Noticias variadas sobre los casos más impactantes y curiosos del mundo.  
Amigos en línea:
ULTIMA HORA OVNIS
OVNI - UFO .. Avistamiento OVNI en Buzios Brasil.

POST MÁS RECIENTES
Mostrando entradas con la etiqueta universe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta universe. Mostrar todas las entradas

3 nov. 2018

Se confirma la existencia de dos lunas fantasma

Son una especie de satélites de polvo, tan enigmáticos que los han llegado a llamar "lunas fantasma"


Ya en 1961 un astrónomo polaco las había detectado, pero su apariencia es tan tenue y misteriosa que, como un fantasma, había dudas sobre su existencia.

Pero ahora, un grupo de astrónomos y físicos húngaros dicen que confirmaron la existencia de estos esquivos viajantes.

Se trata de L4 y L5, dos nubes de polvo estelar que orbitan la Tierra de forma "semiestable".

Los autores de la investigación explican que entre la Tierra y la Luna existen cinco "puntos de estabilidad".

Esa zonas tienen fuerzas gravitacionales que hacen que los objetos que se ubican ahí mantengan una posición relativamente estable.

L4 y L5 son dos de esos puntos, en los que se cree que el polvo interplanetario se acumula, al menos de manera temporal, y forma estas nubes de polvo que rodean la Tierra.

Para detectarlas, los investigadores fueron a un observatorio en Hungría, donde utilizaron lentes polarizados para capturar imágenes de las nubes.

Según su reporte, lo que observaron concuerda con las predicciones que habían hecho en una investigación previa y van en la misma línea de las observaciones que se habían hecho hace casi 60 años.

"Pudimos descartar artefactos ópticos y otros efectos, lo que significa que se confirma la presencia de la nube de polvo", dijo el astrónomo Gábor Horváth, en un comunicado de la Real Sociedad Astronómica de Reino Unido.

Gracias a su estabilidad, los investigadores ven a L4 y L5 como una zona donde se podrían ubicar sondas espaciales o estaciones de transferencia para misiones que vayan a explorar el Sistema Solar.

También han existido propuestas para que estas zonas se puedan utilizar como depósitos de contaminantes.

En todo caso, los astrónomos advierten que hace falta más investigación para saber qué tan estables son estas zonas y si ese polvo estelar representa algún riesgo para los astronautas o su equipamiento.

6 dic. 2017

Descubierto el agujero negro más lejano nunca antes observado por la humanidad

Un equipo de astrónomos, incluyendo dos del MIT, han descubierto el agujero negro supermasivo más lejano nunca antes observado por la humanidad. 

Ilustración sobre el hallazgo del agujero negro más lejano encontrado hasta ahora. Crédito: Robin Dienel (Carnegie Institution for Science).
 
¿Cómo creció el Universo después del Big Bang? ¿Por qué y cómo aparecieron las galaxias y las estrellas? La mejor forma de contestar a estas preguntas es coger un telescopio muy potente, cuanto más mejor, y tratar de mirar muy lejos. Desde allí llega la luz que el Universo liberó en el pasado, hace miles de millones de años, y que por eso permite ver una «diapositiva» de cómo era el Cosmos cuando apenas estaba dando sus primeros pasos. Siempre que los telescopios lo permitan, el límite está en el punto en que en el Universo aún no había aparecido la luz.

Una investigación dirigida por Eduardo Bañados, investigador de los Observatorios de la Institución Carnegie para la Ciencia, ha descubierto el agujero negro supermasivo más distante alguna vez observado. El objeto está situado a una distancia inimaginable, de más de 13.000 millones de años luz. De hecho, la luz estudiada por Bañados fue emitida cuando el Universo apenas tenía el 5 por ciento de la edad actual: es decir, unos 690 millones de años después del Big Bang. El hallazgo se ha publicado recientemente en la revista Nature.

Si, a pesar de la distancia, los astrónomos han podido detectar este objeto, es porque es extremadamente brillante. Para empezar, el agujero negro tiene una masa aproximada de 800 millones de soles (unas 200 veces más que Sagitario A, el agujero negro del centro de la Vía Láctea). Además, en el momento en que emitió la luz que ahora ha llegado a la Tierra, este agujero negro estaba absorbiendo enormes cantidades de materia en el centro de su galaxia, lo que le convertía en un cuásar, una fuente emisora de rayos X, luz visible y otras longitudes de onda y que está entre los objetos más brillantes del Universo.

Lo interesante de esta mole tragona de materia es, para Bañados, que supone un reto para las teorías que explican el nacimiento y evolución de los agujeros negros supermasivos: «Reunir toda esa masa (800 millones de soles) en menos de 690 millones de años (la edad del Universo cuando el objeto emitió la luz que ha llegado ahora a la Tierra) es un reto enorme para las teorías del crecimiento de agujeros negros», ha asegurado el astrofísico.

La respuesta a este dilema, la presencia de moles tan pesadas que en teoría requieren mucho tiempo para formarse en un Universo recién nacido, es que al comienzo las condiciones era distintas a las actuales. Por eso, en la actualidad podría ser imposible que se formaran agujeros negros mayores a la docena de masas solares.

Cuando el Universo era una sopa oscura

Después del Big Bang, el Universo era parecido a una gran sopa oscura de partículas extremadamente energéticas que se expandía y enfriaba a gran velocidad. Unos 400.000 años después de la gran explosión, las partículas se reunieron en torno a átomos de hidrógeno gaseoso neutral. Todo era oscuro hasta que la gravedad permitió que el hidrógeno se concentrara en algunos puntos hasta tal punto que la presión y la temperatura permitieron activar reacciones de fusión nuclear: y así nacieron estrellas y galaxias.

Estas comenzaron a liberar energía suficiente como para excitar el hidrógeno de los alrededores ionizarlo (al robarle un electrón), durante la llamada época de la reionización. Gracias a esto, poco a poco el Universo se hizo transparente a la luz, y los fotones pudieron viajar libremente por el espacio.

Apenas 690 millones de años después de que ocurriera esto, en plena época de la reionización, el agujero negro supermasivo observado por Eduardo Bañados alcanzaba los 800 millones de soles. ¿Cómo es posible, entonces, que en tan poco tiempo un objeto así acumulara tanta materia? ¿Hay algo que se esté pasando por alto?

Aún no hay forma de saberlo, per los autores han encontrado que los alrededores de este cuásar están plagados de hidrógeno neutral, ese tipo de gas anterior a la era de la reionización, y que indica que los astrónomos están ante un objeto muy antiguo.

Este agujero negro ha sido detectado gracias a unos instrumentos de los telescopios Magallanes de la Institución Carnegie para la Ciencia y la distancia se ha calculado gracias al desplazamiento hacia el rojo, un efecto que ocurre como consecuencia de la expansión del Universo y que recuerda a lo que ocurre cuando la sirena de una ambulancia se aleja o se acerca a nosotros: las ondas del sonido se desplazan hacia los graves o hacia los agudos; en este caso, la luz emitida por el cuásar se desplaza hacia el rojo porque se está alejando. Tanto que alcanza un desplazamiento en el rojo de 7,54, que equivale a alrededor de 13.000 millones de años luz de distancia.

Tal como ha explicado Xiaohui Fan, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Arizona (EE.UU.), este orden de distancais hace que los cuásares sean extremadamente débiles en el cielo. «Hasta ahora solo se conocía un cuásar con un desplazamiento hacia el rojo mayor a siete, a pesar de la exhaustiva búsqueda».

Los astrónomos calculan que debe de haber entre 20 y 100 cuásares tan brillantes y lejanos como el descubierto por el equipo de Bañados en todo el cielo, por lo que esta investigación es realmente muy importante para explicar qué ocurría en el Universo cuando era extremadamente joven. La próxima generación de telescopios, como el TMT o el Gran Telescopio de Magallanes, ayudarán mucho a este tipo de búsquedas.

1 nov. 2017

La NASA recopila sonidos del universo para la noche de Halloween

La NASA ha querido celebrar la noche de Halloween recopilando una serie de sonidos del espacio, algunos de ellos verdaderamente inquietantes.


Todos estos sonidos los ha recopilado gracias a las naves y observatorios que tiene repartidos por el espacio.

Tanto estas naves espaciales, como los observatorios de la NASA poseen instrumentos capaces de recoger sonidos del universo en forma de radio. Tras lo cual, posteriormente los científicos logran crear estas auténticas maravillas sonoras y otras un tanto bastante espeluznantes que posiblemente harán que se te ponga el bello de punta.

Desde nuestra página: Una Galaxia Maravillosa (Wonderful Galaxy) os dejamos el enlace para que os resulte más fácil acceder a todos ellos. Os recomiendo que os pongáis unos auriculares-audífonos para que los sonidos los podáis percibir mucho mejor, dicho de otra manera, (como si estuvieráis en el mismo universo).


Entre todos ellos podréis escuchar el  rugido planeta Jupiter, que fue registrado por la nave Juno. Sonidos de radio del propio planeta Saturno captados a través de la desaparecida misión Cassini. Además de estos sonidos también destacan la del cometa Tempel 1 en su encuentro con la sonda Stardust, así como ondas de plasma captadas por las sondas Van Allen y muchos más.

Espero que disfrutéis de ellos. Os los recomiendo amigos lectores!

Saludos y abrazos para todos y hasta el próximo artículo.
 

Categorias

agenda (137) astronomia (374) descubrimientos (209) insolito (126) milagro (51) misterio (193) ovni (247) ovnis (231) sucesos (154) ufo (223) ver para creer (101)
Si queres mi banner cógelo

Una Galaxia Maravillosa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie