Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta nasa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nasa. Mostrar todas las entradas

25 jun. 2020

La NASA cree que una luna de Júpiter podría contener vida extraterrestre

Los científicos de la NASA creen que el océano interior de la luna llamada Europa, situada en la órbita de Júpiter, podría contener vida extraterrestre. 



Este posible hallazgo lo han realizado mediante una investigación basada en simulaciones por ordenador de los depósitos de hielo debajo de la superficie de Europa. Los cálculos realizados por los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés), indican que éste océano podría haberse formado por la descomposición de minerales que contienen agua. Su trabajo, que aún no ha sido revisado, se presentó en la conferencia virtual de geoquímica Goldschmidt 2020.

Este estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, es el resultado de las mediciones realizadas por la nave espacial Galileo, de la NASA. El satélite investigó Júpiter y sus lunas durante casi 14 años. Durante el rastreo voló a través de una enorme pluma de vapor de agua, que salió de la superficie de Europa en forma de géiser y alcanzó una altura de cientos de kilómetros. Por ello, este nuevo estudio confirmaría la idea que ya surgió a partir de unas observaciones del Telescopico Espacial Hubble, del año 2016. Las imágenes mostraban columnas de agua volando desde la superficie de Europa.

Europa es el mejor candidato para encontrar vida extraterrestre por su similar composición con los océanos de la Tierra
Los científicos teorizan que la descomposición de minerales que contienen agua estaría provocada por el calentamiento y el aumento de la presión, generados por la gran gravedad que ejerce Júpiter. Además, también descubrieron que este océano originalmente habría sido ligeramente ácido antes de convertirse en rico en cloruro. El Dr. Mohit Melwani Daswani, principal responsable de la investigación, afirma que “su composición se parece más a los océanos de la Tierra“. Además, el geoquímico y científico comenta la posibilidad de vida extraterrestre en la luna: “Creemos que este océano podría ser bastante habitable y, por su composición, es probable encontrar vida“.

Estos nuevos hallazgos vendrán acompañados de misiones espaciales, donde se investigará la habitabilidad de Europa. Esta luna está considerada como el mejor candidato para encontrar vida extraterrestre. Es por ello que la NASA aprobó que los científicos de la misión Europa Clipper procedan con el diseño final y la construcción de la nave espacial que enviarán a sobrevolar el satélite entre los años 2023 y 2025.

17 jun. 2020

La NASA planea misión a la misteriosa luna Tritón de Neptuno

Una nueva misión que compite por la selección bajo el Programa Discovery de la NASA tiene como objetivo desentrañar los misterios de la luna Tritón de Neptuno.

Tritón - Una Galaxia Maravillosa
Tritón - NASA/JPL-CALTECH NASA/JPL/USGS
Llamada Trident, su equipo es uno de los cuatro que está desarrollando estudios conceptuales para nuevas misiones. Se seleccionarán hasta dos para el verano de 2021 para que se conviertan en una misión completa y se lanzarán más adelante en la década.

La Voyager 2 es la única nave espacial que, en 1989, voló cerca de Tritón y dejó muchas preguntas sin respuesta. Las vistas eran tan impresionantes como desconcertantes, revelando enormes y oscuras columnas de material helado que salían de la superficie de Tritón. Las imágenes mostraron que el paisaje helado era joven y había sido resurgido una y otra vez con material fresco. Pero, ¿de qué material y de dónde?

Investigar cómo Tritón ha cambiado con el tiempo daría a los científicos una mejor comprensión de cómo evolucionan y funcionan los cuerpos del sistema solar.

Las rarezas de Tritón podrían llenar un almanaque: a medida que Neptuno gira, Tritón orbita en la dirección opuesta. Ninguna otra luna grande en el sistema solar hace eso. Y la órbita de Tritón se encuentra en una inclinación extrema, compensada por el ecuador de Neptuno en 23 grados. Alrededor de tres cuartos del diámetro de nuestra propia Luna, Tritón tampoco está donde solía estar. Probablemente emigró del Cinturón de Kuiper, una región más allá de Neptuno de cuerpos helados que quedaron del sistema solar temprano.

Tritón también tiene una atmósfera inusual: llena de partículas cargadas, una capa llamada ionosfera es 10 veces más activa que la de cualquier otra luna en el sistema solar.

Ese último rasgo es especialmente extraño, porque las ionosferas generalmente son cargadas por la energía solar. Pero Tritón y Neptuno están lejos del Sol, 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, por lo que debe estar funcionando alguna otra fuente de energía. (Neptuno tarda 165 años terrestres en completar una órbita alrededor del Sol).

Y el clima de Tritón es dinámico y cambiante, con un flujo constante de material orgánico, probablemente nitrógeno, nevando en la superficie.

"Tritón siempre ha sido uno de los cuerpos más emocionantes e intrigantes del sistema solar", dijo en un comunicado Louise Prockter, directora del Lunar and Planetary Institute/Universities Space Research Association en Houston. Como investigadora principal, lideraría la misión Trident propuesta, y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California se encargaría de ello.

Exploración - Una Galaxia Maravillosa

Esas plumas misteriosas que Voyager 2 detectó son especialmente interesantes. Se cree que las plumas que se ven en la luna Encélado de Saturno, y posiblemente presentes en la luna Europa de Júpiter, son causadas por el agua del interior que es forzada a través de gruesas costras heladas.

Si un océano es la fuente de las plumas en Tritón (que se encuentra mucho más lejos en el sistema solar que Europa y Encelado), el descubrimiento proporcionaría a los científicos nueva información sobre cómo se forman los océanos interiores. A diferencia de otros mundos oceánicos conocidos, el océano potencial de Tritón probablemente se desarrolló después de que fue capturado por la gravedad de Neptuno.

También ampliaría la comprensión de los científicos sobre dónde podríamos encontrar agua. Descubrir qué factores conducen a que un cuerpo del sistema solar tenga los ingredientes necesarios para ser habitable, que incluyen agua, son los tres objetivos principales de un Trident.

La nave espacial llevaría un instrumento para sondear el campo magnético de la luna para determinar si un océano se encuentra dentro, mientras que otros instrumentos investigarían la ionosfera intensa, la atmósfera rica en materia orgánica y las características extrañas de la superficie.

Un segundo objetivo es explorar vastas tierras invisibles. Triton ofrece la superficie sólida sin explorar más grande del sistema solar a este lado del Cinturón de Kuiper. La mayor parte de lo que sabemos de la luna proviene de los datos de Voyager 2, pero solo hemos visto el 40% de la superficie de la luna. Trident mapearía la mayor parte del resto.

Y Trident usaría su cámara de imágenes de fotograma completo para capturar la misma área rica en plumas de la Voyager 2 fotografiada, en pleno "brillo de Neptuno", cuando la luz reflejada del Sol ilumina el lado oscuro de Tritón. De esa manera, los científicos pudieron observar los cambios desde la última visita y aprender más sobre cuán activo es Tritón.

El tercer objetivo principal de Trident es entender cómo esa superficie misteriosa se renueva. La superficie es notablemente joven, geológicamente hablando (posiblemente solo tiene 10 millones de años en un sistema solar de 4.600 millones de años) y casi no tiene cráteres visibles. También está la cuestión de por qué se ve tan diferente de otras lunas heladas, y presenta formas de relieve inusuales como "terrenos de melón" con hoyuelos y "llanuras amuralladas" que sobresalen. Las respuestas podrían arrojar luz sobre cómo se desarrollan los paisajes en otros cuerpos helados.

14 jun. 2020

La NASA prepara el vuelo de su avión supersónico

A pesar de la pandemia el equipo de Lockheed Martin siguió trabajando para crear el primer avión supersónico que no producirá una explosión sonora. Se trata del X-59, cuyo prototipo debería realizar sus vuelos en 9 meses.

Un F-16 de Lockheed Martin. Pascal Rossignol
Reuters

La NASA y Lockheed Martin definieron las fechas para los primeros vuelos experimentales: será en el otoño de 2021. Y cuando este avión de estética alargada y alas en forma de delta comience a ganar velocidad y rompa la barrera del sonido se comprobará si los cálculos del diseño han sido correctos.

El incierto desafío de la realidad
 
"Cuando tienes un avión real en condiciones atmosféricas reales hay muchas variables que son difíciles de calcular", anticipó Craig Nickol, gerente del proyecto de la NASA 'Low-Boom Flight Demonstrator a Flight Global'.

Este ingeniero reconoció que es difícil de predecir cómo actuará el avión ante la ruptura de la barrera de sonido, pero lo que sí está seguro es que su impacto será mucho menor al que realizaba el Concorde.

Un impacto que no molesta
 
Según los cálculos de la NASA y Lockheed Martin el X-59 debería producir un impacto auditivo menor a los 75 decibeles en la tierra, lo que equivale a un "trueno alejado" o a "un vecino golpeando fuerte la puerta de su coche", describe el fabricante de aviones en su web.

El Concorde tenía un golpe sonoro que llegaba a los 105 decibeles en tierra firme, lo que empujó a que sus operaciones se realicen, en su mayor parte, sobre mares y territorios despoblados.

Recolección de datos
 
Los vuelos del X-59 servirán para recolectar información sobre la posible contaminación acústica en las comunidades por donde vuele.

Esos datos serán enviados a la Administración Federal de la Aviación, el organismo regulador de EEUU, para que decida si es viable que regresen los vuelos supersónicos, desterrados tras el cese de operaciones del Concorde en octubre del 2003.

Dos veces más rápido que los aviones comerciales
 
Lockheed recibió una inversión de 218 millones de euros por parte de la NASA para desarrollar el primer prototipo y realizar los vuelos de prueba.

El X-59 tiene un fuselaje de 30 metros y una envergadura de 9 metros. Está concebido para alcanzar velocidades de 1.4 Mach (1.715 km/h, el doble que los aviones comerciales) y que pueda volar a más de 16.700 metros.

Por ahora solo es un prototipo
 
Este no será un avión de pasajeros. La idea es comprobar si su diseño y materiales realmente logran una importante reducción sonora, y aplicar estos avances a otros modelos enfocados a la aviación comercial.

Su diseño prioriza la longitud para que pueda tener un menor impacto de las ondas sonoras, y en la cabina el piloto solo tendrá ventanillas laterales: la visión delantera será ofrecida por un sistema de cámaras y pantallas.

Ensamblaje en marcha
 
Estas semanas los operarios de Skunk Works, una filial de Lockheed, volvieron al trabajo para ensamblar el fuselaje, las alas principales y la cola. La mayor parte de la aeronave se construye en aluminio, aunque hay secciones de titanio para soportar las altas temperaturas del vuelo.

Lockheed espera entregar el X-59 a la NASA en el 2022, para que la agencia aeroespacial realice las pruebas de validación acústica en las instalaciones de centro Armstrong.

En el 2023 vendrá la etapa más crítica: volar por encima de núcleos poblados y comprobar qué sucede cuando rompa la barrera del sonido.

"Tenemos muchos análisis hechos en ordenador. Pero no puedes saber qué sucederá hasta que construyas el avión y vuele en la atmósfera", dijo Nickol.

12 jun. 2020

La sonda New Horizons ha viajado tanto que ya no ve el mismo cielo que nosotros

La sonda espacial New Horizons de la NASA ha continuado explorando los confines del Sistema Solar desde su partida de la Tierra en 2006. Ahora está tan lejos de nuestro planeta que observa un cielo diferente al nuestro.

 
Nasa-new-horizon - Una Galaxia Maravillosa
Crédito: NASA / Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins / Southwest Research Institute (JHUAPL / SwRI)
 
Después de más de 14 años de exploración espacial, la investigación de la agencia espacial estadounidense todavía no se retira. Lanzado desde el Centro Espacial Kennedy en Florida el 19 de enero de 2006, New Horizons continúa asombrando a los astrónomos. Su misión principal era explorar Plutón y el cinturón de Kuiper. En 2015, reveló magníficas imágenes tomadas durante su vuelo sobre el planeta enano. También descubrimos instantáneas inéditas del cinturón de Kuiper. A 6.400 millones de kilómetros de la Tierra, New Horizons acaba de lograr una nueva hazaña.

"New Horizons observa un cielo alienígena"
Es el primero en exploración espacial. En abril pasado, la sonda convirtió sus cámaras en dos estrellas en nuestro vecindario "cercano": Proxima Centauri y Wolf 359. Proxima Centauri es la estrella más cercana a la Tierra después del Sol. Para que te hagas una idea, esta estrella se encuentra a 4,2 años luz del Sol. Wolf 359 se encuentra a 7,8 años luz de la Tierra. Al capturar imágenes de estas dos estrellas, New Horizons pudo realizar el primer experimento de paralaje interestelar.

El paralaje es un efecto óptico utilizado por los científicos. Explica cómo puede parecer que un objeto se mueve cuando se ve desde dos lugares diferentes cuando no está en movimiento. Para realizar el experimento, los equipos de la NASA tomaron fotos de Proxima del Centauri y Wolf 359 de la Tierra y de New Horizons al mismo tiempo. Entonces, como puede ver en las fotos, las estrellas parecen estar en diferentes posiciones cuando no están en la realidad.

Proxima Centauri observado desde la Tierra y desde New Horizons / NASA
Wolf 359 observado desde la Tierra y desde New Horizons / NASA

El jefe de la misión New Horizons, Alan Stern, dijo el miércoles pasado en un comunicado de la NASA que "es correcto decir que New Horizons observa un cielo alienígena diferente al observado desde la Tierra". New Horizons rompió un nuevo récord. Es la primera vez que se observa un cuerpo (aquí celestial) desde dos puntos tan distantes entre sí.

11 jun. 2020

La Nasa generó en el espacio el quinto estado de la materia

Gracias a la instalación Cold Atom Laboratory que la NASA tiene en la Estación Espacial Internacional, se ha logrado enfriar átomos cerca del cero absoluto hasta obtener condensados de Bose-Einstein


Generado-el-quinto-estado-de-la-materia-en-el-espacio - Una Galaxia Maravillosa
Inicio de la formación de un condensado de Bose–Einstein en la Estación Espacial Internacional. / R. Thompson et al./Nature/NASA

Sólido, líquido, gaseoso, plasma y condensado de Bose-Einstein (BEC, por sus siglas en inglés). Estos son los cinco estados de la materia, o al menos los primeros de la lista, pues la ciencia experimenta con otras exóticas formas. Los tres primeros se enseñan en primaria, el cuarto puede que nos suene, pero ¿el quinto? Pues con esta forma de agregación trabajan en la Estación Espacial Internacional (EEI) donde se explota el entorno de microgravedad del espacio para realizar experimentos.

Un condensado de Bose-Einstein se forma cuando un grupo de átomos se enfría hasta cerca del cero absoluto (-273 ºC). Es una forma de agregación de la materia que no se encuentra de manera natural, de hecho, este año se cumple un cuarto de siglo desde que los físicos Eric Cornell y Carl Wieman lograsen enfriar tanto una nube de átomos para que alcanzara este estado. Años más tarde recibirían en Nobel de Física por el descubrimiento.

A esta baja temperatura, dichos átomos se convierten en una entidad única, como si fueran un super átomo, con propiedades cuánticas. Es decir, se logra que algo a escala macroscópica se rija por las leyes de la física que dominan la materia a escala microscópica. Los condensados de Bose-Einstein proporcionan de esta manera una ventana única al mundo de la mecánica cuántica. Pero medirlos con precisión se ve obstaculizado por la gravedad.

Hoy el equipo de Robert Thompson, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, presenta en un estudio publicado en Nature las características de los condensados generados en el espacio. El documento muestra los primeros resultados de la misión Cold Atom Laboratory (CAL), la cual diseñó una instalación para la investigación de cuánticos ultrafríos en el entorno de microgravedad de la EEI y que se puso en órbita en el 2018.

“La microgravedad nos permite confinar átomos con fuerzas mucho más débiles, ya que no tenemos que sostenerlos en contra de la gravedad. Esto nos ayuda a lograr un régimen de temperaturas más bajo del que realmente se puede lograr sobre la Tierra”, explica Thompson por correo electrónico.

El equipo halló ciertas diferencias en las propiedades del BEC generado en la estación espacial respecto a las observadas en la Tierra. Para la generación de un condensado se emplea un proceso conocido como enfriamiento evaporativo. Para ello se sirven de campos magnéticos que confinan los átomos como si de una trampa se tratara.

“Una de las formas en que enfriamos los átomos más allá del punto en que ocurre la condensación de Bose-Einstein es debilitando la trampa, lo que permite que la nube atómica se expanda. A medida que se expande, se enfría”, explica Thompson. El proceso es similar a lo que sucede con un bote de espray: a medida que se rocía el gas, el de dentro se expande y enfría la lata.

Al hacer esto en el espacio, los átomos se expanden sin resultar afectados por la fuerza de la gravedad. “Lo más importante es que podemos observar los átomos mientras flotan completamente desconfinados (y por lo tanto no perturbados) por fuerzas externas”, dice.

En la Tierra, los átomos comienzan a caer inmediatamente por la fuerza de atracción gravitatoria y por lo general golpean la parte inferior del instrumento en una fracción de segundo, limitando así el tiempo de observación. Y un tiempo de observación más largo se traduce en una mayor precisión en las mediciones.“En el espacio, básicamente estás limitado por cuánto puedes lograr enfriar tus átomos, y esperamos alcanzar más de cinco segundos en el CAL, y tal vez mucho más tiempo en futuras misiones”. Por el momento han conseguido superar el segundo.

También hay otras ventajas que presenta la generación del quinto estado de la materia en el espacio. En tierra, los diferentes tipos de átomos se separarán hasta cierto punto y los más pesados se hunden, especialmente en trampas muy débiles. E incluso puede darse que con el mismo tipo de átomo haya variaciones en la densidad causadas por la gravedad, lo que conlleva a algunos experimentos sean imposibles de llevar a cabo, según explica el investigador.

Los resultados del equipo muestran que el laboratorio espacial puede facilitar futuros estudios de gases atómicos ultrafríos y la ventaja de producirlos en condiciones de microgravedad. Suponen, según indican los autores, el principio de años de potenciales operaciones científicas con las primeras series de experimentos ya en marcha.

NASA aplaza el lanzamiento del telescopio JWST

El telescopio espacial James Webb (JWST) no podrá ser lanzado al espacio en la fecha prevista de marzo de 2021, debido a que la pandemia de coronavirus ralentizó el trabajo en la nave espacial.

 
Telescopio James Webb - Una Galaxia Maravillosa
Los técnicos inspeccionan una parte crítica del telescopio espacial James Webb conocida como el conjunto de torre desplegable después de extenderlo completamente en la misma maniobra que realizará una vez en el espacio - NORTHROP GRUMMAN
 
En una presentación en una reunión en línea de la Junta de Estudios Espaciales de las Academias Nacionales, Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencias de la NASA, dijo que el trabajo en JWST había ido bien en meses antes de la pandemia, pero que la desaceleración en el trabajo desde marzo hizo imposible mantener la misión en su calendario anterior.

"No lanzaremos en marzo", dijo, en relación a la que ha sido la última fecha de lanzamiento prevista para la misión. "Eso no está en las cartas en este momento. No es porque hicieran algo mal", comentó, citado por Space News.

Cuando la NASA comenzó a cerrar sus centros de campo en marzo debido a la pandemia, el personal que había estado supervisando la integración y las pruebas del telescopio espacial en una instalación de Northrop Grumman en el sur de California regresó a casa.

A pesar de los comentarios iniciales de los funcionarios de la NASA de que el trabajo se suspendería por completo en el telescopio, las actividades continuaron allí, incluida una prueba anunciada por la NASA el 9 de junio de su Asamblea de Torre Desplegable que separa el espejo del cuerpo principal de la nave espacial. Sin embargo, ese trabajo ha sido más lento que antes de la pandemia.

La NASA aún no ha establecido una nueva fecha de lanzamiento para JWST. "Lo que debemos hacer es aprender la nueva eficiencia" de trabajar en las condiciones actuales, dijo Zurbuchen. "Necesitamos calibrar eso a través de una revisión del cronograma y seguir adelante". Una evaluación del calendario, dijo, estaba prevista para julio, y Zurbuchen es optimista respecto que se produzca el lanzamiento en algún momento en 2021 en un cohete Ariane 5 de la Guayana Francesa.

La misión JWST ha sufrido años de demoras en el lanzamiento y miles de millones de dólares en sobrecostos: la NASA mantuvo octubre de 2018 como fecha de lanzamiento durante varios años antes de caer el año anterior hasta principios de 2019, para luego demorarse hasta marzo de 2021, mientras que su coste creció un 10%, hasta 8.800 millones de dólares.

9 jun. 2020

NASA busca a voluntarios para vivir aislados por 8 meses

La NASA a través de su sitio web emitió un llamado a voluntarios estadounidenses que quieran participar en este programa espacial, el cual iniciará en Moscú.


NASA - busca - voluntarios - Una Galaxia Maravillosa

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, (NASA por sus siglas en inglés) busca a seis voluntarios que quieran pasar 8 meses aislados del mundo para dar avance a las futuras misiones a la Luna y Marte.

La NASA a través de su sitio web emitió un llamado a voluntarios estadounidenses que quieran participar en este programa espacial, el cual iniciará en Moscú.

La finalidad de este proyecto es analizar los efectos físicos y psicológicos que pueda producir el encierro en los largos viajes de exploración hacia la Luna y Marte, planetas que se tiene pensado visitar en el proyecto Artemisa.

La NASA informó que entre los requisitos que deben cumplir los voluntarios están:

Edad entre 30 y 55 años.

Dominio de idiomas inglés y ruso.

Ser ciudadanos estadounidenses.

Completa disposición de someterse al aislamiento.

Diploma universitario que avale el término de una carrera terminada como oficial militar.

Preferiblemente contar con un posgrado ya sea maestría o doctorado.

Los voluntarios serán compensados de distintas formas según el tipo de contratación que se realice con la agencia.

Esta seis personas vivirán una experiencia similar a la de las misiones reales de la NASA y los viajes que se realizan a otras agencias como la Estación Espacial Internacional (ISS), con la única diferencia de que esta nave es un poco más grande que las usadas de forma recurrente.

El proyecto Artemisa tiene el objetivo de llevar para 2024 a los seres humanos a la luna por segunda ocasión, siempre y cuando los planes no se vean afectados por problemas como el Coronavirus SARS-CoV-2.

4 jun. 2020

NASA busca voluntarios para vivir 8 meses en nave espacial

Es probable que si tu sueño siempre ha sido ser astronauta esta sea la mejor oportunidad, y es que la NASA busca voluntarios en perfecto estado de salud para permanecer ocho meses en una nave espacial simulada.
 
NASA busca voluntarios - Una Galaxia Maravillosa
Los voluntarios recibirán una compensación económica tras su participación. Foto: Pxhere
Los participantes experimentarán situaciones similares a las que viven los astronautas en las misiones espaciales, como aquellas que planea la NASA a la Luna y, más adelante, a Marte.

Si lo tuyo no fue la cuarentena, entonces este es un estudio no es apto pues forma parte de las investigaciones de la NASA para entender los efectos tanto fisiológicos como psicológicos del confinamiento en los humanos.

Para aquellos que participen en el estudio que se llevará a cabo durante ochos meses en una nave simulada en Moscú, Rusia, se entregará una compensación económica.

Requisitos
Uno de los primeros requisitos es estar en perfectas condiciones de salud, también los voluntarios deberán tener maestría o doctorado en ciencias, o que hayan completado entrenamientos militares.

Lo anterior debido a que durante el confinamiento realizarán experimentos científicos, usarán sistemas de realidad virtual y harán operaciones robóticas.

Otro requisito es ser ciudadano estadounidense de entre 20 y 55 años de edad que hablan de manera fluida el inglés y ruso.

La NASA regresará a la Luna en 2024

La mayor parte del presupuesto se gastará en el Sistema de Desembarco Humano y en la estación lunar.
 
NASA - Una Galaxia Maravillosa

En 2019 el gobierno de Estados Unidos le ordenó a la NASA poner un hombre en la Luna, nuevamente, en 2024, y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio contesto que están encantados con la idea pero que necesitan más dinero para lograrlo. ¿Cuánto?, mucho, mucho más de lo que les están dando ahora, aproximadamente 35 mil millones de dólares adicionales durante los próximos cuatro año.

El jefe de vuelo espacial humano de la NASA, Doug Loverro, reveló este presupuesto durante una conferencia en el Centro Espacial Johnson. Es un aumento de presupuesto del 12% mayor que el solicitado en 2019, que fue de 25.2 mil millones. Afirma que la mayor parte de este presupuesto se destinará al Sistema de Desembarco Humano, 3.37 mil millones solo en el año fiscal 2021.

La NASA dice que, si es financiado por el Congreso, esta sería la primera vez que Estados Unidos gasta directamente dinero en un módulo de aterrizaje lunar desde el programa Apolo en la década de 1960. El presupuesto de los vuelos espaciales humanos también financia una pequeña estación espacial en órbita alrededor de la luna, llamada Lunar Gateway.

La NASA ya solicitó el dinero, pero otra cosa es que se los den. Tendran que esperar que el Congreso de Estados Unidos priorice el viaje a la Luna sobre muchos otros programas en una época que se han registrado decenas de recortes presupuestales.

1 jun. 2020

Ovnis en el lanzamiento de SpaceX

Múltiples ovnis han sido vistos por los espectadores que seguían en directo el lanzamiento de SpaceX

Ovnis - SpaceX - Una Galaxia Maravillosa

“Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”. Esta fue la icónica frase que pronunció el astronauta norteamericano Neil Armstrong cuando pisó la Luna por primera vez el día 20 de julio de 1969. Pero este pasado sábado se cumplió otro paso histórico en la carrera de la conquista del espacio. En medio de la amenaza de tormentas el sábado, uno de los cohetes Falcon 9 de SpaceX fue lanzado a las 15:22 hora local del centro espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida). Luego, unos 12 minutos más tarde, una carga útil relativamente pequeña salió de la parte superior del lanzador de 23 pisos mientras se movía cerca de 28.000 km/h, deslizando la nave espacial a la órbita terrestre baja.

Sin embargo, esta carga útil es diferente a todo lo que el mundo ha visto: una nave espacial comercial de desarrollo privado llamada Crew Dragon, que transporta a los primeros pasajeros humanos de SpaceX: los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley. El lanzamiento no solo resucita el vuelo espacial tripulado estadounidense para la NASA, sino que también abre una puerta para que SpaceX comercialice el espacio. Elon Musk, quien fundó SpaceX en 2002, expresó su entusiasmo durante el primer intento de lanzamiento el miércoles: “Este es un sueño hecho realidad para mí y para todos los demás en SpaceX. Ni siquiera soñé que esto se haría realidad”. Sin embargo, las redes sociales lo han vuelto a hacer, fueron muchos los internautas que vieron múltiples ovnis durante el histórico lanzamiento de SpaceX.

La conquista de otros planetas

Múltiples ovnis han sido vistos por los espectadores que seguían en directo el lanzamiento de SpaceX. Las imágenes de los inusuales orbes voladores fueron compartidas en las redes sociales poco después del despegue, viralizándose inmediatamente. Elon Musk, Donald Trump y el vicepresidente de EE.UU. siguieron desde Cabo Cañaveral el lanzamiento y celebraron el regreso de Estados Unidos a la carrera de la conquista del espacio, más concretamente la colonización de planetas.

Ovnis - Una Galaxia Maravillosa

Sin embargo, durante la transmisión en directo desde el cohete, varios objetos voladores extraños aparecieron flotando sobre la Tierra. En un video, se puede ver un extraño orbe debajo del cohete moviéndose a través de la Tierra a una gran velocidad. En otra toma se aprecia lo que parece ser un OVNI saliendo de la Tierra y moviéndose hacia el espacio antes de desaparecer. Las imágenes han provocado todo un revuelo en las redes sociales, donde muchos usuarios ofrecieron sus propias teorías para explicar la presencia de ovnis en un momento tan histórico para la humanidad.

Los escépticos dijeron que los extraños objetos eran simplemente restos del cohete o basura espacial, descartando por completo cualquier posibilidad de que su origen fuera extraterrestre. Pero algunos creyentes ofrecieron una teoría inquietante sobre estos misteriosos objetos cerca del cohete de SpaceX.

Armas nucleares en el espacio

Según algunos ufólogos y teóricos de la conspiración la presencia de estos ovnis siguiendo el lanzamiento del SpaceX estaría relacionado con el miedo de la conquista de otros planetas por parte de los humanos. Esto sería debido a que Musk tendría la intención de usar bombas nucleares en Marte para terraformar el medio ambiente y hacerla adecuada para los seres humanos.

Según el cofundador SpaceX, el calor generado por las bombas podría hacer que los casquetes polares del planeta se derritieran, liberando dióxido de carbono a la atmósfera, provocando un rápido efecto invernadero que elevaría la temperatura del planeta y la presión del aire hasta el punto de mantener la vida humana. Aunque la realidad seria bien otra, utilizar el pretexto del planeta rojo para lanzar armas nucleares en el espacio. Dmitry Rogozin, jefe de la agencia espacial estatal rusa Roscosmos, dijo que el plan de Musk es un encubrimiento para enviar bombas nucleares al espacio. Rogozin calificó la idea de Musk de “inhumana” y que “destruiría” el planeta.

“Entendemos que hay una cosa oculta detrás de esta demagogia: esta es una tapadera para el lanzamiento de armas nucleares al espacio”, dijo Rogozin. “Vemos tales intentos, los consideramos inaceptables y lo obstaculizaremos en la mayor medida posible”.

El Director Ejecutivo de Roscosmos para Programas Avanzados y Ciencia, Alexander Bloshenko, dijo a la agencia estatal de noticias TASS a principios de este mes que el plan de Musk necesitaría 10.000 ojivas nucleares. Dicho esto, razas extraterrestres estarían verdaderamente preocupadas por la interacción humana en el espacio, que ya nos considerarían una posible amenaza. Habrá que esperar que medidas deciden tomar para evitar el avance humano por el espacio.

31 may. 2020

SpaceX hace historia con la NASA

El lanzamiento histórico de dos astronautas a bordo de la cápsula Crew Dragon de SpaceX ha arrancado con normalidad y bajo la mirada de millones de personas

 
SpaceX salida - Una Galaxia Maravillosa

SpaceX lo ha conseguido: los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley están viajando en estos momentos a bordo de la cápsula Crew Dragon, en dirección a la Estación Espacial Internacional (ISS). A las 21:22 horas de España despegaba el potente Falcon 9 marcando un día histórico para EEUU y para la empresa de Elon Musk.

Es sólo el primer paso de la misión Demo-2, pero es el más gratificante, y la culminación de años de trabajo y meses de dudas, desde que el lanzamiento fuese anunciado el pasado febrero.

El lanzamiento se produce después de que el pasado miércoles 27 de junio SpaceX tuviera que abortar su primer intento debido a problemas en el clima. Pese a que en un primer momento hubo dudas otra vez sobre la climatología, finalmente despejó, se inició la cuenta atrás y se produjo el esperado lanzamiento del cohete Falcon 9 de Spacex.

Todo ha salido tal y como se esperaba y a las 21:36 horas la Crew Dragon ya volaba autónoma de camino a la Estación Espacial Internacional. Uno de los momentos clave del lanzamiento ha sido la vuelta a la tierra de la primera etapa del cohete. Una maniobra que salió a la perfección para la compañía de Elon Musk.

La importancia de este lanzamiento no se puede subestimar, por muchas razones. Será la primera vez que una compañía estadounidense del sector privado cumpla una misión para la NASA, después de que la organización abandonase el uso de transbordadores espaciales.

Este lanzamiento demuestra que el sector privado puede ser clave para volver a los mejores tiempos de la exploración espacial; una misión que es evidente desde el mismo momento que se decidió usar el famoso logo de la NASA del 'gusano', usado cuando viajar a la Luna era algo sorprendentemente habitual.

El mensaje está claro: EEUU ya no tiene porqué depender de las cápsulas Soyuz para enviar astronautas a la ISS, y tiene un futuro propio en la vuelta a la Luna y más allá. SpaceX será una pieza fundamental en estos planes, tanto con la Crew Dragon (una versión para astronautas de su Dragon) como con la versión de la Starship que puede llegar a la Luna.

Es sólo el principio
El lanzamiento de la Demo-2 se ha producido sin contratiempos, aunque no por ello se calmaron los nervios (sobre todo debido al primer intento). Mucha de la parafernalia y los eventos habituales en un lanzamiento habían cambiado; como por ejemplo, la llegada de los astronautas a la plataforma de lanzamiento a bordo de un Tesla Model X.

Los nuevos trajes espaciales, muy diferentes a lo que estamos acostumbrados, también provocaron un gran impacto en redes sociales, y no faltaron las bromas sobre Star Wars.

Este es un proyecto muy importante para Elon Musk, que tuvo la oportunidad de conversar con los astronautas junto con Jim Bridenstine, administrador de la NASA.

Pero esto es sólo el principio. Se espera que el total de la misión de ida, permanencia en la Estación Espacial y vuelta dure entre 2 y 3 meses. Será una misión en la que se experimentarán con muchas cosas nuevas, como el sistema de acople, y por supuesto, la futura vuelta de los astronautas.

7 nov. 2018

Rover Mars Curiosity de la NASA supera 20 kilómetros en MARTE

El rover Mars Curiosity de la NASA condujo aproximadamente 60 metros durante el pasado fin de semana hasta un sitio llamado Lake Orcadie, elevando su odometría total a más de 20 kilómetros.   


Con una masa de casi 900 kilos, el rover Curiosity de la NASA llegó al cráter Gale de Marte el 6 de agosto de 2012. Tras recorrer el piso sedimentario del cráter alcanzó el Monte Sharp, en cuyas laderas busca vestigios del pasado húmedo del Planeta Rojo.   

De este modo, si sumamos todos sus avances, podemos decir que el rover ya lleva acumulados 20 kilómetros recorridos.

Con una longitud de 2,7 metros, es capaz de superar obstáculos de una altura de 75 cm y la velocidad máxima de desplazamiento sobre terreno está estimada en 90 metros/hora con navegación automática. Sin embargo la velocidad promedio de desplazamiento es de 30 metros/hora considerando variables como dificultad del terreno, deslizamiento y visibilidad.

5 nov. 2018

Oumuamua podría ser parte de una misión extraterrestre

El misterioso objeto Oumuamua, pasó por nuestro Sistema Solar en octubre de 2017

Oumuamua - Galaxia Maravillosa

El extraño objeto interestelar 'Oumuamua podría ser una vela solar gigante' enviada desde otra civilización para buscar signos de vida', afirman los astrónomos.

De acuerdo con un nuevo estudio, publicado por los astrónomos del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian en Massachusetts (EE.UU.), Shmuel Bialy y Abraham Loeb, Oumuamua podría ser parte de una misión de reconocimiento iniciada por una civilización extraterrestre con el objetivo de conocer otras galaxias.

Los astrónomos analizaron la extraña forma de cigarro del objeto, y un inesperado aumento en la velocidad y cambio en su trayectoria. 

Ahora han llegado a la conclusión de que el extraño objeto podría ser una vela luminosa de origen artificial, una nave espacial que utiliza la presión de radiación como potencia.

"Explicamos el exceso de aceleración de Oumuamua como resultado de la fuerza que la luz solar ejerce sobre su superficie. Para que esta fuerza explique el exceso de aceleración medido, el objeto debe ser extremadamente delgado, del orden de una fracción de milímetros, pero con decenas de metros de largo", dijo Abraham Loeb.

Asimismo, concluyen que la supuesta sonda extraterrestre podría viajar a través del universo sin otra ayuda que la luz de las estrellas.

Considerando un origen artificial, una posibilidad es que el Oumuamua sea una sonda luminosa que flota en el espacio interestelar como un escombro a partir de un avanzado equipamiento tecnológico", plantea el nuevo estudio, que no descarta que se trate de "una sonda totalmente operacional enviada de manera intencionada por una civilización alienígena en busca de signos de vida en nuestro Sistema Solar".

3 nov. 2018

La NASA pone fin a la misión Kepler

La NASA pone fin a la misión del telescopio Kepler

La agencia espacial explicó que Kepler se ha quedado sin el combustible necesario para otras operaciones científicas, por lo que la NASA ha optado por retirar el telescopio dentro de su órbita, lejos de la Tierra


La NASA anunció que ha decidido poner fin a la misión del telescopio espacial Kepler, un instrumento que ha servido para descubrir más de 2.600 exoplanetas en los últimos nueve años.

"Kepler ha superado todas nuestras expectativas y allanó el camino de nuestra exploración y búsqueda de vida en el sistema solar y más allá", señaló el director adjunto del Departamento de Misiones Científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen, en un comunicado.

"No solo nos mostró cuántos planetas podrían estar ahí afuera, sino que generó un campo de investigación completamente nuevo. (…) Sus descubrimientos han arrojado una nueva luz sobre nuestro lugar en el universo", agregó Zurbuchen.

La NASA subrayó que “muchos” de los exoplanetas descubiertos a través de Kepler “podrían ser lugares prometedores para la vida”
El análisis más reciente de los descubrimientos de Kepler concluye que es probable que entre el 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles en el cielo nocturno tengan planetas pequeños, posiblemente rocosos, similares en tamaño a la Tierra y ubicados dentro de la zona habitable de sus estrellas.

De acuerdo a la NASA, eso significa que están ubicados a distancias de sus estrellas donde el agua líquida, un ingrediente vital para la vida tal como la conocemos, podría acumularse en la superficie del planeta.

El fundador de la misión Kepler, William Borucki, recordó que cuando se empezó a concebir esta idea hace 35 años, la humanidad "no sabía de un solo planeta" fuera del sistema solar.

“Ahora que sabemos que los planetas están en todas partes, Kepler nos ha puesto en un nuevo camino lleno de promesas para que las generaciones futuras exploren nuestra galaxia”, dijo el veterano investigador de la NASA.

Lanzado al espacio el 6 de marzo de 2009, el telescopio Kepler combinó técnicas para medir el brillo estelar con la cámara digital más grande equipada para las observaciones del espacio exterior en ese momento
Kepler realizó el primer reconocimiento de los planetas en nuestra galaxia y se convirtió en la primera misión de la agencia espacial estadounidense para detectar planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables de sus estrellas.

Años más tarde y después de superar unas fallas mecánicas, Kepler descubrió más de 2.600 exoplanetas y analizó hasta 50.000 estrellas, de acuerdo a cálculos de la NASA.

La nave New Horizons acelera para llegar a la última frontera del Sistema Solar

La sonda ha hecho una maniobra de reajuste de trayectoria para encontrarse con este cuerpo del cinturón de Kuiper. El encuentro ocurrirá en enero, y culminará con la exploración «in situ» más lejana hecha hasta ahora


La nave «New Horizons», de la NASA, es una intrépida y veloz exploradora que a partir de 2015 revolucionó la astronomía al sobrevolar las proximidades de Plutón, el denostado y lejano planeta enano. Sus observaciones transformaron un mundo desconocido en un planeta con una geología compleja e interesante. Desde entonces, la sonda ha estado internándose en las profundidades del espacio, a una velocidad de más de 50.000 kilómetros hora. Se dirige a 2014 MU 69, un objeto helado del cinturón de Kuiper, que mide entre 30 y 45 kilómetros de largo, y que fue rebautizado como Ultima Thule. Su nombre hace honor a «Thule», un término que aparece en fuentes clásicas para referirse normalmente a una isla, en un norte lejano e inalcanzable.

La semana pasada, la sonda New Horizons ha efectuado una última maniobra para acercarse a esta última frontera. Los ingenieros de la NASA encendieron los motores de la sonda durante tres minutos y medio para ajustar su trayectoria. El objetivo es asegurarse de que este aparato, del tamaño de un piano de cola, pase a solo 3.500 kilómetros de Ultima Thule. La tarea puede parecer trivial, pero dista de serlo: este objeto está a 6.600 millones de kilómetros de la Tierra, una distancia que la luz tarda en recorrer más de seis horas, y apenas mide unas decenas de kilómetros de largo.

Tal como ha informado la NASA en un comunicado, los ingenieros del centro de operaciones del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, en Laurel, Maryland, comenzaron la maniobra a las 16.20 (hora española) del pasado día 3 de octubre. El aparato aumentó su velocidad ligeramente y modificó su trayectoria, cuando se encontraba a unos 6.350 millones de kilómetros de la Tierra.

Una cita a seis horas luz
 
«Gracias a esta maniobra vamos a llegar en hora a hacer la exploración más lejana de toda la historia, a miles de millones de kilómetros de Plutón», ha dicho Alan Stern, investigador principal de la misión New Horizons y científico en el Southweast Research Institute. «Casi suena a ciencia ficción, pero no lo es», enfatizó.

Si todo va bien, la sonda hará la exploración in situ más lejana de un objeto el 1 de enero de 2019, a alrededor de las 18.33, hora española.

Gracias a las imágenes tomadas por la propia New Horizons, los ingenieros han verificado la posición de Ultima Thule y han hecho los cálculos necesarios para asegurarse de que, efectivamente, sobrevuele este cuerpo.

Para que la misión tenga éxito, no solo es necesario ajustar la trayectoria, sino conocer en qué momento la sonda deberá tomar imágenes y hacer mediciones de Ultima Thule.

Las imágenes captadas por la New Horizons han mostrado que había un error de solo 500 kilómetros en la estimación de dónde está Ultima Thule, lo que es una distancia muy pequeña en las escalas del espacio.

«Dado que vamos a volar tan cerca y tan rápido, conocer el momento del sobrevuelo es muy importante», ha dicho Derek Nelson, responsable de navegación óptica de la misión New Horizons. A la vista de la precisión de los cálculos hechos hasta ahora, Nelson tiene la certeza de que el sobrevuelo será muy preciso.

En este momento, la New Horizons está a una distancia de 112 millones de kilómetros de Ultima Thule y viaja a casi 52.000 kilómetros por hora. A medida que se acerque la fecha del encuentro, en enero de 2019, los científicos tendrán que prepararse para ajustar su trayectoria. Deberán conseguir que entre por un «ojo de alfiler» de 120 por 320 kilómetros, y predecir el momento del sobrevuelo, en el que la sonda estará en su máxima aproximación a Ultima Thule, para tomar fotografías y hacer mediciones. El margen de error que tiene es de solo 140 segundos.

Si todo sale bien, la nave pasará semanas y meses enviando datos a la Tierra con los secretos del lugar más lejano explorado en toda la historia. ¿Qué se encontrará?

Muere Dawn, la nave de la NASA

La misión ha finalizado este viernes después de que se agotaran sus reservas de combustible. Lanzada en 2007, ha revelado muchos detalles sobre la evolución de nuestro sistema planetario y sobre la aparición del agua

Días después de que la NASA dijera adiós a la misión Kepler, el telescopio espacial que ha descubierto miles de exoplanetas y revolucionado la astronomía, la agencia espacial estadounidense se ha despedido de la misión Dawn, la sonda que exploró Ceres, el mayor asteroide del Sistema Solar, y Vesta, ambos en el cinturón de asteroides. Allí reveló muchos detalles sobre la evolución de nuestro sistema planetario y reforzó la idea de que los planetas enanos pudieron albergar océanos de agua en el pasado.

«Hoy, celebramos el final de la misión Dawn; sus increíbles logros tecnológicos, la ciencia fundamental que nos ha dado, y el esfuerzo de todo el equipo que ha permitido hacer estos descubrimientos», ha dicho este viernes Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorado de Ciencia de la NASA, en Washington. «Las increíbles imágenes y datos que Dawn ha recogido en Vesta y Ceres son fundamentales para comprender el origen y la historia de nuestro Sistema Solar».

El final de Dawn se ha certificado después de que entre los días 31 de octubre y 1 de noviembre el equipo de vuelo de la misión fuese incapaz de comunicarse con la nave. Después de descartar otras posibles explicaciones, los líderes de la misión han concluido que, definitivamente, se han agotado los tanques de combustible (hidrazina) del aparato, cuyas rápidas igniciones se usan para orientar la nave y establecer contacto con su antena de alta ganancia. La nave tampoco podrá ahora orientar sus paneles solares de la forma adecuada para alimentar sus sistemas electrónicos, lo que sentencia su destino.

Así se pone punto final a un viaje que comenzó en 2007 y en el que Dawn ha recorrido 6.900 millones de kilómetros. Ahora, su destino es permanecer en la órbita de Ceres durante al menos 50 años, antes de estrellarse contra este objeto.

Aventura en el cinturón de asteroides
 
La misión ha tenido como objetivo explorar dos de los mayores objetos del cinturón de asteroides, un anillo de material rocoso situado entre Marte y Júpiter. Allí existen unos pocos asteroides grandes, unos 200 millones de cuerpos de más de un kilómetro y miles de millones de objetos más pequeños. Todos ellos están rodeados por incontables motas de polvo.

Esta región se formó como consecuencia de la influencia gravitacional de Júpiter. Durante el nacimiento del Sistema Solar había una gran cantidad de asteroides chocándose y generando cuerpos mayores en esta zona, pero este gigante gaseoso facilitó que se fragmentaran, que chocaran contra otros planetas o bien que fueran expulsados. De esta forma, el cinturón, cuya franja principal tiene una masa que equivale al 4% de la masa de la Luna, es hoy en día un testimonio vivo de lo ocurrido cuando nuestro sistema planetario estaba naciendo.

Por ello, la NASA lanzó la sonda Dawn en 2007. Tenía la finalidad de explorar Ceres, en 2015, y Vesta, en 2011. El primero es el mayor cuerpo del cinturón de asteroides y tiene la entidad de un planeta enano. Su diámetro es de 952 kilómetros, y solo él agrupa el 30% de la masa de todo el cinturón. El segundo es el tercer mayor cuerpo, está cubierto de cráteres y tiene 525 kilómetros de diámetro.

Los cuatro instrumentos de la sonda mostraron que ambos objetos evolucionaron de forma muy distinta, a causa de su localización inicial. Esto se convirtió en un importante hallazgo para comprender la evolución de todo el cinturón de asteroides.

El legado de Dawn
 
Además, Dawn también reforzó la idea de que los planetas enanos pudieron albergar océanos durante un tiempo importante de su vida, y que incluso podrían tenerlos hoy en día. Sus sensores también detectaron la presencia de moléculas orgánicas en la superficie de estos cuerpos.

«En muchos sentidos, el legado de Dawn es solo el principio», ha dicho Carol Raymond, principal investigador de la misión en el Jet Propulsion Lab (JPL), EE.UU.. «Sus datos serán estudiados muy profundamente por los científicos que quieran investigar cómo los planetas crecen y se diferencian, y también por los que quieran saber cómo y cuándo la vida podría haber aparecido en nuestro Sistema Solar», ha dicho Raymond.

Dawn también permite saber más sobre lo que ocurre más allá: «Ceres y Vesta son importantes para estudiar los sistemas planetarios distantes, porque nos ha dado una muestra de las condiciones que existen en torno a estrellas jóvenes».

La ciencia de los asteroides

 
La primera exploración próxima de un asteroide ocurrió en 1991, cuando la sonda Galileo, en su viaje a Júpiter, pasó por las proximidades de 951 Gaspra, una mole de 18 kilómetros cubierta de cráteres.

En 2001, una nave –la NEAR Shoemaker– se posó por primera vez en uno de estos objetos. Ya en 2006, se alcanzó otro hito cuando la sonda japonesa Hayabusa se posó en el asteroide Itokawa y logró traer muestras de este objeto hasta la Tierra.

En la actualidad se vive un momento importante en la ciencia de los asteroides. Desde junio de 2018 la Hayabusa 2 está explorando el asteroide Ryugu, con varios rovers a bordo, y está previsto que traiga más muestras a la Tierra en el año 2020. En diciembre de este año, la OSIRIS-REx, de la NASA, se reunirá con el asteroide Bennu para orbitarlo y recoger muestras de su superficie.

¿A qué viene tanto interés por estos pedruscos espaciales? El estudio de los asteroides y sus propiedades es fundamental para comprender la historia de formación del Sistema Solar y quizás incluso la aparición de moléculas que pudieron propiciar la aparición de vida, como el agua y las moléculas orgánicas.

Investigar para evitar un impacto
 
Además, estudiar estos objetos podría servir más adelante para usar los asteroides como minas o bien para aprender a desviarlos y evitar un impacto contra la Tierra de terribles consecuencias.

Esto es muy relevante si se tiene en cuenta que es cuestión de tiempo que se produzca el impacto de un gran asteroide contra nuestro planeta.

En este momento, aparte de protocolos de vigilancia y observación, la NASA prepara la misión DART («Double Asteroid Redirection Test») para probar la tecnología del impactador cinético, cuyo fin es desviar un asteroide de su trayectoria. Por otra parte, la Agencia Espacial Europea canceló el desarrollo de AIM («Asteroid Impact and Deflection Assessment»), una misión que iba a apoyar estos objetivos científicos. Sea como sea, las probabilidades de que un objeto desconocido alcance la Tierra son dos veces mayores a que lo haga un cuerpo conocido.

Misión de la NASA al corazón de Marte

La misión, que fue lanzada el pasado 5 de mayo, aterrizará el 26 de noviembre en el planeta rojo


La Administración Aeronáutica Espacial Nacional de EE.UU. (NASA) ya prepara para el próximo 26 de noviembre el aterrizaje en suelo marciano del InSight, que tiene como objetivo dar luz sobre las entrañas de Marte, informó la institución en rueda de prensa.

La misión, que fue lanzada el pasado 5 de mayo, aterrizará el lunes 26 de noviembre en el planeta rojo, donde operará el vehículo robótico encargado de explorar el núcleo de Marte, y buscará ampliar el conocimiento sobre su formación y el de otros planetas rocosos, como la Tierra.

"Vamos a Marte para mirar atrás, al origen del Sistema Solar, para investigar lo que pasa dentro y cómo se relaciona eso con el centro de la Tierra", explicó Bruce Banerdt, investigador principal del proyecto, quien comentó que es más sencillo hacerlo en Marte por su historial, "más calmado", que el de la Tierra.

Esta es la primera vez que una misión espacial busca analizar especialmente "el corazón" del segundo planeta más pequeño del Sistema Solar, después de Mercurio.

Hasta ahora, las misiones a Marte han capturado imágenes de la superficie, estudiado rocas, excavado en la tierra y buscado pistas sobre el agua que alguna vez fluyó en Marte, pero nunca se ha indagado en su interior.

Por su parte, la directora interina de la división de Ciencia Planetaria en la NASA, Lori Glaze, se refirió a InSight como una "misión tremenda".

En concreto, InSight analizará la corteza, el manto y el núcleo de Marte y prevé que ofrezca una idea de cómo se originó el Sistema Solar hace aproximadamente 4,600 millones años.

Así, Insight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) describirá el tamaño, la composición y el estado del núcleo del planeta rojo, las características de su corteza y manto, y el estado térmico de su interior.

Inicialmente, la exploración InSight debía haberse lanzado en marzo de 2016, pero una fuga en la cámara de vacío que rodeaba el sismómetro del módulo de aterrizaje forzó entonces el retraso y la posterior suspensión de la misión.

La exploración, que durará casi dos años, está financiada y coordinada en su mayor parte por EE.UU., pero también han participado diferentes países europeos, como Alemania, Francia y España.

7 oct. 2018

Científicos de la NASA descubren un misterioso objeto que podría guiar al Planeta X


Un nuevo objeto cósmico avala la existencia del planeta X, el noveno planeta del Sistema Solar.

1 oct. 2018

No estamos solos: La NASA oculta la existencia de vida extraterrestre

Una de las grandes dudas existenciales de cualquier ser humano es la de saber si existe vida en otros planetas. 


Conocemos nuestro Sistema Solar, y sabemos de la inmensidad del universo, sin embargo desconocemos si tenemos vecinos más allá de la atmósfera.

La vida extraterrestre la hemos asumido en películas como 'Alien', 'ET' o 'Encuentros en la tercera fase', pero existen muchísimas más. Sin embargo, hay gente que sabe más que nosotros, y no son otros que los científicos de la NASA.

16 sept. 2018

Próxima b puede ser altamente habitable

Un curioso proyecto en el que trabajaba Stephen Hawking antes de su muerte era poder transferir su mente a una especie de envase tecnológico que a su vez le permitiese viajar al planeta de la estrella Próxima Centauri junto con el excéntrico millonario ruso Yuri Milner en pequeñas naves poco más grandes que un smartphone que viajarían a la cuarta parte de la velocidad de la luz, y es que un nuevo estudio afirma que Próxima b podría ser altamente habitable.
 

Las últimas noticias que teníamos sobre este aislado planeta junto a su estrella enana roja es que podría estar arrasado debido a la alta actividad del astro, que lanzaría llamaradas contra su posible atmósfera quemando toda posibilidad de que fuera habitable.

Sin embargo, los estudios cambian una y otra vez y los datos van variando cada poco tiempo. En el último que ha tenido como objetivo este exoplaneta a unos 4,2 años luz de la Tierra se ha vuelto a observar que este mundo en la zona habitable de Próxima Centauri de 1,3 masas terrestres podría poseer grandes océanos y resultaría apto para la vida.

Por qué se cree que Próxima b podría ser altamente habitable

El nuevo estudio se ha basado en modelos informáticos que se asemejan a los que se usan en la Tierra para estudiar el cambio climático. Dirigido desde el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, se ha observado que el planeta tiene las condiciones perfectas para mantener agua líquida en su superficie en gran cantidad, por lo que cabe la posibilidad de que albergue organismos vivos tal como los entendemos.

El nuevo estudio ha sido publicado en la revista Astrobiology y afirma que las posibilidades de que pueda ser habitable son muy altas. Eso sí, su posición respecto a su estrella, al ser más pequeña y fría que nuestro Sol, es mucho más próxima, por lo que también muestra altas posibilidades de estar anclado por marea gravitatoria a Próxima Centauri, a la que mostrará siempre la misma cara, tal y como sucede con la Luna y la Tierra.

Antaño se había sugerido que la cara iluminada sufriría altas temperaturas, mientras que el hemisferio oscuro sería muy frío. Aun así, guardaría una pequeña zona en la que al agua podría permanecer en estado líquido en una especie de océano circulante y dinámico que podría transferir calor de forma efectiva a los hemisferios desde la zona ecuatorial. ¿Podría ser cierto? De momento, es el estudio más serio y riguroso del que se dispone.
 

Categorias

agenda (140) astronomia (455) descubrimientos (225) insolito (126) milagro (51) misterio (205) ovni (250) ovnis (257) sucesos (156) ufo (224) ver para creer (104)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie