Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta descubrimientos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta descubrimientos. Mostrar todas las entradas

28 may. 2020

Descubren en Marte los restos de un lago de hace 3.700 millones de años

Los resultados de su investigación se acaban de publicar en la revista Geomorphology

Marte - Una Galaxia Maravillosa

Dos geólogos de la Universidad de Zaragoza han descubierto en Marte los restos de un lago de hace 3.700 millones de años. Lo han encontrado tras analizar en detalle los datos geomorfológicos obtenidos por las misiones de la NASA en el planeta rojo.

Según ha informado la Universidad zaragozana, los resultados de esta investigación acaban de ser publicados en la revista especializada Geomorphology. En ella, los geólogos Ángel García Arnay y Francisco Gutiérrez explican su hallazgo: evidencias geomorfológicas de diez depósitos sedimentarios en forma de abanico, situadas en lo que fue la desembocadura de antiguos valles fluviales de Marte.

Se localizaban, en cocnreto, en la región marciana denominada Nepenthes Mensae, situada en la zona de transición entre las tierras altas y bajas de Marte. «La región se caracteriza por un cinturón de depresiones interconectadas con presencia de numerosos relieves relictos», informa la Universidad de Zaragoza.

Esa región de Marte está al noroeste del cráter Gale, conocido por ser, desde el año 2012, la base de operaciones de la NASA desde la que explora con el vehículo «Curiosity».

El análsis geomorfológicos de los datos obtenidos por la NASA sobre la superficie de Marte han permitido a estos dos investigadores de la Universidad de Zaragoza identificar esos depósitos sedimentarios, además de 54 terrazas localizadas a lo largo de los límites de esas mismas depresiones y junto a relieves residuales. Todo eso, unido a las evidencias geológicas que también se han detectado, permite constatar que allí hubo lagos, deltas y líneas de costa estables, según indican estos científicos.

Su hallazgo se une a otras pruebas que en los útlimos años han avalado que en Marte hubo masas de agua. La investigación de estos geólogos aragoneses apunta a que, en esa zona del planeta rojo, habrían existido lagos interconectados hace aproximadamente 3.700 millones de años.

26 may. 2020

Descubren un «anillo de fuego cósmico» a 11.000 millones de años luz

Este tipo de galaxia lejana, nunca antes visto, puede sacudir algunas teorías sobre la evolución del universo temprano

Anillo de fuego cósmico

Un equipo internacional de astrónomos han capturado la imagen de algo nunca visto, un «anillo de fuego cósmico» tal como existía hace 11.000 millones de años. Se trata de una galaxia lejana, llamada R5519, que tiene aproximadamente la masa de la nuestra, la Vía Láctea y es circular con un agujero en el medio, más bien como una «rosquilla titánica». Fabrica estrellas a una velocidad endiablada. «Es súper rara», reconocen sus descubridores. El hallazgo, anunciado en la revista «Nature Astronomy», puede sacudir las teorías sobre la formación más temprana de estructuras galácticas.

«Es un objeto muy curioso que nunca hemos visto antes», afirma el investigador principal, Tiantian Yuan, del Centro de Excelencia ARC de Australia para Astrofísica All Sky en 3 Dimensiones (ASTRO 3D). «Parece extraño y familiar al mismo tiempo».

Situada a 11.000 millones de años luz del Sistema Solar, R5519 fue descubierta en los datos del Observatorio WM Keck en Hawái y el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. El agujero negro en su centro es verdaderamente masivo, con un diámetro 2.000 millones de veces más largo que la distancia entre la Tierra y el Sol. Monstruoso. Para decirlo de otra manera, es tres millones de veces más grande que el diámetro del agujero negro supermasivo en la galaxia Messier 87, que en 2019 se convirtió en el primero en ser fotografiado directamente.

«Está haciendo estrellas a un ritmo 50 veces mayor que la Vía Láctea», dice Yuan, miembro de ASTRO 3D con sede en el Centro de Astrofísica y Supercomputación de la Universidad Tecnológica de Swinburne, en el estado de Victoria. «La mayor parte de esa actividad tiene lugar en su anillo, por lo que realmente es un anillo de fuego».


Muy infrecuentes
Hay dos tipos de galaxias en anillo. El más común se crea por procesos internos. Pero el segundo se forma por colisión, como resultado de encuentros inmensos y violentos con otras galaxias. Por lo que han visto los investigadores, R5519 es una de esas galaxias en anillo de colisión», por lo que es la primera que se encuentra en el Universo temprano.

En el Universo «local» cercano, estas galaxias en anillo por colisión son 1.000 veces más raras que el tipo creado internamente. Las imágenes del R5519, solo 3.000 millones de años después del Big Bang, indican que siempre han sido extremadamente infrecuentes.

Ahmed Elagali, del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía en Australia Occidental, cree que estudiar R5519 ayudaría a determinar cuándo las galaxias espirales comenzaron a desarrollarse. «Además, restringir la densidad numérica de las galaxias en anillo a través del tiempo cósmico también se puede utilizar para imponer restricciones en el ensamblaje y la evolución de los grupos de galaxias locales», agrega.

En la misma línea, Kenneth Freeman, profesor de la Universidad Nacional de Australia y coautor del estudio, asegura que el descubrimiento tendrá implicaciones para comprender cómo se formaron galaxias como la Vía Láctea. «La formación de colisión de galaxias en anillo requiere un disco delgado para estar presente en la galaxia 'víctima' antes de que ocurra la colisión», explica.

«El disco delgado es el componente definitorio de las galaxias espirales: antes de ensamblarse, las galaxias estaban en un estado desordenado, aún no reconocible como galaxias espirales», añade. Como explica, «en el caso de esta galaxia de anillo, estamos mirando hacia atrás en el universo temprano 11.000 millones de años, en una época en la que los discos delgados apenas se estaban ensamblando. En comparación, el disco delgado de nuestra Vía Láctea comenzó a unirse solo hace 1.000 millones de años. Este descubrimiento es una indicación de que el ensamblaje del disco en las galaxias espirales ocurrió durante un período más extenso de lo que se pensaba».

25 may. 2020

Un “extraño objeto” que se descubrió en la órbita de Júpiter asombra a los astrónomos

La aparición del caballo de Troya fue un momento culminante en el trágico fin de esa ciudad legendaria en la épica ‘Iliada’

asteroide-2019LD2

Y ahora, en Júpiter, un troyano ha atraído la fascinación, en este caso de los astrónomos, por su inusual comportamiento.

Científicos han identificado un objeto con extraña actividad ubicado en la línea de la órbita de Júpiter.

Se trata de la primera vez que tal cosa es presenciada y aunque no  tiene que ver con ovnis o extraterrestres ha causado importante fascinación.

El fenómeno tiene nombre: 2019LD2 y es uno de los asteroides, denominados troyanos de Júpiter, que se ubican justamente en la línea de la órbita de ese planeta, algunos de ellos en un grupo “delante” del planeta en su recorrido en  torno al sol y otro grupo “detrás”.

Júpiter tiene miles de esos troyanos, aunque otros planetas también.

La Tierra tiene, al menos, un asteroide troyano que sigue la misma ruta de su órbita en torno al sol.

Estos troyanos son inertes, pedruscos que se acumularon en su posición actual por el empuje de la gravedad de Júpiter hace cientos de millones de años.

Pero 2019LD2 es el único de esos asteroides que se encuentra activo: al parecer está desprendiendo material y presenta una suerte de pequeña cola como los cometas.

Este asteroide activo, que sería un objeto en cierto modo a medio camino entre asteroide y cometa, es el único de su tipo que ha sido identificado entre los troyanos de Júpiter, aunque en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter se han identificado ese tipo de objetos activos.

El conocido como 6478 Gault es singular por haber súbitamente desarrollado a principios de 2019 dos colas de cometa por la expulsión de material que comenzó a registrar.

Astrónomos del Sistema de Alerta Final de Impacto de Asteroides contra la Tierra (ATLAS) de la Universidad de Hawaii, entidad financiada por la NASA que se dedica a rastrear identificar y rastrear con sus telescopios objetos que pudiesen entrar en ruta de colisión con nuestro planeta, descubrieron a 2019LD2 en junio del año pasado.

Y aunque ese asteroide no está entre los que podrían desatar la ominosa amenaza que estudia ATLAS, ciertamente les llamó enormemente la atención, pues los asteroides activos son raros.

Y 2019 LD2 es el primero de ellos identificado entre los troyanos de Júpiter.

No es claro,  con todo, el porqué de la activación del 2019LD2.  De acuerdo a Gizmodo, los asteroides usualmente están desprovistos de materiales volátiles en su superficie como los que generan colas cometarias, y por ello una explicación en este caso es que por alguna razón material del  interior del asteroide habría quedado expuesto y generado esa cola.

Alan Fitzsimmons, astrónomo citado en un comunicado de ATLAS, comenta que se cree que en el interior de los asteroides Troyanos podría haber acumulaciones grandes de hielo, y la actividad del 2019 LD2 sería un indicio de ello.

El material interior de ese asteroide podría haber quedado expuesto por un derrumbe o colisión con otro asteroide y también, se afirma, podría tratarse de un asteroide errante de reciente arribo al grupo de troyanos de Júpiter y, por ello, su composición podría ser distinta al resto.

La investigación de este asteroide está en marcha y una misión de la NASA, con una sonda que podría ser lanzada justamente para estudiar a los troyanos de Júpiter entre 2027 y 2033, indica Gizmodo, tendrá la oportunidad única de estudiar en mayor detalle al inusual asteroide activo 2019 LD2.

Ese singular troyano de Júpiter será, presumiblemente, objeto de especial interés en esa misión.

Descubren el volcán más grande y caliente de la Tierra

Se llama Puhahonu y tiene 150.000 kilómetros cúbicos. Mide el doble que el Mauna Loa y también está en Hawái

Volcan Puhahonu

Investigadores de la Universidad de Hawái, de la “Escuela de Ciencia y Tecnología del Océano y de la Tierra” (“SOEST”, por sus siglas en inglés), descubrieron el volcán más grande y caliente de la Tierra.

En un estudio reciente, un equipo de vulcanólogos y exploradores oceánicos utilizó varias líneas de evidencia para determinar que el Puhahonu, un volcán dentro del Monumento Nacional Marino de Papahanaumokuakea, contaba con esa distinción.

Los geocientíficos pensaron durante mucho tiempo que el Mauna Loa, un volcán escudo culturalmente significativo y activo en la isla de Hawái, era el volcán más grande de la Tierra. Sin embargo, después de varios estudios, el equipo de investigación llegó a una nueva conclusión.

Volcan Puhahonu

Volcan Puhahonu
En esta investigación también “se ha propuesto que los puntos calientes que producen cadenas de volcanes como Hawái se enfrían progresivamente en 1-2 millones de años y luego mueren”, dijo Michael García. Él es el autor principal del estudio y profesor retirado de Ciencias de la Tierra en SOEST.

“Sin embargo, hemos aprendido de este estudio que los puntos calientes pueden sufrir pulsos de producción de masa fundida. Un pequeño pulso creó el grupo Midway de volcanes ahora extintos y otro, mucho más grande, creó el Puhahonu”, explicó.

“Esto reescribirá los libros de texto sobre cómo realmente funcionan las plumas mantélicas, también conocidas como plumas del manto”, resaltó.

Este estudio también destaca que los volcanes hawaianos, no solo ahora sino durante millones de años, han estado en erupción con algunos de los magmas más calientes de la Tierra.

El volcán más grande del mundo está ubicado en una parte poco visitada de Hawái. Sin embargo, esta zona cuenta con una gran importancia ecológica, histórica y cultural.

Este trabajo lo financió la National Science Foundation, el Schmidt Ocean Institute y la Universidad de Hawái.

7 may. 2019

Inminente contacto extraterrestre

Cathal D. O’Connell, investigador de la Universidad de Melbourne, ha mencionado que varios descubrimientos en las últimas décadas han hecho que las posibilidades de la existencia vida extraterrestre sean más realistas. Está convencido de que las condiciones perfectas para la vida podrían duplicarse en algún lugar de este universo
 
Extraterrestre

Si nos basamos en la ciencia ficción, los humanos no van a reaccionar muy bien cuando encontremos vida extraterrestre. Hablamos de pandemónium, nada menos que de histeria. Desde Independence Day hasta Alien, parecen demonstrar que el ser humano se asustará cuando conozcamos a nuestros “vecinos extraterrestres”, quienes, para ser justos, suelen amenazar la vida en la Tierra. Pero parece ser que, si hablas con las personas, obtendrás una perspectiva diferente de cómo podría ser una reacción al primer contacto. La mayoría no sienten miedo. De hecho, son bastante optimistas sobre lo que podría significar conocer a otras formas de vida.

Creen que son más similares a E.T. de Steven Spielberg que a los xenoformos de H. R. Giger, por lo que sería una reacción menos hostil y más una curiosidad pacífica. Un estudio de la Universidad Estatal de Arizona en 2018 sugería que, en caso de un encuentro extraterrestre, no habría caos mundial, ni disturbios ni violencia. Los humanos en realidad reaccionarían bastante positivamente a la noticia. Pero ahora estaríamos a las puertas de saber realmente cuál sería la reacción de la población, ya que científicos han confirmado que el descubrimiento de vida extraterrestre es inevitable e inminente.

Inminente contacto extraterrestre

Cathal D. O’Connell, un investigador de la Universidad de Melbourne, Australia, ha revelado que el descubrimiento de vida extraterrestre es inevitable e inminente. Ha mencionado que varios descubrimientos en las últimas décadas han hecho que las posibilidades de la existencia vida extraterrestre sean más realistas. Está convencido de que las condiciones perfectas para la vida podrían duplicarse en algún lugar de este universo.

“La vida extraterrestre, ese tropiezo familiar de ciencia ficción, esa fantasía kitsch, esa pesadilla de CGI, se ha convertido en una cuestión de discusión seria, un factor de riesgo, un escenario real”, ha escrito O’Connell en la plataforma de divulgación The Conversation. “Porque, siguiendo una serie de descubrimientos importantes de las dos últimas décadas, la idea de vida extraterrestre no es tan inverosímil como solía parecer. El descubrimiento ahora parece inevitable y posiblemente inminente”.

En su escrito, O’Connell ha revelado que los astrónomos han catalogado miles de planetas que orbitan alrededor de varias estrellas y, curiosamente, muchos de ellos tienen su posición en la zona habitable donde las temperaturas son lo suficientemente suaves como para que exista agua líquida en la superficie. O’Connell cree que podría haber incluso un planeta similar a la Tierra en órbita alrededor de Próxima Centauri, la estrella vecina más cercana al sistema solar.

“Incluso hay un mundo potencialmente similar a la Tierra que orbita a nuestra estrella vecina más cercana, Próxima Centauri”, agrega O’Connell. “A solo cuatro años luz, ese sistema podría estar lo suficientemente cerca para que podamos alcanzar mediante el uso de la tecnología actual. Con el proyecto Breakthrough Starshot lanzado por Stephen Hawking en 2016 los planes para esto ya están en marcha”.

O’Connell revela que la vida es capaz de sobrevivir incluso en entornos que pueden parecer difíciles para los humanos. Según el investigador de la Universidad de Melbourne, se puede encontrar vida en un lago de ácido sulfúrico, dentro de barriles de desechos nucleares, en agua sobrecalentada a 122 grados centígrados y en las tierras estériles de la Antártida. El investigador también añade que Marte fue una vez un lugar perfecto para albergar vida. Él cree que la presencia de metano en la atmósfera marciana podría ser una prueba de la presencia de vida extraterrestre allí.

“Hoy en día, Marte todavía tiene agua líquida bajo tierra”, dice O’Connell. “Un gas fuertemente asociado con la vida en la Tierra, el metano, ya se ha encontrado en la atmósfera marciana, y en niveles que misteriosamente suben y bajan con las estaciones. Los insectos marcianos podrían aparecer tan pronto como sea posible. Cuando el rover de ExoMars Rosalind Franklin los busque con un ejercicio de dos metros”.

Sin duda la declaración de O’Connell parece increíble e inimaginable. Que un científico asegure que estamos a las puertas del primer contacto extraterrestre, afirmándolo tan rotundamente, parece ser un desafío a la mismísima comunidad científica, la cual lleva tiempo diciéndonos que la única civilización inteligente en el universo es la nuestra. Pero algunos teóricos de la conspiración aseguran que el científico de la Universidad de Melbourne lo que está haciendo es preparándonos para ese encuentro y la realidad es bien otra.

Coinciden más con la teoría de Avi Loeb, director del departamento de astronomía de Harvard y uno de los asesores del proyecto Breakthrough Listen, quien a principios de este año aseguró que hay naves extraterrestres entre nosotros, incluyendo una o más cerca de Júpiter. Quien sabe, tal vez los extraterrestres lleven tiempo entre nosotros, y se estén preparando para una invasión silenciosa. Ya es solo cuestión de tiempo saber lo que ocurrirá.

7 oct. 2018

Científicos de la NASA descubren un misterioso objeto que podría guiar al Planeta X


Un nuevo objeto cósmico avala la existencia del planeta X, el noveno planeta del Sistema Solar.

16 ene. 2018

Descubren la cueva sumergida más grande del mundo

La cueva subacuática de 347 kilómetros conecta las cavernas inundadas de Sac Actun y Dos Ojos en Tulum


El grupo de exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), han descubierto el sitio arqueológico más grande del mundo al conectar los sistemas de cavernas inundadas de Sac Actun y Dos Ojos en Tulum, en Quintana Roo (México) --dos de las más grandes--, dando como resultado una cueva subacuática de 347 kilómetros.

El director de exploración del proyecto GAM, Robert Schmittner y un equipo de buzos de cuevas, entre los que destacan Marty O Farrell, Jim Josiak y Sev Regehr, comenzaron esta fase del proyecto en marzo de 2017. No obstante, Schmittner llevaba 14 años buscando esta conexión y añadiendo nuevos túneles y galerías a este laberinto acuático, según informa el GAM.

La cueva guarda evidencias de los primeros pobladores de América, fauna extinta y la cultura maya

Estos cientos de kilómetros de pasajes subterráneos se han convertido en verdaderos túneles del tiempo y resguardan, entre otras cosas, la historia remota y reciente de Quintana Roo. “Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo, ya que cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y, por supuesto, de la cultura maya”, asegura el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia y director del Gran Acuífero Maya, Guillermo de Anda.

Este hallazgo es muy valioso además, porque da pie y sustento a una gran biodiversidad que depende de este sistema enorme y representa una gran reserva de agua dulce que ha dado vida a esta región de la península de Yucatán, desde tiempos inmemoriales hasta la actualidad.

Con este y otros esfuerzos, el GAM busca entender mejor el subsuelo, su biodiversidad y la relación del ser humano con el objetivo de lograr un adecuado aprovechamiento de los recursos naturales que dependen de este acuífero.

La siguiente fase de este proyecto comprende el análisis de la calidad del agua del Sistema Sac Actun, así como el estudio de la biodiversidad que depende directamente de este acuífero, así como su adecuada conservación; además de dar continuidad al mapeo y registro detallado de contextos arqueológicos sumergidos.

Siguiente objetivo: conectar Sac Actun con otros tres sistemas

De este modo, el Sistema Sac Actun arrebata el puesto al Sistema Ox Bel Ha, localizado al sur de Tulum, que hasta la fecha era el más largo con 270 kilómetros. El Sistema Sac Actun, ubicado al noreste, de Tulum, con 263 kilómetros, ocupaba el segundo lugar en extensión. El tercero en la lista es el Sistema Kook Baal con 93 kilómetros y el cuarto era el Sistema Dos Ojos, que contaba con 83 kilómetros. Este último se suma ahora al Sistema Sac Actun como resultado de esta intensiva exploración.

De acuerdo a las normas de espeleología, cuando dos sistemas de cuevas se conectan, la cueva más grande absorbe a la más pequeña, por lo que el nombre de esta última desaparece. Así pues, el Sistema Sac Actun es considerado ahora el más grande del mundo, con una longitud de 347 kilómetros de cueva inundada, la distancia entre Cancún y Chetumal, aproximadamente. Por tanto, el Sistema Dos Ojos deja de existir.

Según los investigadores del proyecto, la meta ahora es conectar a Sac Actun con los otros tres sistemas de cuevas subacuáticas, los cuales están muy cerca uno del otro, y están localizados en el municipio del Tulum.

358 sistemas de cuevas en el norte de Quintana Roo

Según datos del Quintana Roo Speleological Survey, solo en el norte de Quintana Roo hay 358 sistemas de cuevas sumergidas, lo que representan cerca de 1.400 kilómetros de pasajes inundados de agua dulce.

Además, y como resultado de esta búsqueda, el grupo de exploración ha registrado otro importante sistema con una longitud de 18 kilómetros hasta ahora denominado ‘La madre de todos los cenotes’, cuya profundidad máxima es de 20 metros y se encuentra al norte de Sac Actun. ‘La madre de todos los cenotes’ es, por el momento, un sistema individual, pero el equipo del GAM está muy cerca de conectarlo con el Sistema Sac Actun.

”Este es un esfuerzo de más 20 años, de recorrer cientos de kilómetros de cuevas sumergidas en Quintana Roo principalmente, de los cuales dediqué 14 años a explorar este monstruoso Sistema Sac Actun; ahora el trabajo de todos es conservarlo”, afirma Robert Schmittner.

10 dic. 2017

Descubierta una nueva momia en Egipto

El cuerpo momificado, posiblemente de un alto cargo del Gobierno, fue hallado junto con máscaras funerarias de madera pintadas y varios cientos de estatuas tallada

 
El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha anunciado este sábado el descubrimiento de una momia y cientos de objetos en dos tumbas del yacimiento arqueológico de la antigua ciudad de Tebas, donde se ubica la actual Luxor, en el este de Egipto.

Las tumbas, ubicadas en la necrópolis del Draa Abul Naga, fueron descubiertas en la década de 1990 por la arqueóloga Frederica Kampp, pero no habían sido exploradas en su totalidad.

Ahora han encontrado un cuerpo momificado envuelto en lino, posiblemente de un alto cargo del Gobierno, junto con máscaras funerarias de madera pintadas y varios cientos de estatuas talladas, probablemente fechadas alrededor del 1550 a.C., hacia el final de la dinastía XVII de Egipto o el comienzo de la dinastía XVIII.

7 nov. 2017

Descubren gimnasio en Egipto del siglo III a.C.

Un grupo de arqueólogos egipcios y alemanes hanconseguido descubrir un gimnasio de la época helenística que data del siglo III a.C., a unos 130 kilómetros al suroeste de El Cairo, informaron hoy fuentes oficiales.





Este sería el primer gimnasio de este tipo que se acaba de encontrar en Egipto, los arqueólogos han descubierto que está compuesto por una gran sala de reuniones, que en el pasado estuvo adornada por estatuas, un comedor y un patio, además de una pista de carreras de unos 200 metros de longitud y jardines alrededor del conjunto, según informó el Ministerio de Antigüedades en un comunicado.

El descubrimiento se ha realizado en el sitio arqueológico de Watfa, a cinco kilómetros del palacio Qarún, edificio más importante de la antigua ciudad de Filoteris, fundada a orillas del lago Qarún por Ptolomeo II, rey que también construyó los legendarios faro y biblioteca de Alejandría.
En la época helenística, los gimnasios eran centros privados, donde los jóvenes de clases altas se instruían en deportes, aprendían a leer y escribir y organizaban debates filosóficos, según explicó en un comunicado la profesora Cornelia Römer del Instituto Arqueológico Alemán, responsable del descubrimiento.
El gimnasio de Wafta, aunque de menores dimensiones que los que se encontraban en cualquier ciudad griega, muestra que la cultura helenística se expandió mucho más allá de la costa en Egipto.
El yacimiento se encuentra a unos 340 kilómetros al sur de la ciudad costera de Alejandría y está ubicado cerca del lago Qarún, enclavado en el desierto, a poca distancia del valle del Nilo.
Todavía no se habían encontrado restos de ningún gimnasio griego en Egipto, pero su existencia era conocida gracias a varias inscripciones y papiros.
La localidad de Filoteris tenía cerca de 1.200 habitantes cuando fue fundada, en el siglo III a.C., dos tercios de ellos nativos egipcios y un tercio, griegos, según el Ministerio de Antigüedades.
Las excavaciones llevadas a cabo en la zona por el Instituto Arqueológico Alemán comenzaron en 2010.

3 nov. 2017

Descubren gran cámara secreta en La Gran Pirámide de Guiza

Los investigadores han utilizado detectores de muones para encontrar la misteriosa cavidad de 30 metros de longitud, que podría ayudar a revelar cómo se construyó el monumento de 4.500 años de antigüedad o cualquier otra cosa que podría dejarnos sorprendidos.

 

Más de cuatro mil quinientos años después de haber sido construidas, las pirámides de Egipto siguen deparando sorpresas. La última, una cámara oculta y hasta ahora desconocida en la gran pirámide de Guiza, que sirvió de tumba al faraón Keops, y que ha podido ser descubierta gracias a la aplicación de técnicas que rayan en la ciencia ficción.
De hecho, el hallazgo, llevado adelante por una colaboración internacional llamada Scan Pyramids y publicado por la revista «Nature», se realizó utilizando imágenes basadas en los rayos cósmicos que bombardean continuamente cada centímetro de la superficie terrestre. Toda una prueba de lo efectiva que puede ser la física de partículas aplicada al estudio de antiguas estructuras.

La gran pirámide, una de las estructuras más impresionantes del mundo antiguo, fue levantada durante el reinado del faraón Keops, que duró desde el año 2509 hasta el 2483 antes de Cristo. Construida a partir de bloques de piedra caliza y granito, se eleva 139 metros y es la más antigua y más grande de las pirámides de Egipto. Pero la forma en que se construyó no ha sido aún aclarada por completo, extremo que ha dado origen a todo tipo de especulaciones y misterios.

Ahora, para averiguar algo más sobre su compleja estructura interna, un equipo de investigadores liderado por Mehdi Tayoubi y Kunihiro Morishima han obtenido imágenes de la pirámide basándose en muones, partículas que son un subproducto de los rayos cósmicos y que son capaces de atravesar la roca con facilidad. Alrededor de 10.000 muones caen sobre cada metro cuadrado de la superficie de la Tierra por minuto. Los muones siguen trayectorias diferentes cuando se mueven por el aire o a través de la roca sólida, lo que permitió a los científicos distinguir fácilmente las cavidades dentro de la pirámide. Esta novedosa técnica también ha servido, por ejemplo, para estudiar el interior de los volcanes o el reactor nuclear de Fukushima en Japón

En diciembre de 2015, el equipo del físico Kunihiro Morishima, de la Universidad de Nagoya (Japón) colocó una serie de detectores dentro de la cámara de la Reina, donde descubrirían los muones que pasaban por la pirámide desde arriba. Las partículas, explica Nature, son parcialmente absorbidas por la piedra, por lo que cualquier agujero grande en la pirámide daría como resultado más muones de los esperados golpeando los detectores.

Después de varios meses, los científicos notaron algo inesperado, una anomalía en la detección. Otros dos equipos de físicos japoneses y franceses se unieron a la investigación y obtuvieron los mismos resultados: una gran cavidad oculta, de por lo menos 30 metros de longitud. La cámara tiene una sección transversal muy similar a la de la Gran Galería, que descansa justo debajo. «Fue una gran sorpresa. Estamos muy emocionados», dice Mehdi Tayoubi, presidente del Heritage Innovation Preservation Institute en París y uno de los investigadores que ha participado en el proyecto. Curiosamente, un equipo dirigido por el Nobel de Física estadounidense Luis Alvarez ya intentó hacer algo similar en los años 60, utilizando datos de rayos cósmicos, pero la tecnología entonces no estaba suficientemente avanzada y no logró encontrar nada.

Propósito desconocido


Pocos detalles se conocen de la cámara. Podría ser horizontal o inclinada, y estar formada por dos o más espacios más pequeños. Su propósito es desconocido, pero Tayoubi sugiere que podría ser «una segunda Gran Galería». Con todo, los arqueólogos descartan que exista la posibilidad de encontrar un tesoro escondido. Las grandes cámaras fueron descubiertas en el siglo IX dC y exploradas por los arqueólogos occidentales en el siglo XIX, pero muchos se han preguntado desde entonces si podrían existir algunas más escondidas dentro de la pirámide, e incluso si la auténtica cámara funeraria del faraón todavía no ha sido descubierta. «Hay muchas teorías, algunas muy bonitas, pero también muy locas», advierte Tayoubi.

Aidan Dodson, egiptólogo de la británica Universidad de Bristol cree que el espacio podría ser una «cámara de alivio», destinada a reducir el peso de la mampostería que presiona sobre la Gran Galería. En la cámara del Rey se observa un sistema similar. Pero Colin Reader, un geólogo e ingeniero independiente con sede en Liverpool, Reino Unido, que ha estudiado las pirámides egipcias, explica a la revista «Nature» que la nueva cámara está demasiado lejos de la Gran Galería para servir a este propósito. Y se pregunta si, al igual que la Gran Galería conduce a la cámara del Rey, el vacío podría conducir a otra cámara superior.

Sea como sea, lo que sí es cierto es que el hallazgo abre las puertas a futuros estudios que ayudarán a los arqueólogos desentrañar los secretos y misterios que aún guarda en su interior el monumento funerario más famoso de todos los tiempos.

27 oct. 2017

Gigantesco objeto visita nuestro Sistema Solar

Nunca antes se había observado nada parecido, llega desde la constelación de Lira y su velocidad es tan rápida que los científicos y astrónomos están desconcertados.


Todavía no se sabe a ciencia cierta de que se trataría, si de un cometa, un asteroide o cualquier otro objeto.

Los astrónomos de la Universidad de Hawái han detectado este objeto, que parece haberse originado fuera del Sistema Solar, en otro lugar de nuestra galaxia. Si es así, sería el primer «visitante interestelar» observado y confirmado por los astrónomos.

Este extraño objeto inusual, al que el Minor Planet Center (MPC) en Cambridge, Massachusetts (EE.UU.), ha denominado temporalmente A/2017 U1, tiene menos de 400 metros de diámetro y se mueve notablemente tan rápido que no se ha podido aún esclarecer el motivo. Los astrónomos trabajan urgentemente para apuntar los telescopios alrededor del mundo y en el espacio hacia esa misterioso objeto. Una vez que se obtengan y analicen los datos obtenidos, esperan poder saber más sobre su origen y posiblemente su composición.

A/2017 U1 ha sido descubierto por el telescopio Pan-STARRS 1 de la Universidad de Hawái en Haleakala, durante una búsqueda nocturna de objetos cercanos a la Tierra para la NASA. El astrónomo Rob Weryk fue el primero en identificar el objeto en movimiento. Se dio cuenta inmediatamente de que era un objeto inusual. «Su movimiento no podría explicarse si fuera un asteroide normal del Sistema Solar o la órbita de un cometa», explica. Imágenes de seguimiento tomadas por el telescopio de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Tenerife confirmaron sus sospechas. «Este objeto ha venido desde fuera de nuestro Sistema Solar», afirma Weryk.

18 oct. 2017

Misterioso descubrimiento en Arabia Saudita de 400 "puertas" en unos volcanes

Un equipo de científicos realizó el hallazgo a través de imágenes satelitales. Especulan que tendrían 7 mil años de antigüedad y desconocen cuáles fueron las razones de su construcción

 Las “puertas” fueron encontradas gracias a los satélites




Los petroglifos más famosos del mundo se encuentran en Nasca, Perú. Creaciones como el Colibrí o el Extraterrestre son imágenes icónicas y reconocibles para los amantes de los viajes y, principalmente, de los misterios, aunque los investigadores pudieron develar cómo y para qué el pueblo que habitó en el Perú talló estos dibujos en la piedra.

Los arqueólogos e historiadores tendrán ahora un nuevo desafío, ya que se acaban de descubrir, gracias a imágenes satelitales, casi 400 misteriosas estructuras en la región de Harrat Khaybar, Arabia Saudita.

 Se encuentran en la región de Harrat Khaybar, Arabia Saudita



Los investigadores las denominaron "puertas" debido a sus formas que simulan una entrada y descansan, en general, sobre las laderas de una cúpula volcánica que alguna vez arrojó lava basáltica. La más pequeña de estas formaciones se extiende por 13 metros, mientras que la más larga llega a los 518 metros de largo.

Hasta ahora, los científicos pudieron diferenciar dos tipos de "puertas": las que poseen múltiples paredes de piedra que forman un diseño rectangular, y las llamadas puertas de tipo "I", que solo poseen un muro de piedra con montones de piedras en cada extremo.

También develaron que hallaron otros tipos de estructuras de piedra, como las "cometas", que se utilizaron para cazar animales y las "ruedas", todas denominadas por su forma.

Las puertas "están construidas en piedra, las paredes son más o menos escasas", escribió David Kennedy, profesor de la Universidad de Australia Occidental, en un documento que se publicará en la edición de noviembre de la revista Arqueología Arábiga y Epigrafía. Y agregó: "Parecen ser las estructuras artificiales más antiguas del paisaje y no se puede discernir ninguna explicación obvia de su propósito".

"Las puertas se encuentran casi exclusivamente en campos de lava sombríos e inhóspitos con escasa agua o vegetación, lugares aparentemente entre los más inhóspitos para nuestra especie", escribió Kennedy. Sin embargo, los arqueólogos explicaron que hace miles de años el paisaje de la zona era mucho más hospitalario para vivir.

Además, los investigadores aseguraron que las figuras de las "cometas" y las "ruedas" son posteriores, ya que estas estructuras de piedra se construyeron sobre las "puertas". Los restos de flujos de lava también se encuentran a veces en la parte superior de las puertas, lo que indica que las puertas también son más antiguas que algunos de los flujos, dijo Kennedy.

 Imagen sátelital de la NASA del campo de volcanes

El vulcanólogo Vic Camp fue uno de los precursores de la investigación. Durante la década de 1980, descubrió -junto a John Roobol- una de las "puertas" en una cúpula de lava y otras estructuras de piedra, en un área del Harrat Khaybar.


Las cúpulas de lava ya no están activas, dijo Camp, y agregó que en el pasado, la lava basáltica cubría algunas de las estructuras de piedra, incluidas las puertas. "Vemos varias áreas donde la lava más joven carece de tales estructuras (de piedra), aunque otras están rodeadas por varias estructuras", comentó Camp a Live Science. De acuerdo al especialista, algunas de las puertas alrededor de la cúpula de lava fueron construidas hace unos 7.000 años. Aunque esto todavía no está confirmado, ya que el trabajo de campo está por comenzar en los próximos meses.

17 oct. 2017

Hallan restos de un cóndor de 30.000 años de antigüedad en Argentina

Los restos de una especie de cóndor de 30 mil años de antigüedad, al que bautizaron Emperador de Las Pampas, fueron hallados por investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) y del CONICET en una excavación en el partido bonaerense de Marcos Paz, a 34 kilómetros de la Capital Federal, informaron hoy fuentes científicas.

 
Una representación del Pampagyps imperator a escala, al lado de Federico Agnolin.



“Este hallazgo es único no solo para la provincia de Buenos Aires sino para toda Argentina, porque es la primera vez que se encuentra un ejemplar tan bien preservado de un cóndor extinto y del que, hasta ahora, se desconocía su existencia”, dijo el paleontólogo Federico Agnolin a la Agencia CTyS, de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM),

Señaló que este linaje de cóndores hasta ahora desconocido y bautizado como Pampagyps imperator superaba los 2,50 metros con sus alas abiertas y tenía garras más fuertes que el actual, por lo que los paleontólogos creen que podría cazar a sus presas.

Si uno viajara 30 mil años antes del presente, al momento en que esta ave imperaba en los cielos de la región pampeana y aun no había llegado el hombre hasta estas latitudes, se encontraría con una megafauna terrestre completamente distinta a la actual.

“Había mastodontes, que eran muy parecidos a los elefantes actuales; perezosos gigantes que superaban la tonelada de peso; gliptodontes, casi del tamaño de un Fiat 600; y entre los carnívoros estaba el conocidísimo tigre dientes de sable”, enumeró el especialista Agnolin.

El paleontólogo Federico Brissón Egli, coautor de este estudio y también investigador del MACN y del CONICET, subrayó que “lo más importante de este yacimiento de Marcos Paz es que, además de encontrar fósiles de animales de gran tamaño, también se encuentran restos de animales pequeños, de microvertebrados, de aves, de lagartos, de peces, que es mucho más difícil que se preserven a través del tiempo, y eso es lo que hace a esta cantera diferente, al mostrar una ventana de estas especies que son muy importantes para el ecosistema”.

Parte de la cantera fue declarada como reserva paleontológica, solamente utilizable con fines científicos. En las más de seis hectáreas que tiene el sitio explorado en su totalidad, los investigadores realizan un hallazgo nuevo a cada paso. Pero, sin dudas, el descubrimiento más importante que ha dado este lugar desde que comenzó a ser estudiado en 2010 es, justamente, el Pampagyps imperator, por tratarse de una especie desconocida hasta hoy. 

Las garras del cóndor emperador.
 
Los investigadores determinaron que esta ave tenía una gran capacidad para abrir y cerrar sus garras. “Un hueso del miembro posterior nos muestra que las inserciones de los músculos eran mucho mayores a la de los cóndores actuales, por lo que posiblemente podría cazar presas”, explicó el doctor Federico Agnolin a la Agencia CTyS-UNLaM. En la actualidad, los cóndores son animales que se alimentan solamente de carroña. Por su parte, el cóndor emperador de las Pampas, con sus hasta 3 metros de envergadura, debió de ser temible para sus presas, entre las cuales podía haber pequeños vertebrados como roedores, reptiles y patos. No obstante, el Pampagyps imperator también debía alimentarse de los cadáveres de los grandes mamíferos que habitaban la región. “Piensen que, en aquella épocas, vivían especies enormes que cuando morían dejaban sus carcasas en descomposición; por ello, también había una gran diversidad de animales carroñeros, como lobos, otros mamíferos y otras aves, como los caranchos, con los que debía competir el Pampagyps”, analizó el doctor Agnolin. 

La caída del cóndor y la megafauna

En aquel entonces, las aves carroñeras eran mucho más abundantes que en la actualidad. También, había mamíferos de tamaños gigantes. Pero a todas estas especies les llegó su ocaso hace unos 10 mil años, tiempo que también quedó registrado en los sedimentos de la cantera de Marcos Paz, ubicada casi en el límite fronterizo con el partido de La Matanza y a unos 150 metros de la Ruta 3. Aparentemente, la llegada del hombre tuvo un papel decisivo en la extinción de toda esta fauna prehistórica, pero no fue el único factor. “Hace 10 mil años, se produjeron grandes cambios climáticos que provocaron que la fauna estuviera en retracción, con pocas especies”, contó Agnolin. Y añadió: “Cuando llegó el hombre, comenzó a cazar esas enormes bestias, y ese fue el puntapié final para hacerlas desaparecer”. Y fue igual la suerte que corrió el Pampagyps imperator. “Al desaparecer estos enormes animales que el hombre cazaba, también se extinguieron los animales carnívoros que se alimentaban de los cadáveres de esas bestias, entre los cuales se encontraban las aves carroñeras”, relató el investigador del MACN y del CONICET.

El estudio que se realiza en la cantera Vignogna de Marcos Paz está dirigido por el paleontólogo del Museo de La Plata y del CONICET Leopoldo Soibelzon. De este equipo de investigación también participan Esteban Soibelzon, Sergio Rodríguez, Facundo Iacona y la geóloga Elisa Beilinson, todos ellos también del Museo de La Plata. Asimismo, el estudiante de paleontología David Piazza ha participado desde las primeras exploraciones a este yacimiento. Cuando vivían aquellas especies, la zona era muy distinta. “Hoy, tenemos pastizales, lagunas, tenemos bosques, pero, hace 30 mil años, el ambiente era prácticamente como el de la Patagonia, un semidesierto, con arbustos, muchos estepas, mucha aridez, el clima era mucho más frío que ahora, y en algunos períodos hubo ingresiones marinas hasta este sitio, por lo que también se encuentran peces de agua salada en uno de los niveles de la cantera”, detalló Agnolin.

Delfines y ballenas se comportan muy similares a los humanos

Un estudio sobre 90 especies señala que los cetáceos viven en grupos sociales muy estrechos, tienen relaciones complejas, hablan entre sí e incluso tienen dialectos regionales

 
 
Cuántas veces el ser humano tiene que bajar de su pedestal como cúspide de la creación. Lo que creemos único y exclusivo a nuestra especie es a menudo compartido por otras también de gran capacidad cognitiva. Es lo que ha pasado con los grandes simios, capaces de bromear y engañar, entristecerse por la muerte de un amigo o mantener una cultura propia, lo que diferencia a un grupo de otro en el uso de las herramientas para, por ejemplo, conseguir comida. Pues algo muy similar ocurre con otros animales también de gran inteligencia: los cetáceos.

 
 
Una investigación llevada a cabo con datos sobre 90 especies diferentes de delfines, ballenas y marsopas ha relacionado el tamaño de sus cerebros con la complejidad de su comportamiento. Y ha encontrado «pruebas abrumadoras» de que, en efecto, estos mamíferos marinos tienen rasgos de comportamiento social y cooperativo sofisticados, similares a muchos de los que presumimos las sociedades humanas. Por ejemplo, viven en grupos cuyos miembros mantienen relaciones complejas y estrechas, hablan entre sí e incluso tienen dialectos regionales.

La investigación, publicada en la revista Nature Ecology & Evolution, demuestra que estas características sociales y culturales están relacionadas con el tamaño del cerebro y la expansión cerebral, también conocida como encefalización. La larga lista de similitudes conductuales incluye muchos rasgos compartidos con humanos y otros primates, como las relaciones complejas de alianza -trabajar juntos para beneficio mutuo-, o la transferencia social de técnicas de caza; es decir, enseñar a cazar y usar herramientas. Igualmente, destacan la caza cooperativa, las vocalizaciones complejas, incluidos los dialectos grupales regionales («hablan» entre ellos), la mímica vocal y los silbidos característicos para llamar a individuos específicos, como si se llamaran por su nombre.

Además, estos animales son capaces de cooperar con los seres humanos y otras especies, cuidar a las crías que no son suyas y disfrutar del juego social. «Como humanos, nuestra capacidad para interactuar y cultivar relaciones sociales nos ha permitido colonizar casi todos los ecosistemas y ambientes del planeta. Sabemos que las ballenas y los delfines tienen cerebros excepcionalmente grandes y anatómicamente sofisticados y, por lo tanto, han creado una cultura marina similar», asegura Susanne Shultz, bióloga evolutiva en la Escuela de Ciencias de la Tierra y Medioambientales de la británica Universidad de Manchester.

«Eso significa que la aparente coevolución de los cerebros, la estructura social y la riqueza conductual de los mamíferos marinos proporciona un único y sorprendente paralelismo con los grandes cerebros y la hipersocialidad de los humanos y otros primates en la tierra. Desafortunadamente, nunca imitarán nuestras grandes metrópolis y tecnologías porque no evolucionaron con pulgares oponibles», señala Shultz.

Gran cerebro por las relaciones sociales

El equipo utilizó el conjunto de datos para probar la hipótesis del cerebro social y la del cerebro cultural. Ambas son teorías evolutivas desarrolladas originalmente para explicar los grandes cerebros en primates y mamíferos terrestres. De esta forma, los científicos que están de acuerdo con las mismas (también exiten los detractores) argumentan que los cerebros grandes son una respuesta evolutiva a entornos sociales complejos y ricos en información. Esta es la primera vez que estas hipótesis se han aplicado a los mamíferos marinos «inteligentes» en una escala tan grande.

Según Michael Muthukrishna, profesor en la London School of Economics and Political Science (LSE), la investigación «no trata solo de observar la inteligencia de las ballenas y los delfines, sino también sus importantes ramificaciones antropológicas. Para avanzar hacia una teoría más general del comportamiento humano, necesitamos entender qué hace que los humanos sean tan diferentes de otros animales. Y para hacer esto, necesitamos un grupo de control. Comparados con los primates, los cetáceos son un grupo de control más 'extraño'».

Por su parte, Kieran Fox, neurocientífico de la Universidad de Stanford (EE.UU.), sostiene que los cetáceos tienen muchos comportamientos sociales complejos que son «similares a los humanos y otros primates». Sin embargo, «tienen estructuras cerebrales diferentes de las nuestras, lo que llevó a algunos investigadores a argumentar que las ballenas y los delfines no podían lograr mayores habilidades cognitivas y sociales. Creo que nuestra investigación muestra que esto claramente no es el caso», argumenta Fox. A su juicio, la gran pregunta que surge del estudio es cómo patrones de estructura cerebral tan diferentes en especies también muy diferentes dan lugar a «comportamientos cognitivos y sociales tan similares».

Científicos dan a conocer importante descubrimiento astronómico

Un equipo internacional de científicos anunció hoy que logró observar a través de su luz y sus ondas gravitacionales la fusión de dos estrellas de neutrones, lo que abre “el inicio de una nueva era” en la observación del Universo. Estas observaciones, realizadas el pasado 17 de agosto, “sugieren” que las señales localizadas son el resultado de la fusión de dos estrellas de neutrones, un evento llamado kilonovas, cuya existencia se postuló hace 30 años, pero esta es la primera observación confirmada.

 Imagen virtual facilitada por el Observatorio Europeo Austral (ESO) muestra la explosión de kilonova, fenómeno originado por la colisión de dos estrellas de neutrones (EFE)



“Lo que hace este descubrimiento aún más excitante es que los científicos fueron capaces de detectar por primera vez la emisión de luz, es decir, radiación electromagnética”, declaró en una rueda de prensa en Washington France Córdova, directora del Foro Nacional de Ciencia.

El anuncio, que fue realizado durante la Conferencia Astrofísica de Ondas Gravitacionales que se celebró hoy en la ciudad estadounidense de Baton Rouge (Louisiana), confirmó que se trata de la primera vez que los astrónomos han podido observar en el mismo evento ondas gravitacionales y radiación electromagnética (luz).

Los observatorios de ondas gravitacionales Ligo, en EE.UU, y Virgo, en Italia, detectaron el pasado agosto el quinto evento de ondas, pero unos segundos más tarde varios observatorios espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) individuaron un estallido de rayos gamma corto que fue seguido por telescopios del Observatorio Austral Europeo (ESO).

Se estima que las ondas gravitacionales detectadas en agosto fueron emitidas a unos 130 millones de años luz de distancia, lo que lo convierte tanto el evento de ondas gravitacionales como la explosión de rayos gamma más cercanos detectados hasta ahora.

“Hay ocasiones excepcionales en las que, quienes nos dedicamos a la ciencia, tenemos la oportunidad de presenciar el principio de una nueva era”, “¡esta es una de ellas!”, según la astrónoma del Instituto Nacional de Astrofísica Elena Pian, autora principal de uno de los artículos sobre el tema que publica hoy Nature.

“Las ondas gravitacionales sólo pueden ser generadas por los eventos astronómicos más espectaculares, como el choque de dos agujeros negros”, explicó Córdova, quien añadió que este descubrimiento es una prueba de lo que el ser humano puede hacer cuando va “más allá” de su conocimiento “en busca de respuestas”.

Durante el anuncio, el director ejecutivo de los observatorios Ligo, Dave Reitze, explicó que durante el evento se pudo ver la dispersión de oro y platino, lo que sirvió para descubrir que estos elementos “son generados por este tipo de colisiones”.

“Este antiguo reloj de mi abuelo está compuesto por oro que posiblemente fue creado hace miles de millones de años. ¡Es un descubrimiento asombroso!”, comentó Reitze.

Para el científico del proyecto Integral de la ESA, Erik Kuulkers, “se trata de un descubrimiento histórico, ya que por primera vez se nos muestra la liberación tanto de ondas gravitacionales como de luz extremadamente energética procedentes de una misma fuente cósmica”, según un comunicado.

La existencia de las ondas gravitacionales fue predicha a comienzos del siglo pasado por Albert Einstein, pero su detección no se produjo hasta 2015, un hecho que ha sido distinguido este año con el Premio Nobel de Física.

Hasta la anunciada hoy, la última ola de ondas gravitacionales, la cuarta a lo largo de la historia, fue avistada el pasado 14 de agosto, fruto de la colaboración científica entre LIGO y VIRGO, y contó con la participación del Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de Baleares (UIB) y de un equipo de la Universidad de Valencia.


16 oct. 2017

Descubren anfiteatro bajo el Muro de las Lamentaciones

Un anfiteatro techado y a medio construir del siglo II fue desenterrado en Jerusalén durante las excavaciones bajo el Muro de las Lamentaciones, el primer hallazgo de la era romana en la ciudad, dijeron arqueólogos israelíes este lunes.

Un nuevo fragmento del Muro de las Lamentaciones (Kotel) y un pequeño teatro a sus pies que data del periodo romano, la primera estructura pública encontrada hasta ahora en esta zona, fueron presentadas en la Ciudad Vieja de Jerusalén por la Autoridad de Antigüedades de Israel.

 El arqueólogo israelí Joe Uziel de la Autoridad de Auntigüedades de Israel habla a los periodistas en el interior de un anfiteatro romano descubierto en los túneles del Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén.

En buen estado de conservación, y bajo el arco de Wilson, el único elemento que permanece del puente que permitía acceder al Segundo Templo de Herodes, Israel ha desenterrado un tramo de ocho metros del muro occidental y un pequeño teatro para una audiencia de 200 personas.


 Debajo del Arco de Wilson comenzaron las excavaciones que llevaron debajo del Muro de las Lamentaciones.

«El descubrimiento fue una verdadera sorpresa. Cuando comenzamos a excavar nuestro objetivo era datar el arco de Wilson. No imaginé que nos abriría una ventana al misterio del teatro perdido de Jerusalén», aseguró la arqueóloga Tahila Liberman.

 Las ruinas datan del tiempo de la ocupación romana de Israel.

Los hallazgos confirman los escritos históricos sobre estas estructuras que, a diferencia de grandes teatros como el de Cesárea, parece tratarse de un odeón utilizado para interpretaciones acústicas, o un bouleuterion donde se reunía el consejo de la ciudad.

Los arqueólogos israelíes creen que el teatro nunca se utilizó porque las escaleras no están completadas y que fue abandonado posiblemente debido a la revuelta judía contra el Imperio romano.

Durante una rueda de prensa en los túneles subterráneos de la ciudad amurallada, colindantes a la Explanada de las Mezquitas - para los judíos el Monte del Templo y su lugar más sagrado - los arqueólogos israelíes mostraron hoy los hallazgos de estas excavaciones «como parte del patrimonio judío y su profunda conexión con la Ciudad Santa».

«¿Por qué escondéis las excavaciones? Nos preguntan. Ahora podemos presentar esta gran investigación y lo que hacemos desde un punto de vista científico», dijo el arqueólogo del distrito de Jerusalén Yuval Baruch sobre los trabajos realizados en el subsuelo de la zona este de la ciudad, ocupada por Israel en 1967 y anexionada en 1980, en un movimiento que no reconoce la comunidad internacional.

Los hallazgos serán presentados durante la conferencia que lleva por título «Nuevos estudios en la arqueología de Jerusalén y sus alrededores» y que este año se centra en los 50 años de investigación científica desde lo que consideran la reunificación de la ciudad, cuando Israel ocupó el territorio palestino de la urbe.

13 oct. 2017

Descubren extrañas esculturas de civilización desconocida

Un grupo de científicos descubrió en la coordillera del Himalaya dos complejos rituales pertenecientes a una civilización desconocida, informa la agencia RIA Novosti. Según la investigadora principal de una expedición conjunta ruso-india y asociada de la Academia de Ciencias rusa Natalia Polosmak, los hallazgos son esculturas que se remontan a la Alta Edad Media.


“Se han descubierto dos complejos rituales, ubicados en un lugar lejano y elevado en unas montañas donde no es fácil llegar. En el santuario se han encontrado unos 200 jinetes de piedra, y su peculiaridad es que a veces en un caballo están sentados no solo un jinete, sino dos, tres o cuatro”, precisa Viacheslav Molodin, director Adjunto del Instituto de Arqueología y Etnografía de la Academia de Ciencias rusa.


Todas las esculturas halladas están realizadas en el mismo estilo y están ricamente decoradas, aunque cada una es única. Cerca de los santuarios también había varias fuentes de agua y otras estructuras de piedra, que, como creen los investigadores, están relacionados con complejos religiosos.


No está claro qué civilización está detrás de este legado, reconoce Molodin, porque nada parecido se ha visto en la historia de las artes plásticas de la India. “Sería una población que de repente apareció en el Himalaya, se asentó en áreas remotas y dejó esta huella tras de sí”, sugiere el académico.

Según Molodin, los hallazgos pueden considerarse sorprendentes e incluso “fantásticos”.
“Parecería que ya sabemos todo sobre la India, pero en realidad es la primera vez que la comunidad científica tiene noticias de ello. No hay nada publicado. El hallazgo demuestra que no conocemos todo sobre el planeta”, concluye el académico.

12 oct. 2017

Descubren una pirámide pequeña en Egipto

El sorprendente hallazgo arqueológico tuvo lugar en una excavación al sur de Saqqara, emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, y revela que todavía hay mucho más de la historia del antiguo Egipto por conocer.


Una misión de arqueólogos franceses y suizos de la Universidad de Ginebra se sorprendieron al hallar una pequeña pirámide de granito rosado en una excavación al sur de la zona de Saqqara, situada al sur de El Cairo, según ha informado el Ministerio de Antigüedades.

La pirámide, que tiene unas dimensiones de 130 centímetros de alto por 35 de ancho y 110 desde la base, tiene la parte superior destruida aunque hallaron restos de oro y cobre entre las piedras de granito rosado.

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri, agregó que la parte inferior de la pirámide tiene una superficie sin limpiar, lo que indica que ya había sido manipulado anteriormente o que estaba sin terminar.

Por su parte, el jefe de la misión, Philippe Collombert, detalló que el nuevo descubrimiento fue hallado en la zona ubicada al sur de la pirámide de Pepi I, perteneciente a la dinastía VI (2345-2181 a.C.) en Saqqara, y que esperan encontrar "una pirámide satélite" de esta reina.

Descubren la estrella más luminosa jamás vista

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto la que podría ser la nova más brillante de la historia.


Los científicos han conseguido realizar esta observación mediante imágenes del observatorio espacial Swift, así como utilizando telescopios de Sudáfrica, Australia y América del Sur.

Izquierda: sistema antes de la erupción / Derecha: estallido de la nova

Lo que han descubierto estos investigadores es una nova, que se trata de una explosión termonuclear causada por un desequilibrio que se produce entre la gravedad de una estrella y su combustible nuclear, el hidrógeno. Esta situación se da habitualmente en los sistemas binarios, cuando una vieja estrella experimenta una erupción repentina y vuelve a la vida.

En los sistemas binarios compuestos por una enana blanca y una estrella parecida al Sol, el material se transfiere de la compañera a la enana blanca y se va acumulando gradualmente hasta alcanzar una presión crítica. Como consecuencia, se produce una quema incontrolada de combustible nuclear, lo que desencadena un incremento repentino del brillo del cuerpo celeste. Recibe el nombre de nova porque en la antigüedad este fenómeno era confundido con el surgimiento de una nueva estrella.

El equipo, dirigido por el Observatorio Astronómico Sudafricano, ha revelado que la nova SMCN 2016-10a, que fue avistada por primera vez el pasado 14 de octubre de 2016, se trata de una de las más brillantes jamás vistas en cualquier galaxia.

De acuerdo con las estimaciones de los astrónomos, se encuentra ubicada en las proximidades de la Pequeña Nube de Magallanes (SMC por sus siglas en inglés), una galaxia irregular enana que está cerca de la Vía Láctea, a unos 200.000 años luz de distancia.

Hasta el momento, esta es la nova más brillante que se ha visto nunca en esta galaxia, y las observaciones realizadas son las más completas. En la Vía Láctea, las novas son un fenómeno bastante común, que se registra alrededor de 35 veces al año. Sin embargo, en la galaxia SMC no se trata de un acontecimiento tan habitual y la SMCN 2016-10a es la primera que se registra desde el 2012.

"Las presentes observaciones proporcionan el tipo de cobertura en el tiempo y el color espectral que se necesita para progresar en la compresión de una nova de la galaxia vecina", explica Paul Kuin, uno de los miembros del equipo. "Observar la nova en diferentes longitudes de onda usando telescopio de clase mundial como Swift y el Gran Telescopio Sudafricano nos ayuda a revelar la condición de la materia que eyecta la nova como si estuviera más cerca".

10 oct. 2017

Descubren partes de una estatua del faraón Psamético I

El descubrimiento son partes de la espalda en las que estaba escrito el nombre de Psamético I

 Fotografía facilitada por el Ministerio de antigüedades de Egipto que muestra fragmentos de la parte inferior de una estatua de Psamético I, faraón fundador de la XXVI dinastía, descubiertos por una misión de arqueólogos egipcio-alemana en la zona de Suq al Jamís (El Cairo). EFE

 Muestra fragmentos de la parte inferior de una estatua de Psamético I, faraón fundador de la XXVI dinastía, descubiertos por una misión de arqueólogos egipcio-alemana en la zona de Suq al Jamís. Foto: EFE

Parte inferior de una estatua de Psamético I, faraón fundador de la XXVI dinastía. Foto: EFE

Una misión de arqueólogos egipcio-alemana ha descubierto en la zona de Suq al Jamís (El Cairo), lugar de emplazamiento de la antigua ciudad egipcia de Heliópolis, fragmentos de la parte inferior de una estatua de Psamético I, faraón fundador de la XXVI dinastía, informó hoy el Ministerio de Antigüedades.

El hallazgo de partes de la espalda, en las que estaba escrito el nombre de Psamético I (654-525 a.C.), ha permitido a los arqueólogos saber a quién representa la estatua, cuya parte superior fue descubierta el pasado marzo en la misma zona, según el comunicado.

El jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias, Aymán Ashmaui, aseveró que, hasta el momento, han descubierto en el popular barrio cairota de Matariya un total de 1.920 piezas de cuarcita desprendidas de la estatua, y se espera que aparezcan al menos otros 2 mil fragmentos durante el próximo periodo.

Ashmaui agregó que, por las piezas encontradas, todos los indicios apuntan a que la estatua se encuentra en posición erguida.

Por su parte, el jefe de la misión, el egiptólogo y profesor de la Universidad de Leipzig Dietrich Raue, dijo que se habían encontrado también piezas pertenecientes a una estatua de Ramsés II, faraón de la XIX dinastía y uno de los más famosos de todo el Antiguo Egipto, así como de otra estatua menor de la dinastía XXX.

Tras ser limpiadas sobre el terreno, las partes descubiertas fueron trasladadas hoy en medio de grandes medidas de seguridad al Gran Museo Egipcio, que se espera que abra el año que viene, según el comunicado.
 

Categorias

agenda (138) astronomia (396) descubrimientos (213) insolito (126) milagro (51) misterio (194) ovni (250) ovnis (234) sucesos (155) ufo (224) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie