Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta descubrimientos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta descubrimientos. Mostrar todas las entradas

7 jul. 2020

La NASA descubre un nuevo planeta rocoso del tamaño de Neptuno

La NASA se encuentra en una posición en la que rara vez lo ha hecho. Su telescopio TESS ha descubierto el TOI-849b, un planeta rocoso con un tamaño similar a Neptuno, y cuyo descubrimiento ha descolocado a muchos astrónomos por diversos motivos.
 

Imagen del planeta rocoso TOI-849b.NASA

Su tamaño es 40 veces más grande que La Tierra y se encuentra ubicado a 730 años luz. Además, se encuentra sorprendentemente cerca de la estrella de su sistema y completa el movimiento de traslación completo en menos de un día, mientras que nuestro planeta le tarda 365 días.

En cuanto a su temperatura, alcanza los 1500º, por lo que casi con total seguridad la parte iluminada está fundida. Uno de los pocos factores que tiene similares a la Tierra es su densidad media, ya que es 5.2 gramos por centímetro cúbico, como informa SDPNoticias.

Quizá uno de los factores que más ha hecho reflexionar a los astrónomos es que rompe con el sistema establecido en cuanto a planetas masivos, porque no coincide con ninguna descripción de este tipo de astros. Se define a los planetas masivos como los que tienen tamaños similares o superiores a Júpiter y Neptuno y además son gigantes gaseosos con órbitas cerradas. Este nuevo descubrimiento llamado TOI-849b, no cumple ninguno de los requisitos.

22 jun. 2020

Descubren un anillo prehistórico cerca de Stonehenge

Los arqueólogos lo consideran la estructura prehistórica más grande jamás encontrada en Reino Unido
 


Arqueólogos británicos han descubierto un anillo de ejes prehistóricos, construido hace alrededor de 4.500 años, cerca de Stonehenge, el monumento megalítico situado en el sur de Inglaterra y uno de los lugares más visitados por los turistas en Reino Unido.

El círculo hallado, de unos dos kilómetros con varios ejes de diez metros de diámetros y cinco de profundidad, está situado a tres kilómetros e Stonhenge. Las pruebas realizadas sobre el terreno sugieren que el anillo es neolítico y se estima que los 20 ejes que tiene, que pudieron llegar a 30, pudieron servir como perímetro a una zona sagrada, según los investigadores de varias universidades británicas.

"Es un hallazgo sin precedentes en el Reino Unido. Los investigadores se han sorprendido por el tamaño de la estructura", ha asegurado el profesor Vincent Gaffney, uno de los principales arqueólogos del proyecto, al diario británico The Guardian. Muestra además una sociedad más compleja de lo que imaginaban y les permite conocer un poco más del paisaje de la zona hace miles de años.

El descubrimiento, anunciado el lunes, es aún más extraordinario porque ofrece la primera evidencia de que los primeros habitantes de Gran Bretaña, principalmente las comunidades agrícolas, habían desarrollado una forma de contar. Stonhenge fue construido entre el final del Neolítico y principios de la Edad de Bronce y creen que era utilizado como templo o centro de reunión.

El anuncio del hallazgo coincide con la cancelación de las celebraciones del solsticio de verano de este año en Stonehenge, el 20 de junio, debido a la prohibición de las reuniones masivas provocadas por la pandemia de COVID-19.

19 jun. 2020

Descubren un nuevo elemento terapéutico para el cáncer de páncreas

Este estudio muestra que todavía hay mecanismos fundamentales por descubrir en el cáncer que pueden conducir a nuevas estrategias de tratamiento


El desarrollo del cáncer de páncreas está impulsado por mutaciones en un oncogén involucrado en el control del crecimiento celular, llamado KRAS, y en el gen supresor de tumores p53, pero se desconoce cómo cooperan estas mutaciones para promover el cáncer. Un nuevo estudio ha descubierto un vínculo directo entre estas mutaciones y el mecanismo que regula la actividad celular, proporcionando información para el desarrollo futuro de la terapéutica que podría alcanzar este objetivo recién encontrado en el cáncer de páncreas.

El estudio, publicado en la revista ‘Cancer Cell’, ha sido codirigido por Steven Leach, director del Centro de Cáncer Norris Cotton de Dartmouth y Dartmouth-Hitchcock (NCCC); Omar Abel-Wahab, miembro asociado del Programa de Oncología Humana y Patogenia del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering (MSKCC), y Luisa Escobar-Hoyos, profesora asistente de Radiología Terapéutica en la Facultad de Medicina de Yale y ex post-doctorado en el laboratorio Leach en MSKCC.

La doctora Escobar-Hoyos concibió y realizó el trabajo y es la autora principal, mientras que el doctor Leach es el coautor principal y, junto con el doctor Abdel-Wahab, supervisaron el trabajo, tanto en MSKCC como en NCCC.

«El gen supresor de tumores más comúnmente mutado en el cáncer, p53, recablea dramáticamente el empalme de ARN, el mecanismo celular fundamental por el cual el ARN es procesado antes de ser traducido en proteína. El recableado se hace de una manera que lleva a una mayor activación del oncogen KRAS, el principal gen ‘conductor’ del cáncer de páncreas humano», explica Leach.

El equipo analizó cada variante conocida de empalme de ARNm codificada por el genoma humano, más de 200.000 posibles secuencias, en cientos de pacientes con cáncer de páncreas. «Nuestro trabajo muestra que una nueva clase de fármacos que alteran el empalme de ARN tienen actividad selectiva contra los cánceres pancreáticos p53-mutantes»,señala Leach.

Este estudio muestra que todavía hay mecanismos fundamentales por descubrir en el cáncer que pueden conducir a nuevas estrategias de tratamiento. Basándose en estos hallazgos, los siguientes pasos serán diseñar ensayos clínicos que evaluarán estos nuevos fármacos en pacientes con cáncer de páncreas.

18 jun. 2020

Encuentran una nueva especie de rana diamante en Madagascar

La nueva especie, bautizada como 'Rhombophryne ellae', se camufla perfectamnete entre la hojarasca de la selva tropical.


El herpetólogo alemán Mark Scherz ha descubierto una nueva especie de rana de diamante que habita en el norte de Madagascar. Actualmente se reconocen más de 20 especies de este género, todas endémicas de Madagascar.

Llamada Rhombophryne ellae, la nueva especie solo ha sido vista en el Parque Nacional Montagne d'Ambre.

"Tan pronto como vi esta rana, supe que era una nueva especie", comentó Scherz, de la Universidad Técnica de Braunschweig y la Universidad de Konstanz. "Las marcas anaranjadas en las patas y los grandes puntos negros en la cadera me lo hicieron evidente de inmediato".

"Es raro que encontremos una rana y podamos reconocer de inmediato que es una especie nueva sin tener que esperar a que vuelvan los resultados de la secuencia de ADN", aclara el experto.

Con una coloración naranja en sus patas, esta rana se une a la creciente lista de ranas que poseen marcas de destellos de rojo a naranja.

¿Cuál es la función de estos destellos?

Los científicos la desconocen, a pesar de haber evolucionado repetidamente en ranas, incluidas las ranas de boca estrecha de Madagascar.

"El descubrimiento de una especie tan distintiva dentro de un parque comparativamente bien estudiado apunta hacia las lagunas en nuestro conocimiento de los anfibios de los trópicos", expone Scherz. "También resalta el papel que puede jugar el mal tiempo, especialmente los ciclones, para sacar a las ranas escondidas de sus escondites: Rhombophryne ellae fue capturada justo cuando el ciclón Ava se estaba mudando a Madagascar".

17 jun. 2020

Científicos chilenos descubren en la Antártica el huevo más grande de la era de los dinosaurios

Un grupo de científicos descubrieron en la Antártica el huevo más grande de la era de los dinosaurios. El fósil correspondería a un reptil marino, muy probablemente a un mosasaurio, especie que vivió hace más de 66 millones de años en la Península Antártica, de acuerdo a investigadores de la Universidad de Texas en Austin, de la Universidad de Chile y del Museo Nacional de Historia Natural.
 

Huevo dinosaurio - Una Galaxia Maravillosa

El gigantesco huevo, de casi 30 centímetros, es el segundo de mayor tamaño del que se tenga registro en la historia. La investigación, publicada en Nature, determinó además que se trataría de un particular huevo de cáscara blanda, el más grande que se conozca a la fecha, de características similares a los de lagartos y serpientes actuales.

Por cerca de ocho años a este objeto se le conoció como “The Thing” -por la película de terror y ciencia ficción de John Carpenter de 1982- debido a su extraña apariencia, similar a una gran pelota de basquetball aplastada o a un saco plegado, así como por el hecho de haber sido encontrado en la Antártica.

Dinosaurio - Una Galaxia Maravillosa

El misterio sobre qué era este fósil, hallado por investigadores de la Universidad de Chile y del Museo Nacional de Historia Natural -entidad dependiente del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio- durante una expedición a la Antártica en el 2011, fue resuelto por científicos de ambas instituciones y de la Universidad de Texas en Austin. Alerta de spoiler: Por cierto, no era un extraterrestre asesino imitador de otros organismos…

La investigación, destacada por la revista Nature, determinó que el inusual cuerpo se trataría de nada más y nada menos que el mayor huevo de la era de los dinosaurios del que se tenga registro, y el segundo más grande en la historia, después del huevo del “ave elefante”, un ave extinta -similar a un avestruz- que habitó Madagascar hasta el siglo XVIII. Microscopía electrónica de barrido, espectroscopía de rayos x y difracción, espectrometría y tomografías fueron parte del análisis que permitió al equipo de científicos concluir que se trataría además de un particular huevo de cáscara blanda, parecido a los que colocan lepidosaurios como lagartos, serpientes y tuátaras en la actualidad.

259 especies de lepidosaurios integraron la gran base de datos construida por los investigadores para identificar la relación de este huevo con este grupo de animales. “Se hicieron dos estudios para identificar características del huevo y tamaños corporales de la madre. Uno de ellos permitió comprobar que el huevo era de cáscara blanda, una muy delgada además. El segundo analizó una gran cantidad de lepidosaurios para intentar estimar el tamaño de la madre en relación a las dimensiones del huevo, lo que arrojó un rango amplio, entre 7 y 17 metros”, explica Alexander Vargas, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y director del Proyecto Anillo Registro Fósil y Evolución de Vertebrados, integrado por la Universidad de Chile, el Museo Nacional de Historia Natural y el Instituto Antártico Chileno (INACH).

Huevo dinosaurio 2 - Una Galaxia Maravillosa

El Antarcticoolithus bradyi

Este es el huevo de cáscara blanda más grande que se conozca a la fecha. Su masa estimada estaría cerca de los 6,5 kilos, y tendría unos 29 centímetros en su eje mayor y 20 en el menor. El aspecto de pelota de goma desinflada fue clave para plantear que se trataba de un huevo blando eclosionado, pero los estudios posteriores precisaron además que presenta una corteza calcárea externa 10 veces más delgada que la que tendría un huevo de cáscara dura de este tamaño (como los de aves y cocodrilos) y una membrana testácea proteica interna de gran grosor, características que le dan la apariencia de cáscara blanda a este tipo de huevos.

Su importancia está dada tanto por su enorme tamaño como por su rareza. De hecho, hasta hoy se conoce sólo un registro de huevo fosilizado de este tipo en China. “Gracias a este hallazgo ahora sabemos que existen huevos de cáscara blanda de este tamaño. La masa límite de estos es de 700 gramos, entonces viene a romper el esquema con sus 6.5 kilos, comparables a la masa del gran huevo del “ave elefante” de Madagascar y a los mayores huevos de los dinosaurios no aviares. Con este dato podemos comprender un poco más sobre la forma de reproducción de los grandes reptiles marinos de la era mesozoica”, destaca David Rubilar, Jefe del Área de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, que participó en este trabajo.

El fósil, nombrado Antarcticoolithus bradyi, que significa “huevo de piedra antártico tardío”, es algo inédito también porque la regla general en el caso de los fósiles “es que se preserven sólo aquellos de cáscara dura, mientras que los huevos de cáscara blanda, compuestos principalmente de una capa proteica, tienden a descomponerse con facilidad, y no quedar preservados como fósiles”, agrega el investigador.

Huevo de reptil marino

El estudio, realizado junto a científicos de la Universidad de Texas en Austin, determinó que la especie que produjo este huevo correspondería a un reptil marino, muy probablemente a un mosasaurio, especie que vivió hace más de 66 millones de años en Europa Occidental, Norteamérica, Sudamérica y Antártica. “Los mosasaurios son lagartijas gigantes adaptadas al agua, directamente emparentados con lagartos monitores de lengua bífida, como el dragón de Komodo, y serpientes. Este es probablemente un huevo vestigial de uno de ellos, es decir, un huevo cuyo desarrollo transcurre en el útero, y que apenas sale de la madre, la cría emerge de él. Se considera una forma distinta de viviparismo en reptiles, de dar a luz crías vivas”, plantea Alexander Vargas.

La isla Seymour -el sitio donde fue encontrado- es abundante en fósiles de mosasaurios y plesiosaurios, comenta además Rodrigo Otero, investigador de la Red Paleontológica de la U. de Chile que encontró este huevo junto a David Rubilar. Desde este sector extrajeron también los restos que le permitieron, junto con otros científicos, describir al Kaikaifilu hervei el año 2017, el mosasaurio más grande de Antártica conocido hasta el momento, y de la misma edad del huevo.

“Todas las características de este huevo de cáscara blanda apuntan a afinidades con lepidosaurios, que es un grupo que incluye a los mosasaurios. Sabemos que existen mosasaurios de la talla suficiente para producir un huevo de estas características, como es el caso del Kaikaifilú hervei, cuyo tamaño se estima entre 7 a 10 metros. Pero la parte que no sabemos es lo que pasa con los plesiosaurios. Sabemos que hay plesiosaurios de hasta 12 metros en Antártica, pero es un grupo que se extingue en el límite K/Pg [evento de extinción masiva de hace 66 millones de años] y, por lo tanto, no tenemos forma de hacer una comparación con organismos vivos del mismo linaje”.

Los investigadores dataron este fósil en cerca de 66 millones de años, justo al final del período Cretácico, por lo que fue puesto muy cerca del momento de la extinción masiva que pone fin a la era de los dinosaurios. “Antártica era un sector muy similar a un archipiélago. La fauna de reptiles de marinos incluye -hasta donde sabemos- plesiosaurios, mosasaurios, tortugas marinas, y también se han encontrado abundantes restos de tiburones. A nivel continental, se ha hallado abundante flora, representada por troncos fósiles, como los Nothofagus, que son árboles como el ruil y el roble, muy parecidos a los que podemos encontrar hoy en la Región del Maule. Además, hay registros de una diversidad de dinosaurios saurópodos, terópodos y ornitópodos”, describe Rodrigo Otero.

Historia de un inédito hallazgo
 
El descubrimiento de este huevo ocurrió el 2011, en el marco de la Expedición Científica Antártica que año a año realiza el Instituto Antártico Chileno (INACH). Ese año se desplegó la mayor campaña paleontológica de nuestro país en el Continente Blanco a la fecha, y gran parte del trabajo de los paleontólogos y geólogos que la integraban se concentró en la Isla Seymour, territorio insular ubicado al noreste de la Península Antártica, muy cerca de la gran isla James Ross.

“Esta isla genera un interés especial para la paleontología, no sólo porque a lo largo de toda su extensión es posible encontrar maravillosos y abundantes fósiles, sino también por el hecho de que ahí se encuentra uno de los pocos lugares en el planeta donde está bien identificado el límite K/Pg, que marca el fin de la era mesozoica, o de los dinosaurios, y el comienzo de la cenozoica, o era de los mamíferos, hace 66 millones de años”, señala David Rubilar, quien encontró este huevo junto a Rodrigo Otero el marco del proyecto Anillo de Ciencia Antártica ACT-105 Conicyt-Chile, dirigido por la profesora de la Universidad de Chile, Teresa Torres.

Durante esa expedición, junto a Rodrigo Otero, exploraron un sector de la isla donde se habían identificado múltiples restos de mosasaurios y plesiosaurios. “En uno de estos lugares encontramos un gran cráneo de mosasaurio, y días después, a unos 200 metros, vimos una estructura negra que pensamos que era otro cráneo. Cuando la sacamos nos dimos cuenta de que era algo orgánico, tejido blando de alguna naturaleza, y empezamos a hipotetizar. Pensamos primero que podía ser un estómago de reptil marino o incluso un alga. Cuando llegamos al campamento preguntamos a los geólogos que nos acompañaban si habían visto algo similar y su cara de incertidumbre daba la respuesta, así que como no sabíamos lo que era, el paso siguiente fue llamarla la cosa”, relata Rodrigo Otero.

El misterioso resto orgánico, conocido desde entonces como “The Thing”, fue llevado ese 2011 al Museo Nacional de Historia Natural, lugar donde permaneció como un objeto fósil no identificado hasta el 2018. Ese año la investigadora de la Universidad de Texas en Austin, Julia Clarke, quien durante una visita al recinto conoció este hallazgo y planteó la posibilidad de que se tratará de un huevo blando plegado. “En ese mismo momento revisamos imágenes de huevos de serpientes marinas, que poseen huevos blandos, y eran idénticos aquellos pliegues que se generan luego de la eclosión. Ahora ‘la cosa’ podía ser un huevo de un reptil marino, uno enorme ¡había que hacer el estudio!”, relata David Rubilar.

A futuro, aún se abren muchas interrogantes por responder en relación a este descubrimiento, adelanta Alexander Vargas. “Esta es una de las pocas veces que se ha encontrado un huevo en un sedimento marino y, además, blando. Es curioso que se haya preservado ahí. Hay muchas coherencias que cruzan este hallazgo. Esto quizás nos da una pista de en qué tipo de entornos podríamos encontrar otros huevos de este tipo. También se abre una discusión sobre cómo y dónde nacían estos animales”, concluye.

12 jun. 2020

Descubren estructuras no identificadas en el interior de la Tierra

Descrita como una “vasta estructura hecha de material denso”, un equipo de científicos dirigidos por Doyeon Kim, sismólogo en la Universidad de Maryland, ha dado con un hallazgo alucinante: nuevas estructuras desconocidas en el interior de la Tierra.
 

Para ello y como explican, el equipo utilizó un algoritmo de machine learning que se había desarrollado originalmente para analizar galaxias distantes e investigar fenómenos que ocurren en lo profundo de nuestro planeta, según un artículo publicado ayer jueves en Science.

La estructura descubierta está ubicada en las profundidades del Océano Pacífico, entre el núcleo y el manto de la Tierra. Los investigadores cuentan que no se sabe de qué se compone dicha estructura junto a otras que se encuentran cerca de ella, pero señalan que el hallazgo “brinda la oportunidad de comprender mejor los intrincados procesos que han permitido que nuestro planeta evolucione y cambie con el tiempo”.

¿Cómo dieron con la estructura? A través de los terremotos. Cuando se produce uno se generan ondas sísmicas debajo de la superficie de la Tierra capaces de viajar miles de kilómetros. A medida que estas ondas encuentran cambios en la temperatura, la composición o la densidad de las rocas, su velocidad puede cambiar, doblarse o incluso dispersarse de manera que crean ecos que pueden ser detectados por sismógrafos ubicados estratégicamente en lugares de todo el mundo.

 

La medición del tiempo y la amplitud de estos ecos puede revelar las propiedades físicas del subsuelo y estructuras, aunque como apuntan, la investigación ha sido en gran medida limitada y solo ha sido capaz de “ilustrar este paisaje de manera fragmentaria”.

El equipo de geofísicos de la Universidad de Maryland cuenta que para superar estas limitaciones analizaron miles de grabaciones de ondas sísmicas mientras viajaban por debajo de la cuenca del Océano Pacífico observando un tipo específico de onda llamada onda de corte. Estas pueden ser difíciles de diferenciar del ruido aleatorio, pero gracias al análisis de múltiples grabadoras pudieron identificar similitudes y patrones en los ecos desde el límite entre el núcleo fundido y la capa de manto sólida por encima. Según el estudio:

Al observar miles de ecos del límite del manto central al mismo tiempo, en lugar de centrarnos en unos pocos a la vez, como suele hacerse, hemos obtenido una perspectiva totalmente nueva. Esto nos muestra que la región límite núcleo-manto tiene muchas estructuras que pueden producir estos ecos, y eso era algo de lo que no nos habíamos dado cuenta antes porque solo teníamos una visión estrecha.

Encontramos ecos en aproximadamente el 40 por ciento de todas las rutas de ondas sísmicas. Eso fue sorprendente porque esperábamos que fueran más raros, y lo que eso significa es que las estructuras anómalas en el límite núcleo-manto están mucho más extendidas de lo que se pensaba.

Habían descubierto una “nueva” estructura hecha de material denso que ocupa el límite entre el núcleo externo líquido de la Tierra y el manto inferior, una zona a unos 3.000 kilómetros debajo de nuestros pies.

11 jun. 2020

Descubren una supererupción en Yellowstone

Las erupciones fueron producidas hace unos 9 millones de años, incluida una de las cinco más potentes de la que se tenga registro, informaron expertos vulcanólogos.

Yellowntone - Una Galaxia Maravillosa

Un equipo de científicos anunciaron el descubrimiento de dos supererupciones volcánicas ocultas en la historia geológica en el Parque Nacional de Yellowstone, situado en Estados Unidos, incluida una de las cinco más potentes que se tiene registro.

En un estudio publicado en la revista Geology, los investigadores dijeron que estas dos supererupciones asociadas con la pista del punto de acceso de Yellowstone, incluido lo que creen que fue el evento más grande y cataclísmico de la provincia volcánica.

El equipo utilizó una combinación de técnicas, que incluyen química a granel, datos magnéticos y fechas radioisotópicas, para correlacionar los depósitos volcánicos dispersos en decenas de miles de kilómetros cuadrados.

"Descubrimos que los depósitos que anteriormente se creía que pertenecían a múltiples erupciones más pequeñas, eran en realidad láminas colosales de material volcánico de dos supererupciones previamente desconocidas hace unos 9 y 8.7 millones de años", dijo Thomas Knott, vulcanólogo de la Universidad de Leicester y el autor principal del artículo.

"El más joven de los dos es ahora el mayor evento registrado de toda la provincia volcánica de Snake-River-Yellowstone", aseguró Knott. Sobre la base de las recopilaciones más recientes, el experto dijo que "es una de las cinco erupciones más importantes de todos los tiempos".

El equipo, que también incluyó investigadores del British Geological Survey y de la Universidad de California, Santa Cruz, estimó que la supererupción de Grey's Landing fue un 30 por ciento más grande que el poseedor del récord anterior (el conocido Tuff de Huckleberry Ridge) y tuvo un efecto devastador.

"La erupción de Grey's Landing esmaltó un área del tamaño de Nueva Jersey en cristal volcánico abrasador que esterilizó instantáneamente la superficie terrestre", explicó Knott. Cualquier cosa ubicada dentro de esta región -dijo- habría sido enterrada y probablemente vaporizada durante la erupción.

"Las partículas habrían estrangulado la estratosfera", agregó Knott, "lloviendo ceniza fina en todo Estados Unidos y abarcando gradualmente el globo", afirmó el especialista.

Las dos supererupciones recientemente descubiertas ocurrieron durante el Mioceno, el intervalo de tiempo geológico que se extendió hace 23-5.3 millones de años.

"Estas dos nuevas erupciones elevan a seis el número total de supererupciones del Mioceno registradas en la provincia volcánica del río Yellowstone-Snake", dijo Knott.

En comparación, dice Knott, dos supererupciones han tenido lugar hasta ahora en lo que es el Parque Nacional de Yellowstone durante los últimos tres millones de años. "Por lo tanto, parece que el punto de acceso de Yellowstone ha experimentado una disminución de tres veces en su capacidad para producir eventos de supererupción", señaló Knott.

Este estudio, que se basa en décadas de contribuciones de muchos otros investigadores, surgió de un proyecto más amplio que investiga la productividad de las principales provincias volcánicas continentales.

Las supererupciones son el resultado de grados colosales de fusión de la corteza durante periodos prolongados de tiempo, explicó Knott, y por lo tanto tienen un profundo impacto en la estructura y composición de la corteza terrestre en las regiones donde ocurren.

Debido a que estudiar estas provincias es vital para comprender su papel en la configuración de los procesos corticales de nuestro planeta, Knott espera que esta investigación tenga aún más revelaciones.

"Esperamos que hallazgos que presentamos en nuestro documento permitan el descubrimiento de más nuevos registros de supererupción en todo el mundo", concluyó.

7 jun. 2020

Descubierto un exoplaneta donde los humanos podrían sobrevivir

El exoplaneta KOI-456.04 fue encontrado por astrónomos alemanes que buscan constantemente en el espacio para saber si podría existir vida en otros planetas o sistemas planetarios.

Nuevo-exoplaneta - Una Galaxia Maravillosa
El nuevo exoplaneta se añade al sistema de Kepler-160
 Los planetas de nuestro sistema solar orbitan alrededor del Sol. Un exoplaneta también orbita, pero lo hace alrededor de otras estrellas, que son las que le brindan su resplandor.  Mediante su búsqueda alrededor del cosmos, los astrónomos buscan estos planetas distantes y estudian su impacto en las estrellas. Al mismo tiempo, se intenta descubrir si los humanos podríamos sobrevivir a sus características, ya que muchos de ellos serían inhabitables para nosotros.

El proyecto Kepler de búsqueda de planetas extrasolares ha descubierto una gran cantidad de exoplanetas. La búsqueda se centra en lo que denominan la zona “habitable”. Esta zona es aquella donde no está tan cerca el exoplaneta de su estrella para que el agua se evapore o muy lejos para que el agua este congelada.

Hasta el momento, el sistema de la estrella Teegarden es el vigésimo cuarto más cercano al nuestro y el cuarto más cercano con planetas potencialmente habitables. Uno de sus planetas tiene un 60% de probabilidades de tener una superficie templada, es decir, con temperaturas entre 0° C y 50° C. Sin embargo, este planeta orbita alrededor de una estrella enana roja, un tipo generalmente muy activo, que emite fuertes llamaradas que podrían erosionar las atmósferas.

 
Kepler 160 - Una Galaxia Maravillosa
Encontraron un nuevo exoplaneta alrededor de la estrella Kepler-160

El nuevo exoplaneta KOI-456.04
El nuevo sistema descubierto por astrónomos alemanes orbita en torno a Kepler-160 y lo lo han llamado KOI-456.04. El exoplaneta se encuentra a 3.000 años luz del sistema solar y parece replicar las mismas condiciones que propiciaron la vida en la Tierra. De este modo, el sistema Kepler-160 está formado al menos por cuatro planetas, y su estrella brinda una la luminosidad estelar similar a la de nuestro Sol.

La temperatura de superficie es de 5.200 grados Celsius (300 grados menos que el Sol), e ilumina en KOI-456.04 el 93 por ciento de la luz solar que recibe la Tierra. Resta saber si KOI-456.04 tiene una atmósfera inerte con un efecto invernadero similar a la Tierra. En caso de comprobarse, su temperatura de superficie sería de +5 grados Celsius en promedio, que es aproximadamente diez grados más baja que la temperatura global promedio de la Tierra.

“KOI-456.01 es relativamente grande en comparación con muchos otros planetas que se consideran potencialmente habitables. Pero es la combinación de este tamaño de menos del doble del planeta Tierra y su estrella anfitriona de tipo solar, lo que lo hace tan especial y familiar”, explicó el investigador principal, René Heller, en un comunicado.

Sin embargo, los especialistas advierten que no se puede descartar por completo que KOI-456.04 sea en realidad una casualidad estadística o un error de medición, en lugar de un planeta genuino.

5 jun. 2020

El núcleo contiene la mayor reserva de agua de la Tierra

Puede esconder más de cinco océanos en su interior

Núcleo de la Tierra - Una Galaxia Maravillosa
El núcleo de la Tierra tiene un radio de cerca de 3.500 Km y representa el 32% de la masa total del planeta.KANIJOMAN / FLICKR
El núcleo sería la mayor reserva de agua de la Tierra, esa es la conclusión a la que ha llegado el equipo investigador liderado por Yunguo Li, investigador asociado de la facultad de Matemáticas y Física del University College London, en un reciente estudio publicado en "Nature Geoscience"

Ya se conocía que bajo tierra, entre los minerales del manto, se encuentran grandes cantidades de agua. Sin embargo, esta investigación afirma que es posible que haya más cantidades de este líquido aún más abajo, en zonas consideradas secas hasta ahora, en un núcleo con capacidad para contener más de cinco océanos.

Descubren la enana marrón más cercana a la Tierra

Llamada W1200-78, parece poseer un tipo de disco que podría formar planetas. El descubrimiento se ha realizado gracias a un proyecto de ciencia ciudadana en el que han participado muchos ciudadanos anónimos.
 
Enana marrón - Una Galaxia Maravillosa

Las enanas marrones son ‘el hijo mediano de la astronomía’: demasiado grandes para ser un planeta, pero no lo bastante como para ser una estrella. Esta metáfora tan bella es la utilizada por el mundialmente conocido Massachusetts Institute of Technology (MIT), la Universidad de Oklahoma y otros científicos de todo el mundo para anunciar el descubrimiento de una nueva enana marrón, la más joven de su tipo en un área de 102 parsecs (unos 332 años luz) de la Tierra. La enana marrón, llamada W1200-78, parece poseer un tipo de disco que podría formar planetas.

Al igual que sus hermanos estelares, estos objetos se forman a partir del colapso gravitacional de gas y polvo. Pero en lugar de condensarse en el núcleo ardiente de una estrella, las enanas marrones alcanzan un estado de equilibrio, más estable en comparación con las estrellas alimentadas por fusión (como nuestro Sol).

Debido a que brillan relativamente tenues, son difíciles de detectar en el cielo nocturno. Al igual que las estrellas, algunas enanas marrones pueden retener el disco de remolino de gas y polvo que queda de su formación inicial. Este material puede colisionar y acumularse para formar planetas, aunque no está claro exactamente qué tipo de planetas pueden generar las enanas marrones.
 

Ciencia ciudadana en busca de estrellas 
La enana marrón fue descubierta a través de Disk Detective, un proyecto de financiación colectiva financiado por la NASA y hospedado por Zooniverse que proporciona imágenes de objetos en el espacio para que el público los clasifique, con el objetivo de seleccionar objetos que probablemente sean estrellas con discos que podrían albergar planetas.

Los usuarios de Diskdetective.org, que se lanzó por primera vez en 2014, pueden mirar a través de "flipbooks", imágenes del mismo objeto en el espacio, tomadas por el Explorador de infrarrojos de campo amplio de la NASA, o WISE, que detecta las emisiones infrarrojas como la radiación térmica emitida por los restos de gas y polvo en discos estelares. Cualquier persona puede clasificar un objeto en función de ciertos criterios, como si el objeto parece ovalado, una forma que se asemeja más a una galaxia, o redondo, un signo de que es más probable que el objeto sea una estrella que aloja discos. 

A partir de ahí, un equipo científico realiza un seguimiento de los discos clasificados por multitudes, utilizando métodos y telescopios más sofisticados para determinar si realmente son discos y qué características pueden tener.

Un conjunto de estrellas que se mueven en grupo
En el caso del recién descubierto W1200-7845, los científicos ciudadanos primero clasificaron el objeto como un disco en 2016. El equipo científico examinó más de cerca la fuente con un instrumento infrarrojo en el telescopio Magellan del Observatorio Las Campanas en Chile. Con estas nuevas observaciones, determinaron que la fuente era, de hecho, un disco alrededor de una enana marrón que vivía dentro de un ‘grupo en movimiento’, un grupo de estrellas que tienden a moverse como una sola en el cielo nocturno.

En astronomía, es mucho más fácil determinar la edad de un grupo de objetos en lugar de uno solo. Debido a que la enana marrón era parte de un grupo en movimiento de aproximadamente 30 estrellas, los investigadores pudieron estimar una edad, de aproximadamente 3,7 millones de años, probablemente también la de la enana marrón.

Debido a su cercanía, de unos 102 parsecs de distancia, W1200-7845 se ha convertido en la enana marrón más cercana detectada hasta el momento. Es decir, se encuentra en nuestro mismo ‘vecindario solar’. Para hacernos una idea, nuestra estrella más cercana, Alpha Centauri, está a solo 1 parsec de la Tierra. 

Los investigadores presentaron sus hallazgos en una reunión virtual de la Sociedad Astronómica Americana.

Descubren una réplica del Sol y la Tierra a 3.000 años luz

El exoplaneta reuniría las mismas condiciones para la vida

 
Nuevo planeta - Una Galaxia Maravillosa

Los astrónomos han encontrado una réplica especular del Sol y la Tierra a 3.000 años luz: una estrella y un planeta muy parecidos a los nuestros que reúnen las condiciones para la vida.

strónomos alemanes han descubierto a 3.000 años luz del sistema solar un exoplaneta que parece replicar las mismas condiciones que propiciaron la vida en la Tierra.

Al nuevo planeta lo han llamado KOI-456.04 y forma parte de un sistema que orbita en torno a Kepler-160, conocida desde hace unos seis años como una estrella anfitriona de dos exoplanetas, llamados Kepler-160b y Kepler-160c, respectivamente.

Ambos planetas son más grandes que la Tierra y están en órbitas relativamente cercanas próximas a su estrella. Sus temperaturas superficiales impiden la vida tal como la conocemos.

La nueva investigación ha descubierto dos cosas: que el sistema Kepler-160 está formado en realidad al menos por cuatro planetas y que uno de los dos planetas nuevos es comparable con la Tierra.

Es un claro candidato para albergar vida: tiene menos del doble del tamaño de la Tierra y una iluminación moderada, procedente de una estrella similar a nuestro sol, Kepler-160.

A diferencia de otras estrellas que integran también exoplanetas, Kepler-160 no es una enana roja que emite radiación en vez de luz visible y dificulta la aparición de la vida.

Antes al contrario, la luminosidad estelar de Kepler-160 es muy parecida a la de nuestro Sol y su temperatura de superficie es de 5.200 grados Celsius (300 grados menos que el Sol). Es un retrato astrofísico del Sol que ha propiciado la vida en la Tierra.

Sistema especular


Los astrónomos alemanes, que publican sus resultados en la revista Astronomy & Astrophysics, consideran que han encontrado una réplica especular del mismo fenómeno cósmico que permitió la aparición de vida en la Tierra: un sol y un planeta muy parecidos a los nuestros.

“KOI-456.01 es relativamente grande en comparación con muchos otros planetas que se consideran potencialmente habitables. Pero es la combinación de este tamaño de menos del doble del planeta Tierra y su estrella anfitriona de tipo solar, lo que lo hace tan especial y familiar",  explica el investigador principal, René Heller, en un comunicado.

En consecuencia, estos astrónomos consideran que las condiciones de la superficie en KOI-456.04 podrían ser similares a las conocidas en la Tierra.

Además, la cantidad de luz recibida de su estrella anfitriona es aproximadamente el 93 por ciento de la luz solar recibida en la Tierra.

Si KOI-456.04 tiene una atmósfera mayormente inerte con un leve efecto invernadero similar a la Tierra, entonces su temperatura de superficie sería de +5 grados Celsius en promedio, que es aproximadamente diez grados más baja que la temperatura global promedio de la Tierra, destacan los investigadores.

Pero…

Sin embargo, no se puede descartar por completo que KOI-456.04 sea en realidad una casualidad estadística o un error de medición, en lugar de un planeta genuino.

De los datos obtenidos, los investigadores calculan que las probabilidades de que responda a los parámetros especulares de nuestro planeta y nuestro sol son del 85%. Se necesitaría una certeza del 99% para confirmarlo completamente.

Algunos de los telescopios terrestres más poderosos de la Tierra podrían validar a este exoplaneta candidato a albergar vida con observaciones de uno de sus próximos tránsitos.

Pero la sorpresa definitiva podría darla la misión PLATO de la ESA, programada para 2026, que se propone descubrir, precisamente, planetas del tamaño de la Tierra alrededor de estrellas similares al Sol.

Genuino entre 4.000 exoplanetas

En los últimos 14 años, los científicos han descubierto unos 4.000 planetas extrasolares (planetas que giran alrededor de estrellas distantes). La mayoría son del tamaño de Neptuno, aproximadamente cuatro veces el tamaño de la Tierra, y giran en órbitas relativamente cercanas alrededor de sus respectivas estrellas anfitrionas.

Pero los científicos también han descubierto algunos exoplanetas tan pequeños como la Tierra que podrían ser rocosos.

Y un puñado de estos pequeños planetas también están a la distancia correcta de su estrella anfitriona para tener temperaturas superficiales moderadas por la presencia de agua superficial líquida, el ingrediente esencial para la vida en la Tierra.

Los autores de esta investigación, pertenecientes Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Gotinga, añaden a esta lista uno nuevo candidato: KOI-456.04. La búsqueda continúa.

3 jun. 2020

Descubren el monumento maya más antiguo y grande hasta el momento

Según publica este miércoles la revista «Nature», el enclave, llamado Aguada Fénix, consiste en una plataforma elevada entre 10 y 15 metros, que se extiende 1,4 kilómetros de norte a sur, y desde la que surgen nueve calzadas ancha

 
Aguada - Una Galaxia Maravillosa
Vista aérea de Aguada Fénix - Reuters
Un grupo internacional de arqueólogos ha encontrado en el Estado de Tabasco (México) la estructura ceremonial más antigua y grande construida por los mayas conocida hasta el momento, un hallazgo que revela la importancia del trabajo comunitario desde los primeros momentos de esta civilización.

Según publica este miércoles la revista «Nature», el enclave, llamado Aguada Fénix, consiste en una plataforma elevada entre 10 y 15 metros, que se extiende 1,4 kilómetros de norte a sur, y desde la que surgen nueve calzadas anchas.

Los restos, aseguran los investigadores, datan de entre el 800 y 1.000 antes de Cristo (a.C.), superando así al centro ceremonial del Ceibal (Guatemala), considerado por su construcción del 950 a.C. el enclave maya más antiguo hasta hoy.

Para revelar la edad, el equipo utilizó un sistema láser de detección por luz y distancia ( Lidar, en inglés) a fin de distinguir las formas tridimensionales de los restos arqueológicos, a lo que se sumó una excavación «in situ» y la prueba de datación por radiocarbono de 69 muestras.

«Esta área está desarrollada, no es la jungla; la gente vive allí, pero este sitio no se conocía porque es muy plano y enorme. Simplemente parece un paisaje natural. Pero con Lidar, se descubre como un lugar muy bien planificado», aseguró el profesor de la Universidad de Arizona Takeshi Inomata, uno de los autores principales del estudio. El descubrimiento marca un gran cambio en la historia de Mesomaerica y tendrá numerosas implicaciones.
 
Reconstrucción digital - Una Galaxia Maravillosa
Reconstrucción digital de la estructura ceremonial maya de Aguada Fénix - Reuters
Construido entre muchas personas y sin indicadores claros de marcada desigualdad social, como esculturas de individuos de alto estatus, el monumento sugiere que el trabajo comunitario fue más importante de lo que se creía en el desarrollo inicial de la civilización maya.

«Siempre se ha debatido si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron independientemente», destacó Inomata.

El estudio, que se centra en una zona clave de la interacción entre las dos comunidades, apunta que Aguada Fénix fue construido durante un periodo de vacío de poder, una etapa en la que se pudieron intercambiar nuevas ideas, como construcciones o estilos arquitectónicos en varias regiones del sur de Mesoamérica.

Según los investigadores, el hecho de que construcciones como esta se realizaran antes de lo pensado, cuando la sociedad maya presentaba un grado menor de desigualdad social del que registró en etapas posteriores, hará que se repiensen los procesos de creación.

«No es solo la organización social jerárquica con la élite lo que hace posible monumentos como este», señaló Inomata. «Este tipo de comprensión nos ofrece implicaciones importantes sobre la capacidad humana y el potencial de los grupos humanos. Es posible que no sea necesario un gobierno bien organizado para llevar a cabo este tipo de grandes proyectos. Las personas pueden trabajar juntas para lograr resultados sorprendentes», añadió.

Los arqueólogos seguirán con la investigación en la zona y esperan recopilar en el futuro más información acerca de las áreas residenciales cercanas a Aguada Fénix.

28 may. 2020

Descubren en Marte los restos de un lago de hace 3.700 millones de años

Los resultados de su investigación se acaban de publicar en la revista Geomorphology

Marte - Una Galaxia Maravillosa

Dos geólogos de la Universidad de Zaragoza han descubierto en Marte los restos de un lago de hace 3.700 millones de años. Lo han encontrado tras analizar en detalle los datos geomorfológicos obtenidos por las misiones de la NASA en el planeta rojo.

Según ha informado la Universidad zaragozana, los resultados de esta investigación acaban de ser publicados en la revista especializada Geomorphology. En ella, los geólogos Ángel García Arnay y Francisco Gutiérrez explican su hallazgo: evidencias geomorfológicas de diez depósitos sedimentarios en forma de abanico, situadas en lo que fue la desembocadura de antiguos valles fluviales de Marte.

Se localizaban, en cocnreto, en la región marciana denominada Nepenthes Mensae, situada en la zona de transición entre las tierras altas y bajas de Marte. «La región se caracteriza por un cinturón de depresiones interconectadas con presencia de numerosos relieves relictos», informa la Universidad de Zaragoza.

Esa región de Marte está al noroeste del cráter Gale, conocido por ser, desde el año 2012, la base de operaciones de la NASA desde la que explora con el vehículo «Curiosity».

El análsis geomorfológicos de los datos obtenidos por la NASA sobre la superficie de Marte han permitido a estos dos investigadores de la Universidad de Zaragoza identificar esos depósitos sedimentarios, además de 54 terrazas localizadas a lo largo de los límites de esas mismas depresiones y junto a relieves residuales. Todo eso, unido a las evidencias geológicas que también se han detectado, permite constatar que allí hubo lagos, deltas y líneas de costa estables, según indican estos científicos.

Su hallazgo se une a otras pruebas que en los útlimos años han avalado que en Marte hubo masas de agua. La investigación de estos geólogos aragoneses apunta a que, en esa zona del planeta rojo, habrían existido lagos interconectados hace aproximadamente 3.700 millones de años.

26 may. 2020

Descubren un «anillo de fuego cósmico» a 11.000 millones de años luz

Este tipo de galaxia lejana, nunca antes visto, puede sacudir algunas teorías sobre la evolución del universo temprano

Anillo de fuego cósmico

Un equipo internacional de astrónomos han capturado la imagen de algo nunca visto, un «anillo de fuego cósmico» tal como existía hace 11.000 millones de años. Se trata de una galaxia lejana, llamada R5519, que tiene aproximadamente la masa de la nuestra, la Vía Láctea y es circular con un agujero en el medio, más bien como una «rosquilla titánica». Fabrica estrellas a una velocidad endiablada. «Es súper rara», reconocen sus descubridores. El hallazgo, anunciado en la revista «Nature Astronomy», puede sacudir las teorías sobre la formación más temprana de estructuras galácticas.

«Es un objeto muy curioso que nunca hemos visto antes», afirma el investigador principal, Tiantian Yuan, del Centro de Excelencia ARC de Australia para Astrofísica All Sky en 3 Dimensiones (ASTRO 3D). «Parece extraño y familiar al mismo tiempo».

Situada a 11.000 millones de años luz del Sistema Solar, R5519 fue descubierta en los datos del Observatorio WM Keck en Hawái y el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. El agujero negro en su centro es verdaderamente masivo, con un diámetro 2.000 millones de veces más largo que la distancia entre la Tierra y el Sol. Monstruoso. Para decirlo de otra manera, es tres millones de veces más grande que el diámetro del agujero negro supermasivo en la galaxia Messier 87, que en 2019 se convirtió en el primero en ser fotografiado directamente.

«Está haciendo estrellas a un ritmo 50 veces mayor que la Vía Láctea», dice Yuan, miembro de ASTRO 3D con sede en el Centro de Astrofísica y Supercomputación de la Universidad Tecnológica de Swinburne, en el estado de Victoria. «La mayor parte de esa actividad tiene lugar en su anillo, por lo que realmente es un anillo de fuego».


Muy infrecuentes
Hay dos tipos de galaxias en anillo. El más común se crea por procesos internos. Pero el segundo se forma por colisión, como resultado de encuentros inmensos y violentos con otras galaxias. Por lo que han visto los investigadores, R5519 es una de esas galaxias en anillo de colisión», por lo que es la primera que se encuentra en el Universo temprano.

En el Universo «local» cercano, estas galaxias en anillo por colisión son 1.000 veces más raras que el tipo creado internamente. Las imágenes del R5519, solo 3.000 millones de años después del Big Bang, indican que siempre han sido extremadamente infrecuentes.

Ahmed Elagali, del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía en Australia Occidental, cree que estudiar R5519 ayudaría a determinar cuándo las galaxias espirales comenzaron a desarrollarse. «Además, restringir la densidad numérica de las galaxias en anillo a través del tiempo cósmico también se puede utilizar para imponer restricciones en el ensamblaje y la evolución de los grupos de galaxias locales», agrega.

En la misma línea, Kenneth Freeman, profesor de la Universidad Nacional de Australia y coautor del estudio, asegura que el descubrimiento tendrá implicaciones para comprender cómo se formaron galaxias como la Vía Láctea. «La formación de colisión de galaxias en anillo requiere un disco delgado para estar presente en la galaxia 'víctima' antes de que ocurra la colisión», explica.

«El disco delgado es el componente definitorio de las galaxias espirales: antes de ensamblarse, las galaxias estaban en un estado desordenado, aún no reconocible como galaxias espirales», añade. Como explica, «en el caso de esta galaxia de anillo, estamos mirando hacia atrás en el universo temprano 11.000 millones de años, en una época en la que los discos delgados apenas se estaban ensamblando. En comparación, el disco delgado de nuestra Vía Láctea comenzó a unirse solo hace 1.000 millones de años. Este descubrimiento es una indicación de que el ensamblaje del disco en las galaxias espirales ocurrió durante un período más extenso de lo que se pensaba».

25 may. 2020

Un “extraño objeto” que se descubrió en la órbita de Júpiter asombra a los astrónomos

La aparición del caballo de Troya fue un momento culminante en el trágico fin de esa ciudad legendaria en la épica ‘Iliada’

asteroide-2019LD2

Y ahora, en Júpiter, un troyano ha atraído la fascinación, en este caso de los astrónomos, por su inusual comportamiento.

Científicos han identificado un objeto con extraña actividad ubicado en la línea de la órbita de Júpiter.

Se trata de la primera vez que tal cosa es presenciada y aunque no  tiene que ver con ovnis o extraterrestres ha causado importante fascinación.

El fenómeno tiene nombre: 2019LD2 y es uno de los asteroides, denominados troyanos de Júpiter, que se ubican justamente en la línea de la órbita de ese planeta, algunos de ellos en un grupo “delante” del planeta en su recorrido en  torno al sol y otro grupo “detrás”.

Júpiter tiene miles de esos troyanos, aunque otros planetas también.

La Tierra tiene, al menos, un asteroide troyano que sigue la misma ruta de su órbita en torno al sol.

Estos troyanos son inertes, pedruscos que se acumularon en su posición actual por el empuje de la gravedad de Júpiter hace cientos de millones de años.

Pero 2019LD2 es el único de esos asteroides que se encuentra activo: al parecer está desprendiendo material y presenta una suerte de pequeña cola como los cometas.

Este asteroide activo, que sería un objeto en cierto modo a medio camino entre asteroide y cometa, es el único de su tipo que ha sido identificado entre los troyanos de Júpiter, aunque en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter se han identificado ese tipo de objetos activos.

El conocido como 6478 Gault es singular por haber súbitamente desarrollado a principios de 2019 dos colas de cometa por la expulsión de material que comenzó a registrar.

Astrónomos del Sistema de Alerta Final de Impacto de Asteroides contra la Tierra (ATLAS) de la Universidad de Hawaii, entidad financiada por la NASA que se dedica a rastrear identificar y rastrear con sus telescopios objetos que pudiesen entrar en ruta de colisión con nuestro planeta, descubrieron a 2019LD2 en junio del año pasado.

Y aunque ese asteroide no está entre los que podrían desatar la ominosa amenaza que estudia ATLAS, ciertamente les llamó enormemente la atención, pues los asteroides activos son raros.

Y 2019 LD2 es el primero de ellos identificado entre los troyanos de Júpiter.

No es claro,  con todo, el porqué de la activación del 2019LD2.  De acuerdo a Gizmodo, los asteroides usualmente están desprovistos de materiales volátiles en su superficie como los que generan colas cometarias, y por ello una explicación en este caso es que por alguna razón material del  interior del asteroide habría quedado expuesto y generado esa cola.

Alan Fitzsimmons, astrónomo citado en un comunicado de ATLAS, comenta que se cree que en el interior de los asteroides Troyanos podría haber acumulaciones grandes de hielo, y la actividad del 2019 LD2 sería un indicio de ello.

El material interior de ese asteroide podría haber quedado expuesto por un derrumbe o colisión con otro asteroide y también, se afirma, podría tratarse de un asteroide errante de reciente arribo al grupo de troyanos de Júpiter y, por ello, su composición podría ser distinta al resto.

La investigación de este asteroide está en marcha y una misión de la NASA, con una sonda que podría ser lanzada justamente para estudiar a los troyanos de Júpiter entre 2027 y 2033, indica Gizmodo, tendrá la oportunidad única de estudiar en mayor detalle al inusual asteroide activo 2019 LD2.

Ese singular troyano de Júpiter será, presumiblemente, objeto de especial interés en esa misión.

Descubren el volcán más grande y caliente de la Tierra

Se llama Puhahonu y tiene 150.000 kilómetros cúbicos. Mide el doble que el Mauna Loa y también está en Hawái

Volcan Puhahonu

Investigadores de la Universidad de Hawái, de la “Escuela de Ciencia y Tecnología del Océano y de la Tierra” (“SOEST”, por sus siglas en inglés), descubrieron el volcán más grande y caliente de la Tierra.

En un estudio reciente, un equipo de vulcanólogos y exploradores oceánicos utilizó varias líneas de evidencia para determinar que el Puhahonu, un volcán dentro del Monumento Nacional Marino de Papahanaumokuakea, contaba con esa distinción.

Los geocientíficos pensaron durante mucho tiempo que el Mauna Loa, un volcán escudo culturalmente significativo y activo en la isla de Hawái, era el volcán más grande de la Tierra. Sin embargo, después de varios estudios, el equipo de investigación llegó a una nueva conclusión.

Volcan Puhahonu

Volcan Puhahonu
En esta investigación también “se ha propuesto que los puntos calientes que producen cadenas de volcanes como Hawái se enfrían progresivamente en 1-2 millones de años y luego mueren”, dijo Michael García. Él es el autor principal del estudio y profesor retirado de Ciencias de la Tierra en SOEST.

“Sin embargo, hemos aprendido de este estudio que los puntos calientes pueden sufrir pulsos de producción de masa fundida. Un pequeño pulso creó el grupo Midway de volcanes ahora extintos y otro, mucho más grande, creó el Puhahonu”, explicó.

“Esto reescribirá los libros de texto sobre cómo realmente funcionan las plumas mantélicas, también conocidas como plumas del manto”, resaltó.

Este estudio también destaca que los volcanes hawaianos, no solo ahora sino durante millones de años, han estado en erupción con algunos de los magmas más calientes de la Tierra.

El volcán más grande del mundo está ubicado en una parte poco visitada de Hawái. Sin embargo, esta zona cuenta con una gran importancia ecológica, histórica y cultural.

Este trabajo lo financió la National Science Foundation, el Schmidt Ocean Institute y la Universidad de Hawái.

7 may. 2019

Inminente contacto extraterrestre

Cathal D. O’Connell, investigador de la Universidad de Melbourne, ha mencionado que varios descubrimientos en las últimas décadas han hecho que las posibilidades de la existencia vida extraterrestre sean más realistas. Está convencido de que las condiciones perfectas para la vida podrían duplicarse en algún lugar de este universo
 
Extraterrestre

Si nos basamos en la ciencia ficción, los humanos no van a reaccionar muy bien cuando encontremos vida extraterrestre. Hablamos de pandemónium, nada menos que de histeria. Desde Independence Day hasta Alien, parecen demonstrar que el ser humano se asustará cuando conozcamos a nuestros “vecinos extraterrestres”, quienes, para ser justos, suelen amenazar la vida en la Tierra. Pero parece ser que, si hablas con las personas, obtendrás una perspectiva diferente de cómo podría ser una reacción al primer contacto. La mayoría no sienten miedo. De hecho, son bastante optimistas sobre lo que podría significar conocer a otras formas de vida.

Creen que son más similares a E.T. de Steven Spielberg que a los xenoformos de H. R. Giger, por lo que sería una reacción menos hostil y más una curiosidad pacífica. Un estudio de la Universidad Estatal de Arizona en 2018 sugería que, en caso de un encuentro extraterrestre, no habría caos mundial, ni disturbios ni violencia. Los humanos en realidad reaccionarían bastante positivamente a la noticia. Pero ahora estaríamos a las puertas de saber realmente cuál sería la reacción de la población, ya que científicos han confirmado que el descubrimiento de vida extraterrestre es inevitable e inminente.

Inminente contacto extraterrestre

Cathal D. O’Connell, un investigador de la Universidad de Melbourne, Australia, ha revelado que el descubrimiento de vida extraterrestre es inevitable e inminente. Ha mencionado que varios descubrimientos en las últimas décadas han hecho que las posibilidades de la existencia vida extraterrestre sean más realistas. Está convencido de que las condiciones perfectas para la vida podrían duplicarse en algún lugar de este universo.

“La vida extraterrestre, ese tropiezo familiar de ciencia ficción, esa fantasía kitsch, esa pesadilla de CGI, se ha convertido en una cuestión de discusión seria, un factor de riesgo, un escenario real”, ha escrito O’Connell en la plataforma de divulgación The Conversation. “Porque, siguiendo una serie de descubrimientos importantes de las dos últimas décadas, la idea de vida extraterrestre no es tan inverosímil como solía parecer. El descubrimiento ahora parece inevitable y posiblemente inminente”.

En su escrito, O’Connell ha revelado que los astrónomos han catalogado miles de planetas que orbitan alrededor de varias estrellas y, curiosamente, muchos de ellos tienen su posición en la zona habitable donde las temperaturas son lo suficientemente suaves como para que exista agua líquida en la superficie. O’Connell cree que podría haber incluso un planeta similar a la Tierra en órbita alrededor de Próxima Centauri, la estrella vecina más cercana al sistema solar.

“Incluso hay un mundo potencialmente similar a la Tierra que orbita a nuestra estrella vecina más cercana, Próxima Centauri”, agrega O’Connell. “A solo cuatro años luz, ese sistema podría estar lo suficientemente cerca para que podamos alcanzar mediante el uso de la tecnología actual. Con el proyecto Breakthrough Starshot lanzado por Stephen Hawking en 2016 los planes para esto ya están en marcha”.

O’Connell revela que la vida es capaz de sobrevivir incluso en entornos que pueden parecer difíciles para los humanos. Según el investigador de la Universidad de Melbourne, se puede encontrar vida en un lago de ácido sulfúrico, dentro de barriles de desechos nucleares, en agua sobrecalentada a 122 grados centígrados y en las tierras estériles de la Antártida. El investigador también añade que Marte fue una vez un lugar perfecto para albergar vida. Él cree que la presencia de metano en la atmósfera marciana podría ser una prueba de la presencia de vida extraterrestre allí.

“Hoy en día, Marte todavía tiene agua líquida bajo tierra”, dice O’Connell. “Un gas fuertemente asociado con la vida en la Tierra, el metano, ya se ha encontrado en la atmósfera marciana, y en niveles que misteriosamente suben y bajan con las estaciones. Los insectos marcianos podrían aparecer tan pronto como sea posible. Cuando el rover de ExoMars Rosalind Franklin los busque con un ejercicio de dos metros”.

Sin duda la declaración de O’Connell parece increíble e inimaginable. Que un científico asegure que estamos a las puertas del primer contacto extraterrestre, afirmándolo tan rotundamente, parece ser un desafío a la mismísima comunidad científica, la cual lleva tiempo diciéndonos que la única civilización inteligente en el universo es la nuestra. Pero algunos teóricos de la conspiración aseguran que el científico de la Universidad de Melbourne lo que está haciendo es preparándonos para ese encuentro y la realidad es bien otra.

Coinciden más con la teoría de Avi Loeb, director del departamento de astronomía de Harvard y uno de los asesores del proyecto Breakthrough Listen, quien a principios de este año aseguró que hay naves extraterrestres entre nosotros, incluyendo una o más cerca de Júpiter. Quien sabe, tal vez los extraterrestres lleven tiempo entre nosotros, y se estén preparando para una invasión silenciosa. Ya es solo cuestión de tiempo saber lo que ocurrirá.

7 oct. 2018

Científicos de la NASA descubren un misterioso objeto que podría guiar al Planeta X


Un nuevo objeto cósmico avala la existencia del planeta X, el noveno planeta del Sistema Solar.

16 ene. 2018

Descubren la cueva sumergida más grande del mundo

La cueva subacuática de 347 kilómetros conecta las cavernas inundadas de Sac Actun y Dos Ojos en Tulum


El grupo de exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), han descubierto el sitio arqueológico más grande del mundo al conectar los sistemas de cavernas inundadas de Sac Actun y Dos Ojos en Tulum, en Quintana Roo (México) --dos de las más grandes--, dando como resultado una cueva subacuática de 347 kilómetros.

El director de exploración del proyecto GAM, Robert Schmittner y un equipo de buzos de cuevas, entre los que destacan Marty O Farrell, Jim Josiak y Sev Regehr, comenzaron esta fase del proyecto en marzo de 2017. No obstante, Schmittner llevaba 14 años buscando esta conexión y añadiendo nuevos túneles y galerías a este laberinto acuático, según informa el GAM.

La cueva guarda evidencias de los primeros pobladores de América, fauna extinta y la cultura maya

Estos cientos de kilómetros de pasajes subterráneos se han convertido en verdaderos túneles del tiempo y resguardan, entre otras cosas, la historia remota y reciente de Quintana Roo. “Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo, ya que cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y, por supuesto, de la cultura maya”, asegura el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia y director del Gran Acuífero Maya, Guillermo de Anda.

Este hallazgo es muy valioso además, porque da pie y sustento a una gran biodiversidad que depende de este sistema enorme y representa una gran reserva de agua dulce que ha dado vida a esta región de la península de Yucatán, desde tiempos inmemoriales hasta la actualidad.

Con este y otros esfuerzos, el GAM busca entender mejor el subsuelo, su biodiversidad y la relación del ser humano con el objetivo de lograr un adecuado aprovechamiento de los recursos naturales que dependen de este acuífero.

La siguiente fase de este proyecto comprende el análisis de la calidad del agua del Sistema Sac Actun, así como el estudio de la biodiversidad que depende directamente de este acuífero, así como su adecuada conservación; además de dar continuidad al mapeo y registro detallado de contextos arqueológicos sumergidos.

Siguiente objetivo: conectar Sac Actun con otros tres sistemas

De este modo, el Sistema Sac Actun arrebata el puesto al Sistema Ox Bel Ha, localizado al sur de Tulum, que hasta la fecha era el más largo con 270 kilómetros. El Sistema Sac Actun, ubicado al noreste, de Tulum, con 263 kilómetros, ocupaba el segundo lugar en extensión. El tercero en la lista es el Sistema Kook Baal con 93 kilómetros y el cuarto era el Sistema Dos Ojos, que contaba con 83 kilómetros. Este último se suma ahora al Sistema Sac Actun como resultado de esta intensiva exploración.

De acuerdo a las normas de espeleología, cuando dos sistemas de cuevas se conectan, la cueva más grande absorbe a la más pequeña, por lo que el nombre de esta última desaparece. Así pues, el Sistema Sac Actun es considerado ahora el más grande del mundo, con una longitud de 347 kilómetros de cueva inundada, la distancia entre Cancún y Chetumal, aproximadamente. Por tanto, el Sistema Dos Ojos deja de existir.

Según los investigadores del proyecto, la meta ahora es conectar a Sac Actun con los otros tres sistemas de cuevas subacuáticas, los cuales están muy cerca uno del otro, y están localizados en el municipio del Tulum.

358 sistemas de cuevas en el norte de Quintana Roo

Según datos del Quintana Roo Speleological Survey, solo en el norte de Quintana Roo hay 358 sistemas de cuevas sumergidas, lo que representan cerca de 1.400 kilómetros de pasajes inundados de agua dulce.

Además, y como resultado de esta búsqueda, el grupo de exploración ha registrado otro importante sistema con una longitud de 18 kilómetros hasta ahora denominado ‘La madre de todos los cenotes’, cuya profundidad máxima es de 20 metros y se encuentra al norte de Sac Actun. ‘La madre de todos los cenotes’ es, por el momento, un sistema individual, pero el equipo del GAM está muy cerca de conectarlo con el Sistema Sac Actun.

”Este es un esfuerzo de más 20 años, de recorrer cientos de kilómetros de cuevas sumergidas en Quintana Roo principalmente, de los cuales dediqué 14 años a explorar este monstruoso Sistema Sac Actun; ahora el trabajo de todos es conservarlo”, afirma Robert Schmittner.

10 dic. 2017

Descubierta una nueva momia en Egipto

El cuerpo momificado, posiblemente de un alto cargo del Gobierno, fue hallado junto con máscaras funerarias de madera pintadas y varios cientos de estatuas tallada

 
El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha anunciado este sábado el descubrimiento de una momia y cientos de objetos en dos tumbas del yacimiento arqueológico de la antigua ciudad de Tebas, donde se ubica la actual Luxor, en el este de Egipto.

Las tumbas, ubicadas en la necrópolis del Draa Abul Naga, fueron descubiertas en la década de 1990 por la arqueóloga Frederica Kampp, pero no habían sido exploradas en su totalidad.

Ahora han encontrado un cuerpo momificado envuelto en lino, posiblemente de un alto cargo del Gobierno, junto con máscaras funerarias de madera pintadas y varios cientos de estatuas talladas, probablemente fechadas alrededor del 1550 a.C., hacia el final de la dinastía XVII de Egipto o el comienzo de la dinastía XVIII.
 

Categorias

agenda (141) astronomia (456) descubrimientos (225) insolito (126) milagro (51) misterio (206) ovni (250) ovnis (260) sucesos (156) ufo (224) ver para creer (104)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie