Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta telescopio Spitzer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta telescopio Spitzer. Mostrar todas las entradas

26 oct. 2012

Un nuevo mundo resucita

Nuevas observaciones apuntan que Fomalhaut b, un mundo situado a 25 años luz y cuya existencia fue puesta en duda por los científicos, es real.


El planeta extrasolar Fomalhaut b, situado en la constelación Piscis Austrinos a 25 años luz de la Tierra, fue descubierto en noviembre de 2008 por la aguda vista del telescopio Hubble. Se trataba del primer mundo fotografiado en luz visible alrededor de otra estrella. Estaba ahí, escondido dentro de un enorme anillo de escombros que rodea su estrella anfitriona. Sin embargo, muchos científicos rechazaron la existencia del planeta, que creían imposible. Sin más pruebas en su favor, Folmalhaut b fue eliminado de la lista de nuevos mundos descubiertos más allá del Sistema Solar. Pero el planeta ha vuelto a aparecer. Una revisión de los datos del Hubble ha reanimado la hipótesis de su existencia. El estudio sugiere que es un mundo raro y posiblemente único que está completamente envuelto por el polvo.
 
Cuando fue descubierto, Fomalhaut b era el primer exoplaneta en ser fotografiado directamente, dentro de espectro visible, alrededor de otra estrella. El objeto apareció justo dentro de un enorme anillo de escombros que rodea de forma desplazada la estrella anfitriona. La situación del planeta y su masa -no más de tres veces la de Júpiter- parecían adecuadas para que su gravedad explicase la apariencia del anillo.

Estudios recientes han afirmado que esta interpretación planetaria es incorrecta. Basándose en el movimiento aparente del objeto y la ausencia de una detección infrarroja por el telescopio espacial Spitzer de la NASA, señalaban que el objeto no es más que una nube de polvo no relacionada con ningún planeta.

Un nuevo análisis, sin embargo, lleva a la conclusión de que este planeta ha vuelto a la vida. «Aunque nuestros resultados desafían seriamente el descubrimiento original, lo hacen de una manera que en realidad clarifican la interpretación del objeto y dejan intacta la conclusión principal, que Fomalhaut b es un planeta masivo», afirma Thayne Currie, astrónomo de la Universidad de Toronto.

En el estudio original, se decía que el brillo de Fomalhaut b variaba en un factor de dos, evidencia de que el planeta estaba agregando gas. Pero otras investigaciones posteriores interpretaron esta variabilidad como prueba de que el objeto era en realidad una nube de polvo en un lugar transitorio.
 
En el nuevo estudio, los científicos volvieron a analizar las observaciones del Hubble sobre la estrella a partir de 2004 y 2006. A diferencia de las investigaciones anteriores, el equipo descubrió que el planeta se mantuvo en constante brillo. El equipo intentó detectar Fomalhaut b en el infrarrojo usando el Telescopio Subaru en Hawai, pero no pudo hacerlo. Que Subaru y Spitzer no pudieran detectarlo implican que Fomalhaut b debe de tener menos de dos veces la masa de Júpiter.

Integrado en el polvo

Otro asunto polémico ha sido la órbita del objeto. Si Fomalhaut b es responsable del desplazamiento del anillo, entonces debe de seguir una órbita alineada con el anillo y moverse a su velocidad más baja. La velocidad descrita en el estudio original parecía ser demasiado rápida. Además, algunos investigadores argumentaron que Fomalhaut b sigue una órbita inclinada que pasa a través del plano del anillo.

Utilizando los datos del Hubble, el equipo de Currie establece que Fomalhaut b se mueve con una velocidad y una dirección coherente con la idea original de que la gravedad del planeta está modificando el anillo. «Dado lo que sabemos sobre el comportamiento del polvo y el entorno en el que se encuentra el planeta, pensamos que estamos viendo un objeto planetario que está plenamente integrado en el polvo en lugar de una nube de polvo que flota libremente», afirma el miembro del equipo John Debes , astrónomo del instituto científico Space Telescope en Baltimore, Maryland.

Un artículo sobre estos hallazgos ha sido aceptado para publicación en la revista The Astrophysical Journal Letters.
Fuente: ABC

 

9 may. 2012

Detectan la luz emitida por una “súper Tierra”

El telescopio Spitzer de la NASA ha conseguido por primera vez captar la luz que emite un planeta extrasolar del tipo “super Tierra”.


Se trata de un planeta rocoso llamado "55 Cancri e", que describe una órbita de 18 horas alrededor de su estrella, de la que se encuentra a una distancia 26 veces menor de que la que separa a Mercurio del Sol. Los astrónomos ya sabían que este mundo no era habitable, pero el logro del Spitzer representa un hito histórico en la búsqueda de vida en otros planetas de la galaxia.

5 sept. 2010

Spitzer descubre que los asteroides son como piñatas

Una nueva investigación del telescopio Spitzer de la NASA revela que los asteroides cercanos a la Tierra constituyen una gama de composiciones sorprendentemente amplia.


Al igual que una piñata llena de chocolates y caramelos con sabor a fruta, estos asteroides presentan una gran variedad de colores y composiciones. Algunos son oscuros y sin brillo, y otros son luminosos. Las observaciones de Spitzer sobre 100 asteroides conocidos cercanos a la Tierra demuestran que la diversidad de los objetos es mayor de lo que antes se pensaba.

Los hallazgos están ayudando a los astrónomos a comprender mejor los objetos cercanos a la Tierra como un todo, ya que se trata de un grupo de objetos cuyas características físicas no son muy conocidas.

"Estas rocas nos enseñan sobre sus lugares de procedencia" dijo David Trilling, de la Northern Arizona University, autor principal de un nuevo documento sobre la investigación que aparece publicada en la edición de septiembre del Astronomical Journal. "Es como el estudio de guijarros en un cauce para conocer las montañas de las que se desplomaron."

Después de casi seis años de funcionamiento, en mayo de 2009 Spitzer agotado todo el líquido de refrigeración necesario para enfriar sus detectores de infrarrojos. En la actualidad opera en el denominado modo "caliente" de modo ( la temperatura real es aún muy fría, a 207 bajo cero). Con todo, dos de los canales infrarrojos de Spitzer, los detectores de longitud de onda más corta en el observatorio, están trabajando perfectamente.

Uno de los nuevos objetivos de la misión "caliente" es examinar los programas de alrededor de 700 objetos cercanos a la Tierra y la catalogación de sus rasgos individuales Al observar en el infrarrojo, el Spitzer está ayudando a recopilar estimaciones más precisas de las composiciones de los asteroides y los tamaños de lo que ha sido posible solo con la luz visible. Las observaciones en luz visible de un asteroide no diferencian entre un asteroide que es grande y oscuro, o pequeño y ligero. Ambas rocas reflejan la misma cantidad de luz solar visible. Los datos infrarrojos ofrecen una lectura de la temperatura del objeto, que le informa a un astrónomo más sobre el tamaño real y la composición. Una roca grande y oscura tiene una temperatura superior a una pequeña y ligera, ya que absorbe más luz del sol.

Trilling y su equipo han analizado los datos preliminares sobre 100 asteroides cercanos a la Tierra hasta ahora. Se planea observar 600 más durante el próximo año. Hay aproximadamente 7.000 objetos conocidos cercanos a la Tierra.

"Se sabe muy poco sobre las características físicas de las rocas cercanas a la Tierra ", dijo Trilling. "Nuestros datos nos dirán más sobre estos objetos, y cómo cambia de un objeto a otro. Esta información podría usarse para ayudar a los posibles planes de futuras misiones espaciales para estudiar un objeto cercano a la Tierra".

Los datos muestran que algunos de los objetos más pequeños tienen albedos sorprendentemente altos (albedo uno es una medida de la cantidad de luz solar refleja un objeto). Dado que las superficies de asteroides se oscurecen con el tiempo debido a la exposición a la radiación solar, la presencia de superficies más brillantes de algunos asteroides pueden indicar que son relativamente jóvenes. Esto es evidencia de la continua evolución de la población de objetos cercanos a la Tierra.

Además, el hecho de que los asteroides observados hasta ahora tienen un mayor grado de diversidad de lo esperado indica que podrían tener distintos orígenes. Algunos podrían provenir del cinturón principal entre Marte y Júpiter, y otros podrían venir de más lejos en el sistema solar. Esta diversidad también sugiere que los materiales destinados a la fabricación de los asteroides - los mismos materiales que componen nuestros planetas - probablemente fueron mezclados entre sí como una gran sopa del sistema solar en sus inicios.

7 oct. 2009

Descubren un anillo gigante alrededor de Saturno

Se trata de un círculo de polvo que se extiende a 13 millones de kilómetros del planeta y 50 veces más allá de los anillos más conocidos.

Un nuevo anillo de dimensiones colosales ha sido localizado alrededor de Saturno. Se trata de un círculo de polvo que se extiende a 13 millones de kilómetros del planeta y 50 veces más allá de los anillos más conocidos. La nueva banda de polvo ha sido localizada por el telescopio espacial Spitzer, de la Nasa. Algunos científicos han señalado a la revista Nature que el anillo probablemente está compuesto de restos desprendidos de la luna Febe tras pequeños impactos, según informa la BBC.

La escala del nuevo anillo es asombrosa. No se ha visto nada similar en todo el Sistema Solar. El círculo exterior más visible de entre las famosas bandas de hielo y polvo de Saturno es el E-ring (anillo E), que abarca la órbita de la luna Encelado, que rodea al planeta a una distancia de 240.000 kilómetros.

El nuevo anillo no es sólo mucho más ancho y externo, también está inclinado a una ángulo de 27 grados respecto al plano en el que se presentan el resto de anillos. Es un dato que relaciona el origen del anillo con Febe, que también traza una circunferencia bastante inclinada alrededor de Saturno.

Las dos caras de Japeto

Los investigadores creen que el polvo que forma el nuevo anillo se traslada hacia el planeta, de donde es recogido por otra luna de Saturno, Japeto. El descubrimiento supondría la resolución de uno de los grandes misterios de la ciencia planetaria: por qué la luna Japeto tiene una apariencia en dos tonos, con una cara del satélite mucho más oscura que la otra.

"Presenta esencialmente una colisión frontal. Las partículas se estrellan en Japeto como insectos en un parabrisas", señala Anne Verbiscer, de la Universidad de Virginia (EE UU). Las observaciones del material que cubre la cara oscura de Japeto indican que tiene una composición similar a la de la superficie de Febe.

Los científicos ya sospechaban de la existencia de este anillo gigantesco y ahora el telescopio espacial Spitzer lo ha confirmado. El anillo presenta varios tamaños de partículas y las proyecciones muestran que la presión de la luz solar empuja a los granos más minúsculos hacia la órbita de Japeto, que rodea Saturno a una distancia de 3,5 millones de kilómetros.

"Las partículas son muy, muy pequeñas, así el anillo es muy, muy tenue; y de hecho si te colocases dentro del anillo, ni siquiera lo advertirías", ha señalado Verbiscer a la BBC. El anillo es tan sutil que los científicos han calculado que si todo el material fuera recogido cabría en un solo cráter de Febe, que no mide más de un kilómetro de diámetro.

 

Categorias

agenda (141) astronomia (456) descubrimientos (225) insolito (126) milagro (51) misterio (206) ovni (250) ovnis (260) sucesos (156) ufo (224) ver para creer (104)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie