Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta telescopio hubble. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta telescopio hubble. Mostrar todas las entradas

14 oct. 2017

La misión New Horizons rumbo a MU69

Plutón, ubicado en el Cinturón de Kuiper, era considerado planeta hasta 2006, pero luego fue rebajado a planeta enano porque no era lo suficiente grande para estar en esa categoría pero tampoco lo suficientemente pequeño para ser un satélite (luna).

En los últimos años y gracias a la misión New Horizons, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), se recabaron datos que si bien ya se sospechaban gracias a potentes telescopios como Hubble, ahora se han podido confirmar con el acercamiento de la nave.

Hoy es posible conocer e identificar con nombres todas las regiones de la superficie de Plutón con base en el tipo de terreno; además, se ha encontrado que existe agua congelada y compuestos químicos como metano, monóxido de carbono y nitrógeno también en estado congelado, destacó la doctora en Física Espacial, María Dolores Maravilla Meza.

En entrevista y en el marco de su participación en la Semana Mundial del Espacio que se realizó en el Museo de Ciencias, Universum, explicó que otro de los descubrimientos recientes en Plutón es que existen regiones donde aparecen figuras muy organizadas.

“Esos patrones en realidad están formados por estructuras de hielo de metano que reciben el nombre de ‘penitentes’ y forma esas estructuras picudas que alcanzan hasta decenas de metros de alto, entonces ya se sabe que existen esas estructuras como en la Tierra”, subrayó.

La investigadora del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que también se ha podido confirmar que el astro mantiene una atmósfera que se extiende mucho más allá de su radio planetario porque tiene un campo gravitacional muy débil.

La experta también se refirió a la relación entre Plutón y Caronte, una de sus cinco lunas considerada como la más grande del sistema solar.

“Se ha entendido que cuando el planeta tiene baja densidad tienen satélites grandes (lunas). A baja densidad del planeta enano tenemos satélites grandes y cuando tenemos planetas enanos de alta densidad tienen satélites muy pequeños”, explicó.

En la actualidad, refirió, la nave New Horizons, que ya observó a Plutón, se mantiene en el espacio exterior y sigue su curso para que en el lapso de un año llegue al objeto llamado MU69, que también se encuentra en el Cinturón de Kuiper y que llama la atención por su formación y su brillo.

“El punto máximo de acercamiento que va a tener con este cuerpo va a ser el primero de enero de 2019 y quizá un par de meses antes la nave va a estar despertando a la sonda espacial para que ponga a trabajar todos sus instrumentos y empiece a estudiar a este cuerpo enigmático que también queremos conocer”, agregó.

9 oct. 2017

Ganímedes podría albergar vida

El océano más grande de todo el Sistema Solar no está en la Tierra, sino en Ganímedes, la mayor de las lunas de Júpiter.


Si no fuera por el hecho de que este cuerpo celeste es claramente un satélite del planeta gigante, podría perfectamente pasar por un planeta en sí mismo. De hecho, con sus más de 5.200 km. de diámetro, es incluso mayor que Mercurio, y solo algo más pequeño que Marte.

En marzo de 2016, el Telescopio Espacial Hubble hizo, además, un descubrimiento excepcional, revelando la existencia de un gran océano subterráneo de agua salada en Ganímedes. Y, por lo que sabemos, la presencia de agua líquida resulta esencial a la hora de buscar vida.

"Creemos que el océano de Ganímedes contiene más agua que el de (la luna) Europa", explica Olivier Witasse, científico de Juice (Jupiter Icy Moon Explorer), la misión de la Agencia Espacial Europea que explorará Ganímedes y Europa a partir de 2020. En concreto, "hay seis veces más agua en los océanos de Ganímedes que en los de la Tierra, y tres veces más que en los de la luna Europa".

Casi al mismo tiempo que JUICE explore a fondo Ganímedes y sobrevuele Europa, otra misión de la NASA, llamada Clipper, se centrará en el estudio de esta última luna. De esta forma, y tras los éxitos de la sonda Cassini en las lunas heladas de Saturno, en apenas unos años tendremos un completo panorama de las "lunas oceánicas" que rodean a los planetas gigantes de nuestro sistema.

Su propio campo magnético

Ganímedes es, con mucha diferencia, la mayor luna de todo el Sistema Solar, y la única que cuenta con su propio campo magnético. Lo cual hace que se produzcan espectaculares auroras en sus polos. Debido a que Ganímedes está muy cerca de Júpiter, se encuentra también dentro del campo magnético joviano, de forma que cuando éste cambia, lo hace también el de la luna, en una especie de "balanceo" de ida y vuelta.

Estos ciclos de actividad auroral en Ganímedes detectados por el Hubble han revelado una serie de oscilaciones en el campo magnético de la luna, y resulta que esas oscilaciones se explicarían mucho mejor con el movimiento, a cientos de km. bajo la superficie, de las aguas de un enorme océano.

La misión Juice sobrevolará las dos lunas jovianas a distancias de entre 200 y 1.000 km. y entrará en la órbita de Ganímedes durante nueve meses, cuatro de los cuales a una distancia no superior a los 500 km. Desde esa posición privilegiada, podrá estudiar con su radar el profundo océano subterráneo y estudiar su distribución bajo la gruesa corteza helada de la superficie.

La detección de esta enorme y profunda masa de agua bajo la corteza helada de Ganímedes ha multiplicado, según los científicos, nuestras posibilidades de encontrar vida sin necesidad de salir de nuestro propio sistema planetario.

3 oct. 2017

El Hubble capta galaxias entre cúmulos de estrellas

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), de Estados Unidos, informó hoy que el telescopio espacial Hubble captó una galaxia rodeada por un enjambre de cúmulos estelares.


Se trata de NGC 4874, una gigantesca agrupación elíptica, aproximadamente 10 veces más grande que la Vía Láctea, en el centro del conjunto de galaxias de Coma, señaló la agencia.

Con su fuerte atracción gravitatoria, es capaz de sostener más de 30 mil cúmulos globulares de estrellas, más que cualquier otra de su tipo que conocemos, y tiene algunas constelaciones enanas en su alcance.

Según la NASA, esta imagen también muestra galaxias más distantes que no pertenecen al conjunto, visto como pequeñas manchas en el fondo.

La foto se creó a partir de exposiciones ópticas y de infrarrojo cercano tomadas con el canal de campo ancho de la cámara avanzada de Hubble para encuestas.

22 sept. 2017

Sorprendente objeto descubierto en la Vía Láctea

Con ayuda del telescopio espacial Hubble, un grupo de astrónomos ha observado las características intrigantes de un tipo inusual de objetos en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Se trata de dos asteroides que orbitan entre sí y exhiben características semejantes a un cometa, incluyendo un coma brillante y una larga cola.
Este es el primer asteroide binario conocido también clasificado como un cometa. La investigación se presenta en un artículo publicado en la revista Nature.
En septiembre de 2016, justo antes de que el asteroide 288P hiciera su aproximación más cercana al Sol, estaba lo suficientemente cerca de la Tierra para permitir a los astrónomos una mirada detallada a la misma usando el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ ESA.
Las imágenes de 288P, que se encuentra en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, revelaron que en realidad no era un solo objeto, sino dos asteroides de casi la misma masa y tamaño, orbitando entre sí a una distancia de unos 100 kilómetros. Ese descubrimiento fue en sí mismo un hallazgo importante; debido a que se orbitan entre sí, se pueden medir las masas de los objetos en tales sistemas.
Pero las observaciones también revelaron actividad en curso en el sistema binario. "Detectamos indicaciones fuertes de la sublimación del hielo de agua debido al aumento de la calefacción solar, similar a cómo se crea la cola de un cometa", explica en un comunicado Jessica Agarwal (Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, Alemania), líder del equipo y autora principal del trabajo de investigación. Esto hace 288P el primer asteroide binario conocido que también se clasifica como un cometa del cinturón principal.
Comprender el origen y la evolución de los cometas del cinturón principal --cometas que orbitan entre los numerosos asteroides entre Marte y Júpiter-- es un elemento crucial en nuestra comprensión de la formación y evolución de todo el Sistema Solar. Entre las preguntas que pueden ayudar a contestar es cómo llegó el agua a la Tierra. Dado que sólo se conocen unos pocos objetos de este tipo, 288P se presenta como un sistema extremadamente importante para futuros estudios.
Las diversas características de la separación de los dos componentes, el tamaño de componente prácticamente igual, la alta excentricidad y la actividad similar a un cometa lo hacen único entre los pocos asteroides binarios conocidos en el Sistema Solar. La actividad observada de 288P también revela información sobre su pasado, señala Agarwal: "El hielo superficial no puede sobrevivir en el cinturón de asteroides para la edad del Sistema Solar, pero puede ser protegido durante miles de millones de años por un manto de polvo refractario".
A partir de esto, el equipo llegó a la conclusión de que 288P ha existido como un sistema binario desde hace sólo unos 5.000 años. Agarwal elabora el escenario de formación: "El escenario de formación más probable de 288P es una rotura debido a la rotación rápida, después de lo cual los dos fragmentos pueden haber sido separados por los fenómenos de sublimación".
El hecho de que 288P sea tan diferente de todos los otros asteroides binarios conocidos plantea algunas preguntas acerca de si no es sólo una coincidencia que presenta tales propiedades únicas. Como encontrar 288P incluyó mucha suerte, es probable que siga siendo el único ejemplo de su tipo durante mucho tiempo. "Necesitamos más trabajo teórico y observacional, así como más objetos similares al 288P, para encontrar una respuesta a esta pregunta", concluye Agarwal.

29 feb. 2016

EL Hubble capta una burbuja azul

Se encuentra a una distancia de la tierra de 30.000 años luz y en términos cósmicos, su vida no es muy larga, es de cien mil años. Polvo, hidrógeno, helio y otros gases, son los materiales con los que se forma esta estrella.


La estrella Wolf–Rayet conocida como 'WR 31a'. Esta gran burbuja azul es la imagen del día de la NASA. Se encuentra a 30.000 años luz y está situada en la constelación de Carina (La Quilla).
Esta nube interestelar de con forma esférica está formada por polvo, hidrógeno, helio y otros gases. Se formó hace 20.000 años y se expande a una velocidad de 220.000 kilómetro por hora. cuando las estrellas Wolf-Rayet generan hidrógeno e interactúan con los vientos estelares rápidos, se forman estas burbuja azul de Hubble.
Sin embargo, la vida de esta Wolf–Rayet no es muy larga, en términos cosmicos. Los datos dicen su ciclo es de cien mil años.
Además, cuando la vida de esta enorme estrella llege a su fin no se perderá todo, ya que servirá para crear nuevas estrellas y planetas.

10 feb. 2015

Captan la galaxia sonriente

No te lo estás imaginando. Lo que ves se parece claramente a un emoticón: una cara feliz que nos sonríe desde las profundidades del Universo.


Y aunque parezca un artificio de la creación humana no lo es: la imagen es real y fue captada por el telescopio espacial de la NASA/ESA Hubble.

Se trata del cúmulo de galaxias SDSS J1038 + 4849.

Lo que parecen ser dos ojos naranjas son galaxias muy brillantes, y las líneas que forman la sonrisa blanca son realmente arcos causados por un efecto conocido como lentes gravitacionales fuertes.

Según explica la Agencia Espacial Europea en su página de internet, los cúmulos de galaxias son las estructuras más masivas del Universo y ejercen una atracción gravitatoria tan poderosa que deforman el espacio-tiempo a su alrededor y actúan como lentes cósmicas que pueden magnificar, distorsionar y doblar la luz detrás de ellas.

En este caso especial de lente gravitacional, un anillo -conocido como anillo de Einstein- se produce a partir de esta curvatura de la luz, una consecuencia de la alineación exacta y simétrica de la fuente, la lente y el observador y lo que resulta en la estructura en forma de anillo que se ve en la imagen.

La imagen fue descubierta por Judy Schmidt, que tomó parte en una competencia organizada por los investigadores del Hubble, que solicita ayuda a científicos alrededor del mundo para clasificar las imágenes captadas por el telescopio desde 1990.

4 sept. 2013

El Hubble capta una oruga espiral

El telescopio espacial Hubble ha captado una impactante imagen de una gran nube de polvo y gas interestelar que recuerda, por su forma, a una oruga. 


Se trata de “IRAS 20324+4057”, el embrión de una futura estrella que aún se encuentra en proceso de formación, bombardeada por chorros de radiación ultravioleta proveniente de estrellas ultra-brillantes que esculpen la espectacular estructura de la oruga.

Esta “oruga cósmica” se encuentra a 15 años luz de distancia y está dentro de las 65 estrellas más calientes y brillantes hasta ahora conocidas, clasificadas como estrellas de tipo “O”, según la información de la NASA.

Esta estrella ultra-brillante, junto con otros 500 astros menos brillantes, componen la asociación “Cygnus OB2”. En conjunto, se cree que la asociación tiene una masa 30.000 mayor que la de nuestro Sol.

La extraña forma de alinearse de unas nebulosas planetarias

Los astrónomos han utilizado el telescopio NTT (New Technology Telescope) de ESO y el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA para estudiar más de 100 nebulosas planetarias que se ubican en la protuberancia central de nuestra galaxia. 


Han hallado que, misteriosamente, los miembros de esta familia cósmica que tienen forma de mariposa están alineados de una forma extraña — un resultado asombrante si tenemos en cuenta sus desiguales historias y sus variadas propiedades.

Las etapas finales de la vida de una estrella como nuestro Sol acaban con la expulsión de sus capas exteriores hacia el medio que las rodea, formando objetos de asombrantes y hermosas formas recordados como nebulosas planetarias. Uno de estos estilos de nebulosa, recordado como nebulosa planetaria bipolar, crea fantasmagóricas formas en rededor a sus estrellas que reviven a mariposas o a relojes de arena.

Todas esas nebulosas se formaron en sitios desiguales y tienen distintas especificaciones. Y ni la nebulosa individual ni las estrellas que las formaron han disfrutado ningún tipo de interacción con otras nebulosas planetarias. no obstante, un último estudio llevado a cabo por astrónomos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) ha exhibido asombrantes similitudes entre algunas de las nebulosas: muchas de estas se alinean en el cielo de la misma manera.

“Este hallazgo es realmente asombrante y, si se acaba asegurando, puede ser enormemente trasendente” explica Bryan Rees, de la Universidad de Manchester, uno de los dos autores del artículo. “Muchas de estas fantasmagóricas mariposas parecen tener sus largos ejes alineados a lo largo del plano de nuestra galaxia. Utilizando imágenes tanto del Hubble como del NTT obtuvimos una visión enormemente excelentísima de estos objetos, por lo que pudimos estudiarlos en detalle”.

Los astrónomos estudiaron 130 nebulosas planetarias en la protuberancia central de la Vía Láctea. Identificaron tres estilos desiguales, y observaron de cerca sus especificaciones y su apariencia.

“Mientras que, tal y como era de aguardar, dos de esas poblaciones se alineaban de forma enteramente aleatoria en el cielo, descubrimos que el tercer tipo — las nebulosas bipolares — mostraban una asombrante predilección por una alineación particular”, asevera el segundo autor del artículo Albert Zijlstra, así mismo de la Universidad de Manchester. “Si ya era asombrante que hubiese cualquier tipo de alineamiento, hallar finalmentelo en la abarrotada región central de la galaxia es sin embargo más inesperado”.

Se considera que las nebulosas planetarias se esculpen por la rotación del sistema estelar del cual se forman. Esto dependerá de las propiedades del sistema — por dechado, si es una binaria, o tiene verdadero número de planetas orbitando a su cerca, especificaciones que influirán subrayablemente en la forma que adquiere la burbuja de material expulsado. Las formas de las nebulosas bipolares son de las más extremas, y factiblemente se producen por chorros que eyectan masa procedente del sistema binario perpendicular a la órbita.

“El alineamiento que analizamos en estas nebulosas bipolares subraya algo muy raro sobre los sistemas estelares del interior del medio de la galaxia”, explica Rees. “Para que se hayan alineado de la forma en que lo han hecho, el sistema estelar que formó estas nebulosas debería haber estado rotando en perpendicular a las nubes interestelares que a su vez las formaron, lo cual es enormemente muy raro”.

Mientras que las propiedades de sus estrellas progenitoras entregan forma a estas nebulosas, este último hallazgo da pistas sobre otro aspecto sin embargo más misterioso. Junto con estas complejas especificaciones estelares hallamos las de la propia Vía Láctea; toda la protuberancia central rota cerca del medio galáctico. Esta protuberancia puede tener más influencia de la que se confiaba hasta el instante en toda la galaxia — a través de sus campos magnéticos. Los astrónomos aluden que el ordenado comportamiento de las nebulosas planetarias podría estar originado por la presencia de descomunales campos magnéticos generados durante la formación de la protuberancia central.

Dado que estas nebulosas más cercanas al hogar no se alinean del mismo modo ordenado, estos campos alcanzarían haber sido demasiado más descomunales de lo que son en nuestra vecindad actual.

“Podemos aprender demasiado estudiando estos objetos”, concluye Zijlstra. “Si realmente se comportan de este modo inesperado, esto tiene consecuencias no solo para el pasado de las estrellas de forma individual, sino para el pasado de toda la galaxia”.

16 jul. 2013

Descubren una nueva luna alrededor de Neptuno

Un astrónomo que estudia imágenes de Neptuno captadas por el telescopio espacial Hubble detectó una décimo cuarta luna orbitando el planeta, dijo el lunes la NASA.


Con un diámetro estimado de alrededor de 20 kilómetros, la luna está localizada a unos 105.251 kilómetros de Neptuno.


El astrónomo Mark Showalter, del Instituto SETI en Mountain View, California, estaba buscando imágenes de satélites del telescopio Hubble al interior de los anillos que circulan Neptuno cuando decidió ampliar su programa de análisis.

"Hemos estado procesando los datos por mucho tiempo y fue por un deseo que dije ‘de acuerdo, veamos más allá‘", dijo Showalter a Reuters.

"Cambié mi programa para que en lugar de que se detenga sólo fuera del sistema de anillos procesara la información más allá, salí de mi computadora y esperé una hora mientras (el sistema) procesaba todos (los datos) por mí. Cuando regresé, observé la imagen y había una mancha que no se suponía que debía estar ahí", dijo Showalter.

Análisis posteriores de otras imágenes de Neptuno captadas por el Hubble verificaron que el objeto era una luna.

Showalter y colegas están pensando proponer un nombre para el satélite a la Unión Astronómica Internacional (UAI, por su sigla en inglés), que tiene la última palabra en la materia.

La luna más grande de Neptuno, Triton, fue descubierta en 1846, sólo días después de que el planeta fuera encontrado. Nereida, la tercera luna más grande de Neptuno fue hallada en 1949.

Imágenes captadas por nave espacial Voyager 2 de la NASA descubrieron la segunda luna más grande de Neptuno, Proteus, y cinco satélites más pequeños, Naiad, Thalassa, Despina, Galatea y Larissa.

Telescopios en tierra encontraron a Halimede, Laomedeia, Sao y Nestor en el 2002. El satélite Psamathe fue encontrado un año después.

La nueva luna, designada S/2004 N 1, es localizada entre Larissa y Proteus y orbita Neptuno en 23 horas.

Aún está pendiente un documento sobre el hallazgo.

23 nov. 2012

El Hubble haya galaxia espiral

El telescopio espacial Hubble de la NASA ha captado en imagen la galaxia espiral ESO 499-G37, vista aquí en un contexto de galaxias distantes, salpicada de estrellas cercanas.


La galaxia se ve desde un ángulo, permitiendo que el Hubble revele su naturaleza espiral con claridad. Débiles brazos espirales se pueden distinguir como rasgos azulados que giran alrededor del núcleo de la galaxia. Este tinte azul emana de las estrellas jóvenes y calientes localizadas en los brazos espirales. Los brazos de una galaxia espiral tienen grandes cantidades de gas y polvo, y son a menudo áreas donde nuevas estrellas se forman constantemente.

Lo más característico de la galaxia es un núcleo alargado brillante. El abultado núcleo central por lo general contiene la mayor densidad de estrellas en la galaxia, donde normalmente se aloja un gran grupo de estrellas viejas relativamente frías en esta región compacta, esferoidal.

Una característica común a muchas galaxias espirales es la presencia de una barra que atraviesa el centro de la galaxia. Estas barras se cree que actúan como un mecanismo que canaliza el gas de los brazos en espiral hacia el centro, favoreciendo la formación de estrellas.

Estudios recientes sugieren que el núcleo de ESO 499-G37 se asienta en unos pocos cientos de años luz de largo, alrededor de una décima parte del tamaño de una barra típica de galaxia. Astrónomos piensan que tales barras pequeñas podrían ser importantes en la formación de protuberancias galácticas, ya que podría proporcionar un mecanismo para introducir material desde las regiones exteriores a las interiores. Sin embargo, la conexión entre las barras y la formación de abultamiento todavía no está clara, ya que las barras no son una característica universal en las galaxias espirales.

La galaxia ESO 499-G37 se encuentra en el límite sur de la constelación de Hydra. ESO 499-G37 fue observada por primera vez en los años setenta, en un proyecto conjunto llevado a cabo por el Observatorio Europeo Austral (ESO) y el Observatorio de Uppsala, que utilizó la telescopio Schmidt en el Observatorio La Silla, Chile, para estudiar una gran parte del cielo austral en busca de estrellas, galaxias, cúmulos y nebulosas planetarias.

26 oct. 2012

Un nuevo mundo resucita

Nuevas observaciones apuntan que Fomalhaut b, un mundo situado a 25 años luz y cuya existencia fue puesta en duda por los científicos, es real.


El planeta extrasolar Fomalhaut b, situado en la constelación Piscis Austrinos a 25 años luz de la Tierra, fue descubierto en noviembre de 2008 por la aguda vista del telescopio Hubble. Se trataba del primer mundo fotografiado en luz visible alrededor de otra estrella. Estaba ahí, escondido dentro de un enorme anillo de escombros que rodea su estrella anfitriona. Sin embargo, muchos científicos rechazaron la existencia del planeta, que creían imposible. Sin más pruebas en su favor, Folmalhaut b fue eliminado de la lista de nuevos mundos descubiertos más allá del Sistema Solar. Pero el planeta ha vuelto a aparecer. Una revisión de los datos del Hubble ha reanimado la hipótesis de su existencia. El estudio sugiere que es un mundo raro y posiblemente único que está completamente envuelto por el polvo.
 
Cuando fue descubierto, Fomalhaut b era el primer exoplaneta en ser fotografiado directamente, dentro de espectro visible, alrededor de otra estrella. El objeto apareció justo dentro de un enorme anillo de escombros que rodea de forma desplazada la estrella anfitriona. La situación del planeta y su masa -no más de tres veces la de Júpiter- parecían adecuadas para que su gravedad explicase la apariencia del anillo.

Estudios recientes han afirmado que esta interpretación planetaria es incorrecta. Basándose en el movimiento aparente del objeto y la ausencia de una detección infrarroja por el telescopio espacial Spitzer de la NASA, señalaban que el objeto no es más que una nube de polvo no relacionada con ningún planeta.

Un nuevo análisis, sin embargo, lleva a la conclusión de que este planeta ha vuelto a la vida. «Aunque nuestros resultados desafían seriamente el descubrimiento original, lo hacen de una manera que en realidad clarifican la interpretación del objeto y dejan intacta la conclusión principal, que Fomalhaut b es un planeta masivo», afirma Thayne Currie, astrónomo de la Universidad de Toronto.

En el estudio original, se decía que el brillo de Fomalhaut b variaba en un factor de dos, evidencia de que el planeta estaba agregando gas. Pero otras investigaciones posteriores interpretaron esta variabilidad como prueba de que el objeto era en realidad una nube de polvo en un lugar transitorio.
 
En el nuevo estudio, los científicos volvieron a analizar las observaciones del Hubble sobre la estrella a partir de 2004 y 2006. A diferencia de las investigaciones anteriores, el equipo descubrió que el planeta se mantuvo en constante brillo. El equipo intentó detectar Fomalhaut b en el infrarrojo usando el Telescopio Subaru en Hawai, pero no pudo hacerlo. Que Subaru y Spitzer no pudieran detectarlo implican que Fomalhaut b debe de tener menos de dos veces la masa de Júpiter.

Integrado en el polvo

Otro asunto polémico ha sido la órbita del objeto. Si Fomalhaut b es responsable del desplazamiento del anillo, entonces debe de seguir una órbita alineada con el anillo y moverse a su velocidad más baja. La velocidad descrita en el estudio original parecía ser demasiado rápida. Además, algunos investigadores argumentaron que Fomalhaut b sigue una órbita inclinada que pasa a través del plano del anillo.

Utilizando los datos del Hubble, el equipo de Currie establece que Fomalhaut b se mueve con una velocidad y una dirección coherente con la idea original de que la gravedad del planeta está modificando el anillo. «Dado lo que sabemos sobre el comportamiento del polvo y el entorno en el que se encuentra el planeta, pensamos que estamos viendo un objeto planetario que está plenamente integrado en el polvo en lugar de una nube de polvo que flota libremente», afirma el miembro del equipo John Debes , astrónomo del instituto científico Space Telescope en Baltimore, Maryland.

Un artículo sobre estos hallazgos ha sido aceptado para publicación en la revista The Astrophysical Journal Letters.
Fuente: ABC

 

19 oct. 2012

Estamos cerca de encontrar vida en otros planetas

Es aún terreno de la ciencia ficción, pero el descubrimiento de un nuevo planeta a apenas cuatro años luz reavivará una carrera para hallar otro planeta similar a la Tierra en el que pueda existir vida extraterrestre.


El descubrimiento, además, sucede a poco tiempo de que comiencen a funcionar los telescopios más potentes jamás construidos.

El planeta del tamaño de la Tierra descubierto en el sistema solar Alpha Centauri está demasiado cerca de su sol para que exista vida, dijeron investigadores del Observatorio de Ginebra. Pero estudios previos han insinuado que cuando un planeta orbita un sol, generalmente hay otros en el mismo sistema.

Y ante el avance que significarán los nuevos telescopios, veríamos vida alienígena antes de poder hacer contacto.

"Creo que es realista esperar que podamos deducir en unas pocas décadas si un planeta como la Tierra tiene oxígeno/ozono en su atmósfera y si está cubierto con vegetación", dijo a Reuters Martin Rees, director del Observatorio Real de Greenwich, en Reino Unido.

En la próxima década comenzarán a funcionar dos poderosos telescopios: el radiotelescopio SKA, situado en Sudáfrica y Australia; y el E-ELT europeo, construido en la cima de una montaña del desierto de Atacama, en Chile, que será el mayor telescopio óptico construido en la historia.

Su principal tarea será investigar los orígenes y naturaleza de las galaxias, pero también buscarán señales de vida en planetas que ahora pueden apenas apreciarse.

Con un espejo de casi 40 metros de diámetro, el E-ELT, que estará completo en 2024, podrá mostrar planetas orbitando otras estrellas y producirá imágenes 16 veces más claras que las del Telescopio Espacial Hubble.

Los telescopios podrán captar señales, que podrían ser radiación de radares militares, de un millón o más estrellas cercanas. "Por lo tanto, si hay civilizaciones avanzadas en planetas alrededor de esas estrellas, podremos verlas", dijo Bob Nichol, astrónomo de la Universidad de Portsmouth.

Meses atrás, Xavier Bonls, del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble, estimó que podrían existir miles de millones de planetas rocosos solo en nuestra galaxia con la temperatura adecuada para que haya vida.

Pero el universo es tan extenso que incluso si existiera vida inteligente en algún lugar enviando señales, los astrónomos dicen que la posibilidad de no escucharlas es aún considerable.
Fuente: La Información

24 sept. 2012

El Hubble capta una galaxia cubierta de polvo

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha conseguido retratar la imagen de una galaxia espiral, llamada NGC 4183, que está cubierta de polvo ante un telón de fondo salpicado de otras galaxias más lejanas. 

Esta galaxia se encuentra a unos 55 millones de años luz del Sol y tiene una extensión de cerca de 80.000 años luz, un poco más pequeña que la Vía Láctea. 

La NGC 4183 pertenece al grupo de la Osa Mayor y se ubica en la constelación de Canes Venatici ('Los Perros Cazadores').

La galaxia NGC 4183 presenta una estructura espiral abierta y un núcleo apenas perceptible, según señala la ESA. En este sentido, destaca que, desde la Tierra se ve de canto, lo que impide apreciar sus brazos espirales en toda su magnitud. No obstante, la imagen de Hubble muestra su disco galáctico con un asombroso nivel de detalle.

Los discos de las galaxias están compuestos principalmente de polvo, gas y estrellas. En la imagen se pueden distinguir unos intrincados filamentos de polvo sobre el plano galáctico que bloquean parcialmente la luz emitida por el núcleo de la galaxia.

La ESA ha indicado que recientemente se ha presentado una hipótesis que sugiere que la NGC 4183 podría tener una estructura barrada. Las 'barras' galácticas canalizan el gas desde los brazos espirales hacia el centro de la galaxia, acelerando la tasa de formación de estrellas en esta región.

La fotografía es una composición de las imágenes tomadas en las bandas de la luz visible y del infrarrojo por el Canal de Gran Angular (WFC) de la Cámara Avanzada para Sondeos (ACS) del Telescopio Espacial Hubble.

20 sept. 2012

El Hubble capta la galaxia más lejana jamás vista

Los científicos estiman que se formó 200 millones de años después del 'Big Bang'.

 Es la primera vez que el telescopio espacial escudriña la frontera de la conocida como edad oscura del cosmos, cuando el universo en expansión pasó de ser un gran vacío a agruparse en galaxias, estrellas y gigantescos cúmulos gaseosos.

Washington. (EFE).- El telescopio espacial Hubble ha fotografiado a la galaxia más lejana jamás observada, un viaje en el tiempo de 13.700 millones de años luz cuando nuestro universo tenía solo 500 millones de años, informó hoy la agencia espacial NASA.

La galaxia, una mancha roja en medio de un gigantesco grupo de galaxias más jóvenes, representa la primera vez que el Hubble escudriña la frontera de la conocida como edad oscura del cosmos, cuando el universo en expansión pasó de ser un gran vacío a agruparse en galaxias, estrellas y gigantescos cúmulos gaseosos.
"Esta galaxia es el objeto más distante que jamás hemos visto con un alto grado de confianza", indicó Wei Zheng, uno de los investigadores que han estudiado la imagen y científico de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore.

Zheng aseguró que este tipo de imágenes permitirán estudiar cómo se pasó de la era oscura del cosmos a otra en la que los materiales originados en el Big Bang formaron cuerpos celestes.

La ventana abierta por el Hubble, que ha contado con la ayuda del telescopio de infrarrojos Spitzer, muestra una galaxia joven cuya luz ha viajado más de 13.000 millones de años hasta llegar a los sensores de estos dos observatorios orbitales de la NASA.

Ese haz de luz es una galaxia cuando el universo contaba con apenas un 3,6 por ciento de su edad actual.
Para detectar una galaxia tan lejana, cuyas ondas en el espectro electromagnético van ampliando su longitud hasta ser difícilmente detectables, los científicos se han ayudado del efecto de lente gravitacional, por el cual un cuerpo masivo interpuesto entre objeto y observador desvía y concentra la luz incidente.

Este efecto, que predijo Albert Einstein, ha sido posible debido a la presencia de un cúmulo de galaxias entre la Tierra y la lejana luz detectada, que gracias a este fenómeno se ha magnificado 15 veces.

Los investigadores creen que lo que ahora se puede ver en la Tierra es una galaxia que tenía 200 millones de años y representaba solo un 1 por ciento de la masa de la Vía Láctea, debido a que existía en los primeros estadios del universo, cuando apenas había luz.

13 oct. 2009

Dos galaxias colisionan en el Cosmos

El telescopio espacial Hubble ha obtenido la espectacular imagen de una colisión a gran velocidad entre dos galaxias espirales, similares a la Vía Láctea. El resultado de este choque es una nueva galaxia bautizada por los científicos como NGC 2623 o Arp 243, que se encuentra a 250 millones de años luz de la Tierra.

Los estudios revelan que grandes cantidades de gas se desprenden de cada una de las galaxias implicadas y son arrastradas hacia el centro de la otra. Como resultado, ambas formaciones se funden en una nueva galaxia gigante. En el momento en que se capturó la imagen, NGC 2623 está en el final del proceso y se puede observar como los núcleos de las galaxias originales se mezclan.

En una colisión de esta magnitud, el intercambio de masas y gases origina, además, un proceso de formación estelar. En la imagen se pueden apreciar en los extremos dos incipientes estrellas.

Algunas fusiones, como la fotografiada, pueden resultar en núcleos activos. En estos casos un agujero negro situado en el centro de las dos galaxias precipita la fusión. La materia es atraída hacia el agujero negro, formándose un disco como resultado de la acumulación de materia. El frenético movimiento, libera energía que calienta dicho disco, con lo que se crea una franja de onas electromagnéticas.

NGC 2623 aparece tan brillante en el infrarrojo que ha sido clasificada en el grupo de galaxia infrarroja luminosa (LIRG) y está siendo estudiada por los grandes observatorios mundiales.

7 oct. 2009

El mundo se prepara para observar el choque de dos naves en la Luna

Una nave espacial cruza el cielo nocturno como si fuera un meteorito, impacta contra la superficie de la Luna y explota. El choque genera una columna de desechos que se eleva varios kilómetros. Cuatro minutos después, la escena se repite, como si se tratara de un espectáculo apocalíptico.


Esto es lo ocurrirá el viernes, cuando la NASA provoque el caída y el choque de la sonda de detección y observación LCROSS contra nuestro satélite natural para comenzar a buscar agua en la Luna, un ambicioso proyecto que podría ser vital para el desarrollo de las próximas misiones espaciales y para el futuro de las migraciones humanas más allá de la Tierra. El objetivo es el cráter Cabeus, en el polo sur selenita. Primero golpeará el cohete Centaur y después la nave nodriza, la LCROSS. Para que nadie se pierda el espectáculo, la agencia espacial emitirá las imágenes en su web (13.30, hora penisular). La parte de la humanidad a la que le toque el show por la noche será más afortunada, ya que los aficionados podrán contemplar la nube de desperdicios con un telescopio medio. Si se tiene la oporturnidad, es aconsejable no perdérselo.

Primero, Centaur

El programa será como sigue. En el primer acto aparecerá en escena el cohete Centaur, transformándose en un flash brillante de luz y calor. El violento golpetazo levantará una polvareda de 10 kilómetros de altura. Muy cerca, la LCROSS fotografiará la colisión para la NASA TV y enviará los datos obtenidos a la Tierra. De inmediato, cruzará la nube de desperdicios y se empotrará ella misma contra el suelo. Antes, sus espectómetros deberán haber analizado la nube de partículas iluminada por el Sol, en busca de signos de agua (H2O), fragmentos de agua (H2), sales, arcillas, minerales hidratados y moléculas orgánicas mezcladas. «Si existe agua ahí, o cualquier otra cosa interesante, vamos a encontrarla», ha asegurado Tony Colaprete, responsable del proyecto en el centro de investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California.

Luego llegará el segundo acto: la caída de la LCROSS, de 700 kilos de peso, provocando otra nube de escombros, ésta más pequeña. El telescopio espacial Hubble, la sonda LRO y cientos de telescopios desde la Tierra apuntarán a la Luna en ese momento. «Esperamos que las nubes de desperdicios sean visibles a través de telescopios de tamaño mediano», ha explicado Brian Day, también del centro Ames. El Océano Pacíficio y la parte oeste de América del Norte serán las zonas privilegiadas para la observación, especialmente Hawaii y la costa del Pacífico

La NASA decidió cambiar el punto exacto donde impactará la sonda. En vez del cráter Cabeus A, escogido en un principio, la máquina se estrellará contra otro cráter situado en el polo sur selenita, denominado Cabeus, de 98 kilómetros de ancho, en el que las posibilidades de encontrar hielo parecen mayores. Los datos ofrecidos por la sonda de reconocimiento lunar LRO muestran en la zona «una gran cantidad de hidrógeno, las mayores concentraciones en el polo sur».

El espectáculo será seguido masivamente en Estados Unidos. Incluso la Casa Blanca preparará el viernes su propia «fiesta lunar». Los expertos están inquietos por cómo saldrán las cosas. «Recuerden que nunca hemos hecho esto antes. No estamos 100% seguros de lo que ocurrirá y es posible que surgan grandes tormentas», ha indicado Brian Day.

10 sept. 2009

El Hubble capta las imágenes más hermosas del Universo







Algunas tienen un halo celestial, otras destacan por sus formas, brillo y color y todas son espectaculares.

El telescopio espacial Hubble, que fue reparado el pasado mes de marzo, ha enviado a la Tierra las imágenes más nítidas y bellas de los puntos más lejanos del Universo. Nunca antes habíamos visto esas galaxias, clusters de estrellas y nebulosas remotas con tanta nitidez. Entre las fotos más hermosas destaca la nebulosa con forma de mariposa NGC 6302 o el colorido de Omega Centauri.

No es extraño, por tanto, que astronómos y expertos hayan rebautizado al Hubble como «icono de la observación espacial». Según ha informado la Agencia Espacial Europea (ESA) el observatorio está preparado para explorar hasta diez años más, con el trabajo de cuatro de sus seis instrumentos. «Este es un paso más importante en la conformación de esta maravillosa misión. Estamos orgullosos de formar parte de ello y realmente felicitamos a los ingenieros, astronautas y científicos que han logrado llegar hasta este punto», ha afirmado el director de exploración científica y robótica de la ESA, David Southwood, posiblemente tan maravillado por la belleza de las imágenes como pudiera estarlo cualquiera.

Nuevo comienzo

Los nuevos instrumentos del Hubble han ampliado su campo de estudio, desde la luz ultravioleta hasta la infrarroja. Además, los científicos han podido obtener observaciones a miles de millones años luz para configurar un «mapa» del Universo desconocido para el Hombre. «Esta etapa marca un nuevo comienzo para el Hubble. El telescopio, tras los arreglos, es todavía más potente de lo que antes ya era, está equipado para funcionar durante al menos una década más», ha explicado el responsable de la NASA, Ed Weiler.

Los nuevos instrumentos son más sensibles que antes a la luz y por tanto mejoran la eficiencia de la observación del Hubble. Además, ahora puede realizar observaciones espaciales en fracciones de tiempo hasta ahora imposibles. En total, estos nuevos resultados han sido posibles gracias a la aportación de dos nuevos instrumentos, el WFC3 y el COS, y a la reparación de otros dos.

Hasta el momento, el Hubble es uno de los telescopios más complejos que se han lanzado al espacio. Desde 1990 este observatorio opera desde el espacio y el acuerdo para su puesta en marcha fue firmado entre la agencia norteamericana del espacio y la europea en 1977.

10 may. 2009

Todo preparado para el lanzamiento del Atlantis el 11 de mayo




Todos los sistemas se encuentran en buena forma, dijo el Director de Pruebas de la NASA


Acorde con información obtenida de la página web de la NASA, el Transbordador Espacial Atlantis ya se encuentra preparado para el lanzamiento este lunes de la que será la última misión de mantenimiento al Telescopio Espacial Hubble. Todos los sistemas se encuentran en perfectas condiciones, y las tripulación de la Misión STS-125 llegará a Florida el viernes por la tarde, volando a bordo de sus aviones de entrenamiento T-38 procedentes del Centro Espacial Johnson en Houston.

"Todos los sistemas se encuentran en buena forma," dijo el Director de Pruebas de la NASA Jeremy Graeber durante un informe sobre el estado de la cuenta atrás esta mañana. "Los preparativos de la cuenta atrás para el lanzamiento han sido completados y no nos hemos percatado de ningún problema por el momento. Nuestro equipo de lanzamiento aquí, en el Centro Espacial Kennedy está orgulloso de formar parte de una histórica misión que ampliará la visión del Telescopio Espacial Hubble sobre el universo y alargará su vida hasta la próxima década."

Las previsiones meteorológicas para la hora del lanzamiento, el lunes 11 de Mayo a las 18:01 GMT, son bastante positivas, con un 80 por ciento de condiciones favorables para poder llevar a cabo el lanzamiento. El equipo tiene una ventana de lanzamiento de aproximadamente una hora, que se abrirá 20 minutos antes, a las 17:41 GMT.

Los astronautas seleccionados para la última misión al Hubble son: el veterano astronauta Scott D. Altman como Comandante del transbordador, y Gregory C. Johnson asignado como piloto. Los especialistas de la misión incluyen a los veteranos caminantes espaciales John M. Grunsfeld y Michael J. Massimino y a los novatos Andrew J. Feustel, Michael T. Good y K. Megan McArthur.


9 ene. 2009

Telescopio espacial Hubble descubre nuevo tipo de estrellas


El telescopio espacial Hubble descubrió 14 estrellas que se desplazan como balas a través de nubes de gas cósmico, informó hoy el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

Al cruzar esas nubes, las estrellas dejan tras de sí una estela similar a la que forman las embarcaciones de alta velocidad sobre el agua.

“Creo que hemos descubierto un nuevo tipo de estrella intrusa que se desplaza a alta velocidad ” , señaló Raghvendra Sahai, astrónomo de JPL, ante la Sociedad Astronómica de EE.UU., reunida en Long Beach, California.

Los astrónomos utilizan la fuerza de los vientos cósmicos para calcular la masa y edad de las estrellas y en este caso los nuevos cuerpos “ fugaces ” parecen ser bastante jóvenes, es decir unos pocos millones de años, señaló JPL.

Por otra parte, las estrellas mayores producen vientos sólo cuando son muy jóvenes o muy viejas y éstas no parecen tener una gran masa porque no están rodeadas por gas ionizado, agregó.

“Son de tamaño mediano, es decir hasta ocho veces más grandes que nuestro sol ” , agregó.

En su desplazamiento a 180.000 kilómetros por hora, las estrellas han formado ondas de choque que tienen un ancho de 160.000 millones de kilómetros.

Según Sahai, es posible que esas estrellas hayan sido expulsadas de su propia constelación como consecuencia de la explosión de un sistema binario que se convirtió en una supernova.

Otra posibilidad sería que fuera el resultado del choque de dos sistemas binarios o de uno de ellos con otra gran estrella.


26 nov. 2008

El telescopio Hubble capta imágenes de dos de las estrellas más grandes de la galaxia


Se encuentran a unos 7.500 años luz de la Tierra, en la nebulosa de Carina Forman parte del grupo de las estrellas explosivas, muy brillantes y de color azul

El telescopio espacial Hubble ha captado por primera vez con detalle las imágenes de dos de las estrellas más grandes de la galaxia, descubiertas recientemente, según ha informado la Agencia Espacial Europea (ESA) en un comunicado.

Las fotografías muestran las estrellas WR 25 y Tr16-244, situadas dentro del grupo Trumpler 16. Este puñado de estrellas se encuentra a su vez dentro de la nebulosa Carina, un inmenso caldero de gas y polvo a unos 7.500 años luz de la Tierra, que contiene varias estrellas explosivas, entre las que destaca, además de las mencionadas, la estrella azul Eta Carinae, que es la más luminosa de todas.

Estas estrellas explosivas son brillantes, producen increíbles cantidades de energía y emiten la mayor parte de su radiación en el espectro ultravioleta, por lo que se muestran en color azul. Además, son tan potentes que queman su fuente de hidrógeno más rápido que otras clases de estrellas.

"Dentro del mundo de las estrellas, se diría que siguen el lema de 'vive rápido y muere joven", aseguran los expertos, que afirman que cuerpos como WR 25 o Tr16-244 son "relativamente raros" en comparación con otros tipos "más fríos". Además, ambas estrellas despiertan el interés de los astrónomos por su relación con las nebulosas que forman estrellas y podrían haber influido en la estructura y evolución de las galaxias.

Formadas por varias estrellas

Según los científicos, WR 25 es probablemente la más grande e interesante de las dos. Su verdadera naturaleza fue revelada hace dos años cuando un grupo internacional de astrónomos descubrió que se compone de al menos dos estrellas, siendo una de ellas 50 veces la masa del Sol. Sin embargo, está perdiendo masa aceleradamente a causa de los vientos estelares que han eliminado la mayoría de sus capas ricas en hidrógeno.

Las estrellas de gran tamaño se forman normalmente en grupos compactos. Con frecuencia, las estrellas individuales están físicamente tan próximas unas a otras que es muy difícil verlas como objetos separados a través de los telescopios. Así, con la observación en profundidad realizada por el Hubble se ha descubierto que el sistema de Tr16-244 se compone realmente de tres estrellas.

Por otro lado, WR 25 y Tr16-244 parecen ser las fuentes de la radiación que está provocando que un glóbulo de gas en el interior de la nebulosa Carina se evapore lentamente en el espacio y, al mismo tiempo, induce la formación de nuevas estrellas en el nebulosa.

Además, los científicos estiman que la radiación podría ser responsable también de la particular forma que ha tomado el glóbulo, parecido a una mano apuntando desafiante hacia ambas estrellas gigantes.


 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie