejan su estructura real".


Pero aún hay más: "Los planes de futuro que tenemos son muchos", comenta Stefanov. "Hay muchísimos temas fascinantes que vale la pena ver en realidad virtual. Desde una base molecular a figuras históricas u objetos procedentes del espacio exterior. También estamos orgullosos de nuestros materiales educativos basados ​​en realidad aumentada (o AR)". La compañía une métodos rigurosos a nivel científico con las nuevas tecnologías para recrear experiencias didácticas completamente nuevas gracias a la combinación de las aplicaciones móviles con tecnologías de AR. "Por ejemplo, usamos carteles con realidad aumentada que muestran la anatomía de la rana (basada en datos de tomografía microcomputada). También tenemos ejemplos del ADN, el ARN o estructuras de orbitales atómicos en AR. Contamos con muchos planes para hacer cosas más interesantes en el plano de la realidad aumentada", concluye.

6 oct. 2017

La NASA confirma que la Luna tuvo atmósfera

Un nuevo estudio, apoyado por la NASA, muestra que hace 3.000 a 4.000 millones de años, la Luna contaba con una atmósfera a su alrededor gracias a intensas erupciones volcánicas que expulsaron los gases sobre la superficie más rápidamente de lo que estos podían escaparse al espacio. El estudio ha sido publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Recordemos que los análisis de muestras de las misiones Apolo evidenciaron que los magmas en el momento en que la Luna todavía estaba caliente y generaba plumas magmáticas que casualmente rompían la superficie lunar y fluían durante cientos de kilómetros, también transportaban componentes de gas, como por ejemplo monóxido de carbono, azufre, ingredientes para el agua y otros compuestos volátiles.

Así, los gases que se elevaron de las lavas en erupción mientras fluían sobre la superficie, se acumulaban alrededor de la Luna formando una atmósfera transitoria. Según los expertos, esta  atmósfera era más espesa hace unos 3.500 millones de años (en el culmen de actividad volcánica del satélite) y habría persistido durante unos 70 millones de años antes de acabar perdiéndose definitivamente en el espacio.

"La cantidad total de H2O liberada durante el emplazamiento de los mares de basalto es casi el doble del volumen de agua en el Lago Tahoe de EE.UU (que tiene una superficie de 496,2 km²). Aunque gran parte de este vapor se habría perdido en el espacio, una fracción significativa podría haber llegado a los polos lunares, lo que significa que algunos de los volátiles que observamos en los polos de la Luna pueden haber surgido dentro de la Luna ", explica Debra H. Needham de la NASA.

Parece que esta nueva investigación conduce a un cambio drástico en nuestra visión de cómo era la Luna, comenta David Kring, coautor del trabajo. Y es que cuando la Luna poseía tal atmósfera, estaba casi 3 veces más cerca de la Tierra de lo que lo está hoy y habría aparecido casi 3 veces más grande en el cielo. El espectáculo tenía que ser grandioso (¿imaginas una  superluna en esta época?).

Qué supone este hallazgo

Tiene una gran implicación de cara a la exploración futura, pues el análisis efectuado por los científicos cuantifica una fuente importante de compuestos volátiles que pueden seguir atrapados en las regiones más frías de la Luna. Estos compuestos podrían proporcionar una fuente de hielo más que interesante para un programa continuado de exploración lunar.

La alta abundancia de elementos volátiles -químicos y moléculas que tienen puntos de ebullición relativamente bajos-, como el agua, el dióxido de carbono y el hidrógeno- en los cráteres de basalto será importante también de cara a construcciones futuras en la luna. El material volcánico es rico en recursos que podrían usarse para hacer agua y obtener combustible para apoyar un puesto avanzado lunar.

Por encima de todo, el nuevo estudio nos muestra cuánto tenemos aún que aprender. El cuerpo celeste más cercano a nuestro alcance, el único mundo extraterrestre en el que la especie humana ha caminado, la Luna, tenía una atmósfera que durante años ha pasado desapercibida ante nuestros ojos. Viajar a la Luna se vuelve cada vez más factible.

Identifican cinco parejas de gigantescos agujeros negros

Este hallazgo puede ayudar a los científicos a entender mejor las ondas gravitacionales más intensas del Universo.


Un grupo de astrónomos localizados en diferentes puntos de la Tierra identificó cinco parejas de agujeros negros supermasivos, cada uno de millones de veces la masa del Sol. De acuerdo con los expertos, estos se formaron por la colisión y fusión de dos galaxias, un fenómeno que los obligó a acercarse uno al otro.


Este hallazgo puede ayudar a los científicos a entender mejor el crecimiento de los agujeros negros gigantes y por qué pueden producir las señales de ondas gravitacionales más intensas del Universo.

Los cinco pares de agujeros negros fueron descubiertos gracias a la combinación de datos de diferentes observatorios: el de rayos X de Chandra, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA); el Gran Telescopio Binocular de Arizona, y el WISE de la Universidad de Tel Aviv.

“Los astrónomos encuentran agujeros negros supermasivos únicos en todo el Universo pero, a pesar de que hemos predicho que crecen rápidamente cuando están interactuando, el crecimiento de agujeros negros supermasivos dobles ha sido difícil de encontrar”, explicó Shobita Satyapal, quien dirigió uno de los artículos que describen los resultados.

De acuerdo con la NASA, antes de este estudio se conocían menos de 10 pares confirmados de agujeros negros en crecimiento, los cuales fueron descubiertos en su mayoría por casualidad en estudios de rayos X.

En esta investigación, los astrónomos encontraron pares de fuentes de rayos X estrechamente separados en cinco sistemas, lo cual proporciona pruebas convincentes de que contienen dos agujeros negros supermasivos en crecimiento o que se están alimentando.

Los datos en rayos X obtenidos con el Chandra y las observaciones en infrarrojo, sugieren que las cinco parejas detectadas están enterradas entre grandes cantidades de polvo y de gas.

Astrónomos desconcertados por la presencia de un gas presente en la fusión de unas galaxias

Los científicos investigan el resurgir de una cola de electrones brillantes que se extinguió después de la fusión entre un grupo de galaxias. Según los investigadores, el haz de luz sigue brillando en el universo cien millones de años después de su aparición.


Astrónomos han presenciado una cola de gas de una galaxia que se extinguió lentamente, pero luego volvió a encenderse. No está claro de dónde proviene la energía para tal 'rejuvenecimiento'. Los científicos estaban investigando Abell 1033. Este es un grupo que consta de dos grupos más pequeños en fusión.

Los grupos de galaxias son las estructuras más grandes del universo. Pueden contener cientos o miles de galaxias similares a la Vía Láctea. Los grupos más pequeños pueden fusionarse para formar un grupo más grande.

Los astrónomos observaron que una galaxia individual en un cúmulo de Abell 1033 dejó un rastro de gas mientras viajaba a través del otro cúmulo. En una escala astronómica, semejante sendero se parece al rastro de humo de color detrás de un avión acrobático.

Los astrónomos habían esperado que el rastro de gas, como los que están detrás de un avión de acrobacias, moriría lentamente y eventualmente desaparecería. Para su asombro, vieron que el final del sendero de gas era más brillante que el medio. "Esto fue totalmente inesperado", dice Francesco de Gasperin, de la Universidad de Leiden, que lideró el estudio.

"A medida que estas nubes de electrones irradian su energía a lo largo del tiempo, deben ser más débiles y desaparecer; en este caso, después de más de cien millones de años, la cola de electrones brilla intensamente".

Todavía no hay una explicación precisa del fenómeno. Parece que el sendero se ilumina cerca del centro del otro grupo de galaxias. De Gasperin dice: "Parte de la energía liberada en el evento de fusión debe haber sido transferida para rejuvenecer la nube de electrones".

La investigación sobre la fusión de cúmulos de galaxias es complicada porque los astrónomos sólo ven una instantánea del proceso que en total dura miles de millones de años. Además de eso, los telescopios que son necesarios para la investigación tienen que recibir señales con frecuencias extremadamente bajas.

3 oct. 2017

Electricidad a partir de lágrimas

Un equipo de científicos de la Universidad de Limerick en Irlanda ha desarrollado un sistema capaz de producir electricidad a partir de las lágrimas.


Este avance puede tener interesantes aplicaciones para alimentar los dispositivos biomédicos flexibles, entre otros usos prácticos.

En su estudio, los investigadores han descubierto que, al aplicar presión sobre el cristal de una proteína presente en las lágrimas, se puede generar corriente eléctrica. En concreto, la proteína que han identificado se llama lisozima y, además de en las lágrimas, también se encuentra de manera abundante en las claras de huevo, la saliva o la leche.


La capacidad de generar energía bajo presión se conoce con el nombre de piezoelectricidad, que es una propiedad que presentan materiales como el cuarzo y otros cristales, que al ser sometidos a tensiones mecánicas producen electricidad. Esta cualidad se emplea en una gran variedad de aplicaciones, y en la actualidad alimenta desde los resonadores de los teléfonos móviles hasta sonares para las profundidades del océano o imágenes de ultrasonido.


"Hasta ahora, no se había explorado la capacidad de generar electricidad a partir de esta proteína en particular", explica Aimee Stapleton, autora principal del estudio. "La extensión de la piezoelectricidad en los cristales de lisozima es significativa, del mismo orden de magnitud que el cuarzo. Sin embargo, debido a que es un material biológico no resulta tóxico, por lo que podría tener muchas aplicaciones innovadoras como recubrimiento electroactivo y antimicrobiano para implantes médicos".

Las aplicaciones futuras de este descubrimiento pueden ser muy variadas y de gran alcance, especialmente en el ámbito de la producción de energía para la electrónica flexible y dispositivos biomédicos. Dado que es biocompatible, es el sustituto perfecto a los generadores piezoeléctricos convencionales, que muchas veces tienen elementos tóxicos como el plomo, o también como sistema para liberar fármacos en el cuerpo, usando la lisozima como una bomba para generar la energía necesaria.

2 oct. 2017

Volcán Yellowstone podría destruir la Tierra asegura la NASA

Los investigadores afirmaron que este temible evento produciría grandes cantidades de lava


Un grupo de científicos de la NASA reveló un plan para combatir la amenaza de una peligrosa erupción del súper volcán Yellowstone, ubicado al noroeste de Estados Unidos. Su explosión podría ser en los próximos años y el daño que causaría pondría en peligro a todo el planeta porque dejaría a la Tierra en un “invierno volcánico” durante varios años.

Los investigadores afirmaron que este temible suceso produciría grandes cantidades de lava y una inmensa nube de ceniza que ahogaría la Tierra de la luz solar durante muchos años, que es lo que se conoce como un invierno volcánico. El volcán Yellowstone es uno de los 20 súper volcanes conocidos, y podría ser una de las mayores amenazas de la Tierra, peor que un ataque de cometas.

MEDIDAS DE CONTROL

Científicos de la NASA han preparado un método arriesgado que consiste en enfriar la lava que se encuentra dentro del súper volcán. Yellowstone pierde bastante calor en el exterior, pero el restante permanece dentro y eso es lo que podría convertirse en una súper erupción.

Según el informe de los científicos, una tarea tan pesada como esta podría lograrse perforando 6,2 millas en el súper volcán y bombeando agua a alta presión. El proyecto tendría un costo de muchos millones de dólares, por lo que la NASA invita a las grandes empresas mundiales para que participen.

27 sept. 2017

Así sería el mundo si los dinosaurios no se hubieran extinguido

Hace 66 millones de años, un asteroide gigante o se estrelló contra la Tierra provocando la desaparición del 75% de las especies, un cataclismo que también se llevó a los dinosaurios. Pero ¿qué hubiese ocurrido si pasa de largo o cae en otra zona? Probablemente hubieran seguido viviendo. Exploramos las consecuencias.

Si hubiese caído antes o después, hubiese caído en las profundidades del Pacífico y el Atlántico y no en las aguas superficiales de Yucatán, y su efecto no hubiera sido el mismo. Foto: Getty/BBC

Fue un cataclismo difícil de imaginar. Cuando un asteroide de 15 km de ancho se estrelló contra la Tierra hace 66 millones de años, lo hizo con una fuerza equivalente a 10.000 millones de bombas atómicas como lo de Hiroshima.

Una bola de fuego radioactiva quemó todo lo que encontró a cientos de kilómetros a su alrededor, generando múltiples tsunamis en todas las direcciones posibles.

Como resultado, se extinguió el 75% de las especies, entre ellas los dinosaurios.

¿Pero qué hubiese pasado si, por ejemplo, el asteroide hubiese seguido de largo o caído unos minutos antes?

Antes o después

Este es el escenario propuesto por un grupo de investigadores en el documental de la BBC estrenado recientemente "El día que murieron los dinosaurios".

Uno de estos científicos es el geólogo Sean Gulick, de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, quien piensa que si hubiese caído antes o después, en vez de impactar las aguas superficiales del la Península de Yucatán en México, habría caído en las profundidades del Pacífico o el Atlántico, que hubiesen absorbido algo de su fuerza y limitado la expulsión de sedimentos ricos en sulfatos que cubrieron la atmósfera en los años siguientes.


Algunos investigadores creen que, con o sin asteroide, los dinosaurios habrían acabado por desaparecer. Foto: Getty vía BBC

También hubiera sido una catástrofe y se habrían extinguido especies, pero algunos dinosaurios grandes habrían sobrevivido.

Si ese hubiese sido el caso, ¿habría dinosaurios hoy día? ¿Qué otros nuevos habrían aparecido? ¿Habrían desarrollado una inteligencia como la de los humanos?

Algunos investigadores creen que, incluso sin el asteroide, el reino de los dinosaurios igual hubiese llegado a su fin.

"Yo soy de la opinión poco ortodoxa de que los dinosaurios estaban destinados a desaparecer, de todas maneras, debido al enfriamiento del clima", dice Mike Benton, paleontólogo de la Universidad de Bristol, en Reino Unido.

"Lograron apenas mantenerse durante el Cretácico, pero sabemos que los mamíferos se estaban diversificando (...) y los dinosaurios estaban decayendo desde hace 40 millones de años", añade.
Benton cree que los mamíferos habrían reemplazado a los dinosaurios.

Tom Holtz, investigador de dinosaurios carnívoros de la Universidad de Maryland, en EE.UU., también cree que hace 66 millones de años se habrían producido algunas extinciones de todos modos, debido a las erupciones a las corrientes de lava en la región de India conocida como traps del Decán, pero dice que "una vez dentro del Paleoceno y el Eoceno, no había nada que hubiese afectado la biología general de los dinosaurios".

"Hubiese sido un mundo en el que los dinosaurios del Cretácico hubieran estado cómodos".

Calor, plantas y frutas

Si asumimos que hubiesen sobrevivido, ¿qué factores hubiesen afectado su evolución? El cambio climático, probablemente, habría sido el principal problema.

Un evento conocido como Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno, hace 55 millones de años, hizo que las temperaturas globales se tornasen 8ºC más altasque las de hoy, y que los bosques tropicales se expandieran por el planeta.

En este mundo caliente, con vegetación abundante, muchos saurópodos de cuello largo podrían haber crecido rápidamente, reproduciéndose a una edad más joven y reduciendo su tamaño.

Otra tendencia en el Cretácico tardío es la aparición de las plantas con flores.

En el Cretácico tardío aparecieron las plantas con flores y, con ellas, llegaron los frutos. Foto: Getty vía BBC

Y con estas llegaron los frutos, que coevolucionaron con los mamíferos y las aves que ayudaron a dispersar sus semillas.

¿Pudieron haber evolucionado dinosaurios parecidos a los monos para aprovechar estos recursos, así como los primates aparecieron en nuestra cronología?

"Muchas aves comen frutas. Así que podría haber habido dinosaurios no avianos que se adaptaran a una dieta de frutas", explica Matt Bonnan, paleontólogo de la Universidad Stockton, en EE.UU.

Stephen Brusatte, investigador de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, concuerda con que "los dinosaurios pequeños y con plumas podrían haber seguido la misma ruta de los primates" ya que algunos ya estaban correteando por entre las ramas.

Otros podrían haberse convertido en bebedores de néctar, desparramando el polen de flor en flor durante el proceso.

Expansión de las praderas

Otro evento importante, que ocurrió hace 34 millones de años, es la separación de Sudamérica de Antártica. Esto hizo que se desarrollara la corriente circumpolar, que provocó la formación de la capa de hielo en Antártica e hizo que se enfriara y secara el mundo.

En ese momento, y más tarde en el Mioceno, las praderas se extendieron por un vasto sector del planeta.

¿Habrían sobrevivido los dinosaurios con la expansión de las praderas? Foto: Getty vía BBC

"Mamíferos herbívoros rápidos y de patas largas se hicieron más comunes. En el pasado uno podía esconderse, pero no puedes hacerlo en la pradera abierta", dice Holtz.

Es en este momento en nuestra historia cuando empezamos a ver un crecimiento explosivo de una diversidad de animales de pastoreo, con pezuñas, y animales carnívoros que los cazan.

Según Darren Naish, paleontólogo de vertebrados en Reino Unido, es posible que, en nuestra cronología alternativa, los dinosaurios veloces de pastoreo habrían sido los descendientes de los parientes cornudos de los Triceratops o de los herbívoros bípedos parientes del Hypsilophodon.

"Los dinosaurios ya vienen con un enorme set de ventajas evolutivasque a los mamíferos les tomó mucho tiempo", agrega. Por eso, dice, habrían tenido ventajas para adaptarse a las praderas.

Tenían mejor visión que los mamíferos y podrían haber sido más hábiles para detectar peligros.

Más cerca de la actualidad, los dinosaurios tendrían que haber lidiado con las varias edades de hielo de los últimos 2.600 millones de años. Pero sabemos que los dinosaurios del Cretácico vivían por encima del círculo polar ártico.

"Quizás en lugares más fríos habríamos visto dinosaurios con pieles gruesas y elaboradas, cubiertos con bello y plumas hasta las puntas de los dedos y la cola", dice Naish.

Coexistencia

Los océanos son otro territorio poco explorado por los dinosaurios. Especies como los Spinosaurus incursionaron en ambientes de río y estuarios, y con frecuencia se hallaron fósiles de anquilosaurios en sedimentos marinos y cerca de la costa.

¿Podrían estas dos especies haber seguido los pasos de las ballenas y evolucionado para vivir en el mar?

Podrían haber regresado a la tierra para depositar sus huevos o, eventualmente, dar a luz directamente en el mar.

Especies como los Spinosaurus incursionaron en ambientes de río. Foto: Getty vía BBC

En un mundo con los dinosaurios en la tierra, pterosaurios en el cielo e ichthyosaurus y mosasaurusen el mar, ¿qué destino habrían sufrido las aves y los mamíferos?

Según Naish, en un mundo con dinosaurios habría igual una gran diversidad -como la de hoy día- de aves.

Los mamíferos, sin embargo, son otra historia. Si bien ya estaban en el mundo desde hace 160 millones de años cuando hizo impacto el asteroide, todavía "eran criaturas marginales", explica Brusatte.

Eran diversos pero generalmente pequeños y restringidos a nichos específicos.

"Fue solo gracias al impacto del asteroide que destituyó a los dinosaurios dominantes que pudieron liberarse".

Los mamíferos primitivos habrían tenido dificultades para escapar de estos depredadores gigantes. Foto: Getty vía BBC

No todos están de acuerdo: piensan que la megafauna no habría tenido posibilidad, pero sí la habrían tenido los murciélagos, los roedores, los pequeños carnívoros, los primates y las comadrejas.

Pero si los monos tití y los hilobátidos hubiesen saltado de rama en rama mientras los dinosaurios andaban merodeando por ahí, ¿no podría acaso haber evolucionado algo similar a los homínidos?

"Algunos de los linajes de mamíferos ya habían empezado a evolucionar antes del evento de extinción", señala Naish.

"Tomando esto en cuenta, probablemente podría haber primates y... (quizás), una versión de humanidad".

"Dado que evolucionamos en un mundo lleno de mamíferos gigantes, es posible".

Dinosaurios inteligentes

Teniendo en cuenta que hay mamíferos inteligentes, ¿podrían haber evolucionado dinosaurios inteligentes?

"Dinosaurios equivalentes a cuervos, loros o primates, con cerebros muy complejos y capacidad para resolver problemas podrían haber evolucionado", dice Holtz, quien cree que nunca podrían haberse parecido a los humanos.

"No creo que hubiesen llegado a nada que se parezca al nivel de una inteligencia humana", señala Naish.

"Podrías tener dinosaurios con un gran cerebro, inteligentes, pero todavía se verían como dinosaurios. Es antropomórfico asumir que habrían evolucionado otras forman de inteligencia similar a la humana".

Y, por último, asumiendo que hubieran sobrevivido hasta los últimos cientos de miles de años y convivido con los humanos, ¿habrían sobrevivido hasta el día de hoy?

La respuesta parece ser sí.

Es posible, dicen algunos investigadores, que algunos dinosaurios pequeños se hubiesen adaptado a la vida en las ciudades, coexistiendo a la par de ratas y palomas. Foto: Getty vía BBC

Pero así como los humanos cazaron a los mamuts y otros animales de la megafauna hasta su extinción, el crecimiento de la población y el desarrollo de nuevas tecnologías de caza habrían hecho mella en los grandes dinosauriosa medida que nos expandimos por el globo.

En esta cronología alternativa, quizás algunas pocas especies de grandes herbívoros saurópodos, o incluso carnívoros similares al T. rex, podrían haber sobrevivido en reservas naturales protegidas o en parques nacionales lo suficientemente grandes como para albergarlos.

Quizás algunos de los dinosaurios no avianos más pequeños podrían haberse adaptado a ambientes urbanos, conviviendo a la par de la gente en las ciudades como lo hacen las palomas, las ratas y las gaviotas en muchas partes del mundo.

Así como la mayoría de los grandes mamíferos han desaparecido, quedan aún unos pocos como los elefantes o los rinocerontes. Por eso no es tan difícil imaginar un mundo paralelo donde pudiésemos ir a un safari de dinosaurios, al estilo de la película Parque Jurásico y disfrutar del espectáculo con binoculares y cámaras fotográficas.

26 sept. 2017

La NASA explica las extrañas formaciones de hielo de Plutón

Uno de los descubrimientos de la misión New Horizons de la NASA en Plutón fueron unas extrañas formaciones que parecían enormes hojas de cuchillo de hielo, cuyos orígenes habían permaneció como un misterio. La NASA ha difundido un video en YouTube al respecto.



Ahora los científicos tienen una fascinante explicación para este peculiar terreno: las estructuras están hechas enteramente de hielo de metano, y es probable que formen un tipo específico de erosión llevada lejos de sus superficies, dejando crestas dramáticas y divisiones agudas, explica la NASA en un artículo de su página web.

Estas crestas geológicas irregulares se encuentran en las zonas más altas en la superficie de Plutón, cerca de su ecuador, y pueden planear muchos cientos de pies en el cielo – tan alto como un rascacielos de la ciudad de Nueva York, manifiesta la NASA. Son uno de los tipos de características más desconcertantes en el planeta enano, y ahora parece que las hojas están relacionadas con el complejo clima de Plutón y su historia geológica.

Un equipo liderado por Jeffrey Moore, miembro del equipo de New Horizons, ha determinado que la formación del terreno con álabes comienza con la congelación de metano de la atmósfera en Plutón, heladas se congela en el suelo en la Tierra, o incluso en su congelador.
“Cuando nos dimos cuenta de que el terreno de la hoja de cuchillos consiste en altos yacimientos de hielo de metano, nos preguntamos por qué forma todas estas crestas, en lugar de ser sólo grandes gotas de hielo en el suelo”, dijo Moore. “Resulta que Plutón experimenta variación climática y a veces, cuando Plutón está un poco más caliente, el hielo metano empieza a “evaporarse” básicamente”, indicó.

DATOS CLAVES SOBRE PLUTÓN

Es un planeta enano del sistema solar que se encuentra después de la órbita de Neptuno, y debe su nombre al dios romano Plutón, Hades de los griegos.

Plutón fue descubierto en 18 de febrero de 1930 y fue considerado el noveno y más pequeño planeta del sistema solar hasta el 24 de agosto de 2006.

Ese año, la Unión Astronómica Internacional indicó que en realidad era un planeta enano y creó la categoría plutoide para objetos similares a este.

Científicos de la NASA identifican 60 'gatitos' en los anillos de Saturno

La NASA identifica 60 'gatitos' en los anillos de Saturno


La nave Cassini logró hallar estos objetos antes de desaparecer en la atmósfera de dicho planeta.

La sonda Cassini de la NASA, que terminó incinerada en la atmósfera de Saturno este mes, hallaron al menos 60 "gatitos" orbitando el el anillo F de dicho planeta, informó la agencia espacial.
Pero dichos objetos no son en realidad crías de gato. Los científicos de Cassini le pusieron nombres de pequeños gatos a estos objetos celestes.

Según detalla Europa Press, "los gatitos de Saturno son un grupo de diminutas aspirantes a lunas en formación que ocupan el anillo F del planeta".

Los científicos explican que estos "gatitos" surgen en este anillo exterior, que está compuesto de partículas de todo tamaño que chocan entre ellas y se adhieren entre sí formado lo que denominan "gatito".

La lista de nombres de "gatitos" de Saturno incluye apelativos como Fluffy, Garfield, Socks y Whiskers. Son apodos para denominaciones oficiales más complicadas como "Alpha Leonis Rev 9".

24 sept. 2017

El misterio de la araña azul

Los expertos sugieren que el color azul desempeñe una función en la selección sexual de las arañas. Pero esta primera hipótesis carecería de sentido al entender que las arañas tienen poca visión, por lo que a la hora de escoger a su pareja el color o el brillo no sería un aliciente

La araña azul Poecilotheria metallica | National Geographic | Michael Kern

Existen muchas tarántulas coloridas, por lo que no es raro encontrar una de coloración azul. Es el caso de la Poecilotheria metallica, una especie que se encuentra en peligro de extinción.

Según un estudio publicado en 'Sciencie Advances' y que recoge 'National Geographic', la coloración azul llegó a evolucionar hasta ocho veces en tarántulas. Además, al observar de cerca los pelos azules de diferentes arácnidos el equipo descubrió que no todas las arañas crean el color azul de la misma manera, lo que significaba que el color no es un mero rasgo de la especie. Por ello, los científicos sospechan que hay una buena razón por la que las arañas son azules. Y es que la coloración podría tener una función importante.

A diferencia de los pigmentos que hacen que las hojas de la planta sean verdes y los flamencos rosados, el color azul de una tarántula proviene de nanocristales ordenados con precisión. El arreglo cristalino actúa como un espejo que refleja sólo una longitud de onda particular de la luz entrante. En algunas tarántulas, esa longitud de onda resulta ser el mismo tono de azul. Estos arreglos reflectores de luz son también responsables de los colores brillantes de escarabajos, alas de mariposa y plumas de ave; los colores que reflejan dependen de la alineación y espaciamiento entre los cristales individuales.

Así, la función del color podría ser una muestra de cortejo entre los arácnidos. Pero la teoría se desmorona, según los expertos, cuando se tiene en cuenta que la criatura no ve muy bien, por lo que no les importa el color de su pareja.

De esta forma, el motivo de esta evolución en las arañas es todavía desconocida. Los científicos sugieren que el color azul podría deberse tanto para evitar ser presas como para atraer a otros arácnidos, es decir que los colores servirían para la selección sexual de las arañas.

Fuente: Antena 3 Noticias

Los extraterrestres podrían estar vigilándonos

Si nosotros buscamos, quizás otros también hagan lo mismo.

La imagen muestra desde dónde pueden observarse los tránsitos de los planetas del Sistema Solar. Cada línea representa un mundo y la Tierra es la línea azul- 2MASS / A. Mellinger / R. Wells

Un grupo de científicos de la Universidad de la Reina en Belfast y el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Alemania han examinado cómo una civilización extraterrestre podría descubrir la existencia de la Tierra utilizando nuestros propios métodos. Y según sus cálculos, que explican en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society, al menos nueve planetas fuera del Sistema Solar están en una posición ideal para dar con nosotros. Nos delataría nuestro paseo alrededor del Sol.

Hasta la fecha, los astrónomos han descubierto miles de planetas que orbitan estrellas distintas de nuestro Sol, llamados exoplanetas, gracias a misiones como, por ejemplo, el telescopio Kepler. Aunque existen diferentes métodos, la gran mayoría han podido ser detectados gracias a lo que se conoce como tránsitos, es decir, el paso de un mundo por delante de su estrella anfitriona desde nuestra perspectiva. Cada vez que lo hace, la luz del astro se debilita a intervalos regulares, lo que desvela la existencia del planeta. (Más noticias sobre exoplanetas aquí).

En el nuevo estudio, los autores se preguntan cómo vería un observador alienígena el Sistema Solar utilizando esta misma técnica. Para ello, identificaron partes del cielo distante desde donde se veían varios planetas de nuestro Sistema Solar pasar frente al Sol, las llamadas «zonas de tránsito», concluyendo que los planetas terrestres (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) son mucho más propensos a ser localizados que los planetas Jovianos más lejanos (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno), a pesar de su tamaño mucho mayor.

Pequeños pero más cercanos

«Los planetas más grandes bloquearían naturalmente más luz cuando pasan delante de su estrella», explica el autor principal del estudio, Roberto Wells. «Sin embargo, el factor más importante realmente es lo cerca que está el planeta de su estrella madre y como los planetas terrestres están mucho más cerca del Sol que los gigantes de gas, es más probable que se vean en tránsito».

Para localizar mundos desde los cuales otra civilización tendría la mejor oportunidad de detectar nuestro Sistema Solar, los astrónomos buscaron partes del cielo desde las cuales se podía ver más de un planeta cruzando la cara del Sol. Encontraron que tres planetas podrían ser observados desde cualquier lugar fuera del Sistema Solar, y que no todas las combinaciones de tres planetas son posibles.

Segun Katja Poppenhaeger, coautora del estudio, «estimamos que un observador posicionado al azar tendría aproximadamente una probabilidad de 1 entre 40 de observar al menos un planeta. La probabilidad de detectar al menos dos planetas sería aproximadamente diez veces menor, y detectar tres sería diez veces más pequeño».

De los miles de exoplanetas conocidos, el equipo identificó 68 mundos donde los observadores verían uno o más de los planetas de nuestro Sistema Solar atravesar el Sol. Nueve de estos planetas están situados idealmente para observar los tránsitos de la Tierra, aunque ninguno de esos mundos se considera habitable.

Potencialmente habitables

Además, el equipo estima que debe haber aproximadamente diez mundos (actualmente no descubiertos) que están ubicados favorablemente para detectar la Tierra y son capaces de mantener la vida tal y como la conocemos. Sin embargo, hasta la fecha no se han descubierto planetas habitables desde los cuales una civilización pueda descubrirnos con una tecnología similar a la nuestra.

La misión K2 en curso de la nave espacial Kepler continúa cazando exoplanetas en diferentes regiones del cielo durante unos meses a la vez. Estas regiones están centradas cerca del plano de la órbita de la Tierra, lo que significa que hay muchas estrellas objetivo ubicadas en las zonas de tránsito de los planetas del Sistema Solar. Los planes del equipo para el trabajo futuro incluyen la orientación de estas zonas de tránsito para buscar exoplanetas, con la esperanza de encontrar algunos que puedan ser habitables.

8 oct. 2012

Científicos confirman la existencia de mundos paralelos

Un equipo de científicos de la Universidad de Oxford ha demostrado la existencia de los mundos paralelos. 


La teoría de tales mundos fue planteada por primera vez en 1950 por Hugh Everett quien supuso que cada nuevo suceso en el universo posiblemente provocaba su división.

De esta manera, el número de universos alternativos tiende al infinito. La teoría fue reconocida como ficción y olvidada. Pero de repente en Oxford llegaron a la conclusión de que Everett estaba en el camino cierto.

Los cálculos demuestran que las estructuras con ramificaciones que aparecen en la división del Universo en versiones paralelas de sí mismo, explican los resultados de la naturaleza relativista de la mecánica cuántica.

Es decir, según los científicos, no vivimos en un mundo único sino en un solo mundo de muchos mundos paralelos.

24 may. 2012

Extraños planetas desconciertan a los científicos

El sorprendente comportamiento de algunos mundos pone patas arriba tres teorías que los astrónomos mantienen sobre el Universo.


Según un destacado astrónomo, cuantos más planetas descubrimos, menos sabemos sobre la formación de los sistemas planetarios. De acuerdo con Geoffrey Marcy, de la Universidad de Berkeley, California, los astrónomos viven una edad de oro con más de 500 planetas confirmados que orbitan alrededor de otras estrellas.

Sin embargo, han dado muchos quebraderos de cabeza a los teóricos porque, según él, muchos de estos nuevos descubrimientos desafían los modelos existentes sobre formación de los planetas

Las teorías actuales defienden que los planetas se formaban a partir de discos compuestos del gas y polvo sobrantes tras el nacimiento de una estrella. Siempre se ha creído que en nuestro sistema solar los planetas gigantes gaseosos, como Júpiter y Saturno, tomaron forma a gran distancia y migraron hacia dentro, mientras el arrastre gravitacional del polvo y el gas sobrantes fueron erosionando sus órbitas. Este proceso migratorio se detuvo cuando la mayor parte del gas y del polvo fue arrastrada para formar varios objetos, dejando a los planetas más o menos como hoy los vemos.

En teoría, otras estrellas con planetas deberían haber nacido de forma parecida. Sin embargo, y siempre de acuerdo con Marcy, esta teoría tiene consecuencias no acordes con la realidad.

Primera consecuencia: todas las órbitas planetarias deberían ser circulares

Es posible que algunos planetas nacieran con órbitas excéntricas, moviéndose alrededor de su estrella en óvalos alargados. Sin embargo, Marcy sostiene que a medida que un planeta se acerca a su estrella, el arrastre gravitacional debería suavizar su órbita, al igual que un objeto da vueltas al caer a un desagüe.

Los ocho planetas de nuestro sistema solar tienen, en líneas generales, órbitas circulares, y las simulaciones sobre formación de los planetas a partir de discos sugieren que debería haber numerosos sistemas parecidos.

Sin embargo, en realidad solamente uno de cada tres de los exoplanetas conocidos tiene una órbita circular o casi circular.

Segunda consecuencia: con algunas excepciones, todos los elementos de un sistema solar deberían orbitar en el mismo plano y en la misma dirección

Los ocho planetas de nuestro sistema solar orbitan en la misma dirección a lo largo de la eclíptica, un plano que está casi alineado con el Ecuador del sol. Esto tiene sentido si los planetas tomaron forma dentro de los discos planos de material que giran alrededor de las estrellas recientes.

Estos modelos se basan en la idea de que el arrastre gravitacional de los discos es la influencia principal sobre los planetas cuando éstos migran. Basándonos en esta teoría, los planetas deberían continuar en la eclíptica y seguir la rotación de sus estrellas.

Sin embargo, aproximadamente una de cada tres órbitas de exoplanetas está “desalineada”. Algunos orbitan en la dirección opuesta a la rotación de sus estrella, otros se inclinan hacia fuera de la eclíptica, igual que los satélites meteorológicos que pasan sobre los polos de la Tierra en lugar de sobre el Ecuador.

“Hay inclinaciones orbitales por todas partes”, comentó Marcy.

Tercera consecuencia: los planetas de tamaño similar al de Neptuno deberían ser poco comunes en el universo

Las teorías sobre el arrastre del gas también defienden que los planetas con masa comprendida entre tres veces la masa de la Tierra y la masa de Júpiter deberían ser poco comunes. Esto se debe a que afirman que la velocidad de migración es proporcional a la masa del planeta, comentó Alessandro Morbidelli, del Laboratorio Cassiopee de Niza, Francia.

Los planetas más pequeños que la Tierra pueden sobrevivir con facilidad en el disco porque migran a velocidad lenta. Los planetas con masa comprendida entre la masa de la Tierra y la de Urano migran tan rápido que deberían ser absorbidos por la estrella central. Los planetas que crecen lo suficientemente rápido como para convertirse en gigantes gaseosos absorben todo el gas que les rodea, ralentizando su velocidad de migración y otorgándoles la oportunidad de sobrevivir.

Sin embargo, de acuerdo con los descubrimientos de los “cazadores de planetas”, Marcy afirma que hay demasiados planetas del tamaño de Neptuno como para aceptar esta teoría.

El rango de tamaño que debería ser el menos común, entre 3 y 15 veces el tamaño de la Tierra, es en realidad el más habitual. Los planetas considerablemente más pequeños son difíciles de detectar y no permiten, por tanto, elaborar estadísticas precisas.

“Esta teoría ha fracasado”, afirmó Marcy en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Seattle, Washington.

Los nuevos descubrimientos siguen poniendo las teorías en tela de juicio. Marcy opina que parte del problema es que los teóricos han prestado demasiada atención a las interacciones con el gas y el polvo y no la suficiente a las interacciones entre planetas. “Podría ser el principal origen de las migraciones, lanzándolos a órbitas excéntricas e inclinaciones elevadas”, afirmó.

Mientras tanto, comentó, los nuevos avances en astronomía probablemente añadan muchos exoplanetas nuevos “que darán a los teóricos más motivos para subirse por las paredes.”

Problemas con las simulaciones

Sin embargo, algunos expertos no están preparados para dejar de lado las teorías actuales. “Estoy completamente de acuerdo en que la distribución estadística de los planetas que sugieren las simulaciones es distinta de lo que vemos”, afirmó Hal Levison, científico del Southwest Research Institute de Boulder, Colorado.

Según él, el problema es que la teoría exige tal estudio matemático que una simulación por ordenador pormenorizada podría llevar meses. “Solamente pueden llevarse a cabo unas pocas simulaciones” en el tiempo asignado, afirmó.

En su opinión, para llevar a cabo simulaciones suficientes que permitan obtener resultados significativos, es necesario utilizar versiones reducidas de esas simulaciones. Pero las más “rápidas” tienen un precio y el fracaso a la hora de ajustarlas a la realidad de los exoplanetas no significa necesariamente que la teoría no sea correcta.

“Lo único que podemos afirmar con seguridad es que estas simulaciones no funcionan”, afirmó Levison. “Son malas”. “No creo que aporten nada todavía a nuestros conceptos básicos sobre la formación de los planetas.”

 

Categorias

agenda (137) astronomia (373) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie