Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta revista nature. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta revista nature. Mostrar todas las entradas

6 dic. 2017

Descubierto el agujero negro más lejano nunca antes observado por la humanidad

Un equipo de astrónomos, incluyendo dos del MIT, han descubierto el agujero negro supermasivo más lejano nunca antes observado por la humanidad. 

Ilustración sobre el hallazgo del agujero negro más lejano encontrado hasta ahora. Crédito: Robin Dienel (Carnegie Institution for Science).
 
¿Cómo creció el Universo después del Big Bang? ¿Por qué y cómo aparecieron las galaxias y las estrellas? La mejor forma de contestar a estas preguntas es coger un telescopio muy potente, cuanto más mejor, y tratar de mirar muy lejos. Desde allí llega la luz que el Universo liberó en el pasado, hace miles de millones de años, y que por eso permite ver una «diapositiva» de cómo era el Cosmos cuando apenas estaba dando sus primeros pasos. Siempre que los telescopios lo permitan, el límite está en el punto en que en el Universo aún no había aparecido la luz.

Una investigación dirigida por Eduardo Bañados, investigador de los Observatorios de la Institución Carnegie para la Ciencia, ha descubierto el agujero negro supermasivo más distante alguna vez observado. El objeto está situado a una distancia inimaginable, de más de 13.000 millones de años luz. De hecho, la luz estudiada por Bañados fue emitida cuando el Universo apenas tenía el 5 por ciento de la edad actual: es decir, unos 690 millones de años después del Big Bang. El hallazgo se ha publicado recientemente en la revista Nature.

Si, a pesar de la distancia, los astrónomos han podido detectar este objeto, es porque es extremadamente brillante. Para empezar, el agujero negro tiene una masa aproximada de 800 millones de soles (unas 200 veces más que Sagitario A, el agujero negro del centro de la Vía Láctea). Además, en el momento en que emitió la luz que ahora ha llegado a la Tierra, este agujero negro estaba absorbiendo enormes cantidades de materia en el centro de su galaxia, lo que le convertía en un cuásar, una fuente emisora de rayos X, luz visible y otras longitudes de onda y que está entre los objetos más brillantes del Universo.

Lo interesante de esta mole tragona de materia es, para Bañados, que supone un reto para las teorías que explican el nacimiento y evolución de los agujeros negros supermasivos: «Reunir toda esa masa (800 millones de soles) en menos de 690 millones de años (la edad del Universo cuando el objeto emitió la luz que ha llegado ahora a la Tierra) es un reto enorme para las teorías del crecimiento de agujeros negros», ha asegurado el astrofísico.

La respuesta a este dilema, la presencia de moles tan pesadas que en teoría requieren mucho tiempo para formarse en un Universo recién nacido, es que al comienzo las condiciones era distintas a las actuales. Por eso, en la actualidad podría ser imposible que se formaran agujeros negros mayores a la docena de masas solares.

Cuando el Universo era una sopa oscura

Después del Big Bang, el Universo era parecido a una gran sopa oscura de partículas extremadamente energéticas que se expandía y enfriaba a gran velocidad. Unos 400.000 años después de la gran explosión, las partículas se reunieron en torno a átomos de hidrógeno gaseoso neutral. Todo era oscuro hasta que la gravedad permitió que el hidrógeno se concentrara en algunos puntos hasta tal punto que la presión y la temperatura permitieron activar reacciones de fusión nuclear: y así nacieron estrellas y galaxias.

Estas comenzaron a liberar energía suficiente como para excitar el hidrógeno de los alrededores ionizarlo (al robarle un electrón), durante la llamada época de la reionización. Gracias a esto, poco a poco el Universo se hizo transparente a la luz, y los fotones pudieron viajar libremente por el espacio.

Apenas 690 millones de años después de que ocurriera esto, en plena época de la reionización, el agujero negro supermasivo observado por Eduardo Bañados alcanzaba los 800 millones de soles. ¿Cómo es posible, entonces, que en tan poco tiempo un objeto así acumulara tanta materia? ¿Hay algo que se esté pasando por alto?

Aún no hay forma de saberlo, per los autores han encontrado que los alrededores de este cuásar están plagados de hidrógeno neutral, ese tipo de gas anterior a la era de la reionización, y que indica que los astrónomos están ante un objeto muy antiguo.

Este agujero negro ha sido detectado gracias a unos instrumentos de los telescopios Magallanes de la Institución Carnegie para la Ciencia y la distancia se ha calculado gracias al desplazamiento hacia el rojo, un efecto que ocurre como consecuencia de la expansión del Universo y que recuerda a lo que ocurre cuando la sirena de una ambulancia se aleja o se acerca a nosotros: las ondas del sonido se desplazan hacia los graves o hacia los agudos; en este caso, la luz emitida por el cuásar se desplaza hacia el rojo porque se está alejando. Tanto que alcanza un desplazamiento en el rojo de 7,54, que equivale a alrededor de 13.000 millones de años luz de distancia.

Tal como ha explicado Xiaohui Fan, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Arizona (EE.UU.), este orden de distancais hace que los cuásares sean extremadamente débiles en el cielo. «Hasta ahora solo se conocía un cuásar con un desplazamiento hacia el rojo mayor a siete, a pesar de la exhaustiva búsqueda».

Los astrónomos calculan que debe de haber entre 20 y 100 cuásares tan brillantes y lejanos como el descubierto por el equipo de Bañados en todo el cielo, por lo que esta investigación es realmente muy importante para explicar qué ocurría en el Universo cuando era extremadamente joven. La próxima generación de telescopios, como el TMT o el Gran Telescopio de Magallanes, ayudarán mucho a este tipo de búsquedas.

3 nov. 2017

Descubren gran cámara secreta en La Gran Pirámide de Guiza

Los investigadores han utilizado detectores de muones para encontrar la misteriosa cavidad de 30 metros de longitud, que podría ayudar a revelar cómo se construyó el monumento de 4.500 años de antigüedad o cualquier otra cosa que podría dejarnos sorprendidos.

 

Más de cuatro mil quinientos años después de haber sido construidas, las pirámides de Egipto siguen deparando sorpresas. La última, una cámara oculta y hasta ahora desconocida en la gran pirámide de Guiza, que sirvió de tumba al faraón Keops, y que ha podido ser descubierta gracias a la aplicación de técnicas que rayan en la ciencia ficción.
De hecho, el hallazgo, llevado adelante por una colaboración internacional llamada Scan Pyramids y publicado por la revista «Nature», se realizó utilizando imágenes basadas en los rayos cósmicos que bombardean continuamente cada centímetro de la superficie terrestre. Toda una prueba de lo efectiva que puede ser la física de partículas aplicada al estudio de antiguas estructuras.

La gran pirámide, una de las estructuras más impresionantes del mundo antiguo, fue levantada durante el reinado del faraón Keops, que duró desde el año 2509 hasta el 2483 antes de Cristo. Construida a partir de bloques de piedra caliza y granito, se eleva 139 metros y es la más antigua y más grande de las pirámides de Egipto. Pero la forma en que se construyó no ha sido aún aclarada por completo, extremo que ha dado origen a todo tipo de especulaciones y misterios.

Ahora, para averiguar algo más sobre su compleja estructura interna, un equipo de investigadores liderado por Mehdi Tayoubi y Kunihiro Morishima han obtenido imágenes de la pirámide basándose en muones, partículas que son un subproducto de los rayos cósmicos y que son capaces de atravesar la roca con facilidad. Alrededor de 10.000 muones caen sobre cada metro cuadrado de la superficie de la Tierra por minuto. Los muones siguen trayectorias diferentes cuando se mueven por el aire o a través de la roca sólida, lo que permitió a los científicos distinguir fácilmente las cavidades dentro de la pirámide. Esta novedosa técnica también ha servido, por ejemplo, para estudiar el interior de los volcanes o el reactor nuclear de Fukushima en Japón

En diciembre de 2015, el equipo del físico Kunihiro Morishima, de la Universidad de Nagoya (Japón) colocó una serie de detectores dentro de la cámara de la Reina, donde descubrirían los muones que pasaban por la pirámide desde arriba. Las partículas, explica Nature, son parcialmente absorbidas por la piedra, por lo que cualquier agujero grande en la pirámide daría como resultado más muones de los esperados golpeando los detectores.

Después de varios meses, los científicos notaron algo inesperado, una anomalía en la detección. Otros dos equipos de físicos japoneses y franceses se unieron a la investigación y obtuvieron los mismos resultados: una gran cavidad oculta, de por lo menos 30 metros de longitud. La cámara tiene una sección transversal muy similar a la de la Gran Galería, que descansa justo debajo. «Fue una gran sorpresa. Estamos muy emocionados», dice Mehdi Tayoubi, presidente del Heritage Innovation Preservation Institute en París y uno de los investigadores que ha participado en el proyecto. Curiosamente, un equipo dirigido por el Nobel de Física estadounidense Luis Alvarez ya intentó hacer algo similar en los años 60, utilizando datos de rayos cósmicos, pero la tecnología entonces no estaba suficientemente avanzada y no logró encontrar nada.

Propósito desconocido


Pocos detalles se conocen de la cámara. Podría ser horizontal o inclinada, y estar formada por dos o más espacios más pequeños. Su propósito es desconocido, pero Tayoubi sugiere que podría ser «una segunda Gran Galería». Con todo, los arqueólogos descartan que exista la posibilidad de encontrar un tesoro escondido. Las grandes cámaras fueron descubiertas en el siglo IX dC y exploradas por los arqueólogos occidentales en el siglo XIX, pero muchos se han preguntado desde entonces si podrían existir algunas más escondidas dentro de la pirámide, e incluso si la auténtica cámara funeraria del faraón todavía no ha sido descubierta. «Hay muchas teorías, algunas muy bonitas, pero también muy locas», advierte Tayoubi.

Aidan Dodson, egiptólogo de la británica Universidad de Bristol cree que el espacio podría ser una «cámara de alivio», destinada a reducir el peso de la mampostería que presiona sobre la Gran Galería. En la cámara del Rey se observa un sistema similar. Pero Colin Reader, un geólogo e ingeniero independiente con sede en Liverpool, Reino Unido, que ha estudiado las pirámides egipcias, explica a la revista «Nature» que la nueva cámara está demasiado lejos de la Gran Galería para servir a este propósito. Y se pregunta si, al igual que la Gran Galería conduce a la cámara del Rey, el vacío podría conducir a otra cámara superior.

Sea como sea, lo que sí es cierto es que el hallazgo abre las puertas a futuros estudios que ayudarán a los arqueólogos desentrañar los secretos y misterios que aún guarda en su interior el monumento funerario más famoso de todos los tiempos.

17 oct. 2012

Descubren planeta parecido a la Tierra

Científicos del Observatorio Europeo Austral (ESO) ha descubierto un planeta de masa similar a la Tierra en el sistema 'Alpha Centaury', el más cercano al Sistema Solar. Según han explicado los expertos, no se descarta que pueda estar acompañado "de otros mundos".
 

Los astrónomos detectaron el planeta girando alrededor de la estrella de tipo solar 'Alpha Centauri B', que forma parte de un sistema de tres estrellas situado a 4,3 años luz de distancia del Sistema Solar.

El planeta recién descubierto es tan masivo como la Tierra, aunque no es un gemelo ya que "está muy cerca de su estrella y registra temperaturas muy elevadas, por lo que no puede albergar vida tal y como se conoce", ha apuntado el coautor del trabajo, Stephane Udry. Además, orbita alrededor de su estrella cada 3,2 días, a una distancia de seis millones de kilómetros.

La mera existencia de este planeta, al que han llamado 'Alpha Centauri B', sugiere que existen "mundos por descubrir más lejos de su estrella y tal vez en zona habitable", ha apuntado Udry. "La mayoría de los planetas con masa baja están en sistemas de dos, de tres o de hasta seis o siete planetas, fuera de la zona habitable", ha apuntado.

Así, los expertos han indicado que es tan importante el hallazgo como las perspectivas que abre de cara a la detección de nuevos cuerpos en zonas habitables de un sistema que está muy cerca del Sistema Solar. A partir de ahora 'Alpha Centaury' podría ser un punto de referencia para la búsqueda de vida en el Universo", ha apuntado el investigador.

EL HALLAZGO 

Para lograr este descubrimiento, que será publicado este jueves en 'Nature', el equipo de investigación ha usado un instrumento llamado Radial de Alta Precisión Buscador de Planetas por Velocidad (HARPS), que es parte del telescopio de 3,6 metros del ESO en La Silla (Chile). Este instrumento permite a los astrónomos recoger los pequeños bamboleos de un planeta en órbita gravitacional inducidos por su estrella madre.

En el caso de 'Alpha Centauri B', estas oscilaciones son muy pequeñas, por lo que se tardó más de 450 mediciones HARPS durante cuatro años de observaciones. "Es un descubrimiento extraordinario y ha logrado poner nuestra técnica al límite", ha señalado ESO.
Fuente: Europa Press

10 oct. 2012

Descubren sorprendente espiral en el espacio

La ha descubierto el telescopio ALMA que se encuentra instalado en Chile. La espiral de encuentra alrededor de una estrella moribunda, la cual puede desvelarnos el futuro de nusestro propio Sol.


El poderoso telescopio ALMA en el desierto de Atacama en Chile, destinado a observar longitudes de onda milimétricas y submilimétricas, se encuentra todavía en construcción, pero ya es capaz de hacer descubrimientos sorprendentes. Con ni siquiera la mitad de sus antenas desplegadas, el telescopio ha captado una impresionante estructura en espiral en el gas alrededor de una estrella gigante roja conocida como R Sculptoris, a una distancia de unos 1.550 años luz. Los investigadores creen que puede ser la señal de que la estrella tiene una compañera en órbita que no había sido identificada previamente.

«Habíamos visto capas alrededor de este tipo de estrellas antes, pero ésta es la primera vez que hemos observado una espiral de material que sale de la estrella, junto con una capa que la rodea», dice el investigador Matthias Maercker, autor principal del artículo que presenta los resultados en la revista Nature.
Al final de sus vidas, las estrellas con masas de hasta ocho veces la del Sol se convierten en gigantes rojas y pierden una gran cantidad de masa en el denso viento estelar. De esta forma, generan el polvo y el gas que después formará parte de la materia prima de las futuras generaciones de estrellas, sistemas planetarios y, como ocurre en la Tierra, la vida. Durante esa etapa, las gigantes rojas se someten periódicamente a pulsos térmicos. Se trata de fases cortas de combustión explosiva de helio en una capa alrededor del núcleo estelar. El pulso térmico aumenta la cantidad de material expulsado fuera de la superficie de la estrella, lo que resulta en la formación de una cáscara grande de polvo y gas alrededor de la misma. Después del pulso, la velocidad a la que la estrella pierde masa cae de nuevo a su valor normal.

Ocurrió hace 1.800 años

Estos pulsos térmicos ocurren aproximadamente cada 10.000 a 50.000 años, y duran solo unos pocos cientos. Las nuevas observaciones de R. Sculptoris demuestran que la estrella sufrió un pulso térmico hace unos 1.800 años que duró unos 200. La estrella acompañante es la que provoca que el viento de R Sculptoris forme una estructura en espiral.

Con el fin de describir la estructura observada cerca de R Sculptoris, el equipo de astrónomos ha realizado simulaciones por ordenador para seguir la evolución de un sistema binario y los modelos se ajustan a las observaciones de ALMA a la perfección.

«ALMA nos está dando una nueva visión de lo que está sucediendo en estas estrellas y lo que podría pasar con el Sol en unos pocos miles de millones de años a partir de ahora», dicen los astrónomos. «En un futuro cercano, las observaciones de estrellas como R Sculptoris con ALMA nos ayudarán a entender cómo los elementos de los que estamos hechos alcanzaron lugares como la Tierra. También nos darán una idea cómo será el futuro lejano de nuestro Sol».

12 jul. 2010

El agujero negro más poderoso del Universo

De su centro nace un chorro de gas tan descomunal que ha formado una enorme burbuja de 1.000 años luz de extensión.

Si el agujero negro fuera del tamaño de una pelota de fútbol, cada chorro se extendería desde la Tierra hasta más allá de Plutón. Foto: ESO

Gracias a la acción conjunta de dos telescopios de última generación, los astrónomos han podido descubrir un enorme chorro de gas proyectado por un agujero negro que bate todos los récords. Hasta ahora se pensaba que la mayor parte de la energía que irradian estos oscuros monstruos cósmicos se hacía en forma de rayos X pero las observaciones han demostrado que existen agujeros negros que proyectan colosales burbujas de gas caliente que pueden alcanzar dimensiones siderales nunca vistas.

La astronomía avanza otro paso gracias a la precisión de los dos modernos telescopios que tanto la NASA como la ESO han prestado a la ciencia. El Chandra americano y el Very Large europeo, instalado en Chile, han aportado imágenes claras de lo que se podría denominar un descubrimiento interesante relacionado con el comportamiento de los misteriosos agujeros negros. Se trata de un descomunal chorro de energía lanzado desde el centro del disco oscuro estelar que ha formado una enorme burbuja de gas caliente de 1.000 años luz de extensión. El hallazgo, publicado en la revista Nature, destaca especialmente porque el objeto descubierto, también conocido como un micro quasar, es el doble de grande y decenas de veces más poderoso que otros del mismo tipo conocidos hasta ahora.
Una burbuja increíble

"Hemos quedado asombrados por cuánta energía es inyectada en el gas por el agujero negro. Este agujero negro tiene sólo unas pocas masas solares, pero es una versión en miniatura de los más poderosos quásares y radio galaxias, que contienen agujeros negros con masas millones de veces más grandes que la del Sol", detalló Manfred Pakull, el principal investigador de este estudio. Hasta ahora se pensaba que la forma predominante de energía que los agujeros negros proyectan cuando se tragan materia estelar era en forma de rayos X pero se ha visto en las imágenes que pueden liberar la misma cantidad de energía, y quizás aún más, en forma de chorros colimados de partículas de alta velocidad. Los rápidos chorros chocan con el gas interestelar que los rodea, calentándolo y forzándolo a expandirse. La burbuja se infla a una velocidad de 1 millón de kilómetros por hora.

Este temible evento cósmico se encuentra a 12 millones de años luz en los alrededores de la galaxia espiral NGC 7793. A partir del tamaño y expansión de la burbuja, los astrónomos han descubierto que la actividad de los chorros debe haber sido continua durante al menos 200.000 años. “La longitud de estos chorros en NGC 7793 es increíble, comparado con el tamaño del agujero negro del cual provienen", explica el coautor Robert Soria. "Si el agujero negro se hubiese reducido al tamaño de una pelota de fútbol, cada chorro se extendería desde la Tierra hasta más allá de la órbita de Plutón". La buena noticia es que este destructivo chorro de gas incandescente no llegará a la Tierra en muchos millones de años, suponiendo que estuviera enfocado en nuestra dirección, claro.

28 oct. 2009

Astrónomos descubren el objeto más antiguo del Universo

Un estallido de rayos gamma, generado por una estrella al final de su vida, fue detectado en abril cuando esos viejos fotones llegaron a la Tierra tras un viaje de 13.000 millones de años.


Un destello de luz señalando la explosión de una estrella hace 13.000 millones de años fue detectado por científicos, que la califican como el objeto astronómico más lejano y antiguo, según dos estudios publicados hoy en la revista científica Nature. Este descubrimiento prueba, según los astrónomos, que las estrellas masivas comenzaron a formarse apenas 630 millones de años después del Big Bang, el momento en que nació el universo hace 13.700 millones de años.

Una fuerte emisión de rayos gamma, el fenómeno más violento y más luminoso del universo, generado por una estrella al final de su vida, fue detectada por el satélite estaounidense Swift y por telescopios terrestres en abril pasado, cuando esos viejos fotones llegaron a la Tierra tras un viaje de 13.000 millones de años. Dos equipos de astrónomos, dirigidos respectivamente por Nial Tanvir, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, y Ruben Salvaterra, del Instituto Nacional de Astrofísica, en Italia, pudieron medir el corrimiento al rojo, es decir, el incremento de la longitud de onda de los rayos luminosos.

Ese fuerte desplazamiento, que los astrónomos designan con el término inglés de "redshift", alcanzó a 8,2 en esa emisión de gamma (llamada "GRB 090423"), un récord. El "redshift" se fue incrementando en función del largo viaje de los fotones antes de alcanzar la Tierra, debido a que mientras la luz se desplazaba en el espacio-tiempo, continuaba la expansión del universo.

Un corrimiento tal hacia el rojo significa que la emisión de rayos gamma "se produjo cuando el universo era unas nueve veces más pequeño que ahora, lo que permite estimar que este suceso tuvo lugar unos 630 millones de años después del Big Bang", explica el astrónomo Bing Zhang (Universidad de Nevada, Estados Unidos), al comentar en Nature este descubrimiento. Hasta ahora, el objeto astronómico más viejo detectado era una galaxia con un "redshift" de 6,96, es decir originado 150 millones de años después de que la emisión de gamma comenzara su largo viaje para marcar un nuevo récord.

23 oct. 2009

Hallan una fuerza misteriosa que podría estar actuando sobre el Cosmos

Un equipo internacional de astrónomos ha encontrado una inesperada conexión entre la misteriosa «materia oscura» y las estrellas y el gas visibles que conforman las galaxias, que podría revolucionar la comprensión actual de la gravitación universal.


Uno de los astrónomos, el doctor Hongsheng Zhao del Centre of Gravity de la Universidad de St. Andrews, sugiere que una fuerza desconocida está actuando sobre la materia oscura. Los hallazgos se publican esta semana en la revista científica Nature.

Sólo el 4 por ciento del Universo está compuesto por material conocido. Las estrellas y el gas de las galaxias se mueven tan deprisa que los astrónomos han especulado con que la gravedad generada por un hipotéticamente invisible halo de materia oscura resulta necesaria para mantener las galaxias juntas. Sin embargo, ha resultado escurridizo hasta ahora para los científicos conseguir una sólida comprensión de la materia oscura así como la evidencia directa de su existencia.

Ahora, el equipo de St. Andrews cree que las interacciones entre materia oscura y ordinaria podrían ser más importantes y complejas de lo que previamente se había pensado, e incluso se especula con que esa materia oscura podría no existir y que el movimiento anómalo de las estrellas en las galaxias es debido a la modificación de la gravedad a una escala extragaláctica.

Una historia de conspiraciones

El doctor Benoit Famaey (Universidades de Bonn y Estrasburgo) explica: «La materia oscura parece 'saber' cómo se distribuye la materia visible. Parecen conspirar entre sí de tal manera que la gravedad de la materia visible en el característico radio del halo oscuro es siempre la misma. Esto es extremadamente sorprendente, ya que supondría que el balance entre materia oscura y visible depende fuertemente de la historia individual de cada galaxia».

El doctor Zhao opina que es posible que una fuerza no gravitacional esté determinando la evolución de la materia oscura como una mano invisible, dejando la misma huella en todas las galaxias, al margen de edades y tamaños. Dicha fuerza podría explicar un misterio aún mayor, conocido como la «energía oscura», que rige la acelerada expansión del Universo. Una solución más radical es la revisión de las leyes de la gravedad que primero fueron desarrolladas por Newton en 1687 y refinadas después por Albert Einstein en su teoría general de la relatividad en 1916. Einstein nunca decidió completamente si su ecuación debería añadir una fuente constante ominipresente, ahora denominada energía oscura.

El doctor Famaey señala al respecto: «si contamos para nuestras observaciones con una ley de la gravedad modificada, tiene perfecto sentido reemplazar la acción efectiva de la materia oscura hipotética por una fuerza relacionada cercanamente en la distribución de la materia visible», informa Science Daily.

Las implicaciones de la nueva investigación podrían cambiar parcialmente la mayoría de teorías científicas más asentadas sobre la distribución de la materia visible.

5 oct. 2009

La juventud eterna cada vez más cerca

Una molécula llamada espermidina podría ser la solución para alcanzar la anhelada 'eterna juventud' celular, según un estudio elaborado por un conjunto de científicos austríacos.


El estudio, que publica la revista británica Nature, asegura que los experimentos científicos llevados a cabo hasta el momento con moscas, gusanos y levadura muestran que la administración de esta molécula prácticamente desconocida para la población es capaz de prolongar significativamente la vida útil de determinadas células.

El envejecimiento de los mamíferos está determinado por los diversos cambios bioquímicos que se producen en sus células, y uno de ellos es la reducción de la espermidina, que se encarga en las etapas tempranas de la vida de favorecer el crecimiento y la maduración celular.

Sin embargo, a pesar de esa evidencia, la comunidad científica no había concretado hasta ahora si la espermidina era la causa o el efecto de ese envejecimiento. El reciente estudio disipa esta duda y explica que esta molécula es capaz de reparar el proceso natural de deterioro y necrosis celular ayudando a éstas a eliminar los residuos peligrosos que se van generando e instalando con el paso del tiempo en el corazón de la célula.

30 sept. 2009

Hallan en China dinosaurio de 4 alas

Investigadores de la Academia de Ciencias China en Beijing han descubierto un fósil de un dinosaurio similar a un ave con cuatro alas en el noreste de China.

Según afirman los autores, que publican el hallazgo en la revista Nature, el espécimen cubre una laguna clave en la transición de los dinosaurios a las aves y revela nuevos datos sobre el origen evolutivo de las plumas.

La transición de los dinosaurios a las aves no se conoce al completo debido a la carencia de fósiles bien conservados. Científicos afirman que los dinosaurios parecidos a las aves aparecieron demasiado tarde en el registro fósil como para ser en realidad ancestros de las aves.

El trabajo actual, dirigido por Xing Xu, muestra un fósil bien conservado del 'Anchiornis huxleyi' procedente de la provincia de Liaoning en China. Las patas, la cola y las garras están cubiertos por largas plumas y el fósil sugiere que pudo existir una fase de cuatro alas en la transición a las aves.

Hasta ahora los científicos pensaban que el 'Anchiornis huxley' era un ave primitiva pero un análisis más detallado revela que debería ser asignado al grupo de los dinosaurios Troodontidos, muy asociados con las aves.

23 oct. 2008

Hallazgo sorprendente


Un sorprendente estudio publicado en la revista 'Nature' demuestra que la cinta adhesiva emite rayos X cuando se desenrolla en el vacío. La energía liberada es lo bastante intensa como para servir de fuente para una radiografía convencional

Un grupo de científicos de la Universidad de California han descubierto que la cinta de celofan produce rayos X. La investigación no es nueva, pero los investigadores se habían declarado "muy excépticos respecto a los resultados". Sea como fuere, la cinta hay que introducirla en una cámara de vacío y desenrollarla poco a poco.

Juan Escobar lidera la investigación que publica en la revista Nature y que retoma los conocimientos descubiertos con anterioridad. El hecho en sí consiste en despegar las capas de cinta adhesiva en el vacío con lo que se genera la emisión de pulsos de rayos X de alta energía. El efecto se conoce con el nombre de triboluminiscencia, que según explica la revista se produce cuando un cristal se aplasta o se parte, de manera que se liberan cargas eléctricas de signo opuesto. Al neutralizarse una contra la otra, la energía resultante se libera en forma de luz.

Lo que sí ha sorprendido al equipo de investigadores es la cantidad de energía desatada. "No estamos del todo seguros de por qué la cinta está tan fuertemente cargada". El efecto es tan potente que el equipo de investigadores ha sido capaz de tomar una radiografía -borrosa- del dedo de uno de ellos utilizando como única fuente de rayos X el rollo de celo.


 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie