Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta nuevo planeta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nuevo planeta. Mostrar todas las entradas

11 ene. 2013

NASA halla planeta similar a la Tierra

Expertos NASA anunciaron el hallazgo de un planeta con 1.5 veces el diámetro a la Tierra, llamado KOI-172.02, orbitando un sol en temperatura similar a la nuestra y con probabilidades de tener agua en su superficie.

 
Científicos dieron la explicación ante la Sociedad Astronómica de Estados Unidos, en California,  basados en los datos obtenidos por el telescopio Kepler, sin embargo señalaron que habían identificado 461 nuevos candidatos a planetas, cuatro de los cuales tenían el doble del tamaño de la Tierra y orbitaban en la zona habitable de su sol, en donde agua líquida podía existir en la superficie.

Uno de esos planetas, llamado KOI-172.02,  es el análogo más cercano a la Tierra encontrado hasta ahora, se encuentra orbitando la zona habitable de una estrella tipo G similar a nuestro sol y solo tiene 1.5 veces el radio de la Tierra. Su órbita dura 242 días.

“No hay mejor forma de empezar la misión extendida del Kepler que descubrir más opciones en la frontera de mundos potenciales que puedan albergar vida”, señaló Christopher Burke, científico del Instituto SETI en Mountain View, California.

El planeta KOI-172.02 orbita su estrella a una distancia de 112 millones de kilómetros, es decir,  más cerca si se compara con la órbita de la Tierra con el  Sol, la cual se encuentra a una distancia de casi 150 millones de kilómetros. Sin embargo el sol del exoplaneta es un poco más frío, por lo que la temperatura es comparable, además de las altas probabilidades de que tenga agua líquida en su superficie.

8 nov. 2012

Hallan planeta similar a la Tierra

En órbita alrededor de una estrella a tan solo 42 años luz, los astrónomos creen que puede tener un clima similar al de la Tierra y recibir la misma energía que a nosotros nos llega del Sol.


Astrónomos europeos han descubierto un planeta fuera del Sistema Solar que puede tener un clima similar al de la Tierra y condiciones para albergar vida, ya que se encuentra a la distancia adecuada de su estrella. La nueva supertierra recibe una cantidad de energía muy parecida a la que nosotros recibimos del Sol y además cumple con patrones de día y noche.

 
Esta supertierra forma parte de un sistema de seis mundos que giran alrededor de una estrella conocida como HD 40307, a tan solo 42 años luz de nuestro planeta, bastante cerca en términos astronómicos. Tres de los mundos del sistema ya se conocían, pero estaban demasiado cerca de su sol para poder contener agua líquida. Ahora, gracias a nuevas técnicas de análisis de datos más sensibles en la detección de las señales de la estrella, los científicos han identificado otras tres supertierras en su órbita. 

De los nuevos planetas, el de mayor interés es HD 40307g, el que tiene la órbita más externa de la estrella, con una masa al menos siete veces la de la Tierra. La órbita alrededor de su estrella está a una distancia similar a la órbita de la Tierra alrededor de nuestro Sol, por lo que recibe una cantidad de energía de la estrella parecida a la que nuestro planeta recibe del Sol, lo que, según los científicos, aumenta la probabilidad de que sea habitable. Con estas condiciones, la presencia de agua líquida y de una atmósfera estable para soportar la vida es posible. Por si fuera poco, los astrónomos creen probable que el nuevo mundo gire sobre su propio eje a medida que orbita alrededor de la estrella creando un efecto diurno y nocturno, lo que favorece un entorno similar al que nosotros disfrutamos aquí en la Tierra.

«La estrella HD 40307 es una enana vieja perfectamente tranquila, así que no hay ninguna razón por la que este planeta no pueda mantener un clima parecido al de la Tierra», dice Guillem Angla-Escude, de la Universidad de Gotinga (Baja Sajonia, Alemania)

Descubrimiento emocionante

Según Hugh Jones, de la Universidad de Hertfordshire, «la órbita más larga del nuevo planeta hace que su clima y su atmósfera puedan ser adecuados para mantener la vida. Así como a Ricitos de Oro (el personaje del cuento infantil) le gusta la papilla ni demasiado caliente ni demasiado fría, sino en un punto medio, el planeta o incluso algunas lunas de las que disponga están en una órbita similar a la de la Tierra, lo que aumenta la probabilidad de que sea habitable».

A principios de este año, la nave espacial Kepler descubrió un planeta con una órbita similar. Sin embargo, Kepler 22d se encuentra a 600 años luz de la Tierra, mientras que la nueva supertierra está mucho más cerca, a cuarenta y dos años luz de la Tierra. «Descubrimientos como éste son realmente emocionantes, y estos sistemas serán blancos naturales para la próxima generación de grandes telescopios», asegura David Pinfield, de Hertfordshire y responsable del programa de búsqueda de exoplanetas denominado RoPACS (Rocky Planets Around Cool Stars).

La investigación aparecerá publicada en la revista Astronomy & Astrophysics.

3 feb. 2012

Descubren nuevo planeta que puede tener vida

Un nuevo planeta extrasolar que podría albergar vida por su tamaño y por la temperatura a la que está su superficie acaba de ser descubierto por astrónomos del Carnegie Institute de Estados Unidos. El hallazgo es obra de un astrofísico español, Guillem Anglada-Escudé, que tenía una beca postoctoral en esta institución científica hasta hace poco y ahora trabaja en la Universidad de Goettingen (Alemania).

La nueva 'supertierra', que tiene una masa equivalente a 4,5 veces la de nuestro planeta, orbita en torno a una estrella (la GJ 667C) muy cerca del Sistema Solar, a sólo 22 años luz de distancia y forma parte de un sistema en el que hay otras dos.

Los astrónomos pensaban que no había planetas en ellas porque su composición es muy diferente a la de nuestro Sol y tienen pocos elementos metálicos, que hasta ahora se han considerado importantes para que haya planetas como la Tierra, pero este hallazgo, como ocurre tantas veces en la ciencia, parece indicar que era una premisa equivocada y que hay una gran variedad de ambientes en los que es posible que se hayan formado planetas habitables.

Un año de 28 días

Es el caso del nuevo exoplaneta GJ 667Cc, cuya órbita en torno a su estrella es de sólo 28,15 días. Sin embargo, como se trata de una estrella enana roja, con un tercio la masa del Sol, esa cercanía no impide que pueda tener agua líquida en su superficie, y por tanto es potencialmente habitable.

Anglada-Escudé y Paul Butler, del Carnagie Institute, que publicarán su descubrimiento en la revista 'The Astrophysical Journal Letters', decidieron dar una vuelta más a los registros que figuraban en la base de datos del Observatorio Austral Europeo (ESO) con un nuevo método de análisis para ver si encontraban algo que hubiera pasado desapercibido a sus colegas.

En la GJ667C, hace unos años ya se habia detectado una posible 'supertierra' (la GJ 667Cb), pero con un año de sólo 7,2 días, y ni siquiera se llegó a publicar por ser demasiado caliente para albergar vida.

Los datos habían sido recogidos con el instrumento HARPS, instalado en un telescopio de ESO en Chile, que mide las variaciones en la velocidad radial de las estrellas por 'tirones' como respuesta a la gravedad de los planetas que hay a su alrededor, uno de los métodos más exitosos para dar con ellos.

Eligieron la estrella enana roja, de la clase M, llamada GJ 667C porque está muy cerca. Las otras dos estrellas del mismo sistema (las GJ 667A y B) son un par de enanas naranjas del tipo K, que tienen un 25% de los metales que el Sol, por lo que era poco probable que tuvieran planetas de masa baja.

Estrella muy estudiada

"Estaba muy estudiada, pero con un programa informático que nosotros hemos mejorado mucho. Optamos por ella porque necesitábamos un objeto para probar cómo funcionaba nuestro método", explica el Anglada-Escudé, que aprovechó que ESO ya había hecho públicos los registros.

Además, incorporaron mediciones de un espectógrafo instalado en el Observatorio Keck y de otro espectógrafo buscador de planetas que hay en el Telescopio Mallaganes II, de Carnegie.

Y tuvieron puntería. Encontraron lo que querían: un astro similar a la Tierra y en zona habitable y al menos señales de dos más.

Poco se sabe de la nueva 'supertierra'. Tan sólo que recibe el 90% de la luz que la Tierra, aunque como parte de esa luz es en infrarrojo, se estima que es mayor la energía que absorbe, lo que la sitúa en la misma situación que nuestro planeta, con una temperatura sumilar en la superficie y, quizás, agua líquida.

El equipo cree que el mismo sistema puede tener otro planeta gigante como Júpiter y otra 'supertierra' más alejada, con años de 75 días, pero es necesario confirmar estos datos.

Reclaman 'tiempo' para observar

"Desde luego, de momento es el planeta que hasta ahora tiene unas condiciones de temperatura y masa más similares a la nuestra. Está en la posición justa, con la misma temperatura y luz solar. Otros que se han encontrado y se han anunciado como susceptibles de tener vida, tienen unas condiciones distintas", apunta el astrónomo desde su nuevo destino.

Desde Carnegie apuntan que una nueva generación de instrumentos ya está permitiendo a los astrónomos examinar estrellas enanas del tipo M, lo que ayudará a encontrar planetas similares al nuestro.

Anglada-Escudé espera que a partir de ahora no le nieguen tiempo en los telescopios de Chile para buscar exoplanetas, como ya le ha ocurrido en el pasado. "Vamos a seguir recopilando registros de estrellas enanas como ésta porque tienen muchas posibilidades de albergar planetas. En el caso de la GJ 667C tendremos que esperar unos meses porque sólo se ve en verano", apunta.

Donde ya tiene previsto ir es al Observatorio de Calar Alto (Almería).

5 dic. 2011

Telescopio espacial Kepler de la NASA confirma primer planeta habitable

En otro avance hacia la búsqueda de planetas similares a la Tierra capaces de albergar vida, la agencia espacial estadounidense NASA anunció este lunes que el telescopio espacial Kepler confirmó por primera vez la existencia de un planeta habitable fuera del sistema solar.

Kepler 22b, detectado por primera vez en 2009 y ubicado a unos 600 años luz de la Tierra, es el primer exoplaneta confirmado por la agencia espacial estadounidense como apto para la vida.

La confirmación significa que los astrónomos lo vieron pasar delante de su estrella tres veces y que las condiciones para la vida son adecuadas en términos de agua, temperatura y atmósfera. Pero no significa que los astrónomos sepan a ciencia cierta que realmente existe vida allí.

"Ahora tenemos una confirmación positiva del planeta Kepler 22b", dijo a periodistas Bill Borucki, investigador principal de Kepler en el Centro de Investigación Ames de la NASA.

"Estamos seguros de que está en la zona habitable y de que tiene una superficie que debería tener una temperatura agradable", dijo.

Kepler 22b tiene 2,4 veces el radio de la Tierra, lo cual lo incluye en el grupo de los planetas denominados "superterrestres", y gira alrededor de su estrella similar al Sol cada 290 días.

Los científicos estiman que su temperatura en la superficie es en 22 grados Celsius, pero no saben si el planeta es rocoso, gaseoso o líquido.

El primer "pasaje" del planeta frente a su estrella fue captado poco después de que la NASA lanzara su telescopio espacial Kepler en marzo de 2009.

La NASA también anunció que Kepler ha descubierto otros 1.094 posibles exoplanetas, el doble del número que se había estado rastreando, según un estudio presentado en una conferencia en California esta semana.

Kepler es la primera misión de la NASA en busca de planetas como la Tierra orbitando estrellas similares al Sol.

Este telescopio espacial, que costó a la NASA unos 600 millones de dólares, está equipado con la mayor cámara jamás enviada al espacio y se espera que continúe enviando información a la Tierra por lo menos hasta noviembre de 2012.

Kepler busca planetas tan pequeños como la Tierra, incluidos los que orbitan estrellas en una zona cálida y habitable donde podría existir agua líquida en la superficie.

Con Kepler 22b son tres los exoplanetas confirmados por científicos en todo el mundo que podrían sustentar la vida.

Astrónomos franceses ya habían confirmado en mayo el primer exoplaneta rocoso que reúne las condiciones clave para el sostenimiento de la vida, el Gliese 581d.

Además, astrónomos suizos informaron en agosto de otro planeta, el HD 85512 b, ubicado a unos 36 años luz de distancia, como potencialmente habitable.

Sin embargo, estos dos planetas están "orbitando estrellas más pequeñas y más frías que el Sol", dijo la NASA en un comunicado, destacando que Kepler 22b "es el más pequeño hallado hasta ahora que orbita en el centro de la zona habitable de una estrella similar a nuestro Sol".

"Estamos emocionados por esto. Necesitamos que todos los telescopios observen a estos (posibles exoplanetas similares a la Tierra) para que podamos confirmar la mayor cantidad posible", dijo a periodistas Natalie Batalha, del equipo de científicos de Kepler en la Universidad de San José.

Un total de 48 exoplanetas y exolunas tendrían capacidad para albergar vida fuera del sistema solar, entre un total de 2.326 potenciales planetas identificados por Kepler, según la clasificación del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (PHL, por su sigla en inglés) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

El Catálogo de Exoplanetas Habitables (HEC), disponible en línea en http://phl.upr.edu, es el primero en clasificar los exoplanetas y exolunas de acuerdo con su habitabilidad.

Los rankings dan a los científicos "la capacidad de comparar los exoplanetas en mejores a peores candidatos para la vida", dijo Abel Méndez, director del PHL y principal investigador de este proyecto.

16 sept. 2011

Descubren un nuevo planeta

La ciencia ficción se ha convertido en realidad cuando un equipo de científicos ha anunciado el descubrimiento de un nuevo planeta que gira alrededor de dos soles, como el que creó hace 30 años el cineasta George Lucas para la saga "Star Wars".


No se llama Tatooine, hogar de los protagonistas Anakin y Luke Skywalker, ni gira alrededor de las estrellas gemelas Tatoo I y Tatoo II, de momento, los científicos le han dado el nombre de Kepler-16 B, según la nomenclatura del Sistema Astronómico Internacional.

No obstante, tal vez dependa del público o de los medios que se le dé el sobrenombre de Tatooine, bromeó el investigador principal Laurance Doyle del Insituto SETI de California en una rueda de prensa en la que no faltaron referencias a la saga de "Star Wars" e incluso se proyectó el fragmento de película en la que el joven Luke mira en el horizonte la estampa de los dos soles al atardecer.

Los científicos conocían la existencia de planetas circumbinarios (con dos estrellas) pero esta es la primera vez que logran captar el movimiento de un planeta alrededor de sus dos soles, gracias a las imágenes del observatorio espacial Kepler.

Este descubrimiento abre la puerta a nuevas cuestiones sobre la formación de los planetas y nuevas posibilidades de encontrar vida.

Kepler 16-B transita ambas estrellas a la vista del telescopio espacial Kepler y ambas estrellas también se eclipsan una a otra, lo que permite mediciones bien precisas de la masa, el radio y las trayectorias de los tres cuerpos por primera vez.

Planeta similar a Saturno

Se trata de un planeta parecido a Saturno, aunque tiene una densidad superior del promedio y viaja en una órbita casi circular de 229 días alrededor de sus dos estrellas, de las que se encuentra a 65.5 millones de kilómetros.

Ha sido detectado a unos 200 años luz de la Tierra en la constelación Cygnus y demuestra la diversidad de los planetas que existe en la Vía Láctea, aseguró Nick Gautier, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena (California).
A diferencia de Tatooine, el planeta es frío, gaseoso y no parece que se den las condiciones para albergar vida.

Las dos estrellas son más pequeñas y más frías que el Sol, aproximadamente el 20 y 69 por ciento de su masa, respectivamente, por lo que calculan que la superficie del planeta esté entre 73 y 100 grados bajo cero.

Doyle explicó que la estrella más grande tiene una apariencia anaranjada, mientras que la de menor tamaño es roja, y giran alrededor una de otra cada 41 días formando dos eclipses cada mes.

Dada la relación de este planeta con las estrellas, Doyle y su equipo también sugieren que el planeta se formó en el mismo disco de polvo y gas que dio origen a ambas estrellas. Ahora van a continuar explorando en busca de lunas.

La ciencia ficción se convierte en realidad

"Una vez más, lo que solía ser ciencia ficción se ha convertido en realidad", señala Alan Boss, uno de los científicos que participa en el proyecto, en la revista Science, que publica el hallazgo.
"Este descubrimiento confirma una nueva clase de sistemas planetarios que podrían albergar vida", apunta el principal investigador de Kepler William Borucki.

"Teniendo en cuenta que la mayoría de estrellas de nuestra galaxia son parte de un sistema binario, esto significa que las oportunidades de vida son mucho más amplias que si sólo se forman los planetas alrededor de estrellas simples", agrega Borucki, que define el descubrimiento como un "hito".
Kepler es la primera misión de la NASA capaz de encontrar planetas del tamaño de la Tierra cerca de la llamada "zona habitable", la región en un sistema planetario donde puede existir agua líquida en la superficie del planeta en órbita.

Lanzado en marzo de 2009, el objetivo del Kepler es recoger datos y pruebas de planetas que orbitan alrededor de estrellas con condiciones de temperatura medias donde pueda existir agua líquida y, por tanto, vida.

A pesar de que serán necesarias observaciones adicionales para lograr ese hito, Kepler ha detectado planetas y candidatos a ser planetas de una amplia gama de tamaños y distancias orbitales que, según la NASA, ayudan a comprender mejor nuestro lugar en la galaxia.

17 dic. 2009

Descubren planeta similar a la Tierra

El nuevo planeta tiene sol propio y está compuesto en su mayoría de agua.

Foto: Reconstrucción del GJ1214b en torno a su estrella.

Es un gigante a 200º centígrados, pero aún así, el nuevo exoplaneta descubierto por investigadores estadounidenses y europeos es lo más parecido que se ha visto a nuestro planeta fuera del sistema solar, según un artículo publicado hoy en Nature.

El nuevo planeta, llamado GJ1214b, tiene un radio casi tres veces mayor que el de la Tierra y una masa más de seis veces superior. Estas características lo sitúan dentro de un grupo de planetas terrestres con sol propio, denominados “super Tierras”. Contiene un 75% de agua, que rodearía a un manto de silicio y un núcleo de hierro, según las estimaciones de sus descubridores.

Los investigadores piensan que su atmósfera con helio e hidrógeno tiene unos 200 kilómetros de espesor. “La alta presión y la ausencia de luz excluyen la posibilidad de que haya vida tal y como la conocemos”, explica David Charbonneu, coautor del estudio. En un comentario que acompaña el descubrimiento, el astrónomo de la Universidad de California Geoffrey Marcy señala que el planeta es el ejemplo más sólido de algo parecido a la Tierra fuera del sistema solar. Además, GJ1214b, está tan cerca de la Tierra que puede estudiarse con telescopios actuales, según los autores.

El planeta fue descubierto con una red de ocho telescopios del tamaño que usan los aficionados a la astronomía mientras pasaba por delante de la estrella en torno a la que orbita cada día y medio. Una observación posterior con el telescopio europeo ESO confirmó su existencia y determinó su masa y medidas.

4 dic. 2009

hallan posible planeta cerca de nuestra galaxia

Un equipo internacional de científicos ha conseguido realizar la primera observación directa de un objeto parecido a un planeta que orbita alrededor de una estrella similar al Sol.


De momento, los investigadores desconocen si el objeto, bautizado GJ 758 B, es un gran planeta o una estrella «fallida» o enana marrón sin la suficiente fuerza para brillar.

Este compañero de la estrella GJ 758 es de diez a cuarenta veces más masivo que Júpiter y está situado cerca de la Vía Láctea, a unos 300 billones de millas de la Tierra. El descubrimiento supone también el primer lucimiento del «cazador de planetas» más nuevo del mundo, el flamante telescopio Subaru situado en Hawai. El objetivo final del ingenio es encontrar planetas parecidos a la Tierra y, con ello, la esperanza de que aparezca alguna forma de vida.

No será aquí. Este cuerpo es probablemente gaseoso, está tan lejos de su estrella como Neptuno lo está del Sol y tiene una temperatura infernal de 315º C. Sin embargo, «se trata de un gran hallazgo, porque uno de los objetivos actuales de la astronomía es observar directamente planetas alrededor de estrellas como nuestro Sol», explica Michael McElwain, investigador del departamento de Ciencias Astrofísicas en la Universidad de Princeton. Las imágenes del telescopio fueron tomadas en mayo y agosto durante las primeras pruebas del equipo de observación.

Los científicos fueron capaces de identificar el objeto a pesar de que estaba escondido por el brillo de la estrella que orbita. Para ello, junto al telescopio Subaru, se utilizó un generador de imágenes de alto contraste (Coronagraphic), una nueva generación de instrumentos fabricados especialmente para detectar objetos débiles enmascarados por una estrella brillante.
Así, pudieron comprobar que el GJ 758 B está 29 veces más lejos de su estrella que la Tierra lo está del Sol, aproximadamente la posición de Neptuno con respecto a nuestra estrella. Sin embargo, harán falta más observaciones para determinar el tamaño y forma de su órbita.

El telescopio también reveló la compañía de un segundo objeto desconocido que podría acompañar a la estrella, al que los científicos han denominado GJ 758 C. Aún no conocen su naturaleza exacta y deben comprobar si realmente está cerca o es simplemente un engaño de la vista. Si realmente estuviera en los alrededores, habría muchas más posibilidades de que los dos objetos fueran planetas, ya que dos enanas marrones tan cercanas no podrían permanecer estables durante un largo período de tiempo.

3 feb. 2009

Descubren un nuevo planeta mayor que la Tierra


Un grupo de astrónomos de varios centros de investigación han descubierto lo que denominan una "Súper Tierra", un planeta fuera del sistema solar que es algo mayor que la Tierra y que es el exoplaneta más pequeño detectado hasta la fecha.

El Instituto de Astrofísica del archipiélago español de las Islas Canarias (IAC) en un comunicado señala que la temperatura de este planeta es tan elevada, entre 1.000 y 1.500 grados centígrados, que probablemente su superficie sea rocosa o esté cubierta de lava.

Este nuevo planeta, que tiene un diámetro aproximadamente el doble que el de la Tierra, descubierto por medio del satélite CoRoT, recibe el nombre de CoRoT-Exo-7b, y está tan cerca de su estrella principal que su temperatura es muy elevada.

La mayoría de los más de 330 planetas descubiertos hasta ahora son gigantes compuestos sobre todo de gas, como Júpiter y Neptuno, y en el caso de CoRoT-Exo-7b su densidad aún no ha sido determinada, aunque podría tratarse de un objeto rocoso, como la Tierra. También podría estar cubierto de lava líquida o tratarse de una mezcla de ambos tipos.

Identificar la naturaleza de este planeta requerirá muchas investigaciones futuras, y es posible que deba considerarse este descubrimiento como el comienzo de la astronomía exoterrestre, indica en el comunicado Hans Deeg, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias y miembro del equipo del descubrimiento.


15 oct. 2008

Descubren al planeta más caliente de todos

FUE DETECTADO POR ASTRONOMOS EUROPEOS


Se llama WASP-12b, tiene una masa 1,5 veces superior a la de Juíter y su temperatura es de 2250°. El calor en la superficie de este astro se debe a que orbita muy de cerca a su estrella.

Según la revista científica estadounidense New Scientist, la temperatura de este nuevo planeta es propia de una estrella. De hecho, las hay tan calientes como WASP-12b, que a su vez es la mitad de caliente que la superficie de nuestro Sol.

Según El Mundo, su masa es 1,5 veces mayor que la de Júpiter, pero sólo tarda un día en orbitar su estrella. La distancia entre ambos es bastante corta, lo que hace que WASP-12b esté tan caliente.

La detección de este planeta fue posible gracias a un proyecto en el que han colaborado dos telescopios, uno de ellos del Instituto de Astrofísica de Canarias. El proyecto, llamado SuperWASP (por Búsqueda de Planetas por Ángulos Super Amplios, en inglés), consiste en buscar señales de planetas que "transitan", es decir, que pasan por delante de sus estrellas atenuando su luminosidad de cara a la Tierra.

Las observaciones del 'tránsito' permiten a los astrónomos calcular el tamaño del planeta y la distancia orbital y, a partir de ahí, valorar la cantidad de luz estelar que cae sobre ellos y por lo tanto, su calor.

El récord anterior de temperatura fue adjudicado a HD149026b, un planeta con una superficie completamente negra y que se mantiene a 2040ºC.

Pero WASP-12b también ostenta el récord de velocidad orbital. La mayoría de los exoplanetas tardan tres días o más en completar sus órbitas, de ahí que la rapidez con la que este nuevo planeta orbita su estrella haya sido una sorpresa para los astrónomos.
 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie